Economía

lunes 9 may 2022 | Actualizado a 22:54

El ranking de las empresas más grandes de Bolivia 2020 hará una radiografía de 400 firmas

“El año pasado hemos presentado 50.000 datos, 300 empresas más grandes de Bolivia y reitero, este año van a ser 400 empresas y cerca de 60.000 datos”, afirmó Hugo Siles, autor del estudio.

/ 21 de octubre de 2020 / 17:29

El próximo 29 de noviembre será presentado el nuevo ranking de las empresas más grandes de Bolivia, que para este 2020 englobará a las 400 firmas más influyentes de Bolivia. Son 100 firmas más que en la versión de 2019, anunció este miércoles el economista Hugo Siles, autor del estudio que se viene realizando desde hace 25 años.

Siles expuso las bondades de su estudio en el programa Piedra, Papel y Tinta, de La Razón y Extra, que fue conducido por la directora de ambos medios, Claudia Benavente, y la periodista Liliana Aguirre.

“El año pasado hemos presentado 50.000 datos, 300 empresas más grandes de Bolivia y reitero, este año van a ser 400 empresas y cerca de 60.000 datos”, anunció.

Señaló que la importancia del documento radica en que proporciona datos sobre el nivel de ventas y utilidades de la competencia, además de “activo, tu pasivo, tu rentabilidad y tu solvencia como empresa”.

El economista Hugo Siles con la periodista Liliana Aguirre y la directora de La Razón y Extra Claudia Benavente.

“Este es un mapa empresarial, el más completo que hay en Bolivia para hacer negocios. Este documento lo ven inversionistas extranjeros, inversionistas locales, estudiosos de la economía, pero también sirve para hacer política pública porque a partir de este documento tú puedes orientar tus políticas tributarias, inclusive tus políticas de financiamiento, de gasto”, sostuvo.

De acuerdo al ranking publicado en 2019, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se constituye en la empresa más grande del país, seguida de YPFB Refinación y la empresa minera San Cristóbal.

Según detalló Siles, las 300 empresas más grandes de Bolivia facturan el 80% del nivel de ventas en el país; y solo YPFB genera el 20% de la riqueza nacional.

El ranking presenta información financiera sobre ventas, utilidades, patrimonio, activos, rentabilidad, productividad y apalancamiento. La versión 2020 del documento se comercializará con las ediciones del periódico La Razón, como se viene haciendo desde 2018.

(21/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

ASFI alerta que Grupo Akros 7 no tienen autorización y advierte sobre riesgo de estafa

ASFI recomendó acudir únicamente a entidades financieras sujetas a regulación y supervisión

/ 9 de mayo de 2022 / 22:26

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) informó este lunes que las empresas Grupo Akros 7 SRL y otras similares no están bajo el ámbito de regulación y supervisión financiera, por lo que advirtió de riesgo de estafas.

El ente regulador alertó a la ciudadanía no dejarse sorprender por anuncios y negocios mercantiles “que brindan información falsa y ofrecen condiciones financieras, aparentemente, favorables, puesto que, al estar operando al margen de la regulación y supervisión de esta entidad, podrían ser objeto de engaño y ser víctimas de estafa”.

Recomendó tener el cuidado de acudir únicamente a entidades financieras sujetas a regulación, sobre las que ASFI ejerce un control y supervisión permanente.

ASFI informó que la lista de entidades autorizadas se encuentra publicada en la página web www.asfi.gob.bo., o efectuar consultas al respecto, en la línea gratuita de ASFI 800 103 103.

Comparte y opina:

Franklin Molina: Bolivia ingresa a la carrera mundial de producción industrial de litio

Meta: 40.000 toneladas anuales hasta 2025.

Por Pablo Deheza

/ 9 de mayo de 2022 / 18:17

ENTREVISTA

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Franklin Molina, concedió una entrevista exclusiva para conversar sobre el litio en Bolivia. Destacó que a inicios de 2023 el país tendrá en marcha una planta de carbonato de litio con una capacidad de 15.000 toneladas anuales y que se espera llegar a producir 40.000 antes de 2025. Este año se invertirá Bs 1.053 millones. El cloruro de potasio se industrializará como fertilizante.

—Conozcamos su perfil.

—Soy formado en economía en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno. He tenido cursos de posgrado en Gestión Pública y también en Administración Financiera. Me he desenvuelto durante aproximadamente 15 años en el sector energético, trabajando en distintas áreas. En su momento trabajé en la refundación de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE); entre 2006 y 2007 desarrollamos una propuesta para ENDE. Luego de eso me desempeñé en distintos cargos. Fui viceministro de Desarrollo Energético hasta febrero de 2015. Posteriormente, trabajé en proyectos energéticos como consultor, también como docente universitario. A partir de noviembre de 2020 me tocó asumir la función de ministro.

—Dirigir el Ministerio de Hidrocarburos y Energías, uno de los más importantes del Gobierno, ¿cómo ha cambiado su vida?

—Bastante. Es una dinámica muy complicada porque son varios subsectores que hay que atender. No solamente es hidrocarburos, sino también el sector eléctrico y además estamos viendo el tema de litio, el tema nuclear y lógicamente hay que tratar de reactivar proyectos que nos dejaron en noviembre de 2019. Ha sido complejo, hemos tenido una dinámica bastante particular en cada uno de los subsectores, primero garantizando el abastecimiento energético y luego reactivando cada uno de los proyectos con cada una de sus particularidades. Está el compromiso con el país, con nuestro gobierno y el presidente Luis Arce. Es una importante oportunidad que tengo para trabajar por el país, por este sector, tan intensivo en cuanto a tecnología, capital y del que lógicamente dependen varios otros proyectos, tanto industriales como de transformación de la matriz energética.

—¿Cómo ve el contexto inmediato para el actual Gobierno?

—Es una situación muy sui géneris en el país, muy distinta a lo que fue la gestión anterior, me refiero al gobierno de Evo Morales, y en un contexto también complejo, saliendo de una crisis política, un gobierno de facto y encima la situación de la pandemia. Peor aún, con la guerra en Ucrania, que está golpeando a todo el mundo.

—En ese contexto, ¿cuál es la situación actual de la producción de litio en Bolivia?

—En el país tenemos una planta piloto de carbono de litio y tenemos una planta industrial de cloruro de potasio; es una planta pequeña en este momento, con 1.000 toneladas anuales de capacidad. Actualmente, con Yacimientos de Litio de Bolivia (YLB), estamos trabajando también en materiales catódicos y baterías de litio utilizando el producto de esta planta.

Foto. Ministerio de Hidrocarburos

—¿Cuánto se produjo en 2021 y qué se espera en 2022?

—En 2021 se produjeron aproximadamente 543 toneladas métricas de carbonato de litio, eso en función a que se reactivó la planta. Para este año estamos bordeando las 900 toneladas métricas. Un aspecto importante es que ya estamos proveyendo baterías automotrices, para la empresa boliviana Quantum. También estamos desarrollando una planta importante, con una capacidad de 15.000 toneladas métricas anuales de carbonato de litio. Tenemos también una planta de cloruro de potasio con una capacidad de 350.000 toneladas métricas anuales. Durante 2019 y 2020 todo esto estuvo paralizado, se afectaron piscinas de producción y se dejó de construir infraestructura. El cloruro de potasio es un producto muy importante, que se exporta y es utilizado como fertilizante.

—¿Cómo va la evolución de los precios?

—La situación del mercado en este momento, tanto de cloruro de potasio como de carbonato de litio, nos hace pensar que vamos a contar con buenos precios, por lo menos hasta 2024, según proyecciones de la Agencia Internacional de Energía. La demanda tendría un incremento casi del 500%, dada la necesidad y el requerimiento que tienen los países asiáticos, europeos y americanos.

—¿Cuáles son las principales inversiones que se tienen planificadas para 2022?

—Para cumplir con el plan de gobierno diseñado por el presidente Luis Arce, se tiene previsto para este año alrededor de 1.053 millones de bolivianos de inversión en distintos proyectos. Uno tiene que ver con las instalaciones de tratamiento de agua para la planta de carbonato de litio que tenemos en proceso de ejecución y que vamos a concluir durante esta gestión. Está previsto el proyecto de cuantificación del Salar de Coipasa, en Oruro. El objetivo es ir avanzando en la industrialización.

—¿Cuándo ingresa en funcionamiento la Planta de Carbonato de Litio y la inversión prevista?

—La Planta de Carbonato de Litio se va a concluir para finales de 2022 y operará a inicios de 2023, con una inversión de alrededor de 760 millones de bolivianos. Es una planta que estará en condiciones de producir industrialmente. Adicionalmente se lleva adelante un proceso de selección para la extracción directa de litio (EDL), donde hay ocho empresas. Una vez que se determine la viabilidad tecnológica, se establecerá un modelo de negocio para llevar adelante este proyecto. La meta es llegar a producir 40.000 toneladas antes de 2024. Este año ya estaríamos con una producción industrial de carbono de litio, lo cual nos pone en otro escenario. Esta planta de carbono de litio también requiere una planta adicional, que está en proceso de licitación, con una inversión de casi Bs 350 millones. Vemos que vamos a entrar con costos competitivos y posibilidades reales de entrar en un juego global. Es muy importante para nuestro país correr con los tiempos, que son estratégicos y decisivos para llevar adelante la industrialización del litio.

—¿A qué mercados se apunta con la producción de bicarbonato de litio y de cloruro de potasio?

—Los mercados para el bicarbonato de litio básicamente son los mercados asiáticos, europeos y Rusia. Hemos tenido adquisiciones en los últimos meses, tanto de China como de Rusia y otros mercados. Evidentemente en esto no se descarta a cualquier otro comprador de ultramar. En el caso del cloruro de potasio, que es ocupado como fertilizante, los principales mercados son Brasil y Chile. De hecho, hemos tenido conversaciones también con otros países vecinos que están interesados en adquirir este producto. Adicionalmente, estamos trabajando en una planta de NPK (fertilizantes producidos en base a nitrógeno, potasio y sodio), que es muy importante al usar la urea producida por YPFB y el potasio por YLB. Con estos materiales, más la roca fosfórica que se produce en Cochabamba, vamos a poder producir NPK suficiente para abastecer la demanda interna del país y luego exportar el excedente en una siguiente fase. Con esto estamos garantizando la provisión de fertilizantes en Bolivia, en un momento tan clave en el mundo. No olvidemos que Rusia es el principal productor de fertilizantes y, por efecto de la guerra con Ucrania, el requerimiento se ha disparado. Adicionalmente, debido a la pandemia, los países comenzaron a demandar estos productos como elemento central para su seguridad alimentaria.

—En el caso de la producción de fertilizantes, ¿ésta hará realidad la industrialización de los recursos evaporíticos en el país?

—Correcto, tomando en cuenta también al carbonato e hidróxido de litio, esa es la visión que ha definido nuestro presidente Luis Arce. En sí, todos los proyectos tienen que ver con la industrialización, con la sustitución de importaciones. En otro momento podemos abordar también la sustitución de combustibles, pero, en materia de litio, el objetivo no es solamente sustituir, sino generar toda una cadena de suministro que permita generar fuentes de empleo y desarrollar nuevas industrias.

—Respecto al carbonato de litio, ¿cómo se encarará la industrialización?

—A diferencia de Argentina y Chile, Bolivia ha definido e iniciado un proceso soberano, con recursos propios. Todo el macroproyecto de industrialización que se ha implementado en YLB se ha definido en tres fases: una primera de pilotaje, para la producción de recursos evaporíticos, material catódico y baterías. Una segunda fase de producción semiindustrial de recursos evaporíticos, tanto con la parte de procesamiento de cloruro de potasio y carbonato de litio, y una tercera fase que tiene que ver con la producción de materiales catódicos y llegar a producir baterías. Ese es el objetivo mayor que persigue nuestro país. Es un proceso bastante ambicioso llevado adelante por nuestro país. Reitero, antes de 2025 esperamos estar produciendo a una escala industrial que supere las 40.000 toneladas de carbono de litio al año.

—Para este proceso se requieren fuertes inversiones, ¿se tiene identificado posibles socios estratégicos para la industrialización del carbonato de litio?

—Las inversiones que se han realizado en materia de industrialización son bastante importantes. Como señalamos, casi $us 200 millones en la Planta de Cloruro de Potasio, en la de Carbonato de Sodio casi $us 110 millones. La inversión es fuerte. Solo para concluir toda esa fase de consolidación estamos hablando de Bs 1.050 millones en esta gestión 2022. En este momento tenemos desarrollado todo un proceso que existe también en países como Argentina y Chile, a partir de un proceso de evaporación mediante piscinas. Sin embargo, esos son procesos un poco lentos que, con el tiempo y el desarrollo tecnológico, se busca mejorar. Por esto estamos trabajando en la EDL, con ocho empresas de distinto origen: chino, ruso, americano y argentino. El objetivo es poder avanzar en este tipo de tecnologías, porque nos va a ayudar a disminuir los tiempos, los costos y además es más amigable con el medioambiente porque al obtener la materia de manera directa se consume menos agua. Todo este proceso, sumado a una optimización, nos ayudaría a llegar en una coyuntura bastante apropiada con una producción ya en escala industrial, para cumplir las metas de nuestro plan.

—Días atrás se conoció el interés de países como México y Argentina para conformar alguna forma alianza estratégica con relación al litio. ¿Cuál es la situación de esto?

—Hemos iniciado algunas conversaciones y lógicamente que el intercambio entre países para nosotros es importante. Hemos tenido hace unas semanas un foro con los ministros de Argentina, Chile, México y Bolivia, donde se ha acordado una reunión del más alto nivel a realizarse durante este año con el objetivo de poder avanzar en materia de cooperación y de intercambio tecnológico. Esto es muy importante porque, evidentemente, no es lo mismo avanzar de manera individual que en el marco de un proceso colectivo que sin duda nos puede generar una sinergia bastante positiva. .

—Muchas gracias, ministro

—Que nos vaya bien a todos, gracias.

Comparte y opina:

Socialización en Potosí nueva reglamentación para créditos a cooperativistas mineros

En las intervenciones que tuvieron los cooperativistas, calificaron de positivos los cambios y adecuaciones que se realizaron en la reglamentación

Socialización en Potosí

/ 9 de mayo de 2022 / 17:44

La socialización del Reglamento Operativo para Préstamos (ROP) llegó hasta cooperativistas del departamento de Potosí, para facilitar el acceso al crédito y coadyuvar a la reactivación del sector cooperativo minero.

“Con el objetivo de informar sobre las nuevas modalidades, plazos y requisitos para la obtención de préstamos, el Fondo de Financiamiento para la Minería (FOFIM) realizó la socialización del nuevo Reglamento Operativo para Préstamos (ROP). Asistieron cooperativas mineras del Departamento de Potosí, a la cabeza de su ente organizacional la Federación Departamental de Cooperativas Mineras FEDECOMIN POTOSI R.L”, se informó esta jornada.

En las intervenciones que tuvieron los cooperativistas, calificaron de positivos los cambios y adecuaciones que se realizaron en la reglamentación, porque facilitarán el acceso a estos préstamos que el Gobierno pone a disposición para coadyuvar la reactivación económica del sector cooperativo minero.

“Es una medida muy buena este nuevo reglamento, nos favorece al sector minero, y en lo que conlleva los requisitos están más accesibles, porque son las cooperativas medianas y pequeñas las que necesitamos más”, explicó el vicepresidente de la Cooperativa Minera San Juan Limitada, Celestino Ricaldi Ramos.

A su turno, el presidente de la Federación Departamental de Cooperativas Mineras FEDECOMIN POTOSI R.L., Oscar Astoraique, agradeció la presencia de los personeros del FOFIM en el taller, donde estuvieron acompañados por representantes de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia FENCOMIN R.L.

“Agradecemos la presencia de FOFIM y directivos de FENCOMIN, ahora ya conocemos la nueva reglamentación y me parece que favorece al sector minero cooperativizado que sí necesita de estos apoyos para reactivar la economía”, insistió.

Comparte y opina:

Dueños de ‘chutos’ piden nueva audiencia con presidentes de la Asamblea para legalización

Un dirigente lamentó que la falta de atención a sus demandas por parte de las autoridades originó que las bases de su sector definieran el inició de bloqueos de caminos a nivel nacional a partir del lunes 16.

/ 9 de mayo de 2022 / 11:43

El representante de propietarios de vehículos indocumentados, denominados “chutos”, Rubén Ferrufino, presentó la mañana de este lunes una nueva solicitud para reunirse con los presidentes de la Cámara Senadores y de Diputados, Andrónico Rodríguez y Freddy Mamani, respectivamente, para tratar el proyecto de ley que busca la legalización de sus motorizados.

“En este momento estamos haciendo entrega otra vez de una solicitud para una reunión, tanto al compañero Andrónico (Rodríguez) y al compañero Freddy Mamani, que son presidentes de la Cámara de Senadores y Diputados. Y exponiendo otra vez nuestro proyecto de ley de nuestros vehículos indocumentados”, indicó Ferrufino al momento de entregar la carta en la Asamblea Legislativa.

Hace una semana, Rodríguez aseguró que no está en planes tratar en la Asamblea una posible nacionalización de chutos, como exige un grupo de propietarios, pero resaltó que el tema cobra relevancia porque no pagan impuestos, pese a que usan las carreteras y consumen el combustible subvencionado.

Ferrufino lamentó que la falta de atención a sus demandas por parte de las autoridades originó que las bases de su sector definieran el inició de bloqueos de caminos a nivel nacional a partir del lunes 16. “No queremos llegar a los bloqueos, pero lamentablemente la base ya nos está rebasando, este 16 de mayo la base quiere salir a los bloqueos porque lamentablemente hasta hoy no tenemos una respuesta oficial del Gobierno hacia nuestro sector”.

Respecto a los últimos hechos por los robos de vehículos, Ferrufino señaló que los dueños de vehículos indocumentados están abiertos a ser investigados y en caso de encontrar un motorizado que sea robado o que tenga placas clonadas, sus propietarios deberán ser procesados. 

“Nuestra organización es exclusivamente de propietarios de vehículos indocumentados, estamos dispuestos a que nos investiguen y si encuentran a algún compañero que tenga un auto reportado de robo o que esté con placas clonadas, lamentablemente ese compañero será puesto ante la Justicia y los fiscales y jueces harán su respectivo trabajo”.

Según la dirigencia de los propietarios de vehículos indocumentados, serían unos 200.000 motorizados que pretenden ser legalizados, y muchos de estos ya circulan en el país. 

En tanto, ese criterio fue refutado por la dirigencia del transporte libre, que remarcó que la intención de los dueños de coches indocumentados es legalizar 500.000 coches, lo que afectaría al parque automotor.

Comparte y opina:

Aduana de Bolivia pide a Chile corresponsabilidad en la lucha contra el contrabando

La directora Karina Serrudo dijo que en algunas poblaciones del norte Chile, donde no superan el millar de habitantes, la Zofri destina cantidades de mercancías para que almacenen y, posteriormente, “con el apoyo de los carabineros de Chile”, ingresen de manera ilegal a Bolivia.

Operativos de funcionarios aduaneros. Foto: Aduana Nacional

/ 8 de mayo de 2022 / 12:48

La presidenta de la Aduana Nacional, Karina Serrudo, pidió a las autoridades de Chile corresponsabilidad en la lucha contra el contrabando ya que algunas instancias de ese país son permisibles al ingreso de mercancías ilícitas a territorio boliviano.

“Lamentablemente nosotros vemos una ausencia del país de parte del país de Chile en las fronteras, no hay una corresponsabilidad, pero el fenómeno que tenemos en Bolivia es que Chile tiene una Zona Franca (de Iquique), Zofri, en Iquique, a esta zona franca, donde ingresa cantidad de mercancía a través de los puertos, arriban en el año más de 3.500 millones de dólares en mercancía”, dijo Serrudo en entrevista con el canal estatal.

La autoridad aduanera dijo que en algunas poblaciones del norte Chile, donde no superan el millar de habitantes, la Zofri destina cantidades de mercancías para que almacenen y posteriormente, “con el apoyo de los carabineros de Chile”, ingresen de manera ilegal a Bolivia.

“Si no hay una corresponsabilidad de Chile de que ellos controlen su frontera, para nosotros controlar toda esa mercancía que viene de zona franca es un trabajo impresionante que tenemos que hacer”, añadió la funcionaria.

El pasado fin de semana, a través de un reportaje de un canal televisivo de Chile, se conoció que en Bolivia se comercializan vehículos robados donde estarían implicados altos jefes policiales del país.

Serrudo dijo que entre el 1 de enero y el 6 de mayo de este año, la Aduana comisó más de 1.000 vehículos indocumentados.

Comparte y opina:

Últimas Noticias