Economía

Sunday 21 Apr 2024 | Actualizado a 16:38 PM

Sergio Cusicanqui : ‘Apuntalamos la industrialización y una nueva economía de base ancha’

El ministro de Planificación hace un repaso de los tres años del gobierno de Luis Arce.

Por Antonio Dalence

/ 12 de noviembre de 2023 / 07:13

Una economía en franca caída en 2020, medidas urgentes para frenar la pandemia, acciones oportunas y certeras para recuperar a los sectores económicos y luego una estrategia para apuntalar la industrialización y nueva economía de base ancha para el país. Así, y entre otras cosas, pasaron los tres primeros años de gestión del presidente Luis Arce, que repasamos ahora junto al ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui.

—En qué estado encontraron la economía del país hace tres años, en 2020?

Es importante hablar de cómo asumimos el Gobierno Nacional en noviembre de 2020. Encontramos al país con una profunda crisis económica reflejada en la caída del Producto Interno Bruto del más de 9%, que no veíamos desde la década de 50, además se registraron altos niveles de desocupación sobrepasando el 11%.

La inversión pública fue paralizada, reduciendo su ejecución en más del 60%; repercutiendo de forma negativa en diversos sectores que dependen de estos recursos.

En ese contexto, iniciamos el proceso de recontrucción de la economia nacional, reinstauramos el Modelo Económico Social Comunitario Productivo, implentando una serie de medidas tando por el lado de la oferta, como por el lado de la demanda. En 2021 hemos logrado un crecimiento del 6,1%, en la gestion 2022 de 3,5%, en promedio en las dos gestiones logramos un crecimiento del 4,8%. Este año mantenemos el crecimiento económico con un 2,21% en el primer semestre del año.

—Cuáles son las primeras medidas que se aplicaron y que hoy están dando resultados positivos para la economía?

Desde que asumimos el Gobierno Nacional en noviembre del 2020 nos avocamos a reconstruir la economía del país, reinstaurando el Modelo Económico Social Comunitario Productivo, a través del cual se implementaron medidas de política económica y social, para revertir la crisis que vivía el país.

Como acción fundamental se trabajó en controlar la pandemia, a través de la estrategia integral de lucha contra la pandemia que entre sus pilares establecía la urgente aplicación de pruebas masivas, así como la vacunación; el resultado fue evidente con más de 6,3 millones de pruebas distribuidas gratuitamente y la aplicación de 16 millones de dosis de la vacuna.

A la par, se aplicaron medidas de política económica por el lado de la oferta y la demanda.

Por el lado de la oferta, se establecieron medidas como el refinanciamiento de créditos, el restablecimiento de los límites de cartera productiva y Vivienda de Interés Social, en línea con la política de Industrialización con Sustitución de Importaciones, se implementó el crédito Si Bolivia, la implementación de la aplicación móvil “Consume lo nuestro”, se creó el Fondo de Crédito de Apoyo a Microempresas – Focremi, el Fondo de Crédito de Apoyo a la Juventud – Focrea, el Fondo de Garantía para Créditos para el Sector Gremial y también el Programa “Mujer BDP”.

Por el lado de la demanda, se revirtió la paralización de obras y se establecieron medidas para fortalecer y reencausar la inversión pública como el Fondo Concursable de Inversión Pública Productiva – Focipp, el Fideicomiso de Apoyo a la Reactivación de la Inversión Pública – FARIP- y el Programa Nacional de Emergencia para la Generación de Empleo BOL–34; desde noviembre de 2020 hasta la fecha el Estado ha invertido en el país más de $us 7.550 millones.

También puede leer: La industrialización es el salto cualitativo para mejorar la producción y la economía

A la par, se otorgó el Bono Contra el Hambre, se efectuó la devolución de aportes a las AFP; se estableció el Régimen de Reintegro en Efectivo del Impuesto al Valor Agregado, se incrementó el Salario Mínimo Nacional por dos gestiones consecutivas en 2022 y 2023 en 4% y 5%, respectivamente.

Todas estas medidas ya están beneficiando a miles de familias y productores alrededor del país y han permitido dinamizar la economía de las familias bolivianas.

—Cómo influyen todavía los efectos de la pandemia y las guerras que hay en el mundo en los planes del Gobierno?

El escenario es complejo, porque cuando todos los países nos estabamos recuperando de los efectos de la pandemia en temas económicos y sanitarios, comienzan los conflictos bélicos entre Rusia y Ucrania y ahora en las últimas semanas entre Palestina e Israel, generando fuertes presiones inflacionarias principalmente en las materias primas y de energía.

Y en ese contexto internacional adeverso, los países de la región ya registran tasas de crecimiento negativas pero Bolivia mantiene su crecimiento económico, la estabilidad de precios con crecimiento económico y con recuperación de los niveles de desocupación que es reconocido también por organismos internacionales.

—Cómo está respondiendo el modelo en estos momentos de crisis mundial?

Bajo el escenario internacional adverso el Modelo Económico Social Comunitario Productivo se caracteriza por mantener un ritmo sostenido de crecimiento económico, así como estabilidad de precios.

En promedio entre 2021 y 2022, el crecimiento económico alcanzó a 4,8% y hasta el segundo trimestre de la presente gestión se registró un 2,2%. Asimismo, la inflación se mantuvo controlada en el nivel más bajo de la región y al mes de octubre alcanzó a 1,48%.

El esfuerzo de Gobierno Nacional en mantener niveles sostenidos de crecimiento con estabilidad permitió también alcanzar un nivel de desocupación bajo que al mes de agosto se posicionó en 3,76%.

En este sentido, el Modelo Económico está dando resultados importantes para la población frente a un contexto internacional totalmente adverso.

—En que porcentaje de avance cree que esta el programa de industrialización con sustitución de importaciones y cuáles serían las explicaciones?

Como principal estrategia del Gobierno Nacional se encuentra la Industrialización con Sustitución de Importaciones, a la fecha se vienen implementando más de 150 plantas industriales con el objetivo de aprovechar y fortalecer las capacidades y potencialidades productivas de cada una de las regiones que tiene el país.

Estamos avanzando en el proceso de industrialización del país, por ejemplo el mes de septiembre el presidente Luis Arce, entregó la Planta Industrializadora NPK en Cochabamba, hace un par de días entregó la Planta de Cemento en Potosí, estamos avanzando en la Planta del Mutún en el obra icónica en el departamento de Santa Cruz, que ya cuenta con los equipos más importantes, la Planta Biodiesel que nos permitirá producir combustible más limpio, la Planta Procesadora de la hoja sagrada Kokabol en el departamento de Cochabamba. Son resultados objetivos que nos permiten avanzar con la sustitución de importaciones y la generación de empleos.

La diversidad de productos a los que se enfocan las plantas industriales genera que este sea un proceso heterogéneo y de gran reto en su implementación, sumado al contexto internacional adverso; no obstante, se espera que entre el cierre de la presente gestión y la gestión 2024 ya se vayan concretando la construcción de las plantas.

El objetivo es apuntalar los cimientos para una nueva era en el país, la era de industrialización con una economía de base ancha, diversificada que no dependa solamente de un sector económico, sino que se enriquezca con la diversidad de suelos, rubros y productos que tiene el país.

—Cómo cree que terminaremos el año 2023 en cuanto a crecimiento, exportaciones y otras cifras macro?

Las expectativas son bastante altas, el mundo está cambiando radicalmente. Se espera que hasta el final del año Bolivia se posicione entre los tres primeros sitiales de crecimiento económico de la región, buscamos mantener el indicador de inflación más bajo de América del Sur y del mundo; y continuar en la senda de generación de empleo en beneficio de la población; que hasta el segundo trimestre de 2023 nos permitió ostentar la tasa de desocupación más baja de América del Sur.

Perfil

Nombre: Sergio Cusicanqui Profesión: Licenciado en Economía y Magister en Economía Corporativa.

Experiencia Nació en La Paz. Estudio en la UMSA, tiene más de 15 años de experiencia en la administración pública en varios cargos antes de ser ministro.

Comparte y opina:

Bolivia es el país con más trabajadores mayores de 65 años

En Bolivia la mayoría de las personas mayores de 65 años sigue trabajando porque la jubilación es baja o porque viene del mercado informal y no tiene este beneficio.

Salud y Educación concentran la mayor cantidad de adultos.

/ 21 de abril de 2024 / 06:56

Mientras en América Latina 30 de cada 100 trabajadores son mayores de 65 años, en Bolivia ese promedio pasa de 56, y es el país más complicado pues denota falencias en su sistema de jubilación y no se da lugar a un recambio en la fuerza laboral.

Según información de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 2022 la tasa de participación en el mercado laboral de esta población adulta fue de 28,7% en América Latina, mientras que en los países de altos ingresos o desarrollados fue de un 11,9%.

“En Latinoamérica hay casos extremos, como Bolivia, donde la participación laboral de los adultos mayores es del 56,5%, mientras que, en Perú, llega al 48,5%”, señalan los datos de la OIT recopilados por Bloomberg.

Mientras en los países desarrollados llegar a la edad adulta es sinónimo de descanso después de una larga vida productiva y se accede a una pensión, en América Latina los mayores de 65 no tienen ese mismo destino, o si lo tienen no lo toman pues lo consideran insuficiente y lo rechazan.

Esto explica, según la OIT, que en los últimos 30 años la tasa de participación laboral de las personas mayores de 65 años se mantuvo cercana al 30% y porque en Bolivia pasa del 55% y en Perú esta cerca del 50%.

En la región el 34,5% de los mayores de 65 años no tiene ningún tipo de ingreso laboral ni pensiones, de acuerdo con la OIT, a esto se le denomina “deterioro de la cobertura de protección social en la vejez”. En Latinoamérica, un 46,8% de los mayores de 65 años recibe solo una pensión, un 5,1% recibe ingreso laboral y pensión, mientras que 13,6% reporta solo ingreso laboral. Otros países con altas tasas de participación laboral de los mayores de 65 años son Ecuador (38,1%), seguido por Guatemala (36,3%) y Paraguay (35,4%), donde superan el 30%, cuando el promedio en Latinoamérica es de 28,7%.

BOLIVIA.

En Bolivia son varios los estudios que explican porque hay una gran cantidad de personas mayores de 65 años que deciden seguir trabajando. Uno de los primeros aspectos es el fenómeno de la informalidad laboral, donde están inmersos más del 70% de los bolivianos en edad de trabajar.

Es decir, este grupo no tiene seguros, menos tendrá una jubilación y por eso siguen tranbajando. Otro de los factores es que el Estado es tradicionalmente uno de los mayores empleadores en el sistema formal. Y son las entidades autárquicas, como las universidades, el sistema de salud (médicos) de educación (profesores), seguridad (militares y policías), y el sistema subnacional, como las alcaldías y gobernaciones, las que concentran trabajadores sin límites de edad. Se calcula que en Bolivia entre el 60% y el 70% de la formalidad la aporta el Estado y, por dentro, una gran cantidad de empleados pasan de los 65 años.

Reportes periodísticos sostienen que hay médicos que tienen más de 65 años, pero siguen en sus puestos; profesores de universidad o de colegio que todavía tienen su puesto laboral sin ningún tipo de control. Lo peor de todo es que este fenómeno viene acompañado de un sistema de jubilación poco atractivo, por tanto, la mayoría de estas personas deciden seguir en sus fuentes laborales y no se jubilan, porque las pensiones son muy bajas. Por eso, y otros factores más, hay tantos trabajadores mayores de 65 años.

En este contexto, el viceministro de Pensiones, Franz Apaza, informó que la cantidad de personas jubiladas creció de 30.000 a 220.000 por efecto de la Ley 065, promulgada en 2010, que impulsa un fondo solidario. “Ha crecido en seis veces la cantidad de jubilados en nuestro país”, dijo a La Razón.

Informó que, de los 220.000 jubilados, 17.800 siguen trabajando, es decir, un 8%. “Esas personas no van a perder sus fuentes laborales porque esta ley no establece como causal de despido la edad”.

Explicó también que hay 10.211 personas mayores de 65 años que todavía no se jubilaron, pese a taner todas las condiciones y requisitos para hacerlo.

Médicos marchan contra la ‘jubilación forzosa’.

DEBATE.

Con este panorama y con la presentación de un proyecto para hacer ajustes en la Ley de pensiones, en los últimos meses en Bolivia se abrió el debate sobre una ‘necesaria o forzosa’ jubilación a los 65 años.

En la propuesta del Gobierno, se sugiere aplicar evaluaciones psicológicas y físicas, entre otras, para determinar si estas personas pueden seguir trabajando o comienzan a jubilarse.

Actualmente, los bolivianos pueden jubilarse a partir de los 58 años, pero pocos asumen esta determinación por las bajas pensiones a las que acceden.

El viceministerio Apaza, aclaró que el Proyecto de Ley 035, de modificación a la Ley de Pensiones 065, no ordena en ninguna de sus líneas la “jubilación forzosa o jubilación a los 65 años de edad”.

Al contrario, dijo que lo que propone es mejorar las pensiones con incrementos de hasta 1.000 bolivianos y fortalecer el financiamiento del Fondo Solidario.

Pero la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmes) y el Magisterio Urbano rechazaron el proyecto de ley y realizaron movilizaciones en rechazo de una presunta “jubilación forzosa” y en demanda de una “jubilación del 100%”.

De hecho, en las últimas semadas frealizaron sendos paros de labores de 24 y 72 horas.

Apaza lamentó que “algunos dirigentes” hayan difundido información falsa sobre la modificación a la ley de pensiones.

Con este panorama Bolivia se encuentra frente a un gran problema, porque mientras más gente mayor de 65 años siga dentro del mercado laboral, menos chances habrá para incorporar a los jóvenes prefesionales del país que esperan una oportunidad.

Cinco días de paro de los médicos solo afectaron a la salud de la población.
Cinco días de paro de los médicos solo afectaron a la salud de la población.

Cada día mueren más de 7.100 trabajadores por enfermedades laborales

La salud y la vida de los trabajadores es una preocupación en todo el mundo. Datos de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) establecen que cada año cerca de tres millones de trabajadores mueren por accidentes y enfermedades relacionados con el trabajo. Es decir, unos 8.200 cada día.

La mayoría de estas muertes relacionadas con el trabajo, un total de 2,6 millones, se deben a enfermedades que aquejan al trabajador. Eso quiere decir que cada día mueren unos 7.123 trabajadores por males y una gran mayoría de los afectados son adultos mayores.

Otros más de 330.000 trabajadores pierden la vida en accidentes laborales cada año, esto quiere decir como 1.000 cada día.

Los datos de la OIT muestran que la mayor proporción de muertes actuales relacionadas con el trabajo (86 por ciento) son causadas por enfermedades.

Entre las principales causas de mortalidad entre los trabajadores están las enfermedades del corazón, cardíacas o circulatorias, con el 31 por ciento; después están los diversos tipos de cáncer relacionados con el trabajo, con 26 por ciento; y en tercer lugar están las enfermedades respiratorias, con 17 por ciento.

Si se trata de enfermedades o accidentes que no llegan a muerte, los datos muestran que cada año más de 374 millones de personas sufren lesiones o males a causa de hechos relacionados con el trabajo en el mundo.

Se estima que la pérdida de días de trabajo debido a causas relacionadas con enfermedades laborales representa casi cuatro por ciento del PIB mundial y, en algunos países llega incluso al seis por ciento, señala la OIT.

El reporte de la OIT añade también que son más los hombres que mueren por incidentes relacionados con el trabajo (51,4 por 100.000 adultos en edad laboral) y las mujeres menos (17,2 por 100.000 adultas en edad de trabajar). La región de Asia y el Pacífico registra la mayor mortalidad relacionada con el trabajo (63% del total mundial) debido al tamaño de su población trabajadora.

También puede leer: Diálogo entre trabajadores y la Alcaldía queda trabado; Arias advierte con más descuentos

Entre los sectores más peligrosos para el trabajo están la agricultura, la construcción, la silvicultura, la pesca y la industria manufacturera, con 200.000 accidentes mortales al año, lo que representa el 63%.

Para impulsar los esfuerzos mundiales destinados a garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable, la OIT sostiene un plan denominado Estrategia Mundial de Seguridad y Salud en el Trabajo para 2024-2030. El objetivo es dar prioridad al bienestar de los trabajadores en consonancia con la dedicación de la OIT a la justicia social y la promoción del trabajo decente en todo el mundo.

La estrategia anima a los miembros de la OIT a actuar sobre tres pilares: Primero, mejorar los marcos nacionales de seguridad y salud en el trabajo mediante una mayor gobernanza, la promoción de datos fiables y el desarrollo de competencias.

En segundo lugar, reforzar la coordinación, las asociaciones y la inversión en seguridad laboral a escala nacional y mundial y, en tercer lugar, mejorar los sistemas de gestión en el lugar del trabajo mediante la promoción de los principios OIT-OSH 2001, el desarrollo de orientaciones que transformen la perspectiva de género y su adaptación a los peligros, riesgos, sectores y ocupaciones específicos de cada trabajo.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Bolivia dijo presente en la versión 17 del evento ‘Descorchados 2024’

La calidad del vino boliviano destacó de la mano de la bodega Campos de Solana

/ 20 de abril de 2024 / 16:14

Un total de 52 bodegas de la región se reunieron en Brasil en ‘Descorchados 2024’, un evento permite catar más de 2.000 variedades de vinos, pero también comprende un profundo trabajo de difusión que pretende abarcar la actividad vitivinícola de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Perú y Uruguay.

Campos de Solana, reconocida bodega boliviana, brilló en ‘Descorchados 2024’, la feria de vinos más grande de Sudamérica. Como único representante de Bolivia, esta bodega cautivó a los paladares más exigentes con sus innovadores vinos durante los eventos celebrados en São Paulo y Río de Janeiro, Brasil.

Esta participación no solo resalta la calidad del vino producido en Bolivia, sino también la innovación y desarrollo que impulsan a esta galardonada bodega, señala una nota institucional de esta bodega.

Revise: Bodegas de vino celebran el mes de la uva Tannat

Descorchados 2024

Mauricio Kolle, Brand Manager Campos de Solana, comentó que este evento realizado en Brasil brinda una oportunidad para mostrar al mundo la calidad del vino que se produce en Bolivia. También exponer la Innovación & Desarrollo que impulsa la bodega más premiada del país, ante los ojos del mundo, añade la nota.

Además, es una excelente oportunidad para que destacados productores y enólogos compartan su experiencia y conocimientos con otras bodegas.

“La presencia de Campos de Solana en Descorchados 2024, es muy importante para la industria vitivinícola de Bolivia. Estas oportunidades prometen abrir nuevas puertas en el mercado internacional. Además, estamos muy contentos de participar en este relevante encuentro que reúne a los mejores enólogos, bodegas y etiquetas de la región”, explica el ejecutivo.

Las distintas variedades presentadas por Campos de Solana, como TRI Tinto, TRI Blanco, Único. Así como Esther Ortiz y Marselan, demostraron la diversidad y excelencia de la producción vinícola boliviana, señala la nota.

(20/04/2024)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Bodegas de vino celebran el mes de la uva Tannat

Campos de Solana tiene en su portafolio a Único, un vino que es producido a partir de la cepa Tannat, que destaca por sus galardones internacionales

/ 20 de abril de 2024 / 15:53

Los viticultores de Bolivia celebran el mes de la uva tinta Tannat, mundialmente conocida por su origen francés y brinda vinos con una acidez elevada y un tanino extremadamente marcado (al que debe su nombre).

En la actualidad, esta una de las cepas más importantes de Uruguay, Argentina, Perú, Bolivia, Brasil y Australia.

En el país, la bodega Campos de Solana exalta al Tannat a través del vino Único, que genera una gran sensación en boca, taninos dulces con aromas a mucha fruta negra como moras, arándanos y grosellas, señala una nota de esta bodega.

Ninguna otra cepa se beneficia más de la “Gran Altura” como el Tannat, resultando en frescura, intensidad de fruta y complejidad herbal, añade.

“Único es un vino que ha sido reconocido internacionalmente por su calidad excepcional. Esta etiqueta refleja la pasión. También el espíritu innovador de Campos de Solana por ofrecer una experiencia única a los amantes del vino”, dijo Mauricio Kolle, Brand Manager de la bodega, citado en la nota de prensa.

Lea: Mi Chola: arte, sabor y cultura

Uva Tannat

Único de Campos de Solana es un vino que fue consistentemente premiado y elogiado en el escenario internacional. Con Medallas de Oro en 2019, Viniales Internationales y Mondial des Vins Extremes-Italia. En 2016 con una puntuación de 95 puntos en los Decanter World Wine Awards, este vino ha sido reconocido como el “Mejor vino tinto de Centro y Sur América”. En 2023, obtuvo una calificación de 90 puntos por la prestigiosa revista norteamericana Wine Enthusiast, consolidando su posición como un vino de referencia.

La Tannat, se beneficia de las condiciones únicas de Tarija, donde la altitud y la proximidad al sol permiten una maduración perfecta de la uva. La intensidad de los rayos UV y un cielo mayormente despejado contribuyen a una fotosíntesis vigorosa. Lo que se traduce en una energía abundante para la planta y un azúcar que se convierte en un alcohol de calidad. Esta altura es clave para desarrollar aromas agradables y otorgar al vino colores intensos y vivos, cita la nota.

(20/04/2024)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Las elecciones judiciales avanzan con 405 postulantes en carrera

La Asamblea Legislativa publicó la lista este domingo. Ahora vienen la calificación de méritos y el examen oral

Por Antonio Dalence

/ 7 de abril de 2024 / 16:35

En medio de las peleas y pugnas por los ‘autoprorrogados’ y los créditos externos, las elecciones judiciales se abren camino y avanzan, ahora con la publicación de los 405 postulantes que pasan a la etapa de evaluación de méritos y examen oral.

La Asamblea Legislativa Plurinacional publicó la lista de los postulantes que pasaron la etapa de impugnaciones y que ahora irán en busca de un puesto en el Tribunal Constitucional Plurinacional, Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Agroambiental y el Consejo de la Magistratura.

Para el Consejo de la Magistratura están habilitados 84 candidatos, al Tribunal Agroambiental 40 y al Tribunal Constitucional Plurinacional 93. Por La Paz van 28 postulantes, Tarija 9, Pando 5, Beni 7, Santa Cruz 5, Cochabamba 3, Potosí 5, Oruro 13 y Sucre 18.

Mientras al Tribunal Supremo de Justicia continúan en carrera 188, de los que por La Paz están 26, Chuquisaca 27, Beni 21, Cochabamba 16, Tarija 13, Potosí 27, Oruro 22, Santa Cruz 27 y Pando 9.

Consulte también: La Asamblea publicará el domingo la lista para la fase de revisión de méritos para las judiciales

Elecciones judiciales

Si todo sigue un curso normal, este 10 de abril empieza la fase de evaluaciones a los candidatos habilitados. Quienes logren una nota igual o mayor a 130 puntos sobre 200 pasarán a la etapa final de preselección. Que estará en manos del pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Ahora los postulantes competirán por 200 puntos, 100 puntos es para la experiencia profesional, formación académica y producción intelectual, mientras los restantes 100 están asignados a los exámenes con preguntas escritas y respuestas orales.

La convocatoria señala que en la evaluación de la experiencia profesional se disputan 50 puntos. La cátedra universitaria tiene un valor de 5 puntos, el ejercicio profesional 25 (de ocho a quince años 20 puntos y más de quince años 25 puntos).

La función judicial y/o Ministerio Público 18 puntos; la experiencia comprobada como Autoridad Indígena Originario Campesino tiene un valor de dos puntos para el Tribunal Constitucional Plurinacional, Tribunal Supremo de Justicia y el Tribunal Agroambiental.

La evaluación de la formación académica, donde se consideran los doctorados, maestrías. También especialidades y diplomados, es sobre 45 puntos, y la producción intelectual vale 10 puntos.

En el examen de preguntas escritas y respuestas orales se disputan 100 puntos. Las universidades participan en la elaboración de las preguntas.

(07/04/2024)

Comparte y opina:

La producción agrícola es otro pilar para sostener una baja inflación

El Gobierno apunta a mejorar la producción del agro para mantener la estabilidad de precios en el país

Sergio Cusicanqui, ministro de Planificación durante su participación en “Los hechos cuentan”

Por Antonio Dalence

/ 7 de abril de 2024 / 11:54

Con una inflación de 0,74% entre enero y marzo de este año, Bolivia sigue entre los países con menores cifras en este índice en el continente y apunta a seguir en estos niveles aplicando una mayor producción agrícola.

“El Gobierno ha visto que el sector agrícola es importante para mantener bajos los precios, por eso apunta a mejorar la producción en el país”, dijo este domingo el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, en BTV.

Consulte también: Choquehuanca y agropecuarios definen agenda de trabajo

Baja inflación

Hasta la fecha siempre se dijo que Bolivia mantiene una baja inflación gracias a la subvención a los hidrocarburos y a algunos sectores estratégicos de la cadena de alimentos, a esto se suma ahora la producción agrícola.

“Es uno de los sectores importantes”, dijo Cusicanqui al destacar que el país en tres meses no llega ni al uno por ciento de inflación cuando muchos países incluso pasaron de los dos dígitos, es decir están por encima de 10%.

En los últimos días, el sector agropecuario y agroindustrial del país, especialmente de Santa Cruz, sostienen reuniones con el Gobierno para buscar las mejoras formas de incrementar la producción de alimentos. Entre esas opciones está el uso de la biotecnología, en este caso semillas mejoradas.

Cusicanqui destacó que el nivel de inflación es una señal de cómo están las economías. En el caso de Bolivia es una muestra de la estabilidad y del crecimiento por el que pasa la economía nacional, pese al complicado contexto internacional que se viven en este momento.

(07/04/2024)

Comparte y opina: