Voces

martes 28 sep 2021 | Actualizado a 12:45

¿Y usted qué hará?

¿No es el momento ideal para que las organizaciones sociales exijan una mejor educación?

/ 5 de agosto de 2012 / 04:03

Es un privilegio contar día a día la historia del país. Como periodista tengo el privilegio de entrevistar a los bolivianos que cuentan sus logros, sueños y retos. Son historias positivas, productivas, que dan luz al camino de mejores días para los bolivianos que nacerán en esta tierra, fundada el 6 de agosto de 1825.

Y ese privilegio también me obliga a no callar y contar las historias de los protagonistas de la oscuridad: corrupción, falta de transparencia, clientelismo, contrabando, narcotráfico, compadrazgo, rentismo, trata y tráfico de personas, violencia hacia la niñez y otros que aún el Estado Plurinacional arrastra de la República y de la Colonia. Acceder a esa información es el reto.

En este escribir historias, la educación es la mayor preocupación. En el siglo XXI no es suficiente saber leer y escribir. La innovación y la investigación para promover un desarrollo sostenible tienen debilidades estructurales y de financiamiento. Los conocimientos científicos y tecnológicos aún no son accesibles para todos los bolivianos (si hablamos de género, la mujer tiene menos acceso). Tener una educación moderna, innovadora, productiva en el área rural todavía es el gran desafío de autoridades, en todo nivel, para elaborar e implementarlas en políticas públicas efectivas que apuesten a reducir la pobreza extrema en el país. Más profesores, más escuelas, más universidades con carreras técnicas y menos carreras tradicionales, más herramientas tecnológicas, siguen en la agenda boliviana para mejorar la educación. Es el gran reto en el 2012.

Coincido con los tuiteros que respondieron a la pregunta que lancé en esa red social: ¿qué haría usted para cambiar Bolivia después del 6 de agosto?, uno contestó que dejaría de interesarse en la política y haría “algo verdaderamente trascendente”; otro manifestó que escribiría “un ensayo sobre las nuevas normas que deforman el pacto social y político llamado Constitución”. 

Justamente hoy, la Constitución de Bolivia abre espacios a la participación de nuevos actores para que ejerzan su ciudadanía. ¿No es el momento ideal para que las organizaciones sociales exijan una mejor educación? ¿Que tal vez salgan a las calles pidiendo a las autoridades que incrementen los presupuestos nacionales y municipales en la construcción de infraestructura moderna? Esas historias esperan ser contadas.

Mientras tanto, como periodista, seguiré difundiendo historias de bolivianos emprendedores, que contra viento y marea cultivan para sobrevivir o inventan formas de hacer empresa frente a quienes prefieren la oscuridad y la ilegalidad. ¿Y usted, qué hará por Bolivia?

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Farmacorp emplea sistema que alerta sobre productos vencidos

Inventario. Tecnología y acuerdos con proveedores permiten ofertar drogas seguras

/ 22 de diciembre de 2013 / 04:00

Cada persona que entra en una farmacia de Farmacorp sigue una rutina diferente. La compañía lo sabe, pues hizo un estudio al respecto y halló que una prioridad del cliente es obtener productos no vencidos. Por ello, posee un sistema de alerta de inventarios.

La importancia de este asunto se convirtió en el principal objetivo de la atención al consumidor. “En Farmacorp no tenemos productos vencidos”, se emplea un software que permite contar siempre con productos y medicamentos en fecha, afirma el director de Marketing de la cadena nacional de farmacias, Gabriel Crespo.

Con apoyo de tecnología tienen al día sus inventarios, lo que les facilita conocer qué cantidad de unidades de determinado producto hay, tanto en su tienda de San Miguel de La Paz, como en la ubicada en el barrio del Urubó de Santa Cruz. De igual manera, el programa alerta de toda mercadería a punto de vencer.

La oferta de productos es variada, desde farmacéuticos e insumos médicos, hasta de cuidado personal, cosméticos, suplementos alimenticios y otros. En cumplimiento de la normativa, los separan por grupos para la exhibición en diversos ambientes. Farmacorp cuenta con 60 sucursales: 44 están en Santa Cruz, nueve en Cochabamba, cuatro en La Paz, dos en Tarija y una en Oruro.

¿Qué hacen con los ítems vencidos? “Los devolvemos al proveedor, hay políticas pactadas con ellos. Dos meses antes de que se venzan debemos enviarlos y los cambian por otros de más larga vida (un año) y nos giran una nota”, explica el gerente  de Logística, Andrés Krutzfeldt.

La compañía posee personal dedicado a la revisión permanente del sistema de inventarios. “Esto ayuda a dar la alerta al área de comercial para que empiece a mover un producto”, es decir promocionarlo para su venta, detalla. “El porcentaje de las devoluciones es de menos del punto ocho por ciento (0,8%). La mayor parte se vende”, enfatiza Krutzfeldt.

Las hijas y nietas de Osvaldo Gutiérrez Jiménez crearon Farmacorp, luego de años de competencia familiar entre dos boticas. Hoy es una moderna cadena que ofrece 15.000 productos farmacéuticos y otros relacionados a la salud, además de generar 1.200 empleos en toda su red.
La forma de la sala, de los estantes de exhibición y la manera en que se disponen los productos es fruto de estudios que realizaron observando a sus clientes y la manera en que compran. “Al entrar a una sucursal, el 40% gira a la derecha, el 30% va directo al mostrador y el otro 30% va a la izquierda. ¿Dónde debemos exhibir los productos con más rotación? Pues a la derecha”, indica el jefe nacional de Salas, Saúl Vaca.

De esta forma, todos los ambientes están cuidadosamente estudiados para brindar la comodidad de compra al cliente. “La limpieza es algo que valoramos mucho porque ademas vendemos productos para la salud”, subraya.

El área para los medicamentos tiene la temperatura adecuada para evitar que pierdan sus propiedades. De la misma forma, su traslado cumple con normas de seguridad en todo el país.

En otras áreas de la farmacia, el armado está en función al denominado árbol de decisión del cliente. Se organiza generalmente por categorías, uso de producto y marcas. “Un consejo —dice Vaca— siempre se debe verificar la fecha de vencimiento del producto y se deben comparar los insumos que contienen los productos. Por ejemplo, con una barra de chocolate, si una tiene más azúcar y la otra más manteca de cacao, ahí hallarán las diferencias y costos, especialmente quienes cuidan su salud y buscan productos con menos azúcares”.

Comparte y opina:

Trigo Consultores oferta al cliente marcar tendencias

Equipo. La firma es aliada de Llorente & Cuenca. Trabaja en 2 pilares estratégicos

/ 22 de diciembre de 2013 / 04:00

La comunicación y el marketing son fundamentales en la construcción de la imagen de una empresa o institución; determinar soluciones estratégicas creativas, eficaces y actuales con esta finalidad son tareas en las que continuamente innova la firma Trigo Consultores.   

Elisa y Susana Trigo son profesionales reconocidas en este campo. En 2000 crearon su consultora con base en sus conocimientos y experiencia para brindar soluciones innovadoras.

Una serie de acciones efectivas para medio centenar de instituciones públicas y privadas les permitió, en 2005, iniciar una sólida relación con Llorente & Cuenca, compañía de comunicación líder en España y una de las de mayor presencia en América Latina. “La asociación con esta empresa nos permite estar al día con las últimas tendencias del mercado y contar con un know-how probado en experiencias similares, ya sea en contextos parecidos o diversos”, apunta Susana Trigo Sossa, directora del área de Marketing.

Enfatiza en que Bolivia, al igual que el resto de los países, experimenta una etapa de cambios donde las empresas e instituciones necesitan diferenciarse, posicionarse y/o mejorar su imagen pública; ampliar su participación de mercado, ser reconocidos como líderes y transferir información o conocimientos.
En Trigo Consultores, las herramientas de marketing y comunicación que ofrecen se cohesionan para lograr resultados positivos y a fin de que los recursos económicos sean adecuadamente invertidos, indica la ejecutiva. “Con nosotros, todo plan de marketing se inicia con estudios y el análisis sobre el producto o servicio, el entorno, la competencia y aspectos inherentes a lograr los objetivos trazados por el cliente, y se trabaja dentro de un enfoque de marketing mix”, precisa.

“Desde el primer momento, la empresa imprime una filosofía de trabajo fundada en los valores de conocimiento, innovación, calidad, ética, honestidad, integridad y respeto por el cliente”, enfatiza Elisa Trigo Sossa, directora general de Trigo Consultores. En el área de comunicación, por ejemplo, propician movilizaciones ciudadanas para la mayor visibilización de una marca a fin de que exista una apropiación de ésta por parte de las audiencias clave, añade. El consumidor final es tan importante como el cliente.

Un personal estable

Alejandra Antezana, Susana Fukushima, Héctor Dávalos, Humberto Patty, Leonardo Saavedra, José Castellón y Gonzalo Vargas forman el equipo permanente.

Comparte y opina:

Trigo Consultores oferta al cliente marcar tendencias

Equipo. La firma es aliada de Llorente & Cuenca. Trabaja en 2 pilares estratégicos

Emprender. Susana Trigo (izq.) junto a dos de sus colaboradores en el área de comunicación y diseño. Foto: Svetlana Salvatierra

/ 22 de diciembre de 2013 / 04:00

La comunicación y el marketing son fundamentales en la construcción de la imagen de una empresa o institución; determinar soluciones estratégicas creativas, eficaces y actuales con esta finalidad son tareas en las que continuamente innova la firma Trigo Consultores.   

Elisa y Susana Trigo son profesionales reconocidas en este campo. En 2000 crearon su consultora con base en sus conocimientos y experiencia para brindar soluciones innovadoras.

Una serie de acciones efectivas para medio centenar de instituciones públicas y privadas les permitió, en 2005, iniciar una sólida relación con Llorente & Cuenca, compañía de comunicación líder en España y una de las de mayor presencia en América Latina. “La asociación con esta empresa nos permite estar al día con las últimas tendencias del mercado y contar con un know-how probado en experiencias similares, ya sea en contextos parecidos o diversos”, apunta Susana Trigo Sossa, directora del área de Marketing.

Enfatiza en que Bolivia, al igual que el resto de los países, experimenta una etapa de cambios donde las empresas e instituciones necesitan diferenciarse, posicionarse y/o mejorar su imagen pública; ampliar su participación de mercado, ser reconocidos como líderes y transferir información o conocimientos.
En Trigo Consultores, las herramientas de marketing y comunicación que ofrecen se cohesionan para lograr resultados positivos y a fin de que los recursos económicos sean adecuadamente invertidos, indica la ejecutiva. “Con nosotros, todo plan de marketing se inicia con estudios y el análisis sobre el producto o servicio, el entorno, la competencia y aspectos inherentes a lograr los objetivos trazados por el cliente, y se trabaja dentro de un enfoque de marketing mix”, precisa.

“Desde el primer momento, la empresa imprime una filosofía de trabajo fundada en los valores de conocimiento, innovación, calidad, ética, honestidad, integridad y respeto por el cliente”, enfatiza Elisa Trigo Sossa, directora general de Trigo Consultores. En el área de comunicación, por ejemplo, propician movilizaciones ciudadanas para la mayor visibilización de una marca a fin de que exista una apropiación de ésta por parte de las audiencias clave, añade. El consumidor final es tan importante como el cliente.

Un personal estable

Alejandra Antezana, Susana Fukushima, Héctor Dávalos, Humberto Patty, Leonardo Saavedra, José Castellón y Gonzalo Vargas forman el equipo permanente.

Comparte y opina:

Premio Nacional a la Excelencia reconoce a 12 empresas exitosas

Evaluación. Innovan, mejoran tecnología, consumen menos energía y dan empleo

/ 15 de diciembre de 2013 / 04:36

Del 27 de junio al 30 de agosto duró la convocatoria para la postulación al Premio Nacional a la Excelencia Bolivia 2013 para el Vivir Bien. Se presentaron 115 empresas de todo tamaño. El jueves 5 de diciembre, cuatro empresas, de 12 finalistas, recibieron el Sello de Oro.

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Mario Yaffar, destacó que se llevó adelante esta premiación bajo el liderazgo, en la comisión, de la ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Teresa Morales. “Es una evaluación de esas instituciones y de la sociedad a quienes hacen un buen trabajo”.

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Víctor Ramírez, destacó el esfuerzo de este sector para producir. “Este premio es un avance en la economía plural, que es la base productiva del país. Han participado 70 mypes”, dijo.

El premio cuenta con cuatro categorías y sellos de oro, plata y bronce. La primera incluye a las unidades productivas micro y pequeñas; la segunda, a la innovación productiva; la tercera, a las unidades productivas, medianas y grandes; y la última, a las unidades productivas públicas.

El sello de oro para las unidades productivas micro y pequeñas fue para Apícola del Bosque. Su representante, Claudia Domínguez, manifestó que soñaban con el premio. “La empresa está ligada a productores del país para ofrecer productos de calidad. Este galardón es un incentivo a las microempresas”, expresó.

En la categoría de innovación se premiaron enfoques creativos que dieran solución a una reducción de costos de producción, uso de técnicas ancestrales y de tecnología. Este año ganó Indulan, en la subcategoría de empresas innovadoras, con el sello de oro. Gabriel Arce Alarcón, su propietario, manifestó que son una nueva generación de empresarios. “Nuestro país está cambiando y somos la muestra, somos los nuevos empresarios surgidos desde el seno mismo de los obreros”. El yogurt con verduras y frutas ganó.

“El objetivo era construir un producto que use menos agua fresca, menos arcilla y que sea eficiente energéticamente. Redujimos 80% de agua, 30% de materia prima y hasta 10% en consumo de energía”, indicó Luis Fernando Laredo Arellano, del Complejo Industrial de Materiales de Construcción Laredo (Cimco Ltda).

También recibió muchos aplausos Federico Diez de Medina, de Enabolco, cuando se acercó a recibir el sello de oro. “El sector productivo genera empleo digno; quiero felicitar a los trabajadores ejecutivos y al sindicato, y decirles que es con el concurso de todos y cada uno de ellos que se consiguen estos resultados”.

Spectrolab marcó la diferencia en la noche de premiación. La gerente, Rosario Mena de Vascopé, destacó que hace 22 años el laboratorio de minerales y medio ambiente trabaja silenciosamente gracias a clientes leales en Bolivia, Argentina y Perú que los impulsan a seguir innovando.

Aportes de empresas en bolivia al empleo

El Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural señala que existen 623.251 micro y pequeñas empresas (mypes) que generan empleo a 1.239.321 de trabajadores. El aporte al Producto Interno Bruto (PIB) es del 25% entre las pequeñas y medianas empresas (pymes).
Respecto a las empresas medianas y grandes, esta cartera estatal indica que representan el 98,1% del total de las exportaciones. Incluye a 2.327 unidades productivas que ofrecen 423.107 empleos dignos.

Categoría uno

-Munaipata Café de Altura SA recibió el sello de bronce en la categoría de unidades productivas micro y pequeñas. Son unas 30 familias lideradas por mujeres que se dedican a la producción de café en Coroico.

-La empresa Bebidas Independientes obtuvo el sello de plata. La estatuilla fue recibida por Remo Antonio Baptista Rojas. Se dedica a la producción de cerveza artesanal Saya Beer.

-Apícola del Bosque, una mype cruceña, obtuvo el sello de oro. Claudia Domínguez Zapata, Elena Ágreda Farel y Tatiana Lizeth Ibáñez recibieron el premio. Ofrecen unos 30 productos naturales.

Categoría dos

-Indulan ganó el sello de oro por la innovación en la combinación de verduras y leches para producir lácteos con alto valor nutritivo. Ahora sus productos son parte del desayuno escolar en varios municipios.

-La Fundación Proimpa, de la regional Sucre, obtuvo el sello de plata por la investigación durante siete años de variedades de trigo biofortificado y lograr alcanzar dos nuevas, un logro científico.

-Proimpa Cochabamba trabajó en el altiplano y valles con productores de papa, quinua, verduras y otros con el fin de obtener biofertilizantes y plaguicidas. Ahora están registrados y garantizan la producción orgánica.

-Luis Fernando Laredo Arellano, del Complejo Industrial de Materiales de Construcción Laredo (Cimco Ltda), recibe la estatuilla de manos de la ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Teresa Morales.

Categoría tres

-Coronilla fabrica fideos de quinua y recibió el sello de bronce. Fundada en 1972, tiene un modelo de gestión ecosocial. El 85% del personal es femenino y 10% con capacidades diferentes.

-Laboratorios Bagó en Bolivia produce 110 productos, trabaja con 450 personas en el país y provee de ingresos a 800 familias. Recibió el sello de plata. Inició sus actividades comerciales en 1974.

-Enabolco es una empresa especializada en construcciones metálicas, galvanizado y fabricación de vigas de acero. Compite con empresas extranjeras. Cuenta con personal calificado y maquinaria de punta.

Categoría cuatro

-Sello de plata. La Empresa  de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) fue creada en 2007), es pública, nacional y estratégica; busca estabilizar la canasta básica, incrementar la producción y construir una reserva estatal de alimentos.

-Sello de oro. Spectrolab es un laboratorio de análisis químico de la Universidad Técnica de Oruro. Durante 22 años de funcionamiento generó ingresos con sus servicios y no contó con presupuesto universitario. Mantiene   la innovación de sus equipos.

Comparte y opina:

Premio Nacional a la Excelencia reconoce a 12 empresas exitosas

Evaluación. Innovan, mejoran tecnología, consumen menos energía y dan empleo

Lácteos. Una vista del envasado de los productos lácteos con verduras y frutas de Indulan.

/ 15 de diciembre de 2013 / 04:36

Del 27 de junio al 30 de agosto duró la convocatoria para la postulación al Premio Nacional a la Excelencia Bolivia 2013 para el Vivir Bien. Se presentaron 115 empresas de todo tamaño. El jueves 5 de diciembre, cuatro empresas, de 12 finalistas, recibieron el Sello de Oro.

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Mario Yaffar, destacó que se llevó adelante esta premiación bajo el liderazgo, en la comisión, de la ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Teresa Morales. “Es una evaluación de esas instituciones y de la sociedad a quienes hacen un buen trabajo”.

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Víctor Ramírez, destacó el esfuerzo de este sector para producir. “Este premio es un avance en la economía plural, que es la base productiva del país. Han participado 70 mypes”, dijo.

El premio cuenta con cuatro categorías y sellos de oro, plata y bronce. La primera incluye a las unidades productivas micro y pequeñas; la segunda, a la innovación productiva; la tercera, a las unidades productivas, medianas y grandes; y la última, a las unidades productivas públicas.

El sello de oro para las unidades productivas micro y pequeñas fue para Apícola del Bosque. Su representante, Claudia Domínguez, manifestó que soñaban con el premio. “La empresa está ligada a productores del país para ofrecer productos de calidad. Este galardón es un incentivo a las microempresas”, expresó.

En la categoría de innovación se premiaron enfoques creativos que dieran solución a una reducción de costos de producción, uso de técnicas ancestrales y de tecnología. Este año ganó Indulan, en la subcategoría de empresas innovadoras, con el sello de oro. Gabriel Arce Alarcón, su propietario, manifestó que son una nueva generación de empresarios. “Nuestro país está cambiando y somos la muestra, somos los nuevos empresarios surgidos desde el seno mismo de los obreros”. El yogurt con verduras y frutas ganó.

“El objetivo era construir un producto que use menos agua fresca, menos arcilla y que sea eficiente energéticamente. Redujimos 80% de agua, 30% de materia prima y hasta 10% en consumo de energía”, indicó Luis Fernando Laredo Arellano, del Complejo Industrial de Materiales de Construcción Laredo (Cimco Ltda).

También recibió muchos aplausos Federico Diez de Medina, de Enabolco, cuando se acercó a recibir el sello de oro. “El sector productivo genera empleo digno; quiero felicitar a los trabajadores ejecutivos y al sindicato, y decirles que es con el concurso de todos y cada uno de ellos que se consiguen estos resultados”.

Spectrolab marcó la diferencia en la noche de premiación. La gerente, Rosario Mena de Vascopé, destacó que hace 22 años el laboratorio de minerales y medio ambiente trabaja silenciosamente gracias a clientes leales en Bolivia, Argentina y Perú que los impulsan a seguir innovando.

Aportes de empresas en bolivia al empleo

El Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural señala que existen 623.251 micro y pequeñas empresas (mypes) que generan empleo a 1.239.321 de trabajadores. El aporte al Producto Interno Bruto (PIB) es del 25% entre las pequeñas y medianas empresas (pymes).
Respecto a las empresas medianas y grandes, esta cartera estatal indica que representan el 98,1% del total de las exportaciones. Incluye a 2.327 unidades productivas que ofrecen 423.107 empleos dignos.

Categoría uno

-Munaipata Café de Altura SA recibió el sello de bronce en la categoría de unidades productivas micro y pequeñas. Son unas 30 familias lideradas por mujeres que se dedican a la producción de café en Coroico.

-La empresa Bebidas Independientes obtuvo el sello de plata. La estatuilla fue recibida por Remo Antonio Baptista Rojas. Se dedica a la producción de cerveza artesanal Saya Beer.

-Apícola del Bosque, una mype cruceña, obtuvo el sello de oro. Claudia Domínguez Zapata, Elena Ágreda Farel y Tatiana Lizeth Ibáñez recibieron el premio. Ofrecen unos 30 productos naturales.

Categoría dos

-Indulan ganó el sello de oro por la innovación en la combinación de verduras y leches para producir lácteos con alto valor nutritivo. Ahora sus productos son parte del desayuno escolar en varios municipios.

-La Fundación Proimpa, de la regional Sucre, obtuvo el sello de plata por la investigación durante siete años de variedades de trigo biofortificado y lograr alcanzar dos nuevas, un logro científico.

-Proimpa Cochabamba trabajó en el altiplano y valles con productores de papa, quinua, verduras y otros con el fin de obtener biofertilizantes y plaguicidas. Ahora están registrados y garantizan la producción orgánica.

-Luis Fernando Laredo Arellano, del Complejo Industrial de Materiales de Construcción Laredo (Cimco Ltda), recibe la estatuilla de manos de la ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Teresa Morales.

Categoría tres

-Coronilla fabrica fideos de quinua y recibió el sello de bronce. Fundada en 1972, tiene un modelo de gestión ecosocial. El 85% del personal es femenino y 10% con capacidades diferentes.

-Laboratorios Bagó en Bolivia produce 110 productos, trabaja con 450 personas en el país y provee de ingresos a 800 familias. Recibió el sello de plata. Inició sus actividades comerciales en 1974.

-Enabolco es una empresa especializada en construcciones metálicas, galvanizado y fabricación de vigas de acero. Compite con empresas extranjeras. Cuenta con personal calificado y maquinaria de punta.

Categoría cuatro

-Sello de plata. La Empresa  de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) fue creada en 2007), es pública, nacional y estratégica; busca estabilizar la canasta básica, incrementar la producción y construir una reserva estatal de alimentos.

-Sello de oro. Spectrolab es un laboratorio de análisis químico de la Universidad Técnica de Oruro. Durante 22 años de funcionamiento generó ingresos con sus servicios y no contó con presupuesto universitario. Mantiene   la innovación de sus equipos.

Comparte y opina: