Economía

Monday 5 Dec 2022 | Actualizado a 06:13 AM

TAM cuestiona pago tributario y dice que no tiene ganancias

Argumento. La aerolínea observó  el pago del Impuesto a las Utilidades y del Impuesto a las Transacciones

/ 14 de agosto de 2013 / 06:41

La FAB señaló el martes que impugnó la asignación del nuevo NIT por el fisco a Transporte Aéreo Militar (TAM) debido a que observó el pago del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) y el Impuesto a las Tran-sacciones (IT). Aseguró que no tiene utilidades como empresa.

El jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), general Víctor Hugo Meneses, explicó a La Razón que si se acepta la asignación del nuevo Número de Identificación Tributaria (NIT) del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), el TAM deberá transformarse en una empresa comercial y realizar el pago del IUE y del IT.

“Nosotros no nos negamos a pagar tributos, lo que sí hemos observado es pagar cierto tipo de impuestos que corresponden a una empresa netamente comercial”, que son “el Impuesto a las Utilidades (de las Empresas) y el Impuesto a las Transacciones”, precisó.

El 25 de julio, el SIN otorgó de oficio al TAM el NIT 227006025, “considerando que presta servicios comerciales de transporte de pasajeros y carga, por lo que debe pagar los impuestos correspondientes”. Además, la aerolínea debió haber hecho uso del nuevo NIT desde el pasado jueves y ya no tendría que haber utilizado el de la FAB, con el número 7721B.

El viernes, La Razón informó que el TAM continúa emitiendo sus facturas con el número de la FAB, debido a que presentó una impugnación ante la medida asumida por el fisco. La acción fue presentada ante la Corte de  Justicia del Distrito de La Paz.

Posición. El general Meneses expresó que si no se interponía la impugnación, el TAM corría el riesgo de paralizar sus operaciones de transporte de pasajeros porque utiliza el NIT de la FAB para la compra de combustible. “La asignación del nuevo NIT queda en suspenso con la impugnación, por eso es que el TAM aún está facturando con el anterior NIT que es de la Fuerza Aérea” Boliviana, manifestó.  

El jefe militar afirmó que el TAM no cuenta con ganancias porque todas las utilidades que genera se invierten en aeronaves, en equipos y en el entrenamiento de las tripulaciones. Acotó que como resultado de una buena administración, ahora la aerolínea militar cuenta con 12 aviones.

“Nosotros no tenemos ganancias. Por ejemplo, en un grupo de socios en el que se reparten los beneficios, a eso se aplica el Impuesto a las Transacciones (sic), pero en el TAM las utilidades van al patrimonio del Estado”, enfatizó.

El viernes, el presidente ejecutivo de Impuestos Nacionales, Érick Ariñez, afirmó que se evalúa las sanciones que aplicarán al TAM por la no emisión de facturas y aclaró que no fue notificado con la impugnación que fue interpuesta por la FAB. Meneses reiteró que la demanda interpuesta ya fue comunicada a la Regional del SIN en La Paz. “Si la Justicia nos indica que debemos asumir el NIT, lo vamos a hacer”, adelantó.

Abren una opción para impugnar

Proceso

El director ejecutivo de la Autoridad de Impugnación Tributaria (AIT), Ernesto Mariño, dijo que el TAM puede impugnar en esta instancia el cobro de Bs 56 MM por parte del fisco.

Tiempo

Los procesos  de impugnación que se ventilan en la AIT son resueltos en un plazo de 100 a 120 días, enfatizó Mariño.

FAB asegura que aerolínea ya es regulada por la ATT 

La FAB aseguró ayer que Transporte Aéreo Militar (TAM) es regulada por la Autoridad de Fiscalización y Regulación de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), porque cumple con las normas fijadas por esta entidad.

“Estamos regulados por la ATT en un 100% porque brindamos información y respetamos el tratamiento que debemos dar a los pasajeros”, dijo el jefe de Estado Mayor de la FAB, general Víctor Hugo Meneses. La Razón se comunicó ayer con la dirección de comunicación de la ATT para conocer la posición del director ejecutivo de esta entidad, Clifford Paravicini, pero informaron que la autoridad no se encontraba en su despacho porque viajó a Cochabamba.

La FAB y el SIN tratan de hallar soluciones

El jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), general Víctor Hugo Meneses, dijo que se sostienen reuniones con autoridades del fisco para alcanzar una solución sobre la deuda que tiene Transporte Aéreo Militar (TAM) y que alcanza al menos a Bs 56 millones. La obligación corresponde a la gestión 2008.

“Estamos en conversaciones, pero no es conciliación. Nosotros hemos dado una respuesta a la comunicación que nos han hecho ellos (la entidad recaudadora) en términos legales y jurídicos”, afirmó.

El 30 de julio, el ministro de Economía, Luis Arce, indicó que el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) hizo una fiscalización al TAM correspondiente a 2008 y determinó que adeuda más de Bs 50 millones. El Ejecutivo afirmó que la aerolínea debe pagar sus obligaciones y que no habrá ningún perdonazo para ésta ni otra firma.

El jefe militar evitó dar detalles respecto a la propuesta que hizo la institución militar a Impuestos Nacionales para honrar lo adeudado y estimó que el monto alcanza a unos Bs 56 millones. Meneses manifestó que la deuda original fluctuaba entre Bs 14 millones y Bs 15 millones, y que debido a la aplicación de multas, esa cifra se incrementó hasta el monto mencionado.

El miércoles, el presidente del SIN, Érick Ariñez, advirtió que si el TAM no honra su deuda impositiva que supera los Bs 50 millones, se podrían rematar los bienes a ser embargados o se podría intervenir su actividad comercial para recuperar lo adeudado. También precisó que a la aerolínea le conviene pagar en breve tiempo, porque cada día se va acumulando la deuda por concepto de mantenimiento de valor.

La autoridad de la FAB recordó que desde 2008 se trató de pagar el tributo adeudado con notas de crédito fiscal (Nocres). “El tema de la deuda de los más de Bs 50 millones está aún en estudio”, afirmó.

Comparte y opina:

Por guerra en Ucrania, se duplica subvención a los hidrocarburos

En lo que va de este año se destinó más de $us 1.400 millones.

Vehículos del transporte público y privado adquieren gasolina y diésel en un surtidor.

Por Yuri Flores

/ 5 de diciembre de 2022 / 06:12

El Gobierno reveló ayer que el costo de la subvención a los hidrocarburos se duplicó para este año. En la Ley Financial se presupuestó unos $us 700 millones, pero por la guerra entre Rusia y Ucrania, ese costo se incrementó hasta más de $us 1.400 millones.

El viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Zenón Mamani, afirmó que el incremento de los costos para la subvención de los carburantes se debe al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, iniciado en febrero de este año, lo que encareció el costo de los combustibles a escala mundial.

“Este año, más o menos teníamos programado una subvención en el orden de los 700 millones de dólares. Producto de la guerra en Ucrania, los precios se han incrementado (…) y esta subvención se ha incrementado para esta gestión casi el doble de lo que se ha programado; estamos hablando más 1.400 millones de dólares”, informó Mamani a los periodistas.

Según lo proyectado en el Presupuesto General del Estado (PGE) 2022, para este año el Gobierno destinó Bs 4.794,6 millones, unos $us 699 millones al tipo de cambio de Bs 6,86 por cada dólar.

Considerando que el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania continúa durante el siguiente año, el Gobierno —dijo Mamani— tomó sus recaudos y se prevé destinar, en el proyecto de Ley del PGE 2023, Bs 7.642 millones, lo que representa unos $us 1.114 millones según el tipo de cambio actual.

“Para el siguiente periodo que es 2023, estamos garantizando más de 7.000 millones de bolivianos, (que es) más de 1.000 millones de dólares”, afirmó Mamani.

Ese presupuesto proyectado para 2023 representa un incremento del 59 % respecto a lo destinado en este año.

En el PGE 2023, para el diésel oíl se destinará Bs 4.705 millones; para insumos, aditivos y gasolina Bs 2.637 millones; para incentivo a la producción de petróleo Bs 157 millones, para el engarrafado de Gas Licuado de Petróleo (GLP) Bs 106 millones; y para gas oíl un total de Bs 37 millones.

El viceministro afirmó que Bolivia, al no ser un país petrolero, sino más bien gasífero, requiere importar diésel y gasolina para abastecer al mercado interno.

ALIMENTOS.

Mamani también informó que en el PGE 2023 tienen previsto destinar Bs 437,2 millones (unos $us 63,7 millones) para la subvención de alimentos.

De los Bs 437,2 millones, se destinará Bs 219 millones para el maíz, Bs 168 millones para el trigo y Bs 50 millones para arroz.

Con la política de subvención a los hidrocarburos y a los alimentos, que se enmarca en el Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP), el Gobierno busca garantizar a la población estos productos sin incrementar el costo, lo que permite tener una inflación controlada.

“Bolivia registra a octubre la tasa de inflación más baja con 2,5 % en relación a otros países de la región incluso a nivel mundial”, afirmó el viceministro Mamani.

Compra de combustibles crece en 139,7 por ciento

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las importaciones de combustibles y lubricantes crecieron en 139,7 %, entre enero y octubre de este año, respecto a igual periodo de la gestión pasada.

De acuerdo con los datos, las compras de combustibles y lubricantes alcanzaron los $us 3.657,2 millones. En tanto, al décimo mes de 2021, la cifra se situó en $us 1.526,1 millones.

En agosto, LA RAZÓN publicó que al primer semestre del año, el valor de la importación de combustibles (gasolina y diésel) casi se triplicó y llegó a $us 1.721,1 millones, el 153,1 % más respecto a igual periodo de 2021 cuando se adquirió por $us 679,9 millones.

Las importaciones de gasolina llegaron a $us 653,3 millones. Mientras que en el caso de diésel, las compras llegaron a los $us 1.067,8 millones.

Este incremento se debió a la guerra entre Rusia y Ucrania que ocasionó el encarecimiento de los precios de los carburantes y de la logística en el mundo, porque se complicó el flete de buques cisternas.

Comparte y opina:

UNIVida ya comercializó 10.000 SOAT 2023 en los primeros cuatro días

Para quienes compren el seguro antes del 31 de diciembre, entrarán a un sorteo donde se regalará desde un vehículo hasta televisores

El SOAT 2023 ya se comercializa en todo el país. Foto: La Razón

/ 4 de diciembre de 2022 / 20:08

El gerente general de la estatal UNIVida, Larry Fernández, informó este domingo que en los primeros cuatro días de venta del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) 2023 ya se comercializaron unas 10.000 pólizas.

“Para todas aquellas personas que ya han empezado a comprar el SOAT hasta ahorita estamos alrededor de los 10.000, me refiero a personas que se han comprado el SOAT 2023”, dijo Fernández a la estatal Bolivia Tv.

Desde el 1 de diciembre, UNIVida empezó a vender el SOAT 2023 en todo el territorio nacional.

Lea más: UNIVida lanza el SOAT 2023, mantiene los costos y habilita 3.000 puntos de ventas

Fernández explicó que el seguro para el siguiente año mantiene los precios y primas aplicadas en 2022.

UNIvida habilitó más de 3.000 puntos de venta en todo el país, entre sitios fijos, agencias y otros espacios para que los propietarios de vehículos lo adquieran.

Asimismo, está habilitada la venta digital a través de la aplicación UnividaApp, la página web, el WhatsApp y Facebook de la compañía.

Premios

Fernández anunció que los propietarios que compren el SOAT 2023 antes de fin de año, estarán habilitados para el sorteo de diversos premios desde un vehículo hasta televisores.

“Estamos lanzando un sorteo y eso implica que las personas si compran el SOAT hasta antes del 1 de enero, van a tener un número por día antelado que sea comprado. Si yo me he comprado el 1 de diciembre ya tengo 31 números”, explicó.

Cuanto más antes de fin de año compren la póliza, tendrá más oportunidades de ganar uno de los premios que va desde un automóvil, motos y televisores.

El SOAT 2023 ofrece además, el servicio de la aplicación móvil UnividaApp, que permitirá a cualquier ciudadano reportar a UNIVida un accidente de tránsito del cual sea testigo.

Comparte y opina:

Accidentes de tránsito se incrementaron en 55% hasta noviembre de este año

En un poco más de 10 meses se registraron 14.000 siniestros y el año pasado, en similar período, se tuvieron 9.000 accidentes de tránsito.

Por Yuri Flores

/ 4 de diciembre de 2022 / 17:16

La compañía estatal Seguros y Reaseguros Personales UNIVida registró, en lo que va del año, un incremento del 55% de siniestros de tránsito con relación a la gestión 2021.

El gerente general de la empresa aseguradora, Larry Fernández, lamentó el incremento de accidentes, aunque destacó la cobertura que realiza UNIVida a través del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT).

“Se han incrementado (los accidentes), estábamos por los 9.000 (siniestros) y hemos subido a los 14.000 (siniestros)”, dijo Fernández al canal estatal.

No obstante, afirmó que, en el promedio de la región, los siniestros registrados a la fecha están por debajo, además que no se tiene registrado un número mayor de accidentes con fallecimientos.

“Los siniestros que ocurren en Bolivia, pese a que hay personas fallecidas, en el índice promedio, en función al continente, es el más bajo y nuestros siniestros no conllevan pérdidas de vidas humanas como el promedio del continente”, indicó.

En lo que va de este año se tienen 18.000 personas afectadas, por lo que la empresa erogó más de Bs 116 millones para cubrir los gastos médicos de heridos y fallecidos de los accidentes de tránsito.

Recordó que al momento se tiene comercializadas 1,49 millones de pólizas del seguro y se prevé cerrar el año con 1,5 millones, lo que representa el 92% del parque automotor.

Para 2023 se proyecta llegar a los 1,6 millones de SOAT vendidos y alcanzar el 93% de cobertura en todo el país.

La venta del SOAT 2023 se inició el jueves con los mismos precios de la gestión 2022. Su control regirá desde el 1 de enero mediante operativos por parte de la aseguradora, en coordinación con efectivos de Tránsito.

Comparte y opina:

El Gobierno desmiente a la UGRAM y afirma que se le entregó Bs 530 MM hasta octubre

Con relación a lo erogado en 2021 a igual periodo, que era de Bs 441 millones, representa un incremento del 20%.

Por Yuri Flores

/ 4 de diciembre de 2022 / 13:53

El viceministro de Presupuesto y Contabilidad, Zenón Mamani, afirmó este domingo que el Gobierno entregó hasta octubre de este año a la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) Bs 530 millones por concepto de coparticipación tributaria e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Con relación a lo erogado en 2021 a igual periodo, que era de Bs 441 millones por ambos conceptos, representa un incremento del 20%.

Ante ello, la autoridad desmintió las declaraciones de algunos representantes de la UAGRM en sentido de que el Gobierno les recortó el presupuesto.

“Acá estamos mostrando que las transferencias por coparticipación tributaria han crecido de 441 millones de bolivianos a octubre de 2021, a 530 millones que han recibido en octubre de esta gestión, es decir, están recibiendo más recursos”, indicó Mamani en entrevista con el canal estatal.

También afirmó que esta universidad pública cuenta con Bs 108 millones en saldo de caja y bancos, lo que le garantiza el pago de salarios y sueldos de docentes y administrativos.

“No pueden decir que no tendrían recursos y un elemento más, de cada 100 bolivianos en caso del presupuesto de la Gabriel René Moreno, 80 bolivianos se destinan para el pago de sueldos y salarios, ese es el manejo de presupuesto financiero que manejan”, añadió.

Mamani cuestionó que, en los 36 días de paro indefinido en Santa Cruz, los representantes, administrativos y docentes de la UAGRM no hayan trabajado, pero sí hayan cobrado salarios, por lo que serán sus autoridades quienes den una explicación a la sociedad cruceña.

En ese marco, se garantizó la redistribución de recursos no solo a la UAGRM sino a todas las universidades públicas del país para que cumplan con sus obligaciones académicas.

“A pesar del paro, los recursos de coparticipación a nivel nacional se distribuyen de manera diaria”, dijo Mamani.

También afirmó que los recursos están garantizados para los gobiernos departamentales como municipales.

Comparte y opina:

Ilo: En 2 años el movimiento de carga casi se quintuplicó

El Gerente de la ASP-B destaca el incremento de la carga boliviana.

La mercancía boliviana en el atracadero peruano de Ilo.

Por Yuri Flores

/ 4 de diciembre de 2022 / 06:37

A octubre de este año, el movimiento de carga por el puerto de Ilo, Perú, gestionada por la Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B), casi se quintuplicó y llegó a 101.941 toneladas, un aumento de 362% respecto a igual periodo de 2020.

De acuerdo con los datos oficiales de la ASP-B, proporcionados a LA RAZÓN, entre enero y octubre de 2020 se movilizó mercadería boliviana de importación que alcanzó a las 22.062 toneladas.

Lo propio aconteció respecto al valor del movimiento de carga que alcanzó a $us 1,2 millones hasta octubre de este año, mientras que a igual periodo de 2020 llegó a $us 259.650.

Con relación al tránsito de mercadería entre enero y octubre de 2021 se llegó a 51.395,97 t.

“En la presente gestión, a octubre de 2022, el movimiento de carga en tránsito a Bolivia (por el puerto de Ilo) fue de 101.941,29 toneladas, comparativamente a octubre de la gestión 2021 ( fue) de 51.395,97 toneladas, (lo que muestra un) incrementó en 50.545,32 toneladas en relación a la gestión 2021”, respondieron desde la ASPB a un cuestionario enviado por este medio de comunicación.

El trabajo realizado por la estatal portuaria muestra que el movimiento de carga por ese puerto peruano, entre enero y octubre de este año, representa un valor de $us 1,2 millones, lo que más que duplicó lo obtenido en 2021 a igual periodo, que llegó tan solo a $us 564.360,1.

Según la ASP-B, los principales tipos de mercancías que se movilizaron en el puerto de Ilo hasta el décimo mes del año son: bobinas, planchas, tubos, perfiles, rollos de alambrón y estructuras de acero carga proyecto.

Además de big bags (sacos grandes que es un tipo de embalaje flexible con forma de bolsa grande que se utiliza para el transporte y almacenamiento de todo tipo de materiales sueltos o granulados) con sulfato de sodio principalmente.

También, dentro este incremento en la gestión 2022, se movilizó carga contenerizada de 1.000 toneladas de desconsolidado de bobinas de acero.

INCREMENTO.

Ya a mediados de septiembre de este año, el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, informó que el movimiento de carga boliviana por el puerto peruano de Ilo, entre enero y agosto, llegó a las 101.000 toneladas.

En ese entonces, Blanco dijo que el país, a través de la ASP-B, empezó a dinamizar el uso del puerto de Ilo ya que se triplicó el movimiento de la carga nacional, de 35.000 toneladas en 2020 a 101.000 toneladas a agosto.

Hasta agosto, la carga suelta era la principal mercancía que se movió por ese atracadero, “es decir, carga que no está en contenedores y se trata de material de construcción”. “Estamos importando perfiles de acero, bobinas y otros materiales, también hemos hecho importaciones de carga de proyectos estatales”, indicó.

En el marco de la cuarta reunión del equipo binacional de Bolivia y Perú, realizada en la ciudad de La Paz, en septiembre, se acordó potenciar el puerto de Ilo para el movimiento de la carga del comercio exterior boliviano.

Para mejorar el trabajo en el puerto de Ilo, el Gobierno peruano, en coordinación con su par boliviano, le solicitó a la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) para que realice un estudio sobre las potencialidades, costos y beneficios del puerto de Ilo, con el objetivo de convertirlo en otra alternativa para el comercio exterior boliviano.

Una de las mejoras ya identificadas en el puerto de Ilo tiene que ver con la ampliación de un rompeolas. No obstante, será el estudio que determine las necesidades en ese atracadero.

INVERSIÓN.

El viceministro Blanco dijo en esa oportunidad que el Gobierno peruano ya invirtió al menos $us 10 millones para la rehabilitación y mantenimiento de ese atracadero en el sur, además de la ampliación de almacenes para la carga, no solo boliviana, sino de otros usuarios.

También recordó que Perú realizará una inversión de unos $us 63 millones a partir de los primeros meses de 2023 con la finalidad de ampliar el muelle, que tiene 300 metros y se prevé alcanzar los 600 metros para que embarcaciones más grandes puedan atracar.

Además, se buscará no tener problemas con las marejadas, porque en Ilo se generan olas muy fuertes “y los barcos tienen que esperar para poder atracar”.

Entre los principales acuerdos está que la carga boliviana podrá permanecer en ese atracadero por 120 días sin ningún costo.

En marzo, el Viceministro de Comercio Exterior e Integración proyectó que hasta fines de este año Bolivia moverá más de 200.000 toneladas de carga por el puerto de Ilo, tras los acuerdos binacionales entre ambos países.

Un buque con carga boliviana.
Un buque con carga boliviana. Foto. asp-b

El martes llegan otras 11.492 t de carga

Para este martes, la Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B) tiene previsto el arribo de una embarcación al puerto peruano de Ilo con aproximadamente 11.492 toneladas de carga boliviana de importación.

Desde la ASP-B se informó que la carga que arribará consiste en bobinas y tubos de acero.

“Actualmente se tiene anunciada el arribo al Terminal Portuario de Ilo de la moto nave Biwa Arrow con ETA, seis de diciembre de 2022 aproximadamente, porteando 11.492,29 toneladas de carga fraccionada con tránsito a Bolivia”, informó la ASP-B.

El 23 de marzo de est año arribó al puerto de Ilo una de las mayores cantidades de carga boliviana a ese atracadero.

Según información de la ASPB, en ese entonces llegaron dos buques de grandes dimensiones que descargaron materiales e insumos para sus consignatarios en territorio boliviano.

El total alcanzó a las 20.875 toneladas. La primera embarcación era Sharp Island que transportó 12.453 toneladas de carga como estructuras metálicas, bobinas, planchas y tubos de acero, para 33 diferentes consignatarios bolivianos.

La segunda nave era la Noble Island, que transportó 8.422 toneladas de carga consistente en planchas y bobinas de acero para 14 consignatarios.

En abril de 2018, a partir de la política de diversificación portuaria impulsada desde el Estado, la ASP-B comenzó a mover carga boliviana por Ilo. El puerto peruano se constituye en una nueva opción para el tránsito de mercancías hacia el país. Ese año se trasladó 21.915 toneladas de carga.

Carga boliviana en el puerto de Matarani.
Carga boliviana en el puerto de Matarani.Foto. LA RAZÓN ARCHIVO

Matarani supera las 144.000 t de carga movilizada

El movimiento de carga boliviana por puertos peruanos va en ascenso y muestra cifras históricas, con el objetivo de diversificar el comercio exterior boliviano y no depender solo de los puertos chilenos.

Otro puerto peruano que utiliza Bolivia para su comercio exterior es el de Matarani, por donde, entre enero y octubre de este año, se alcanzó a mover 144.037,21 toneladas (t).

Esa cantidad de toneladas movilizadas representó $us 2,3 millones como ingresos económicos para la estatal ASP-B.

Las 144.037,21 toneladas movidas representa un incremento del 120% con relación a lo movilizado en 2021 a igual periodo cuando se movió 65.402,85 t que generó ingresos por $us 797.898,26.

Con relación a 2020, se registró un crecimiento de 9.792%. Ese año solo se movió 1.456 t de carga boliviana por Matarani, representando $us 18.319, según los datos de la Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B).

Hace dos semanas, el gerente ejecutivo de la ASP-B, Dante Justiniano, atribuyó el crecimiento en el movimiento de carga por Matarani a la reactivación económica boliviana, a las facilidades que se ofrecen a los operadores de comercio exterior boliviano, a las rebajas de tarifas, al incremento de la demanda interna y a la efectiva gestión logística de recepción y despacho de carga de la estatal portuaria.

“Producto de las gestiones realizadas por la Administración de Servicios Portuarios Bolivia para el movimiento de carga por Matarani, este año se tiene un incremento récord que nos muestra que cerraremos esta gestión con cifras hi stóricas”, aseguró Justiniano en esa oportunidad.

En septiembre, la portuaria estatal consiguió, por primera vez, una rebaja de $us 10 a $us 3,45 por tonelada en “carga fraccionada hierro” en el puerto de Matarani, lo que representa una disminución del 65,5% en el coste.

Según información de la ASP-B, Bolivia comenzó a realizar las primeras operaciones en 2018, año cuando los consignatarios pagaban $us 10 por tonelada por el servicio.

Comparte y opina:

Últimas Noticias