La Revista

lunes 24 ene 2022 | Actualizado a 22:50

Los fantasmas de la familia Gainsbourg vuelven a la gran pantalla en Francia

Más de tres décadas después de su muerte, Gainsbourg sigue fascinando al público y a los artistas franceses, incluidas las nuevas generaciones, desde actores a raperos, que no dudan en versionar sus canciones o su estilo.

Por AFP

/ 7 de enero de 2022 / 10:53

El fantasma de Serge Gainsbourg (1928-1991), icono de la música en Francia, vuelve a la gran pantalla en un documental rodado por su hija Charlotte con la complicidad de su madre y durante años musa del artista, Jane Birkin.

Una forma de entretener la espera de los numerosos fans de Gainsbourg, que en pocos meses deberían poder visitar el palacete del cantante en París.

Más de tres décadas después de su muerte, Gainsbourg sigue fascinando al público y a los artistas franceses, incluidas las nuevas generaciones, desde actores a raperos, que no dudan en versionar sus canciones o su estilo.

Empezó en los albores de los años 1960 como cantante falsamente modoso, con canciones como «Le Poinçonneur des Lilas», bien peinado y con corbata. Pronto se dejó crecer el pelo y se unió a los alborotadores de la década, que culminó en los hechos de Mayo de 68.

Brigitte Bardot (con la que tuvo un corto y atormentado romance) le inspiró «Je t’aime… moi non plus». Los turbulentos años 1970 le llevaron a hacer una versión reggae de «La Marsellesa». A pesar de sus problemas con el alcohol y las drogas, tuvo tiempo y fuerzas para escribir decenas de canciones, libros y protagonizar películas a órdenes de directores como Robert Benayoun.

Gainsbourg fue también el patriarca caprichoso y desconcertante de una auténtica tribu artística.

Jane Birkin, compañera durante más de diez años, se vio obligada a huir de los problemas de su pareja a principios de los años 1980. Rehízo su carrera como actriz tanto en Francia como en el Reino Unido, y con los años acabó haciendo versiones de las canciones de Serge.

Los mismos pasos siguió Charlotte, actriz y cantante, que tenía 19 años cuando su padre murió.

En la presentación del documental en el último Festival de Cannes, la intérprete reconoció que durante años no se atrevió a enfrentarse a ese fantasma personal y artístico.
«Jane par Charlotte», que llega a los cines franceses el miércoles, es su manera de afrontarlo.

Vidas en torno a los muertos

«Al principio no sabía lo que estaba haciendo» explicó a la AFP Charlotte Gainsbourg en Cannes.


La génesis del documental fue laboriosa, Charlotte filmó durante años a su madre. «Lo hacía de manera egoísta. Buscaba una excusa para acercarme a ella (…) y distinguir al personaje público de la madre que quiero», explicó.

«Al principio, Charlotte llegó con un cuaderno enorme, me quedé anonada. Pensaba que iba a ser juzgada por todos mis errores» indicó a su lado con una sonrisa Jane Birkin, que reconocía que al final del proceso descubrió con esa película «el lugar que ocupaba» en la vida de su hija.

La familia Gainsbourg no solo vivió a la sombra de Serge, sino de otros fantasmas, como Kate Barry, hermanastra de Charlotte, fotógrafa fallecida en circunstancias trágicas a los 46 años.

«Nuestras vidas están articuladas en torno a los muertos», reconoció Charlotte.

El documental muestra el interior de ese mítico palacete, situado en el refinado séptimo distrito de París, en el que Serge Gainsbourg compuso y escribió canciones y poemas que marcaron la vida artística del país durante décadas.

Hay un cartel de Brigitte Bardot, una bañera bajo una enorme araña de cristal, las latas aún dentro de la nevera…

Jane Birkin no había vuelto a esa casa desde la muerte de su expareja. Tras retrasos a causa de la pandemia del covid-19, Charlotte espera poder abrirla al público en unos pocos meses, reformada con un piano bar.

Comparte y opina:

Preestreno de serie documental de Neymar, récord en plataforma de streaming en Brasil

La esperada producción de tres entregas alcanzó los 530.000 espectadores simultáneos en Twitch, dando cuenta de la expectativa antes del estreno oficial en la plataforma el martes.

Neymar Jr

Por AFP

/ 24 de enero de 2022 / 22:27

El preestreno de la serie documental «Neymar, el caos perfecto», producida por Netflix, batió récord la noche de este lunes en la plataforma de streaming Twitch en Brasil, durante una transmisión en vivo del primer episodio.

La esperada producción de tres entregas, que aborda la carrera futbolística y la vida personal de Neymar, de 29 años, alcanzó los 530.000 espectadores simultáneos en Twitch, dando cuenta de la expectativa antes del estreno oficial en la plataforma el martes.

El primer episodio de la producción donde el ’10’ brasileño «abrió» su vida al público, según su propia descripción, fue exhibido por el canal del reconocido periodista de TNT Sports y streamer brasileño Casimiro Miguel, que cuenta con 1,6 millones de seguidores.

El relato recorre desde los inicios de Neymar en el fútbol, en el seno de una familia humilde en el estado de Sao Paulo, y sus primeras victorias en el Santos, hasta la fama como estrella de la ‘canarinha’ y en Europa, donde brilló en el Barcelona desde 2013 y en el Paris Saint-Germain a partir de 2017.

Neymar, una figura controvertida dentro y fuera de la cancha, incluso con acusaciones de abuso sexual por parte de distintas mujeres, despierta por igual amores y odios entre los fanáticos del fútbol.

La serie da cuenta de las numerosas críticas que ha afrontado el atacante durante su carrera.

«Soy mucho más criticado de lo que merecía y a veces es difícil. En la familia y el círculo próximo, eres el Batman de la vida de ellos, y para quien no te conoce bien, soy el Guasón», dice.

«Yo confío en mí, y basta», agrega.

Además, se lo muestra en su faceta de padre de Davi, de 10 años. Y en la relación con su padre, de quien heredó el nombre y es custodio de su imagen.

En un fragmento, el padre de Neymar asegura que a su hijo le quedan «siete u ocho» años para terminar la carrera.

Sus actuales compañeros de equipo Lionel Messi y Kylian Mbappé también aparecen en pantalla, al igual que otras figuras como Thiago Silva, Dani Alves y el inglés David Bekham.

Comparte y opina:

Ecuador y Brasil jugarán sin público para evitar aumento de casos de COVID-19

Ecuador jugará ante la selección brasileña el jueves en el estadio Rodrigo Paz Delgado, en Quito.

Por AFP

/ 24 de enero de 2022 / 20:32

El partido entre Ecuador y Brasil este jueves por la clasificatoria sudamericana para el Mundial de Qatar-2022 se jugará sin público para evitar el aumento de casos de covid-19, informó este lunes el organismo ecuatoriano encargado del manejo de la pandemia.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional «sugiere que los partidos se realicen SIN PÚBLICO, con el fin de precautelar la salud y bienestar de la población, evitando un posible repunte en los casos de covid-19», señaló el organismo en un comunicado.

Agregó que esa decisión se tomó también «en vista de la alta transmisibilidad de la variante ómicron», que circula en el país de 17,7 millones de habitantes.

La Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) había solicitado al COE un aforo del 60% para el decisivo duelo de la tricolor con Brasil, argumentando que el control de las medidas de bioseguridad en partidos anteriores había sido exitoso.

Ecuador jugará ante la selección brasileña el jueves en el estadio Rodrigo Paz Delgado, en Quito. La capital ecuatoriana es la ciudad con el mayor número de casos de covid-19 en el país con 217.823 infectados.

La nación andina reporta más de 681.000 contagiados (3.849 casos por cada 100.000 habitantes) y 34.329 muertos desde que se detectó el primer caso de covid-19 en el país, en febrero de 2020.

La tricolor, que marcha tercera con 23 puntos en la clasificatoria sudamericana, puede asegurar su boleto a Catar-2022 en los duelos contra Brasil (35 y ya clasificado) y Perú, 17 puntos, el próximo 1 de febrero en Lima.

Comparte y opina:

‘Media docena de muertos y decenas de heridos’ en avalancha humana en Yaundé, antes de un partido por la Copa Africana de Naciones

"Una avalancha a la entrada del estadio" dejó "media docena de muertos y decenas de heridos", según la red estatal camerunesa CRTV

Foto: AFP

Por AFP

/ 24 de enero de 2022 / 19:50

Al menos «media docena de muertos y decenas de heridos» dejó el lunes una avalancha humana frente a un estadio de Yaundé, antes de un partido por la Copa Africana de Naciones (CAN) de fútbol entre Camerún y Comores, informó la televisión estatal.

«Una avalancha a la entrada del estadio» dejó «media docena de muertos y decenas de heridos», según la red estatal camerunesa CRTV, precisando que las autoridades y la Confederación Africana de Fútbol (CAF) «acompañan la situación de los heridos en los hospitales de la ciudad».

La CAF, que organiza el torneo continental, envió a su secretario general «a acompañar a las víctimas ingresadas a los hospitales de Yaundé».

Minutos después del pitazo final del partido, en el que Camerún venció a Comores 2-1, no quedaban restos de la tragedia en las afueras del estadio, constató un periodista de la AFP.

Comparte y opina:

Biden subraya ‘unanimidad total’ con los europeos acerca de crisis en Ucrania

El Presidente de EEUU habló por videollamada de poco menos de hora y media con varios líderes de países e instituciones europeos

El presidente Joe Biden

Por AFP

/ 24 de enero de 2022 / 18:48

El presidente estadounidense, Joe Biden, aseguró este lunes en la Casa Blanca que existe una «unanimidad total con los líderes europeos» en la crisis de Ucrania.

Poco después de una videollamada de poco menos de hora y media con varios líderes de países e instituciones europeos, Biden declaró que fue una «muy, muy, muy buena reunión».

Comparte y opina:

Los militares toman el poder en Burkina Faso

Los golpistas con uniforme de camuflaje anunciaron en la televisión el "fin del mandato" del presidente Roch Marc Christian Kaboré, tras un motín que comenzó el domingo.

/ 24 de enero de 2022 / 18:11

Los militares de Burkina Faso anunciaron el lunes por televisión que tomaron el poder tras un alzamiento en el país africano debido a las críticas al presidente por su fracaso para contener el auge de los yihadistas.

Los golpistas con uniforme de camuflaje anunciaron en la televisión el «fin del mandato» del presidente Roch Marc Christian Kaboré, tras un motín que comenzó el domingo.

En el mensaje, los soldados alzados también anunciaron el cierre de las fronteras y prometieron un «retorno al orden constitucional» en un plazo «razonable».

Antes del anuncio, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió la «liberación inmediata» de Kaboré, un mensaje que también efectuó la Unión Europea (UE). La Unión Africana había condenado lo que era en ese momento un «intento de golpe de Estado».

Por su parte, luego, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, «condenó firmemente» el lunes el «golpe de Estado».

En un texto leído por su portavoz, Guterres dijo que «preocupa la protección y la integridad física» de Kaboré, cuyo paradero se desconoce.

Los soldados se alzaron en varias bases de este país africano el domingo, pidiendo la salida de la cúpula militar y más recursos para luchar contra los grupos yihadistas que asolan al país desde 2015.

Kaboré, que estaba en el poder desde 2015 y fue reelegido cinco años después con la promesa de convertir en prioridad la lucha contra los yihadistas, es blanco de críticas por el fracaso de su política para frenar la violencia de los extremistas.

El partido del presidente, el Movimiento del Pueblo por el Progreso (MPP), afirmó que Kaboré fue victima de «un intento de asesinato fallido», tras las informaciones de que el mandatario estaba detenido.

El MPP denunció que la residencia del mandatario fue «saqueada».

Un corresponsal de la AFP constató que fuera de la residencia había vehículos baleados y trazas de sangre.

Anteriormente hubo reportes contradictorios sobre el paradero de Kaboré.

Una fuente de seguridad indicó a la AFP que el presidente, el jefe del parlamento, Alassane Bala Sakandé, y algunos miembros del gabinete están en manos de los soldados.

Esta información fue confirmada por otra fuente de seguridad, pero un miembro del gobierno informó que el mandatario fue «exfiltrado» de su hogar por su guardia, antes de la llegada de hombres armados que dispararon a su comitiva.

Apoyo a los los golpistas

Antes del inicio del toque de queda, centenares de habitantes de Uagadugu salieron a las calles de la capital para celebrar.

«Es una victoria, un nuevo comienzo para el pueblo burquinabés tras la caída de un régimen incapaz», declaró a la AFP, Amado Zoungrana, quien llevaba una bandera de Burkina en la mano, montado en una motocicleta.

«Es una nueva página para el ejército que ingresará en la historia focalizándose en los esencial, o sea liberar a Burkina de los grupos terroristas», dijo Serge Compaoré.

Burkina Faso ha sufrido varios intentos de golpe de Estado. En el vecino país de Malí, donde comenzó la insurgencia yihadista, los militares derrocaron en 2020 a un gobierno civil.

En los últimos meses hubo varias manifestaciones de protesta en Burkina Faso para denunciar la incapacidad de las autoridades para contrarrestar el creciente número de ataques yihadistas.

Esta región de África está cada vez más desestabilizada por los extremistas, que también actúan en Níger y en el vecino Malí, un país que ha sufrido dos golpes de Estado en pocos meses.

Los militares alzados habían presentado en un primer momento una lista de demandas, enfatizando la necesidad de una mejor estrategia en la lucha contra los yihadistas, pero sin mencionar la salida de Kaboré.

Los soldados pidieron el reemplazo de la cúpula militar, una mejora de la atención de los efectivos heridos y más apoyo para las familias de los caídos en combate, señaló un portavoz de los amotinados en una grabación enviada a la AFP.

El domingo los manifestantes apoyaron a los amotinados e instalaron barricadas en varias avenidas de la capital que luego fueron dispersadas por la policía, constataron periodistas de la AFP.

Al igual que Malí y Níger, Burkina Faso está inmersa en una espiral de violencia atribuida a grupos armados yihadistas, afiliados a Al Qaida y al grupo Estado Islámico.

La violencia de los grupos yihadistas ha matado a más de 2.000 personas en casi siete años y ha obligado a 1,5 millones a huir de sus hogares.

La llegada al poder del presidente Kaboré –un año después de la caída de Blaise Compaoré, derrocado por un levantamiento popular tras 27 años en el poder– , había suscitado grandes esperanzas.

Comparte y opina: