Nacional

martes 28 sep 2021 | Actualizado a 12:10

CSUTCB pedirá creación de Consejo Latinoamericano de Defensa en Cumbre de las Américas

El secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Rodolfo Machaca, dijo que en ocasión de la VII Cumbre de las Américas a llevarse a cabo en Panamá, se va a proponer la creación de un Consejo Latinoamericano de Defensa por la soberanía de los pueblos del continente.

/ 5 de abril de 2015 / 15:36

El secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Rodolfo Machaca, dijo que en ocasión de la VII Cumbre de las Américas a llevarse a cabo en Panamá, se va a proponer la creación de un Consejo Latinoamericano de Defensa por la soberanía de los pueblos del continente.

La Séptima Cumbre de las Américas, que reúne a los Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados Miembros del Hemisferio, se celebrará en la Ciudad de Panamá, Panamá, del 10 al 11 de abril de 2015. Allí también estarán presentes los movimientos sociales como la CSUTCB, que propondrá la formación del Consejo Latinoamericano de Defensa en vista de las constantes muestras de intromisión “especialmente de Estados Unidos como así también de Europa”.

“Lo que ocurre con Venezuela, Estados Unidos tiene una injerencia total para desestabilizar la democracia. Del mismo modo, en estas últimas semanas hemos sido testigos de las amenazas de Inglaterra hacia Argentina”, señaló el ejecutivo.

A decir de Machaca, la CSUTCB también pedirá apoyo a las organizaciones sociales del continente “para que tomen cartas en el asunto en lo referente a nuestra demanda marítima. Nosotros tenemos todo el derecho de tener mar con soberanía”, señaló en el programa El Pueblo es noticia.

Comparte y opina:

Pando, el departamento benjamín con mucho que ofrecer

Tiene variados atractivos turísticos como contemplar la llegada de loros al amanecer en Puerto Rico, la práctica de la pesca deportiva en la comunidad Galilea, el Festival de la Toronja Dorada, entre otros.

/ 13 de agosto de 2017 / 04:00

Pando es la Perla del Acre. Considerado el departamento benjamín de Bolivia, fue creado el 24 de septiembre de 1938 sobre lo que antes fuera territorio de colonias del noreste, y debe su nombre al militar explorador y expresidente, general José Manuel Pando.

Su nacimiento fue posible gracias a las gestiones de los pobladores y parlamentarios dirigidos por Roberto Jordán Cuéllar y reconocido por el teniente-coronel Germán Busch Becerra, mandatario beniano que comprendió la necesidad de consolidar la soberanía en la región del noreste del país con un noveno departamento, según explica la historiadora Alicia Navía Mier. Fue escenario del conflicto limítrofe y bélico entre Bolivia y Brasil, que terminó con la victoria brasileña y la consecuente anexión de los territorios sobre los que Bolivia señalaba soberanía.

Tiene una extensión de 63.827 km2 y su capital es Cobija, fundada el 9 de febrero de 1906 con el nombre de Bahía en el margen derecho del río Acre. Los grupos étnicos que la habitaron y que aún viven allí son los caripunas, cavineños, esse ejja-chamas, machiners, pakawaras, takanas, toromonas y yaminahuas.

Tiene variados atractivos turísticos como contemplar la llegada de loros al amanecer en Puerto Rico, la práctica de la pesca deportiva en la comunidad Galilea, el Festival de la Toronja Dorada con elección de Miss incluida, un abanico de haciendas que exhiben la hospitalidad del pandino, los atardeceres en la comunidad Blanca Flor y gastronomía nacional amazónica y también brasileña. Es la Perla del Acre que aguarda por usted.

Una invasión mañanera  de loros en Puerto Rico


El amanecer en Puerto Rico (en la provincia Manuripi) difícilmente puede ser igualado por otro, ya que desde el pueblo se puede contemplar en el horizonte la confluencia de los ríos Tahuamanu y Manuripi, que desembocan en el río Orthon. Y hasta allí, siempre puntuales, a las 06.00 de todos los días, llegan bandadas de loros. Miles de aves que aprovechan las primeras horas del día para llegar a la ribera y alimentarse con salitre, tal vez como ocurre desde antes de 1938, cuando el departamento de Pando fue creado en honor al expresidente Juan Manuel Pando y el poblado de Puerto Rico fue designado como su capital. Sin duda, un espectáculo natural que todo visitante disfrutará.

Para llegar a esta región desde Cobija se puede tomar algún bus, el pasaje cuesta Bs 40. En los llamados “rapiditos” sube a Bs 50 y en surubís llega a Bs 60.

Para saber de la vida  silvestre en el Manuripi

En cuanto se enciende la linterna durante el recorrido nocturno a través del río Manuripi, de repente aparecen cientos de ojos que alumbran el panorama como si fueran luces de una ciudad. De esta manera se puede vivir la experiencia de ingresar a la Reserva Nacional de Vida Silvestre Amazónica Manuripi, donde también se puede ver osos, jaguares, capibaras, una infinidad de peces, otra gran cantidad de aves. Para los amantes de la flora, el lugar espera con palmeras, cedros, siringa, mara y cedro, principalmente. Está ubicada al sudoeste de Pando, en gran parte de la provincia Manuripi, colindante con Perú.

Existen varias agencias de viajes en el país que ofrecen el paquete para visitar la Reserva Nacional Amazónica del Manuripi Heath.

El paraíso para los amantes de la pesca

En la comunidad Galilea del municipio de San Lorenzo (provincia Madre de Dios) uno de los mayores atractivos es la pesca, por lo que es un lugar ideal para los amantes de esta práctica. Allí se puede lanzar la caña para atrapar paiches, surubís, pacús, tambaquís, pirapitingas, palometas, sábalos y otras variedades de peces que habitan en la cuenca amazónica. Se recomienda visitar este lugar al menos por tres días, ya que además de la pesca se pueden realizar extensas y atractivas caminatas por la selva para apreciar la inmensa fauna silvestre que ofrece la zona.

Gonzalo Moreno, el puerto de las toronjas

No hubo necesidad de manipulación humana para que las toronjas crezcan en las tierras de Puerto Gonzalo Moreno, municipio de la provincia Madre de Dios. Si bien, por falta de mercados y de caminos, es dificultoso que el cítrico sea comercializado, es también un orgullo que la fruta se multiplique en esta región que tiene como límite el río Beni para arribar a Riberalta. Cada 17 de septiembre se lleva a cabo el Festival de la Toronja Dorada, en el que es elegida la Miss Toronja del año.

Gonzalo Moreno o Agua Dulce es la primera sección municipal de la provincia Madre de Dios y se encuentra a aproximadamente 450 kilómetros al sur de Cobija.

La comunicación con este municipio es posible a través de la vía fluvial o aérea.

Frutas selváticas en el mercado campesino

Además del copoazú y el asaí, frutas deliciosas y muy populares en Pando, al mercado campesino llegan alimentos orgánicos que crecen en medio de la Amazonía boliviana, como la carambola, el cedrillo, la cancharana, el mango, la grabiola o la guanábana, una variedad de cítricos y otra lista de frutas selváticas que se pueden encontrar en los centros de abasto, que se instalan los fines de semana en Cobija y en Porvenir, principalmente.

La feria campesina en la capital pandina se lleva a cabo todos los sábados y domingos en el centro, en la zona ex Patty Ray.

Desde temprano también llegan campesinos a Porvenir para ofrecer su producción orgánica todos los sábados.

Hospitalidad  de las haciendas pandinas

La gente del lugar asegura que el pandino es amistoso y que le gusta compartir con la gente. Es por esa razón que el visitante no tiene problemas para ingresar en algunas de las haciendas cercanas a Cobija y observar el trabajo que llevan a cabo los ganaderos de la región. Ellos se precian de ser productores de una de las mejores carnes de res del país, gracias a los campos que siempre lucen verdes y crecen de manera natural, y también por la ayuda de la genética para el mejoramiento de las vacas, con la influencia principal de la ganadería cruceña y brasileña. Así es que si quiere experimentar la vida de ganadero, acuda a estos lugares.

Para ingresar a las haciendas es recomendable identificarse y pedir permiso a los responsables.

Cuando el boliviano o el real ya no importan

Marco Fernández n Si algo llama la atención en las caminatas por la capital pandina es que es indistinto pagar o cobrar en moneda boliviana o brasileña. Por la cercanía con las ciudades brasileñas de Epitaciolândia y Brasiléa, que están separadas de Cobija por el río Acre y a la vez unidas por el Puente de la Amistad, la población maneja tanto el boliviano como el real, y lo mismo ocurre al pasar el límite político. Lo bueno de esta costumbre es que no existe el temor de haber olvidado reales en el lado brasileño o viceversa.

Actualmente, un boliviano equivale a 0,47 reales brasileños. La gente cobijeña aconseja visitar Epitaciolândia o Brasileia, porque la moneda nacional es más fuerte.

Comida por kilo en el Curichi del Cocodrilo

Hay una gran variedad de alternativas gastronómicas para la familia en esta joven ciudad, pero la que llama la atención es el Curichi del Cocodrilo, un restaurante balneario que ofrece, desde el mediodía de miércoles al domingo, comida por kilo con una variedad de alternativas culinarias tanto de la Amazonía boliviana como brasileña. Guiso de gallina, majadito, jigote de charque o vacío al horno destacan en el caso de la gastronomía nacional, y feijoada en el caso de la brasileña. Por la comodidad de sus ambientes, es el lugar de preferencia para organizar charlas institucionales o celebrar acontecimientos especiales como cumpleaños.

El restaurante se encuentra en la avenida 16 de Julio, a cuadra y media del estadio Rubén Parada Suárez.

El precio del almuerzo buffet es Bs 70.

Molho pardo, con carne y sangre de pato


La gastronomía en el departamento de Pando, en todas sus provincias, se caracteriza por la fuerte influencia brasileña. Por ello no es extraño hallar una feijoada (hecha con frijoles y carne de cerdo) o una farofa (harina de yuca tostada acompañada con charque). Pero en esta mezcla culinaria destaca el molho pardo, un guiso de pato cocinado con la sangre del animal, y acompañado con ají cheiroso, una variedad del lugar, lo que otorga un sabor muy particular a esta comida, que es parte de la idiosincrasia pandina. 

Lechón oriental con ensalada de papaya verde

Uno de los atractivos en Pando es sin duda su cocina local, muy distinta a la que se encuentra en las regiones del occidente del país, donde las frutas y las verduras ocupan generalmente un lugar secundario. En este platillo, la papaya, que debe estar bien verde, es la estrella. Se la cocina y se la pica en cubos, para luego mezclarla con cebolla, vinagre, sal y con ají cheiroso (un condimento brasileño que se caracteriza por ser dulce). Combina perfectamente con el chancho cocido en horno (preferentemente en uno de barro). Se complementa con arroz, plátano frito y algunos otros vegetales. Existen variaciones en toda la región oriental, pero sin duda el sabor pandino es un plus.

Este plato se ofrece en diferentes restaurantes, aunque uno preparado en casa se lleva la flor.

Atardecer espectacular en una Blanca Flor

La vegetación oscura contrasta con el atardecer que pinta de dorado y rojo el horizonte en Blanca Flor. Esa experiencia solo se puede vivir en esta comunidad perteneciente a la provincia Madre de Dios, distante 305 kilómetros de Cobija. Además de la naturaleza, que definitivamente es lo mejor, existen deliciosas alternativas gastronómicas locales, en especial con carnes de jochi pintado y de peta. Para posibilitar la comodidad del turista, la comunidad indígena esse ejja cuenta desde hace poco con cabañas ecológicas cerca de los ríos, lagos y sendas de bosques.

El transporte en bus desde la capital pandina dura aproximadamente cuatro horas.

El precio del pasaje fluctúa entre Bs 60 y 70.

Comparte y opina:

Pando, el departamento benjamín con mucho que ofrecer

Tiene variados atractivos turísticos como contemplar la llegada de loros al amanecer en Puerto Rico, la práctica de la pesca deportiva en la comunidad Galilea, el Festival de la Toronja Dorada, entre otros.

Unión. El Puente de la Amistad simboliza la hermandad boliviano-brasileña. Foto: La Razón

/ 13 de agosto de 2017 / 04:00

Pando es la Perla del Acre. Considerado el departamento benjamín de Bolivia, fue creado el 24 de septiembre de 1938 sobre lo que antes fuera territorio de colonias del noreste, y debe su nombre al militar explorador y expresidente, general José Manuel Pando.

Su nacimiento fue posible gracias a las gestiones de los pobladores y parlamentarios dirigidos por Roberto Jordán Cuéllar y reconocido por el teniente-coronel Germán Busch Becerra, mandatario beniano que comprendió la necesidad de consolidar la soberanía en la región del noreste del país con un noveno departamento, según explica la historiadora Alicia Navía Mier. Fue escenario del conflicto limítrofe y bélico entre Bolivia y Brasil, que terminó con la victoria brasileña y la consecuente anexión de los territorios sobre los que Bolivia señalaba soberanía.

Tiene una extensión de 63.827 km2 y su capital es Cobija, fundada el 9 de febrero de 1906 con el nombre de Bahía en el margen derecho del río Acre. Los grupos étnicos que la habitaron y que aún viven allí son los caripunas, cavineños, esse ejja-chamas, machiners, pakawaras, takanas, toromonas y yaminahuas.

Tiene variados atractivos turísticos como contemplar la llegada de loros al amanecer en Puerto Rico, la práctica de la pesca deportiva en la comunidad Galilea, el Festival de la Toronja Dorada con elección de Miss incluida, un abanico de haciendas que exhiben la hospitalidad del pandino, los atardeceres en la comunidad Blanca Flor y gastronomía nacional amazónica y también brasileña. Es la Perla del Acre que aguarda por usted.

Una invasión mañanera  de loros en Puerto Rico


El amanecer en Puerto Rico (en la provincia Manuripi) difícilmente puede ser igualado por otro, ya que desde el pueblo se puede contemplar en el horizonte la confluencia de los ríos Tahuamanu y Manuripi, que desembocan en el río Orthon. Y hasta allí, siempre puntuales, a las 06.00 de todos los días, llegan bandadas de loros. Miles de aves que aprovechan las primeras horas del día para llegar a la ribera y alimentarse con salitre, tal vez como ocurre desde antes de 1938, cuando el departamento de Pando fue creado en honor al expresidente Juan Manuel Pando y el poblado de Puerto Rico fue designado como su capital. Sin duda, un espectáculo natural que todo visitante disfrutará.

Para llegar a esta región desde Cobija se puede tomar algún bus, el pasaje cuesta Bs 40. En los llamados “rapiditos” sube a Bs 50 y en surubís llega a Bs 60.

Para saber de la vida  silvestre en el Manuripi

En cuanto se enciende la linterna durante el recorrido nocturno a través del río Manuripi, de repente aparecen cientos de ojos que alumbran el panorama como si fueran luces de una ciudad. De esta manera se puede vivir la experiencia de ingresar a la Reserva Nacional de Vida Silvestre Amazónica Manuripi, donde también se puede ver osos, jaguares, capibaras, una infinidad de peces, otra gran cantidad de aves. Para los amantes de la flora, el lugar espera con palmeras, cedros, siringa, mara y cedro, principalmente. Está ubicada al sudoeste de Pando, en gran parte de la provincia Manuripi, colindante con Perú.

Existen varias agencias de viajes en el país que ofrecen el paquete para visitar la Reserva Nacional Amazónica del Manuripi Heath.

El paraíso para los amantes de la pesca

En la comunidad Galilea del municipio de San Lorenzo (provincia Madre de Dios) uno de los mayores atractivos es la pesca, por lo que es un lugar ideal para los amantes de esta práctica. Allí se puede lanzar la caña para atrapar paiches, surubís, pacús, tambaquís, pirapitingas, palometas, sábalos y otras variedades de peces que habitan en la cuenca amazónica. Se recomienda visitar este lugar al menos por tres días, ya que además de la pesca se pueden realizar extensas y atractivas caminatas por la selva para apreciar la inmensa fauna silvestre que ofrece la zona.

Gonzalo Moreno, el puerto de las toronjas

No hubo necesidad de manipulación humana para que las toronjas crezcan en las tierras de Puerto Gonzalo Moreno, municipio de la provincia Madre de Dios. Si bien, por falta de mercados y de caminos, es dificultoso que el cítrico sea comercializado, es también un orgullo que la fruta se multiplique en esta región que tiene como límite el río Beni para arribar a Riberalta. Cada 17 de septiembre se lleva a cabo el Festival de la Toronja Dorada, en el que es elegida la Miss Toronja del año.

Gonzalo Moreno o Agua Dulce es la primera sección municipal de la provincia Madre de Dios y se encuentra a aproximadamente 450 kilómetros al sur de Cobija.

La comunicación con este municipio es posible a través de la vía fluvial o aérea.

Frutas selváticas en el mercado campesino

Además del copoazú y el asaí, frutas deliciosas y muy populares en Pando, al mercado campesino llegan alimentos orgánicos que crecen en medio de la Amazonía boliviana, como la carambola, el cedrillo, la cancharana, el mango, la grabiola o la guanábana, una variedad de cítricos y otra lista de frutas selváticas que se pueden encontrar en los centros de abasto, que se instalan los fines de semana en Cobija y en Porvenir, principalmente.

La feria campesina en la capital pandina se lleva a cabo todos los sábados y domingos en el centro, en la zona ex Patty Ray.

Desde temprano también llegan campesinos a Porvenir para ofrecer su producción orgánica todos los sábados.

Hospitalidad  de las haciendas pandinas

La gente del lugar asegura que el pandino es amistoso y que le gusta compartir con la gente. Es por esa razón que el visitante no tiene problemas para ingresar en algunas de las haciendas cercanas a Cobija y observar el trabajo que llevan a cabo los ganaderos de la región. Ellos se precian de ser productores de una de las mejores carnes de res del país, gracias a los campos que siempre lucen verdes y crecen de manera natural, y también por la ayuda de la genética para el mejoramiento de las vacas, con la influencia principal de la ganadería cruceña y brasileña. Así es que si quiere experimentar la vida de ganadero, acuda a estos lugares.

Para ingresar a las haciendas es recomendable identificarse y pedir permiso a los responsables.

Cuando el boliviano o el real ya no importan

Marco Fernández n Si algo llama la atención en las caminatas por la capital pandina es que es indistinto pagar o cobrar en moneda boliviana o brasileña. Por la cercanía con las ciudades brasileñas de Epitaciolândia y Brasiléa, que están separadas de Cobija por el río Acre y a la vez unidas por el Puente de la Amistad, la población maneja tanto el boliviano como el real, y lo mismo ocurre al pasar el límite político. Lo bueno de esta costumbre es que no existe el temor de haber olvidado reales en el lado brasileño o viceversa.

Actualmente, un boliviano equivale a 0,47 reales brasileños. La gente cobijeña aconseja visitar Epitaciolândia o Brasileia, porque la moneda nacional es más fuerte.

Comida por kilo en el Curichi del Cocodrilo

Hay una gran variedad de alternativas gastronómicas para la familia en esta joven ciudad, pero la que llama la atención es el Curichi del Cocodrilo, un restaurante balneario que ofrece, desde el mediodía de miércoles al domingo, comida por kilo con una variedad de alternativas culinarias tanto de la Amazonía boliviana como brasileña. Guiso de gallina, majadito, jigote de charque o vacío al horno destacan en el caso de la gastronomía nacional, y feijoada en el caso de la brasileña. Por la comodidad de sus ambientes, es el lugar de preferencia para organizar charlas institucionales o celebrar acontecimientos especiales como cumpleaños.

El restaurante se encuentra en la avenida 16 de Julio, a cuadra y media del estadio Rubén Parada Suárez.

El precio del almuerzo buffet es Bs 70.

Molho pardo, con carne y sangre de pato


La gastronomía en el departamento de Pando, en todas sus provincias, se caracteriza por la fuerte influencia brasileña. Por ello no es extraño hallar una feijoada (hecha con frijoles y carne de cerdo) o una farofa (harina de yuca tostada acompañada con charque). Pero en esta mezcla culinaria destaca el molho pardo, un guiso de pato cocinado con la sangre del animal, y acompañado con ají cheiroso, una variedad del lugar, lo que otorga un sabor muy particular a esta comida, que es parte de la idiosincrasia pandina. 

Lechón oriental con ensalada de papaya verde

Uno de los atractivos en Pando es sin duda su cocina local, muy distinta a la que se encuentra en las regiones del occidente del país, donde las frutas y las verduras ocupan generalmente un lugar secundario. En este platillo, la papaya, que debe estar bien verde, es la estrella. Se la cocina y se la pica en cubos, para luego mezclarla con cebolla, vinagre, sal y con ají cheiroso (un condimento brasileño que se caracteriza por ser dulce). Combina perfectamente con el chancho cocido en horno (preferentemente en uno de barro). Se complementa con arroz, plátano frito y algunos otros vegetales. Existen variaciones en toda la región oriental, pero sin duda el sabor pandino es un plus.

Este plato se ofrece en diferentes restaurantes, aunque uno preparado en casa se lleva la flor.

Atardecer espectacular en una Blanca Flor

La vegetación oscura contrasta con el atardecer que pinta de dorado y rojo el horizonte en Blanca Flor. Esa experiencia solo se puede vivir en esta comunidad perteneciente a la provincia Madre de Dios, distante 305 kilómetros de Cobija. Además de la naturaleza, que definitivamente es lo mejor, existen deliciosas alternativas gastronómicas locales, en especial con carnes de jochi pintado y de peta. Para posibilitar la comodidad del turista, la comunidad indígena esse ejja cuenta desde hace poco con cabañas ecológicas cerca de los ríos, lagos y sendas de bosques.

El transporte en bus desde la capital pandina dura aproximadamente cuatro horas.

El precio del pasaje fluctúa entre Bs 60 y 70.

Comparte y opina:

Bailar hasta morir

Histeria colectiva en Estrasburgo.

Danzarines. Una mañana de julio de 1518, una mujer conocida como Frau Troffea salió a las calles de Estrasburgo, Francia, y comenzó un baile compulsivo y frenético que duraría entre cuatro y seis días. Al cabo de un par de semanas se juntaron 400 danzarines. Foto: Internet

/ 6 de agosto de 2017 / 04:00

Diversos sectores de la sociedad boliviana critican el excesivo número de entradas, prestes callejeros, bailes por doquier. Algunos datos podrían asegurarles la razón, solo en La Paz se registran al menos 800 fiestas patronales, según la Unidad de Promoción del Folklore y las Artes Populares del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz. Más de dos celebraciones por día en el departamento. El asunto está tan impregnado en los genes, que hasta existen leyendas y mitos populares que involucran de plano a la danza, como la del Tata Danzanti, ese personaje andino que debe bailar hasta morir o sufrir durante el bailoteo como una penitencia impuesta tras faltar a la comunidad o deshonrar a sus padres, tal cual narra Jorge Sanjinés en La nación clandestina.

Pero lo que algunos apuntan como una conducta colectiva propia de los Andes, exportada por las comunidades en el exilio, no puede ser considerado un patrimonio exclusivamente nacional. No hay civilización sin música y ésta ha invitado desde siempre al hombre a mover el cuerpo como respuesta natural. Es como si fuera una necesidad humana. El bailarín y coreógrafo francés Jean-Georges Noverre planteó en el siglo XVIII que la misión esencial de la danza es expresar por sí misma ideas y emociones, con una narración lógica como se da en una obra de teatro. El antropólogo español Josep Martí llegó a afirmar que “la danza proviene de la necesidad ritual del hombre”.

Lo más curioso en la historia de esta expresión artística, donde se utiliza el movimiento del cuerpo, tuvo sus momentos de histeria general hace casi cinco siglos, en 1518, en un pueblo de Francia llamado Estrasburgo, donde cientos empezaron a bailar sin explicación alguna hasta, en algunos casos, encontrar la muerte. Los cronistas de la época dicen que a mediados de julio de aquel año, Frau Troffea, una lugareña,  se paró en mitad de una calle de aquella por entonces villa del noreste de Francia, y comenzó a bailar y no paró hasta que el cuerpo le dijo basta. No atendía razones, bailaba y bailaba sin pausas. Al final de la semana, otras 34 personas se habían unido a la danza y a fin de mes ya eran 400 bailando por las calles como poseídas por el mismísimo demonio, un caso que la ciencia tardó años en tratar de explicar y que aún no tiene una teoría justificativa; un hecho que en la actualidad sería, sin duda, portada de todos los medios.

La danza del Tata Danzanti, cuya traducción al castellano es Señor Danzador, se practica en la actualidad y está relacionada con la muerte, fertilidad y reproducción.

La primera explicación que intentaron algunos era que, en realidad, se trataba de danzas practicadas en pleno éxtasis ritual por algún tipo de secta herética. Pero acabado el oscurantismo esta declaración fue descartada por completo. También se ha propuesto el ergotismo como solución. El también llamado Fuego de San Antonio era una enfermedad muy extendida en aquella época en la que un hongo, el cornezuelo, infectaba el centeno, y bastaba con elaborar una partida de pan con este hongo para “descerebrar” a algunos. Sucede que a partir de una sustancia del cornezuelo se sintetiza el LSD, esa sustancia química que produce una severa desconexión con la realidad, por lo que parece lógico un brote de locura colectiva. Aunque el profesor de Historia de la Universidad Estatal de Michigan, Estados Unidos, John Waller, explica que las sustancias químicas del cornezuelo podrían causar convulsiones y alucinaciones, no parece probable que puedan hacer que cientos de personas bailen durante semanas hasta llevarlos a la muerte.

Según Waller, lo que sucedió fue un caso de psicosis colectiva inducida por el estrés, tomando en cuenta que los años previos a 1518 fueron terribles para Estrasburgo y toda la región fronteriza con Alemania, pues hubo hambrunas muy serias en 1492, 1502 y en 1511. Además de ello, la sucesión de inviernos extremos y veranos sofocantes hizo que 1517 fuera un año con una tasa altísima de mortalidad, el hambre fue más profunda y la ansiedad no hizo más que crecer. Documentos históricos, incluyendo “apuntes de doctores, sermones, crónicas locales y regionales e incluso notas publicadas por el municipio de Estrasburgo” son enfáticos al afirmar que las víctimas bailaban sin explicación. Y a medida que la “epidemia” empeoraba, nobles preocupados con lo acontecido buscaron el consejo de médicos, quienes sugirieron causas astrológicas y sobrenaturales en lugar de científicas. Lo cierto es que muchos murieron de una forma envidiable. Bailando.

Otros casos de histeria colectiva

La principal característica de la histeria colectiva es que la conducta patológica se manifiesta en un gran número de personas. Normalmente, la histeria en masa empieza cuando un individuo cae enfermo o histérico durante un periodo de estrés. Luego de que este individuo inicial empieza a mostrar sus síntomas, otros comienzan a manifestar sintomatologías similares, generalmente náusea, debilidad muscular, ataques o dolores de cabeza. A menudo, la visión de milagros religiosos es atribuida a la histeria en masa. La Nochebuena del año 1021, 18 personas comenzaron a bailar en la puerta de una iglesia de Cölbigk, un pueblo de Sajonia, Alemania. El párroco, al comprobar que el estruendo no le dejaba continuar la misa, salió y les ordenó que callaran. Pero ellos lo pusieron al centro de un círculo para danzar a su alrededor. En 1247, un ataque similar ocurrió en Erfut, también en Alemania, y poco después 200 personas murieron ahogadas cuando el puente sobre el que bailaban se hundió bajo sus pies en Maastricht, Países Bajos. Y más cerca en nuestros tiempos, en 1962, en Tanzania un ataque de risa que comenzó con tres niñas se propagó de tal manera que en tres meses 1.000 personas lo habían padecido y 14 escuelas fueron cerradas por la imposibilidad de impartir clases.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Fernando Garrido Rodríguez

Químico investigador, este paceño es dueño de una curiosidad innata que lo ha llevado a formarse, trabajar y contribuir con cada uno de sus descubrimientos. El promotor de la lutita.

Fernando Garrido Rodríguez. Ilustración: Frank Arbelo

/ 6 de agosto de 2017 / 04:00

Nacido en La Paz el 2 de octubre de 1962, en una de las históricas calles paceñas, Jaén, frente a la casa del ilustre Pedro Domingo Murillo, Fernando Garrido Rodríguez es un investigador nato, herencia que le fue transmitida por su padre Donato, quien era un ejecutor de varias aficiones.

Desde niño demostraba una cercanía por la investigación que ha sido corroborada con el transcurrir del tiempo. “En la casa de mi padre había pinos; yo probé unas gotitas de resina que caían de su tronco, parecían gotas de miel. Ahora que tengo ‘50 y pico’ y con toda mi dentadura original, descubro que las resinas de pino son uno de los mejores esmaltes para las muelas y dientes. Ya tenía algo de investigador”, sonríe. Estudió en la escuela Unión Federal del Canadá y en los colegios Belisario Díaz Romero y Luis Alberto Pabón, donde además de destacar en el área de los estudios científicos también practicó artes como la danza y música. Después de obtener el bachillerato se anotó en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) en la carrera de Química Industrial.

En 1989 ingresó a la empresa Soboce SA, donde se impresionó con  las emanaciones de polvo que provenían de la fábrica, “entonces envíe muestras a esa empresa para conseguir por primera vez, desde su fundación, los tan perjudiciales compuestos volátiles y gracias a esos análisis de óxido de sodio y potasio y cloruros realicé el primer proyecto de adición de yeso al crudo, con lo que se eliminó los taponamientos en los ciclones”, y de esta manera esa cruda contaminación. Luego la firma lo trasladó a Tarija, donde un trabajo lo obligó a tomar muestras desintegradas por el agua “y es ahí donde descubrí las lutitas, un material no abrasivo, de muy fácil trituración que se desintegraba con solo el contacto con el agua. Es un mineral que da muchas otras ventajas dentro y fuera de las plantas de cemento, dentro de las plantas podría citar que mejora la producción en los hornos de cocción”.

Realizó diversos estudios referentes al mineral con enorme potencial de explotación en el Chaco, “de ellas se está extrayendo el aceite de esquisto y el ‘gas de lutita’, los llamados petróleo y gas no convencionales”. Pero su último descubrimiento fue las propiedades curativas del mineral. “Su sílice orgánica es buena para las dolencias musculares, afirmar la piel y eliminar arrugas, además de curar la psoriasis o piel seca”.

Comparte y opina:

40 años de MENUDO

El grupo que le cambió la vida a varias generaciones por su música y sus dotes físicos se encuentra de aniversario, así como también la fanaticada local que asistió a su concierto.

Historia. Las diversas formaciones del grupo a lo largo de sus 40 años de historia, que luego derivaron en el grupo MDO, formado en 1997 con algunos exintegrantes del grupo de chiquillos.

/ 6 de agosto de 2017 / 04:00

Eran tan solo niños que inspiraron a otros niños generando, tal vez sin imaginarlo, una conmoción que apuntaba al arrebato entre su fanaticada, volvía locos de angustia a los progenitores e inspiraba celos entre los advenedizos y enamoradizos adolescentes en sus primeras armas apuntando al corazón de ellas, que tenían ojos solo para estos pequeños ídolos de Puerto Rico. Los chicos de Menudo fueron lo más cercano a The Beatles a la hora de provocar desmayos y un culto sin límites; el marketing creado alrededor de estos carilindos caribeños que acompañaba su producción musical con videoclips, películas, indumentaria exclusiva, álbumes de figuritas y hasta una fotonovela, ¿cómo no iba a posicionarlos en el estrellato del pop? Si hasta se dice que fueron los creadores de todo un género planetario bautizado como “boy band”, cuya fórmula exitosa ha sido copiada hasta el cansancio desde New Kids on the Block hasta One Direction, pasando por el boom de bandas asiáticas con la tendencia del K-pop.

La biografía del grupo señala que nacieron hacia 1977, bajo la batuta del productor Edgardo Díaz, quien tras una estadía en España, donde trabajó con la agrupación juvenil La Pandilla, regresó a su natal Puerto Rico en 1976 para formar un nuevo grupo que tendría una peculiaridad: los miembros se cambiarían a medida que crecieran para que el conjunto siempre estuviera integrado por adolescentes. Las reglas podrían ser consideradas propias de una logia, al normar detalles como que los integrantes debían abandonar la agrupación al cumplir los 15 años, si cambiaban de voz, si les crecía el vello facial o si se volvían demasiado altos. Y lo increíble es que aquella fórmula fue realmente exitosa al darlos a conocer desde esa pequeña isla centroamericana a todos los países de habla hispana y posteriormente en naciones como Estados Unidos, Inglaterra, Italia y hasta Filipinas.

La primera formación del grupo fue hecha sobre la base de dos grupos de hermanos, los Meléndez Sauri: Ricky, Carlos y Óscar, y los Sallaberry Valls: Fernando y Óscar Neftalí. El nombre del quinteto vino prácticamente por casualidad, después de un simpático incidente durante su segundo ensayo, cuando la hermana del productor entró en la casa en donde se encontraban ensayando y, desconcertada al encontrar cinco jóvenes bailando y cantando en el garaje, exclamó en voz alta “¡Que mucho menudo hay aquí!”. La frase ‘pegó’ y por ello fue llamado Menudo de ahí en más.

En los años posteriores, el grupo recorrió Puerto Rico presentándose en centros comerciales y hasta fiestas patronales. En su primer año de carrera, 1977, lanzaron su primer álbum titulado Los fantasmas, cuya canción homónima fue su primer éxito, y gracias a ella pudieron conseguir una presentación en un programa de televisión cada sábado por la noche. Luego de la gran aceptación inicial, publicaron un segundo álbum llamado Laura. Dando cumplimiento a las reglas de renovación de integrantes, Neftalí fue el primer miembro de la formación pionera en salir de Menudo y su lugar lo tomó René Farrait. Sucesivamente Carlos, Fernando y Óscar se despidieron del grupo y sus reemplazantes fueron Johnny Lozada, Xavier Serbiá y Migue Cancel. Ricky fue el único de los originales que se mantuvo dentro del quinteto por espacio de siete años, siendo sustituido luego por el archifamoso Ricky Martin.

Famosos. Una de las formaciones más exitosas que incluía a un pequeño Ricky Martin (segundo desde la derecha) y Roy Roselló (primero desde la derecha), quien denunció al productor del grupo por abuso sexual.

Hasta ese momento, Menudo era un grupo que había logrado un reconocimiento y fama importantes en la isla boricua. Con René, Xavier, Johnny, Miguel y Ricky, a quienes luego se unieron Charlie Massó y Ray Reyes en reemplazo de los dos primeros respectivamente, comenzó la etapa dorada del grupo. Hacia 1981 salió al mercado el álbum Quiero ser, el primero de una trilogía que catapultó a los cinco isleños a una popularidad inimaginada y nunca antes vista con artista alguno de la América española, mejor conocida como “menuditis” o “menudomanía”. Los otros dos discos fueron Por amor y Una aventura llamada Menudo. A diferencia del mercadeo actual, en el que se lanzan en radio desde una hasta tres canciones de un álbum a modo de sencillos para impulsar la venta del disco, en el apogeo de Menudo prácticamente todas las canciones de los trabajos citados fueron radiodifundidas. Además, durante un periodo el grupo se dio el lujo de grabar dos discos por año, algo que en el presente para muchos intérpretes es impensable y muy poco probable de suceder.

Conquistado por radios y televisión, al continente le restaba una gran gira del grupo que llegó a tener una parada en territorio boliviano en 1983, con los cinco adolescentes tocando en el centro del estadio Hernando Siles donde sencillamente causaron furor entre los adolescentes y los no tanto. Luis A., quien pide reserva en el nombre porque dice, medio en broma y medio en serio, que aquel capítulo hoy le avergüenza, recuerda que aquella época de la irrupción del grupo de cinco “carilindos” fue una “tortura” para los de su generación. “Era la primera agrupación que hacía coreografía y su ropa llamaba la atención de todos. Entre nosotros los varones había como que un sentimiento de envidia y hasta celos (ríe). Pero yo creo que en el fondo a muchos nos gustaba, solo que nos avergonzaba admitirlo”.

Luis cuenta que en represalia, un puñado de muchachos paceños creó el grupo anti Menudo, que se ocupaba de pintar las paredes paceñas con el recién arribado soplete sobre unas viñetas con frases que buscaban denigrar a la agrupación musical. “Cuando dijeron que iban a llegar para tocar en el estadio, el grupo, al que se sumaban cada vez más ‘changos’, amenazó con ir a ‘recibirlos’ al aeropuerto, pero por suerte solo fueron palabras, hubiese sido una vergüenza”.

La dirección de Facebook “Nosotras bailamos con Menudo en el estadio Hernando Siles” fue creada por Mildred Elena, quien estuvo en el concierto y recuerda el espectáculo como uno de los que le cambió la vida. “Estuvo un poco accidentado, los chicos del grupo subieron al escenario y de inmediato retiraron un forro de plástico que había sido instalado al medio y que les impedía bailar. Y el sonido tampoco fue de los mejores”. Posteriormente se denunció que Menudo había realizado un playback (sincronía de labios o fonomímica); pero aquel detalle ya no era importante. El público boliviano se había dado el gusto de verlos por única vez.

Posteriormente el grupo siguió en carrera con los acostumbrados cambios entre sus integrantes. Pero en 2014, una noticia sacudió al mundo artístico: el integrante Roy Roselló denunció que el productor Díaz había abusado sexualmente de él y otros como Ricky Martin. La denuncia fue deslegitimada y se iniciaron una serie de investigaciones. Y Menudo nunca más fue lo mismo.   

Con datos de EFE y AFP

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias