Economía

Wednesday 29 May 2024 | Actualizado a 15:13 PM

Jindal deja el país tras no aceptar cuatro condiciones del Gobierno

Decisión. El Gobierno anunció que volverá a licitar el proyecto siderúrgico del Mutún.

/ 17 de julio de 2012 / 07:05

La Jindal Steel & Power (JSP) decidió ayer dejar el país porque no aceptó las cuatro condiciones que el Gobierno le impuso para dar continuidad al contrato para la explotación del yacimiento de hierro del Mutún. El Ejecutivo habla de una nueva licitación.       

La decisión asumida por la compañía india se dio luego de la reunión que sostuvieron ayer en Santa Cruz los miembros del directorio de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), el ministro de Minería, Mario Virreira, y los ejecutivos de la Jindal Steel Bolivia (JSB), que es subsidiaria de la JSP.

“No se ha podido llegar a un acuerdo entre ambas partes, lamentablemente no ha sido posible, así que les deseamos todo lo mejor, nos vamos del país, éste ha sido el último diálogo”, manifestó el gerente de Asuntos Legales de la Jindal, Jorge Gallardo.

La primera condición impuesta por el Gobierno a la Jindal es que deposite $us 2.100 millones en la cuenta de un banco acreditado en el país, como prueba de que posee los suficientes recursos económicos para consolidar el proyecto siderúrgico en Puerto Suárez.

La ESM y la JSB firmaron un contrato de riesgo compartido el 18 de julio de 2007 para explotar el 50% del yacimiento de hierro del Mutún. De acuerdo con el pacto, la JSB debía invertir $us 2.100 millones ($us 600 millones en los dos primeros años).

La segunda condición es que el Gobierno no frenará los procesos penales que se siguen en el Ministerio Público en contra de los ejecutivos de la JSB. La tercera, rechaza la reposición de la boleta de garantía por $us 18 millones que fue ejecutada por la ESM, por no haber sido renovada hasta la primera semana de mayo de este año.

Por último, el Ejecutivo remarcó que la empresa deberá concluir con las negociaciones con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) sobre el abastecimiento de gas natural para el proyecto. Ayer, el ministro de Hidrocarburos, Juan José Sosa, precisó que se prevé dotar inicialmente al proyecto de 2,5 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y no los 10 MMmcd solicitados por la compañía transnacional.

“Hoy nos comunica Jindal que tiene el propósito de resolver el contrato con el país, no es una resolución definitiva pero ellos reconfirman un pedido anterior que tenía la intención de disolver el acuerdo, esta intencionalidad ha sido ratificada”, explicó Virreira.

El 12 de junio, la empresa siderúrgica expresó al Gobierno, a través de una misiva, su intención de resolver el contrato. Según el contenido de la carta, el Ejecutivo tenía un plazo de 30 días para responder, computables a partir del quinto día de la notificación (8 de junio), que feneció el jueves 12.

El viernes 13, Jorge Gallardo informó que la Jindal envió a la  ESM otra misiva que condicionaba al Gobierno la reanudación de labores para continuar con el proyecto del Mutún.

Las condicionantes eran que el Ejecutivo tenía que garantizar la no nacionalización de sus inversiones, el levantamiento de los procesos judiciales en contra de los ejecutivos de la Jindal, solucionar la ejecución de su segunda boleta de garantía por $us 18 millones y se deje sin efecto la auditoría.

 El ministro Virreira manifestó ayer que en un tiempo perentorio se convocará a una nueva licitación internacional para explotar el proyecto siderúrgico que deja la Jindal. “Esta vez tendremos más cuidado al seleccionar a la empresa que se adjudicará el contrato”.

Además, el presidente de la ESM, Ricardo Cardona, adelantó que el otro 50% del Mutún será explotado con inversión nacional. “Vamos a asumir esa responsabilidad los bolivianos”, afirmó.

Emergencia. El presidente del Comité Cívico de Puerto Suárez, José Santander, informó a La Razón que su sector se declaró en estado de emergencia y adelantó que pedirá al Gobierno un proyecto alternativo minero siderúrgico.

“Queremos ser parte de una comisión de control y ver de cerca qué se hará con el 50% que le correspondía a Jindal, desde hoy (ayer) nos declaramos en estado de emergencia”, expresó.

Comparte y opina:

Trabajadores de La Francesa en paro desde hace dos meses no descartan en tomar la empresa

Los casi 130 trabajadores de La Francesa iniciaron el 20 de marzo un paro de brazos caídos y un proceso laboral en demanda del pago de los salarios adeudados de más de 11 meses.

Trabajadores de La Francesa en paro de actividades.

Por Yuri Flores

/ 29 de mayo de 2024 / 13:51

Hace más de dos meses los trabajadores de la empresa La Francesa SA se encuentran en paro de brazos caídos ante el incumplimiento de pago de salarios y de la cancelación de los aportes a la Gestora, seguro social de corto plazo y otros.

El secretario ejecutivo de la Confederación General de trabajadores Fabriles de Bolivia, Mario Segundo, advirtió con tomar la empresa a favor de los trabajadores en caso de que los empleadores no cumplan los acuerdos asumidos.

Lea también: En 2022 se cerraron 3.339 empresas, 40% menos que en 2021

Los trabajadores de la “empresa La Francesa ya van a ser dos meses que están en paro de brazos caídos exigiendo sus derechos de cada uno que hasta el día de hoy que el empleador no está cumpliendo”, informó el dirigente nacional.

Afirmó que existen leyes como la 1468, de Procedimiento Especial para la Restitución de Derechos Laborales, del 30 de septiembre, y la 1055, de Creación de Empresas Sociales, del 1 de mayo de 2018, que amparan a los trabajadores en caso de vulneración de sus derechos.

Afectados

Los casi 130 trabajadores de La Francesa iniciaron el 20 de marzo un paro de brazos caídos y un proceso laboral en demanda a que se cumpla el pago de los salarios adeudados de más de 11 meses.

En medio de esta situación, los trabajadores impulsaron un proceso contra los ejecutivos de la empresa por los sueldos y beneficios sociales adeudados. Varios bienes de La Francesa ya fueron sido anotados preventivamente, reportó Erbol.

Segundo sostuvo que este tema se informó el martes al presidente Luis Arce en una reunión en Casa Grande del Pueblo.

Además, dijo que los dirigentes de los trabajadores de la empresa ya agotaron todas las instancias administrativas, por lo que se analiza asumir el control de la fábrica.

“Posteriormente vamos a tomar la empresa como corresponde, vamos a anunciar una empresa social (en contra) aquellos malos empleadores que incumplen con nuestros derechos, vamos a tener que aplicar la Ley 1468, la Ley 1055 de empresa social”, advirtió.

Comparte y opina:

Doria Medina pide un ‘modelo alternativo’ que tome en cuenta a Argentina

El político planteó esta idea tras su participación en el conversatorio “Perspectivas futuras del modelo económico de Javier Milei y su influencia en Bolivia”

Samuel Doria Medina, exministro de Estado

Por AFP

/ 29 de mayo de 2024 / 13:00

El empresario y exministro de Planificación Samuel Doria Medina planteó en redes sociales que Bolivia necesita un “modelo económico alternativo”, pero que contemple lo que ocurre en Argentina y su influencia en el país.

El político planteó esta idea tras su participación en el conversatorio “Perspectivas futuras del modelo económico de Javier Milei y su influencia en Bolivia”.

Dijo que hay políticas en común entre ambos países y que éstas quiebran a las dos naciones, por lo que urgió a tomar medidas sobre la caída de los ingresos del gas y sobre el litio.

Consulte: Nuevo jefe de Gabinete argentino buscará consensos para que avancen reformas que impulsa Milei

Argentina

“Las políticas estatistas y extractivista han quebrado a Argentina y Bolivia. La crisis en nuestro país es estructural: la caída gravísima de los ingresos del gas y la estafa del litio. Necesitamos un modelo alternativo”, escribió en la red social X.

Aseveró que ese nuevo modelo tendría que ser boliviano, aunque evaluando y tomando en cuenta lo que vaya sucediendo en Argentina.

En el mismo eje, Doria Medina complementó su explicación en otra publicación, en la que se refiere a las medidas para captar dólares que proponen los empresarios privados.

“Los empresarios privados proponen cinco medidas para captar dólares. Repiten las cláusulas del acuerdo que se celebró entre gobierno y empresarios hace algunos meses. ¿Por qué no se cumplen? La libre exportación, la biotecnología, la importación privada de diésel, sobrepasan las posibilidades del modelo actual. Para resolver el problema de los dólares, hay que cambiar de modelo”, agregó el empresario.

El conversatorio se celebró el martes en el paraninfo de la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Mayor de San Andrés y también contó con otros disertantes como Jaime Dunn De Ávila y Mario Napoleón Pacheco Torrico.

Comunidad ciudadana

El líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, también diseñó una propuesta político-económica que apunte a resolver la crisis del país.

Entre los seis puntos señala la necesidad de dar respuestas a la preocupación de la ciudadanía con la economía como prioridad urgente, por encima de las cuestiones políticas e intereses particulares.

“Como único camino para salir de esta crisis multidimensional, se requiere de manera urgente la concreción de acuerdos mínimos entre las principales fuerzas políticas e institucionales”. Dice el ofrecimiento de CC.

En síntesis, apunta a un reordenamiento del proceso electoral, realizar elecciones judiciales. Cumplir con las obligaciones derivadas del Censo. Así como establecer garantías orgánicas para su cumplimiento, fortalecer el órgano electoral. También garantizar que la nueva Asamblea Legislativa Plurinacional elija a los nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral.

(29/05/2024)

Comparte y opina:

El ministro Cusicanqui afirma que Bolivia no tiene rasgos de crisis económica

Para identificar si un país está en crisis económica se debe establecer si su economía se ha achicado, si registra altos niveles de desocupación y si hay una acelerada elevación de precios de los productos.

El ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, en conferencia de prensa.

Por Yuri Flores

/ 29 de mayo de 2024 / 12:53

El ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, afirmó este miércoles que el país no presenta rasgos de crisis económica, como afirman algunos analistas y sectores sociales.

Sostuvo que para identificar si un país está en una crisis económica se debe establecer si su economía se ha achicado, si registra altos niveles de desocupación laboral y si hay una acelerada elevación de precios de los productos de la canasta familiar.

Lea también: Montenegro dice que Bolivia no es una ‘isla’ y reporta una ‘inflación importada’

“Una crisis se da cuando una económica no crece, se está achicando, crecimiento económico negativo; cuando existe altos niveles de desocupación o cuando existe variaciones muy aceleradas de los precios en las economías, esos tres rasgos no se presentan en la economía Bolivia”, afirmó en conferencia de prensa.

No obstante, sostuvo que desde 2022 se presentan dificultades económicas en el mundo a causa de los conflictos bélicos, inicialmente entre Rusia y Ucrania, y ahora entre Israel y Palestina lo que ocasiona la elevación de precios de los productos que deriva a una inflación en las economías del mundo.

Pese a ese factor, Bolivia mantiene una inflación controlada de 1,31% al primer cuatrimestre de este año, una de las más bajas de la región. Sin embargo, eso no quiere decir que el país esté exento de esa problemática, pero que el Gobierno trabaja para evitar una afectación a la población.

“Como Gobierno, estamos enfocados en poder trabajar y atender esos inconvenientes que se pueda llegar a presentar, en darle certidumbre a las familias bolivianas en dos de los inconvenientes que se refleja día a día que es el tema del combustible y la circulación de la divisa norteamericana”, dijo.  

Presión

Sectores como gremiales y transportistas anunciaron movilizaciones para la siguiente semana ante la escasez de dólares y de diésel, piden al Gobierno se atienda sus demandas.

El empresario boliviano Marcelo Claure, quien vive en Estados Unidos, escribió en sus redes sociales que “Bolivia está en una crisis económica gigantesca”.

En respuesta, el ministro de Planificación lamentó las aseveraciones realizadas por el empresario y dirigente deportivo, siendo que no vive en el país y que la realidad del país es otra.

“Lamentablemente, el señor Marcelo Claure no vive en el país; entonces, no sé con qué información puede realizar esas aseveraciones, es la opinión que tiene él, seguramente le deben pasar algunos criterios desde aquí de Bolivia, esperemos a la distancia pueda realizar esas aseveraciones”, indicó.

Comparte y opina:

El Gobierno remite tres nuevos proyectos de créditos externos a la Asamblea

Con estos tres nuevos financiamientos, la Asamblea Legislativa tiene 11 proyectos de ley financiamiento por más de $us 923 millones que están paralizado.

El ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui.

Por Yuri Flores

/ 29 de mayo de 2024 / 12:43

El Gobierno remitió este miércoles tres nuevos proyectos de ley de financiamiento externo a la Asamblea Legislativa y pide que se aprueben a la brevedad posible para beneficio de las familias bolivianas.

El ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, indicó que estos tres nuevos créditos externos suman aproximadamente $us 290 millones y con ello ascienden a 11 proyectos de ley financiamiento por más de $us 923 millones que están paralizados en el Órgano Legislativo.

Lea también: Gobierno lamenta que 8 créditos externos por $us 633,42 MM estén paralizados en la Asamblea

“Con estos tres proyectos de ley que estamos enviando el día de hoy (miércoles) a la Asamblea Legislativa vamos a tener 11 proyectos de ley esperando su tratamiento, hasta el momento teníamos ocho proyectos de ley paralizados y el monto que estaría en tratamiento alcanzaría a más de $us 920 millones”, explicó la autoridad.

El primer proyecto de ley está vinculado al Programa Nacional de Emergencia para la Generación de Empleo fase II, que tiene como financiador a Fonplata, por un monto de préstamo de hasta $us 100 millones. El ejecutor será el Fondo Nacional de Inversión Productiva y Social (FPS), el plazo del crédito es 20 años y un periodo gracia de cinco años.

El destino de este crédito es desarrollar obras de infraestructura vial peatonal y vehicular en las ciudades capitales de departamento, principalmente, y algunas ciudades intermedias del país. “Sería la segunda fase de lo que ha sido el programa de enlosetado que anteriormente era conocido como el BOL 34 que hemos llegado a municipios de todo el país”.

Recursos

El segundo proyecto de ley está vinculado al Programa Boliviano de Administración de Tierras para el Desarrollo rural Sustentable, el financiador es el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por $us 40 millones, el ejecutor será el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), el plazo es de 24 años y un periodo de gracia de hasta 11 años.

“El programa tiene como principales objetivos los que queremos resaltar es concluir el saneamiento de tierras rurales en todo el país, fundamentalmente aquellas tierras que no tienen problemas legales, que no tienen procesos legales en este momento y tener la información y servicios en línea generada para garantizar la transparencia de la información”, dijo.

El tercer crédito enviado por el Gobierno es para llevar adelante el proyecto de Gestión Resiliente del Agua para Riego Comunitario y Familiar. El financiador es el Banco Mundial por hasta $us 150 millones. El ejecutor será el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, tiene plazo de 28 años y medio y un periodo de gracia de 11 años.

Estos recursos serán destinados a estudios de preinversión para el riego comunitario y familiar, efectuar inversiones en infraestructura para la resiliencia climática en tres tipos: inversión en manejo integrado de cuencas, sistema de riego menor e infraestructura para la infraestructura de riego y el desarrollo de capacidades para la gobernanza del agua.

Comparte y opina:

YPFB califica de ‘normales’ las filas de cisternas esperando por combustible

El gerente de Comercialización dijo que por la cantidad de carburantes que se importa se requiere una logística más grande.

Las cisternas forman largas filas esperando cargar combustible en la refinería de Palmasola. Foto: RRSS

/ 29 de mayo de 2024 / 03:52

El gerente de Comercialización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Félix Cruz, dijo que las filas de cisternas, en Bolivia y otras naciones, esperando cargar combustible para distribuirlo en el país son normales. Las atribuyó a la gran logística que se debe realizar ante la cantidad de carburantes que se importa.

«La cantidad de cisternas esperando en plantas es normal. Como tenemos volúmenes altos, un 80% del diésel que requiere nuestro país es importado, se necesita una logística más grande de lo normal», explicó Cruz.

Lea más: YPFB trae un convoy de 35 cisternas con gasolina para La Paz

En los últimos días, choferes de cisternas se quejaron que nuevamente realizan largas filas en plantas de Paraguay y Chile para cargar el combustible de importación para Bolivia. Similar panorama se vio en los alrededores de la planta de Palmasola, en Santa Cruz.

El gerente de YPFB puso como ejemplo lo que ocurre en suelo cruceño, donde diariamente se debe atender la llegada y despacho de al menos 500 cisternas.

«Son miles de cisternas en circulación y las filas en Paraguay, en Perú son normales. Por ejemplo, solo en Santa Cruz son unos 200 cisternas que se mueven, solo para recepción y para despacho deben ser unas 250 a 300, entonces solo en Santa Cruz se mueven diariamente unos 500 cisternas. Obviamente deben esperar en garajes, afuera de las plantas en calles y avenidas, es normal», remarcó.

El domingo, el presidente de YPFB, Armin Dorgathen, dijo que Bolivia importa el 80% del combustible que se consume.

Comparte y opina:

Últimas Noticias