Nacional

miércoles 25 nov 2020 | Actualizado a 12:19

Al influjo de Murillo, Almagro echa sombras sobre la transparencia de las elecciones

El secretario de la OEA dice que el ministro de Gobierno boliviano le “transmitió su preocupación sobre posibilidad de nuevo fraude”, en una reunión en Estados Unidos.

La reunión del ministro Murillo con Luis Almagro, en la sede de la OEA, Estados Unidos. Foto: Twitter de Luis Almagro

/ 30 de septiembre de 2020 / 19:53

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, al influjo del ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, ahora habla de un posible “nuevo fraude” en las elecciones del 18 de octubre.

Murillo viajó el lunes a Estados Unidos, tras la crisis de gabinete en el gobierno transitorio de Jeanine Áñez, para reunirse con representantes de la OEA, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Departamento de Estado de ese país.

“Ayer me reuní con @MindeGobierno de #Bolivia @ArturoMurilloS. Me transmitió su preocupación sobre posibilidad de nuevo fraude en #EleccionesGenerales2020. Nos comprometimos a máximos esfuerzos xa fortalecer la Misión Electoral de #OEAenBolivia y xa asegurar la voluntad del pueblo”, escribió este miércoles Almagro en su cuenta de Twitter.

La posición de Murillo y de Almagro se da cuando el candidato del Movimiento Al Socialismo, (MAS), Luis Arce, lidera las encuestas y tras la declinatoria de Áñez en su postulación, con la intención de evitar una victoria del MAS.

Además, surgieron críticas ante el retorno de Manuel González como jefe de misión electoral de la OEA, quien precisamente fue el que, con su informe preliminar, alimentó el discurso del fraude al día siguiente de los comicios del 20 de octubre de 2019, que desembocaron en un conflicto que terminó con la renuncia del entonces presidente Evo Morales.

(30/09/2020)

Comparte y opina:

Joel Hernández sobre el GIEI: Se buscará verdad y justicia para las víctimas de 2019

El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) explica a La Razón las expectativas ante la investigación que realizará desde este lunes el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en territorio boliviano.

Foto: Twitter@mreparaguay

/ 23 de noviembre de 2020 / 19:53

El mexicano Joel Hernández García preside desde marzo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El abogado y diplomático atendió en exclusiva a La Razón, vía telefónica, para describir las expectativas del organismo hemisférico ante la llegada del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) a suelo boliviano, que desde este lunes investigará los hechos de violencia y la vulneración de derechos humanos entre septiembre y diciembre de 2019. Remarca el compromiso del Estado boliviano; indica que la comitiva buscará la reparación de las víctimas de la crisis, sobre todo con “verdad y justicia”; explica cómo fue el proceso para la elección de los cinco especialistas, y expresa su confianza y satisfacción de que están dadas las condiciones para que el GIEI realice un trabajo independiente e imparcial.

—¿Cuál es la expectativa de la CIDH ante este trabajo que el GIEI realizará en Bolivia?

—Es una gran satisfacción para la Comisión que se instale el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes porque se tiene la expectativa de que el grupo coadyuve con las autoridades nacionales en la investigación de los hechos de violencia que ocurrieron en Bolivia entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre del año pasado.

—En Bolivia se habla de que esta investigación es un paso para la reconciliación tras la crisis, para que el pueblo boliviano sepa la verdad de lo sucedido en esos hechos luctuosos, ¿que espera la CIDH?

—Precisamente que el GIEI coadyuve con las autoridades en estas investigaciones. Creemos que en la medida que exista una investigación independiente de los hechos, de manera auténtica, con base en el principio del debido proceso, se va a alcanzar justicia para las víctimas de esas violaciones. Y esto es algo muy fundamental, en todo proceso de memoria, la verdad y la justicia, y eso se buscará. Por lo tanto nuestras expectativas son que esta coadyuvancia que va a realizar el grupo interdisciplinario, sí va precisamente para reparar violaciones a las víctimas.

—¿Por qué se tardó en la instalación del grupo, habiendo ya un acuerdo firmado el 12 de diciembre?

—La pandemia puso en espera todo este proceso. Como sabemos, el mundo se puso en pausa y además de la firma del acuerdo con el Estado Plurinacional de Bolivia, que sucedió el año pasado, el 12 de diciembre, era necesario echar a andar todo el proceso de implementación, una parte lleva a la negociación y al acuerdo de un protocolo de actuación, lo que tiene en sí mismo su tiempo. Pero en este contexto de pandemia todos los procesos se fueron dilatando, tanto es así que es hasta ahora, en noviembre, cuando existen las condiciones de viaje, es que los cinco expertos pueden llegar a Bolivia. Antes hubiera sido muy difícil. Entonces, yo lo veo como un retraso debido a esta situación de pandemia que padecemos en todo el mundo.

—¿Este grupo qué tipo de relación tiene con la CIDH, puesto que el protocolo se firma con la Comisión?

—El grupo es resultado del acuerdo entre el Estado de Bolivia y la Comisión y como parte de ese pacto entre las dos partes, ambas han negociado un protocolo que rige la actuación in situ de los cinco expertos. Pero una vez que este grupo ha quedado establecido y una vez que va a empezar sus funciones con base en el protocolo, tiene un mandato propio con la garantía de desarrollar su trabajo de manera independiente e imparcial.

—¿En qué forma el GIEI es dependiente de la CIDH?

—Es dependiente desde un punto de vista formal, porque su creación la ha dado la Comisión, pero desde un punto de vista funcional, el grupo es independiente.

—¿Este grupo responde a las recomendaciones del informe que elaboró el anterior año la CIDH en cuanto a entablar un mecanismo de investigación internacional?

—Sí, correcto, fue una de las recomendaciones que hizo la Comisión en la visita que realizó en el marco de la crisis poselectoral del año pasado. Y con el propósito de coadyuvar en el esclarecimiento de los hechos, la Comisión recomendó el establecimiento de este grupo.

—¿Tuvo algo que ver en su conformación que el anterior gobierno interino de Bolivia haya calificado de “injusto” ese informe de la CIDH?

—El anterior gobierno suscribió el acuerdo por el cual se crea el GIEI. Para la Comisión, ese acto muestra un compromiso de atender esta recomendación que formuló. Por lo tanto, la CIDH ve este acuerdo como uno de Estado que trasciende gobiernos. Esa es la mirada de la Comisión de futuro, de que el GIEI pueda realizar su trabajo a partir del 23 de noviembre, una vez que se han hecho todos los preparativos necesarios, y uno muy importante el de contar con un marco jurídico claro para su actuación, como el que está contenido en el protocolo que se va a firmar este lunes.

—¿Cómo se eligió a los integrantes de este grupo?

—Fue una selección hecha por la CIDH, es una de las facultades que tiene. La Comisión la ha ejercido en su experiencia de establecimiento de grupos de expertos independientes. Ha sido así, por ejemplo, en el caso del grupo que se estableció en México para el caso Ayotzinapa (de los 43 desaparecidos en 2014), el grupo que se estableció en Nicaragua. y ahora el GIEI. La Comisión hace una selección, nombramiento de expertas y expertos atendiendo a la materia de su mandato y buscando los perfiles de personas más altamente calificadas.

—¿Se despeja cualquier duda que sembró el anterior gobierno, sobre todo con dos expertos, Patricia Tappatá y Juan Méndez, de Argentina, de quienes dijo que habían hecho una descalificación a la posesión de la presidenta interina Jeanine Áñez?

—Para la Comisión, al momento de la selección de los expertos se constató su alta calidad moral y su elevado prestigio profesional. Los cinco tienen esta característica de competencia y de autoridad moral y, para la Comisión, una vez seleccionados y nombrados no se tiene la menor duda de que su actuación estará a la altura de las exigencias de este grupo. Por lo tanto, la Comisión siempre ha estado convencida de la calificación de las cinco personas expertas.

—Hay expectativa en Bolivia sobre el trabajo que realizará el GIEI. El Gobierno ya adelantó que los expertos tendrán total acceso a lo que es información, archivos de lo sucedido de septiembre a diciembre, incluso archivos de la Policía y las Fuerzas Armadas. ¿Cómo ve la CIDH toda esta apertura con la cual se espera al grupo?

— Celebro mucho dos hechos. Uno, el acuerdo firmado el 12 de diciembre del año pasado para el establecimiento del grupo y segundo, y muy importante, el protocolo que se va a firmar este lunes. El acuerdo es la expresión de compromiso, el protocolo es el marco normativo que permite la actuación del grupo en el terreno. Y constatando estos dos actos jurídicos para mí existen los elementos necesarios para que el grupo pueda realizar su mandato de manera totalmente independiente, imparcial y con eficiencia. Así que no me cabe la menor duda del compromiso expresado por las autoridades bolivianas de poder facilitar al grupo todos los accesos que sean necesarios para una simple razón: que el GIEI pueda hacer bien su trabajo y ello significa poder coadyuvar de manera eficiente con las autoridades bolivianas en el esclarecimiento de esos hechos. Así que, por parte de la Comisión, hay un amplio, un alto sentimiento de satisfacción para las autoridades bolivianas y para el pueblo de Bolivia, y las organizaciones de la sociedad civil que también han expresado, a lo largo de estos meses, su reiterado apoyo al grupo.

(23/11/2020)

Comparte y opina:

Juez ordena la detención de Rivas en la cárcel de San Pedro, por cuatro meses

El exdirector de Migración sufrió una descompensación y será llevado a una clínica para su evaluación. Es acusado de ayudar en la fuga de los exministros Arturo Murillo y Luis Fernando López.

Las celdas policiales donde aún se encuentra el exdirector Marcel Rivas. Foto: APG

/ 21 de noviembre de 2020 / 16:04

Un juez ordenó la detención preventiva de Marcel Rivas, exdirector de Migración, quien es acusado de ayudar a los exministros Arturo Murillo (Gobierno) y Luis Fernando López (Defensa) en su fuga del jueves 5 de noviembre, por la investigación que realiza la Fiscalía por el supuesto sobreprecio en la compra de material antidisturbios.

Rivas se encontraba en celdas judiciales desde el jueves, un tribunal rechazó su acción de libertad el viernes y este sábado en la mañana sufrió una descompensación, por lo cual estaba en duda si se llevaba a cabo su audiencia de medidas cautelares, por los delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias.

Su abogado, Carlo Brito, confirmó a La Razón la decisión judicial y adelantó que se presentará una apelación. También se informó que Rivas, antes de ser llevado al penal de San Pedro, donde deberá permanecer por cuatro meses, será trasladado a una clínica para su evaluación médica.

(21/11/2020)

Comparte y opina:

Caen tres funcionarios de Migración en Santa Cruz; Rivas sufre descompensación

Los funcionarios son sospechosos de ayudar en la huida de los exministros Arturo Murillo y Luis Fernando López; ya declaran ante el fiscal. Personal del IDIF evalúa a Rivas, cuya audiencia de medidas cautelares debía realizarse en la mañana.

Marcel Rivas, exdirector de Migración, el sábado en celdas policiales. Foto: APG

/ 21 de noviembre de 2020 / 15:37

Migración está en la mira. Tres funcionarios de la entidad en Puerto Quijarro (Santa Cruz) fueron aprehendidos por estar posiblemente involucrados en la fuga de los exministros Arturo Murillo (Gobierno) y Luis Fernando López (Defensa), mientras que el exdirector Marcel Rivas se descompensó en celdas policiales y es evaluado por médicos.

El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, Ángel Morales, indicó que se dio cumplimiento al mandamiento de apremio contra los tres funcionarios, por los delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias, por lo cual brindan sus declaraciones en la Fiscalía de la capital oriental.

“Estas personas llegaron ayer por la noche a la ciudad de Santa Cruz, están en calidad de aprehendidos”, añadió la autoridad policial a la red Unitel, quien sostuvo que ahora se determinará si están o no involucrados en la huida de los exministros, lo que sucedió el jueves 5 de noviembre, el día en que se emitió una “alerta migratoria” en su contra.

Mientras en La Paz, en las celdas de la FELCC, Rivas sufrió una descomposición, a horas de su audiencia de medidas cautelares. Personal del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) lo evalúa para recomendar o no su internación en un hospital. El exdirector de Migración es acusado de encubrir y ayudar en la salida del país de Murillo y López.

Es acusado por los delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias. Fue detenido el jueves y un día después, un tribunal de garantías rechazó su acción de libertad. La Fiscalía pedirá su encarcelamiento. Rivas sostiene que el jueves 5 ya no era director de Migración, pero el Ministerio Público opina lo contrario y apunta a que incluso se intentó falsificar un documento para que Rivas tenga una “coartada”.  

(21/11/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Audiencia define este sábado la suerte judicial de Marcel Rivas

Un tribunal rechazó su acción de libertad. A las 11.00 se instalará su audiencia de medidas cautelares.

Rivas llega a las celdas policiales, el jueves. Foto: Roberto Guzmán

/ 21 de noviembre de 2020 / 08:10

Este sábado se define la suerte judicial de Marcel Rivas, el exdirector de Migración que está en la mira por la fuga de los exministros Arturo Murillo y Luis Fernando López. Su audiencia de medidas cautelares se realizará a las 11.00, tras el rechazo a su acción de libertad.

Durante el gobierno transitorio de Jeanine Áñez, Rivas fue uno de los incondicionales de Murillo, extitular del Ministerio de Gobierno. Fue uno de los miembros de su confianza, quien no dudaba en secundar las denuncias que Murillo iba presentando contra Evo Morales y sus excolaboradores del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Eran cómplices. No en vano Murillo lo presentó en 2018 como un “héroe”, al asegurar que se infiltró en el MAS para posteriormente tener voz y voto para presentar una demanda de inhabilitación contra el binomio Morales- García Linera, con miras a las primarias de enero de 2019, para las elecciones de esa gestión.

Para la Fiscalía hay certeza de que Rivas ayudó desde Migración para que Murillo y López, extitular de Defensa, puedan fugar el jueves 5 de noviembre, el día que se emitió una “alerta migratoria” en su contra, que fue precisamente llevada a la entidad migratoria, y donde según los fiscales se puso trabas a la entrega.

Rivas alegó que presentó su renuncia el 28 de octubre, y que se aceptó el miércoles 4 de noviembre, por lo cual no podía saber de la orden de arraigo. Sin embargo, el Ministerio Público apunta a que en Migración se encubrió todo, ya que se intentó falsificar un documento que probaría que Rivas seguía en funciones hasta el jueves 5.

Los exministros son investigados por la supuesta compra con sobreprecio de material antidisturbios. La Policía reveló que Murillo está en Panamá, y López, en Brasil. Ahora, las pesquisas se ampliaron a Rivas por los delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias. Fue aprehendido el jueves, en la calle.

Ese día, su abogado, Carlo Brito, presentó una acción de libertad. El viernes, al mediodía, Brito confirmaba a La Razón que el recurso había sido rechazado por un tribunal de garantías, después de una audiencia virtual en la que Rivas participó desde celdas policiales. Más todavía, en la tarde se conocía el requerimiento fiscal y se definía la audiencia de medidas cautelares para este sábado a las 11.00.

Rivas se declaró un “trofeo político” del nuevo Gobierno, dijo que su detención obedece a una “persecución y una sed de venganza”. “Es una pésima señal que la Fiscalía se preste a ello”, remarcó. Mientras el Ministerio Público tiene listo todo su arsenal de pruebas para hoy, y ya adelantó que solicitará al juez la detención preventiva en la cárcel de San Pedro. O sea, es el día clave para Marcel Rivas.

(21/11/2020)

Comparte y opina:

La CIDH garantiza idoneidad e imparcialidad de su misión que llegará el lunes al país

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) arriba el lunes para investigar los hechos de violencia y las violaciones de DDHH entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019.

La represión militar-policial en Sacaba, en noviembre de 2019.

/ 20 de noviembre de 2020 / 16:34

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) garantizó la idoneidad y la imparcialidad del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) que llega el lunes al país para investigar los hechos de violencia y las violaciones de derechos humanos ocurridos entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre del año pasado.

Mediante una nota de prensa, el organismo internacional señaló que este mecanismo fue creado mediante el acuerdo suscrito con el Estado boliviano el 12 de diciembre de 2019, y que desde su instalación programará encuentros con víctimas y testigos, autoridades, así como organizaciones de la sociedad civil, respetando las normas de bioseguridad por el COVID-19.

“Recurrirá a cualquier fuente de investigación que considere relevante, además de las que le proporcionen sus contrapartes en el Estado y las organizaciones de la sociedad civil boliviana”. Está compuesto por Julián Burger, Magdalena Correa, Juan Méndez, Patricia Tappatá Valdez y Marlon Weichert, mientras que Jaime Vidal será su secretario ejecutivo.

La CIDH explica que las atribuciones del GIEI son “elaborar planes de investigación de los actos de violencia cometidos contra personas, organizaciones y autoridades en el país en el curso de las tensiones sociopolíticas, protestas y movilizaciones sociales ocurridas en el período indicado; realizar un análisis técnico de las líneas de investigación desarrolladas”.

Aparte de “efectuar recomendaciones pertinentes, actuando como coadyuvante para asegurar su adecuación, exhaustividad y coherencia con los estándares internacionales de derechos humanos aplicables; proponer la adopción de medidas para garantizar la seguridad de quienes participen de las investigaciones; y realizar un análisis técnico, con recomendaciones para un plan de atención y reparación integral a las víctimas de los derechos investigados”.

La misión se conformó luego de las observaciones del anterior gobierno transitorio de Jeanine Áñez a los resultados de un informe de la CIDH que alertó del riesgo de impunidad por las violaciones a los derechos humanos y condenó el uso excesivo de la fuerza por parte de operaciones combinadas de la Policía y las Fuerzas Armadas para reprimir protestas.

Fruto de la represión se produjeron las “masacres” en Sacaba y Senkata que se saldaron con 20 fallecidos. Las movilizaciones se produjeron tras la renuncia obligada del presidente Evo Morales, en medio de protestas cívicas, un motín policial, la presión de los militares para esta dimisión y un polémico informe de la OEA que alimentó el discurso del fraude electoral.

“El GIEI-Bolivia cuenta con garantías de autonomía e independencia para asegurar el derecho a la verdad e identificar debidamente a los responsables de violaciones de los derechos humanos. Su trabajo no está limitado a hechos específicos y puede alcanzar distintos actos de violencia y violación a los derechos humanos cometidos durante el período asignado”.

El comunicado remarca que el mandato de la misión es de seis meses a partir de su instalación en el terreno y que podrá extenderse previo acuerdo de las partes por el tiempo que sea necesario para cumplir con su objetivo. Además, el Grupo dará a conocer al Estado boliviano los resultados parciales y finales de su gestión, y las recomendaciones que vea convenientes.

“La Comisión reitera su convicción y confianza sobre la idoneidad técnica, la integridad y la imparcialidad de las expertas y los expertos integrantes del GIEI, que además contará con un equipo técnico propio, en terreno, para el desempeño de sus funciones. Por su parte, la CIDH dará seguimientos a los trabajos y las recomendaciones proporcionadas por el GIEI”, añade la nota.

(20/11/2020)

Comparte y opina:

Últimas Noticias