La Revista

Wednesday 1 Feb 2023 | Actualizado a 20:46 PM

Magalí Irahola, la tejedora de sueños, ayuda a otras mujeres a empoderarse y crecer

Con un inicio difícil, la artesana es hoy un ejemplo de superación y trabajo duro.

'Sueños, Tejidos y Magia’, la muestra presentada la semana pasada por Magalí Irahola en el museo Tambo Quirquincho. Foto: Romaguis.

/ 16 de enero de 2023 / 13:46

Magalí Irahola, una joven orureña, de Huanuni propiamente, a los 19 años había tejido por primera vez una prenda hecha de lana roja. Era una chompa de no tan buen acabado, pero que a la vez, marcó el inicio de un camino lleno de metas y sueños cumplidos.

Eran tiempos en los que la muchacha pasaba por una serie de adversidades: se había casado dos años antes, obligada por su pareja. La joven fue víctima de violencia machista durante mucho tiempo hasta que el tejido la transformó en lo que es hoy.

“Desde niña veía a mi mamá tejer, ella me enseñó y al principio el tejido era un refugio para mí”. “Luego, ya separada, entendí que el tejido podía ser mi medio de vida, que sea el oficio que me permita trabajar y mantener a mis hijos”, contó Irahola a La Razón.

Y es que, después de 40 años, en un principio con palillos en las manos, o un crochet, y después con una máquina de tejer, la cohibida joven se convirtió en toda una diseñadora de modas. Además, es empresaria y, sobre todo, formadora de nuevos valores de este arte.

También puede leer: Para Verty Bracamonte el arte es una herramienta de transformación para las personas

Inicios

Mayor de ocho hermanos, Magalí Irahola vivió una niñez no muy agradable: tuvo inconvenientes para estudiar y no salió bachiller. Pero, con coraje y esfuerzo, logró —paso a paso— vencer una serie de adversidades.

Después de esa primera chompa roja, la joven fue practicando y perfeccionando su técnica empírica de tejido. Hacía y vendía lo que podía hasta que se dio su separación, lo que le hizo tomar la más acertada decisión.

“Cuando me separé, por la necesidad tuve que dedicarme a tejer y tejer, nunca pasé clases, simplemente fui practicando y mejorando. Pude conocer a mujeres que también tejían, me hice amiga de ellas con las que intercambiábamos conocimiento”, dijo.

Su manera de tejer llamó la atención de algunas mujeres que le pidieron inmediatamente que las capacite. Es otro de los pasos que se dieron a la par; es decir, las cosas se iban “tejiendo” por sí solas. Con algo de capital, llegó a comprarse una máquina de tejer, y así mejoró su producción.

Una feria de textiles apareció en Oruro (la actual feria Expoteco) y la artesana presentó algunos trabajos de sus alumnas. Todo sucede por alguna razón, y tal cual, en esa feria conoció a un empresario que le cambió la vida.

“A Hernán Gareca, un exportador de ropa de alpaca y dueño de la tienda Tejidos Cristina, le gustó mi acabado y me aconsejó trabajar con material de alpaca. Este material es térmico, protege del frío, pero cuando hace calor no sofoca como otros materiales”, explicó.

Desde entonces, la lana e hilo de alpaca o de baby alpaca, es el material que Irahola utiliza para su producción y enseñanza. De igual forma, con el éxito que se iba generando, la invitaron a presentar su primer desfile de moda, en Oruro, todo un reto para ella.

“Mi participación en los desfiles los inicié en los años 80; me fue muy bien, gracias a Dios”. “Además tenía a mi mamá que estaba siempre enseñándome y guiándome en todas las actividades que estaba realizando”, afirmó.

De todo este preámbulo, nació la empresa Romaguis, un emprendimiento que  contó con la colaboración del Ministerio de Trabajo. “El ministerio pagaba a mis pasantes cuando tenía la tienda en Oruro. Eso me permitió exportar prendas de alpaca a Estados  Unidos y Canadá en poca cantidad y a pedido”, explicó.

Maestra

El camino ya estaba hecho, pero nuevos proyectos surgieron, como el de transmitir los conocimientos adquiridos. Después de dar clases personalizadas en Oruro, se presentó la oportunidad de dar clases de tejido en un canal de televisión local a finales de los años 80.

“Recuerdo la apertura de una sucursal del Centro de Estudios Técnicos Acelerados Loreto CETAL, en Oruro”. “En el CETAL de La Paz, un profesor me dio clases de pedagogía, andragogía y psicología, lo que me ayudó mucho”.

Además, Irahola trabajó en empresas de renombre como Inti Raymi, Sinchi Huayra, Caritas Oruro y Caritas Bolivia. Esta última la contrató como motivadora de mujeres para algunos centros mineros.

En 2014, Irahola se mudó a La Paz para expandirse a escala nacional e incluso internacional. “Cuando vine, no me conocía nadie, me presenté en la Fipaz donde no vendí una sola aguja”, dijo.

Pero, poco a poco, Irahola se abrió espacios y dio capacitaciones en el Centro de Innovación Tecnológica CITE, de El Alto. Luego, pasó a dar clases en el CITE, de La Paz, hasta que llegó la pandemia del temido COVID-19.

Tiempos difíciles para muchas personas, pero de ellas, otras tantas se reinventaron, como Irahola. Ante la imposibilidad de cursos presenciales, las clases virtuales fueron la salida en 2020, y desde entonces es el oficio actual de la orureña. Y un presente que se ganó a base de perseverancia y esfuerzo, el reconocimiento en todo el país.

“Todo lo que sé, lo transfiero a mis alumnas, soy feliz por haber superado tantas cosas, ahora junto a mis tres hijos Magalí, Romina y Guillermo, que son profesionales, sigo caminando gracias a la magia del tejido”, expresó.

Romaguis

Se llama así por las primeras sílabas de los nombres de sus hijos Romina, Magalí y Guillermo.

Ayuda

El costo de un módulo es de Bs 200, mientras que para personas con discapacidad o algún mal, el curso es gratuito.

Alpaca

El material es muy requerido en el extranjero por su duración, alta calidad y adecuación a la temperatura.

Máquinas

Como empresaria, vela el control de la calidad y la venta de máquinas de tejer, importadas desde Japón

Unas cuantas muestras del trabajo artesanal de Magalí Irahola. Foto: Romaguis.
Una de las clases presenciales antes de la pandemia. Foto: Romaguis.
Fotografía de una exposición realizada en 1992, en la ciudad de Oruro. Foto: Romaguis.
Magalí Irahola junto con algunas de sus estudiantes, en 2019. Foto: Romaguis.

Comparte y opina:

Por fin, la música de los videojuegos tiene un sitio en los Grammy

Hasta ahora, en los premios, los videojuegos entraban en la categoría Banda Sonora para Medios Visuales, que también incluye música para cine y televisión.

Jugadores de videojuegos en el stand de Microsoft Inc. durante la Feria de Consumidores de Electrónica (CES) en Las Vegas, Nevada, el 6 de enero de 2023. Foto: AFP.

Por AFP

/ 1 de febrero de 2023 / 20:02

Desde la banda sonora de The Legend of Zelda hasta las contagiosas melodías de Super Mario Bros.; la música ha sido durante mucho tiempo fundamental en la experiencia de los videojuegos.

Ahora, con retraso según muchos fanáticos y conocedores de la industria, la Academia de la Grabación de Estados Unidos creo una nueva categoría de los premios Grammy. Esta categoría es específicamente dedicada a la banda sonora de los videojuegos; es un reconocimiento del gran impacto que los juegos y su música han tenido en la cultura pop.

Hasta ahora, en los Grammy los videojuegos entraban en la categoría Banda Sonora para Medios Visuales, que también incluye música para cine y televisión.

Sin embargo, para mucha gente del sector era como mezclar peras con manzanas por lo que reclamaron una categoría independiente para los videojuegos, que por fin han logrado.

El primer grupo de nominados honra a los compositores de Aliens: Fireteam Elite; Assassin’s Creed Valhalla: Dawn Of Ragnarok (AC Valhalla El Amanecer de Ragnarok); Call Of Duty: Vanguard; Marvel’s Guardians Of The Galaxy (Guardianes de la Galaxia); y Old World.

El ganador se conocerá en la gala de este domingo en Los Ángeles.

«Todavía me parece que no es verdad», dice Richard Jacques, el artista británico que compuso la música de Marvel.

También puede leer: La inteligencia artificial aplicada al arte es entretenimiento, dice historiadora

«Inmersivo»

Músico de formación clásica que estudió en la London Academy of Music, Jacques lleva casi tres décadas en la industria.

En 2001 compuso su primer gran proyecto orquestal, que fue la primera banda sonora de un videojuego grabada en los icónicos estudios Abbey Road en Londres.

Sin embargo, «el reconocimiento del trabajo que ponemos en nuestras bandas sonoras» por parte de la corriente dominante ha sido un proceso lento, explica Jacques a la AFP.

En su opinión, la nueva categoría de los Grammy «por fin nos da el tipo de seriedad que llevábamos tanto tiempo buscando».

La industria global de los videojuegos movió cerca de 200.000 millones de dólares en 2022, según una proyección del Global Games Market Report. Y una encuesta reciente de Deloitte realizada en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Brasil y Japón indicó que los videojuegos son la principal fuente de entretenimiento para la Generación Z.

Para muchos de estos jóvenes jugadores la música es parte integral de la experiencia. Un tercio de los encuestados asegura que después de escucharla, la busca en internet, y otro 29% afirma que a menudo descubre música nueva mientras juega.

«Los jugadores escuchan de verdad (…) es una parte importante de su experiencia con el juego», afirma Stephanie Economou. Ella está nominada a un Grammy y es una compositora afincada en Los Ángeles. También ha creado música para películas y programas de televisión.

«Muchos no pueden separar la música del juego y eso supone una gran oportunidad para cualquier compositor», dice a la AFP la compositora de Assassin’s Creed.

La nueva categoría «es un paso importante para que la gente reconozca que los videojuegos han formado parte del espíritu de la época por mucho tiempo», asegura.

Comparte y opina:

Con cantos y oraciones, Sudán del Sur espera al papa Francisco

Esta primera visita de un papa al país, presentada como ‘un peregrinaje por la paz’, suscita grandes expectativas.

Por AFP

/ 1 de febrero de 2023 / 19:38

Del jardín de un templo católico de Juba, en Sudán del Sur, se eleva un himno ardiente a la paz. Es la voz esperanzada de un coro, antes de la llegada del papa Francisco al país.

El pontífice iniciará el viernes una visita de tres días al estado más joven del mundo, de mayoría cristiana.

Su corta historia desde su independencia en 2011 de Sudán, país de mayoría musulmana, ha estado marcada por la violencia.

La guerra civil de 2013-2018 dejó 380.000 muertos y millones de desplazados. Los incesantes enfrentamientos en distintos puntos del país hicieron saltar por los aires los discursos de concordia y unidad de julio de 2011.

Ahora, la primera visita de un papa al país, presentada como «un peregrinaje por la paz», suscita grandes expectativas.

«Estamos muy agradecidos y esperamos que la visita del papa traiga paz y renovación a nuestro país», afirma la hermana Sarah Gune Justin. Ella es una religiosa católica y soprano entusiasta del coro de Juba, la capital de Sudán del Sur.

Con orgullo muestra un impreso color amarillo y azul, donde figuran los retratos del papa, de Justin Welby, arzobispo de Canterbury y cabeza espiritual de la Iglesia anglicana. Además es parte Iain Greenshields, la personalidad más importante de la Iglesia de Escocia, que lo acompañarán en esta visita.

«Sabemos que con la visita del santo padre a nuestro país (…) Sudán del Sur va a cambiar. No será el mismo que antes», confía la religiosa.

También puede leer: El Papa clama ‘vergüenza’ por las ‘fuerzas externas e internas’ que provocan guerra y violencia en RDC

Armonía

En las calles de Juba, el logo de la visita -una paloma y un apretón de manos sobre un trazado de Sudán del Sur- se puede ver en prendas y paneles publicitarios.

La avenida que conduce a la embajada del Vaticano recién fue asfaltada, cosa inusual en esta ciudad de calles polvorientas; donde las cabras abandonadas a su suerte se protegen del sol escondiéndose bajo los coches.

Alrededor de la mitad de los 12 millones de sursudaneses son católicos. Los fieles han venido de todo el país e incluso de más allá, a pocos días de esta histórica visita.

Un grupo de jóvenes fieles se lanzó en una «marcha por la paz» de 400 km, que en nueve días debe llevarlos hasta la capital desde su ciudad de Rumbek.

La visita del papa concluirá el domingo con una misa animada por el coro de Juba, que para la inclusión compuso varias piezas.

El coro, compuesto de 300 voluntarios de todas las iglesias de la ciudad, espera con impaciencia la visita papal. Aunque estuvo prevista inicialmente para julio pasado, pero fue postergada por unos dolores de rodilla del pontífice argentino de 86 años.

El director Andreas Mabior asegura que el coro encarna algo poco común y poderoso en un país marcado por años de persecuciones étnicas y conflictos.

Sus miembros, procedentes de decenas de tribus, cantan en armonía, como prueba de una belleza más fuerte que la división.

«Esta visita es una ocasión excelente para que el pueblo de Sudán del Sur se reconcilie», afirma el director del coro.

Comparte y opina:

Hallada en Australia una cápsula radiactiva que se había extraviado

Tras recorrer cientos de kilómetros de carretera, el diminuto objeto fue descubierto en el arcén de una carretera desértica al sur de la ciudad de Newman.

Un cartel advierte de que un camión transporta desechos nucleares peligrosos, en una imagen tomada en Soulaines-Dhuys, Francia, el 28 de noviembre de 2005. Foto: AFP.

Por AFP

/ 1 de febrero de 2023 / 18:03

Una pequeña cápsula radiactiva, que se cayó de un camión en una carretera desértica del estado de Australia Occidental el mes pasado, fue encontrada. Así lo hicieron saber las autoridades el miércoles.

«Es un buen resultado, como dije se encontró sin duda una aguja en un pajar y creo que los australianos occidentales pueden dormir mejor esta noche». Esta fue la declaración a la prensa el ministro de Servicios de Emergencia de Australia Occidental, Stephen Dawson.

Se trata de un cilindro macizo de color plateado más pequeño que una uña humana, de solo 8mm por 6 mm. Sin embargo, las autoridades afirman que contiene suficiente Cesio-137 como para causar una enfermedad aguda por radiación.

También puede leer: La inteligencia artificial aplicada al arte es entretenimiento, dice historiadora

Tras recorrer cientos de kilómetros de carretera, la diminuta cápsula fue descubierta en el arcén de una carretera desértica al sur de la ciudad de Newman. Estaba cerca de la mina de donde había salido, informó el comisario de servicios de emergencia del estado, Darren Klemm.

La búsqueda, que duró seis días, llegó a su fin cuando un vehículo especial detectó radiación mientras circulaba por la autopista.

Las autoridades trabajan ahora para recuperar la cápsula y llevarla luego a un lugar seguro, dijo Klemm.

El objeto desapareció de un camión que salió de una mina situada a 1.400 kilómetros al norte de la capital del estado y se dirigía a los suburbios de Perth. Ésta es una distancia mayor que la que separa París de Madrid.

Comparte y opina:

La angustia de los pastores sin rebaño en el este de Etiopía

Los ganaderos nómadas del Cuerno de África esperan desde hace más de dos años las lluvias que no llegan.

Un pastor camina con un camello cargado con sus pertenencias el 13 de enero de 2013 en un área a 30 kilómetros de Gode, Etiopía. Foto: AFP.

Por AFP

/ 1 de febrero de 2023 / 17:47

Mohammed Hassan Gureh venderá sus últimas cabras y se irá de su aldea, como muchos pastores del este de Etiopía obligados a renunciar a la vida nómada por la sequía que diezmó los rebaños.

Este pastor de 32 años tenía 250 cabras y ahora solo le quedan 35.

En la aldea de El Gel, en los confines entre Etiopía y Somalia, «las dos terceras partes del ganado murió», dice.

Los ganaderos nómadas del Cuerno de África esperan desde hace más de dos años las lluvias que no llegan.

Las cinco últimas temporadas de lluvias desde fines de 2020 fueron inferiores a la normal, algo nunca visto desde hace al menos cuarenta años.

Esta sequía histórica sumió a 12 millones de personas en situación de «inseguridad alimentaria aguda» en Etiopía, donde un mortífero conflicto devastó el norte del país, según la ONU.

Más de cuatro millones de cabezas de ganado murieron desde fines de 2021.

«No hay ningún signo de mejoría. La sequía seguirá agravándose», comenta Mohammed Hassan Gureh.

«En los próximos días o semanas» venderá sus cabras y se irá de El Gel hacia la ciudad de Kelafo. En este lugar espera obtener recursos para mantener a su mujer, sus cuatro hijos, su padre ciego y su madre amputada de una pierna.

También puede leer: Tras la sequía, las lluvias de invierno reavivan famoso pantanal en Irak

Crisis humanitaria

Mohammed Hassan Gureh tratará de sobrevivir vendiendo carbón o madera para calefacción a la espera un empleo.

Su amigo Bele Kalbi Nur perdió el 90% de su rebaño pero se quedará en la aldea.

«No sé hacer otra cosa que ser pastor, no tengo instrucción y no se cultivar», dice Bele Kalbi Nur, quien se aferra a las diez cabras que le quedan.

Para sobrevivir, este joven de 29 años dejó cuatro de sus ocho hijos en casa de su suegra, a unos 30 km.

Decenas de miles de pastores se enfrentan al mismo dilema en la región Somali de Etiopía y también en el norte de Kenia y en la vecina Somalia.

Desde hace generaciones recorren con sus cabras, vacas y camellos esta región árida al ritmo de dos estaciones de lluvias anuales en busca de pasto y pozos de agua.

Pero desde 2016 solo hubo lluvias normales en dos estaciones, 2017 y en 2018.

Los pastos se volvieron polvo, los pozos se agotaron y muchos nómadas optaron por una vida sedentaria. Se instalaron en las ciudades o los campamentos de desplazados, perdieron la autosuficiencia para depender de la ayuda humanitaria.

Errancia

«En mi vida anterior, era muy feliz, tenía mis hijos, animales que daban leche y carne. Nos desplazábamos libremente». Así recuerda la septuagenaria Alaso Abdi, instalada en el campamento de Berley hace cuatro años tras haber perdido diez camellos y 500 cabras.

«Tenemos actualmente un millón de desplazados en región la región Somali: 20% a causa de conflictos, 80% resultado de la sequía. Ese número aumenta cada día». Explica Abdirizak Ahmed, responsable de la ONG Save The Children para el Este de Etiopía.

«Es gente que viene cerca de las aglomeraciones y que puede contarse,  pero hay otros que no van allí (…), se quedan en la montaña y no saben a dónde» ir, agrega.

Cuando no se sedentarizan, el camino de los nómadas se transforma en errancia. Como ocurrió con un pastor cruzado entre las ciudades de Kelafo y Gode con su mujer y un niño, dos asnos, algunas cabras y un dromedario que llevaba los enseres.

Dejó su pueblo hace dos meses en busca de pastos. Sin éxito. Uno de sus niños murió en el camino. Desesperado, regresó a su pueblo de origen.

«Sima»

A la actual sequía, los somalíes la llaman «Sima» («idéntico», en lengua somalí) porque pone a todos en la misma condición.

A través de la región resuena el mismo eco de desesperación, la misma letanía de rebaños disminuidos, los mismos llamados de ayuda.

«Los mecanismos de sobrevivencia se agotaron», advirtió Abdirizak Ahmed.

«Nos preparamos para a un nivel de crisis catastrófica en los próximos seis meses», advierte.

Por primera vez desde hace dos generaciones, el ganado se volvió menos importante en esta región.

En Antalale, a unos 40 km kilómetros de Kelafo, los animales casi han desaparecido. Sus restos secos yacen alrededor del pueblo.

Ahora hay que salvar a los humanos, implora uno de los habitantes, Mahad Astur Kahin.

«Ahora la vida de la gente está en peligro. La mayoría se fue por hambre y los que aún quedan no tienen nada», dice.

Comparte y opina:

Después de dos años, el Tata Q’aqcha saldrá de las bocaminas para celebrar el Carnaval Minero

La tradicional bajada de esta imagen de Jesucristo fue suspendida debido a la pandemia del COVID-19.

La última tradicional bajada del Tata Q'aqcha, en 2020. Foto: GAMP.

Por ABI

/ 1 de febrero de 2023 / 17:16

Después de dos años, el Tata Q’aqcha saldrá de las bocaminas de la mina Pailaviri, en el Cerro Rico para celebrar el Carnaval Minero en la ciudad de Potosí. Así lo anunció el presidente de la Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin) del departamento, Edilberto Guanaco.

La tradicional bajada del Tata Q’aqcha fue suspendida en los dos últimos años debido a la pandemia del coronavirus.

La fiesta carnavalera empieza antes de los jueves de compadres y comadres. Mientras que, la veneración al tata se inicia con una velada al Tata protector de los mineros el viernes 3 de febrero, en la bocamina de Pailaviri.

También puede leer: Mujeres afrodescendientes exaltan su identidad en un festival

El sábado 4 de febrero se llevará a cabo la tradicional bajada del tata. Miles de mineros saldrán desde la bocamina del Cerro Rico de Potosí para mostrar diferentes danzas folklóricas.

La entrada tiene su inicio en Pailaviri y recorre la avenida El Minero hasta la Plaza 10 de Noviembre.

Al día siguiente se celebrará una misa en la Iglesia San Martín en honor al patrono.

Las actividades contemplan también la exposición Orígenes del Carnaval Minero que se desarrollará el 1 de febrero en la Casa de la Cultura.

La bajada del Tata Q’aqcha, imagen de Jesucristo, es patrimonio cultural nacional. Y además de convocar a los devotos, particularmente a los mineros cooperativistas, atrae a turistas nacionales y extranjeros.

Para la entrada se desplegarán alrededor de 300 policías para controlar la seguridad y brigadas de salud concientizarán sobre las medidas de bioseguridad a la población.

Comparte y opina:

Últimas Noticias