Nacional

jueves 15 abr 2021 | Actualizado a 07:31

David Choquehuanca: El militante del ‘vivir bien’ con la ‘revolución’ en las venas

Nació el 7 de mayo de 1961 en la comunidad Cotacota Baja, del cantón Huarina de la provincia Omasuyos. Terminó sus estudios en el colegio General José Lanza, en 1980

/ 8 de noviembre de 2020 / 13:19

David Choquehuanca Céspedes siempre se consideró un “revolucionario”, un militante del “vivir bien”, más allá del socialismo, del marxismo. Un líder campesino que vio el crecimiento sindical y político de Evo Morales. Se puede decir que fue uno de sus mentores. Hoy, el excanciller de 59 años es el nuevo vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia.

Nació el 7 de mayo de 1961 en la comunidad Cotacota Baja, del cantón Huarina de la provincia Omasuyos. Terminó sus estudios en el colegio General José Lanza, en 1980. Fue postulante a la carrera de Filosofía en el Instituto Normal Superior Simón Bolívar. Desde 1980 trabajó en el programa Nina, espacio de formación y capacitación para campesinos e indígenas. Fue su coordinador nacional.

Recuerda que en su niñez, criado por sus padres en medio de la agricultura y la crianza de conejos y de toros, le gustaba jugar con autos de barro, o al ajedrez y las damas con su progenitor, Nicolás Choquehuanca. Fue parte de la promoción de 1980, una de las “más rebeldes”, según él. Fue entonces cuando un profesor socialista de Filosofía lo “conflictuó”.

“Nos habló de metafísica, dialéctica y del problema fundamental del ser y el pensar”. Así, despertó su curiosidad por esa rama del conocimiento. El primer texto que leyó fue el de materialismo histórico de Martha Heidegger. “Y empezamos a cuestionar si Dios existe”, algo difícil porque sus papás eran bautistas. “En mi curso nos rebelamos, queríamos ser revolucionarios”.

Ello le costó varias expulsiones de su colegio, incluso sus profesores manejaron la opción de retirarlo definitivamente. Pero las dotes políticas de David le salvaron el pellejo. “Tenía muchos contactos en la dirigencia campesina. Así empecé mi carrera política”.

Al llegar a la ciudad de La Paz, intentó con mecanografía, estudió Filosofía, y en la Normal formó el movimiento Tendencia Revolucionaria de Estudiantes Normalistas. Y ganó una beca a Cuba, don por seis meses pasó cursos de Economía Política. Así, conoció a Morales, en 1984, en el primer encuentro de jóvenes aymaras en La Paz.

Con el proyecto Nina, se hizo conocer no solo en el país, sino en el ámbito internacional. Fue parte de los primeros destellos del Movimiento Al Socialismo-Instrumento por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP). “Con Víctor Hugo Cárdenas comenzamos a construir el instrumento político, que tuvo como primer nombre Movimiento de Mayorías Sociales, Plurinacionales y del Pueblo”.

Luego, afirma que fueron “traicionados” por Cárdenas, quien se pasó al Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR). “Pasó de ser katarista a ‘cataclista’. Es que fue un cataclismo para nosotros su salida. Incluso Evo se hizo dar ataque: fue operado por la bilis en su vesícula a los tres días del adiós de Cárdenas. Los partidos de izquieda igual nos traicionaron, eso nos llevó a conformar nuestro instrumento: el MAS”, rememora.

Fue asesor de Morales en todo el trayecto del líder cocalero, desde su formación como legislador hasta su paso a presidente. Nunca quiso figurar hasta que llegó la victoria electoral del MAS en 2004. “Él me ofreció muchas veces ser candidato y por no aceptar me peleé con mi familia. Yo le decía: ‘Mi cabeza acepta, pero mi corazón no’. Y Evo me decía: ‘Qué es eso’. Y le respondía: ‘Mi cabeza acepta porque está colonizada, pero mi corazón no está colonizado”. 

Pero eso hasta 2005, cuando fue designado canciller, ya que se buscaba un perfil indígena para asumir el cargo. Tiene como libro preferido a Los Tupamaros uruguayos, es un amante del pescado en el menú, está casado con Lidia Gutiérrez, le gustan Los Ángeles Negros y The Wall, de Pink Floyd, aparte de bailar, cantar y compartir. Así es David.

Comparte y opina:

El INE proyecta que Bolivia tendrá 11.842.000 habitantes este 2021

El departamento más poblado es Santa Cruz, con 3.363.400 pobladores. El 50,2% de la población nacional son varones, y 49,8%, mujeres.

/ 8 de abril de 2021 / 15:25

El Instituto Nacional de Estadística (INE) presentó este jueves sus proyecciones de población, en las cuales Bolivia tiene este año 11.842.000 habitantes, 164.594 más que lo previsto en 2020, cuando llegaron a 11.677.406.

Las proyecciones por departamento ponen en primer lugar a Santa Cruz, con 3.363.400, seguido por La Paz, con 3.023.800; Cochabamba, 2.086.900; Potosí, 907.700; Chuquisaca, 654.000; Tarija, 591.800; Oruro; 548.500; Beni, 507.100, y Pando, con 158.700.

En cuanto a la población por sexo, de los 11.842.000 habitantes, 5.942.700 (50,2%) son varones y 5.899.300 (49,8%), mujeres.

Mientras que según la edad, 2.833.100 (23,9%) tienen entre 0 y 11 años; 1.391.300 (11,7%), entre 12 y 17 años; 2.333.400 (19,7%), entre 18 y 28 años; 4.055.600 (34,2%), entre 29 y 59 años, y 1.228.500 (10,4%, tienen 60 años o más.

Comparte y opina:

Por acoso, Fiscalía de España pide un año de cárcel para el periodista Entrambasaguas

El español es acusado de hostigar a los hijos del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su esposa Irene Montero, ministra de Igualdad de España. La Fiscalía Provincial de Madrid indica que obtuvo información ocultando su condición de periodista.

/ 8 de abril de 2021 / 11:27

El polémico periodista español Alejandro Entrambasaguas, quien estuvo en el país durante el gobierno transitorio de Jeanine Áñez, es acusado del delito de acoso en su país, contra los hijos del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero. La Fiscalía Provincial de Madrid pidió un año de cárcel.

La noticia fue publicada por elsaltodiario.com, y señala que el reportero de OK Diario afrontará pronto el juicio oral por estar involucrado en el hostigamiento de los hijos de Iglesias y Montero, cuando tenían 17 meses de edad, entre noviembre y diciembre de 2019, cuando fue identificado por agentes de servicios de seguridad.

“El escrito de la Fiscalía Provincial detalla cómo, entre noviembre y diciembre de 2019, Entrambasaguas, espió y obtuvo informaciones ocultando su condición de periodista sobre la persona contratada para el cuidado de los dos niños… Accedió a las zonas comunes de la urbanización en la que residía la cuidadora, una vez allí, requirió informaciones a vecinos y menores de edad, portando incluso material de grabación”.

La publicación añade: “Los días 26 de noviembre y 3 de diciembre, Entrambasaguas fue identificado por agentes de servicios de seguridad después de que la cuidadora renunciara a salir a los espacios de la urbanización tras ser avisada de que el periodista estaba esperándola. Como refiere la Fiscalía, la cuidadora terminó renunciando a su trabajo como consecuencia del hostigamiento por parte de este periodista”.

Entrambasaguas habló con La Razón en mayo de 2020 sobre este caso. “(Iglesias) acudió a los tribunales y puso la querella de acoso. En el momento que yo le hago el seguimiento, él llevaba a sus dos hijos en un carrito. Yo jamás me acerco a sus hijos y el interés periodístico nunca fueron sus hijos, por lo tanto fue una manera de victimizarse”.

El periodista español cobró notoriedad en Bolivia por la publicación de material relativo a contratos presuntamente irregulares que vinculaban a la agrupación política de Iglesias con el gobierno de Evo Morales, principalmente en el caso denominado Neurona. Asimismo, tuvo una relación cercana con el ministro de Gobierno en el mandato de Áñez, Arturo Murillo, quien se encuentra prófugo de la Justicia en Estados Unidos.

Según la publicación de El Salto, la Fiscalía Provincial de Madrid pide un año de cárcel y “la condena en costas”, además de que Entrambasaguas no pueda acercarse a una distancia menor a los 500 metros a los hijos de Iglesias y Montero. Sin embargo, el abogado de los demandantes solicitó una condena de dos años de prisión y que la prohibición para acercarse a los menores sea por cinco años como mínimo.

Comparte y opina:

Becker: Hay oportunidad de abrir otro juicio a Goni y Sánchez Berzaín, por homicidio culposo

El abogado estadounidense impulsó el proceso civil abierto en Estados Unidos y cataloga como un “ejemplo muy poderoso” la victoria judicial que ratifica una indemnización para las ocho familias bolivianas por lo sucedido en la masacre de octubre de 2003.

Foto: ABI

/ 7 de abril de 2021 / 09:48

Thomas Becker es más que un abogado para las víctimas de la masacre de octubre de 2003, es un familiar más. Él impulsó el proceso civil abierto en Estados Unidos desde el empiezo y cataloga como un “ejemplo muy poderoso” la victoria judicial que ratifica una indemnización para las ocho familias que demandaron a Gonzalo Sánchez de Lozada (Goni) y Carlos Sánchez Berzaín. Más aún, dice que ahora depende de ellas abrir otro proceso por homicidio culposo. El profesor de la Red Universitaria para los Derechos Humanos habló con La Razón tras conocer el fallo.

—¿Qué significa esta sentencia, qué puertas abre?

—En 2018 ganamos un juicio con un veredicto unánime de 10 miembros del jurado, que dijeron que ambos son responsables. Un mes después, el juez cambió el veredicto por razones técnicas, y dijimos que había errores en su análisis. Apelamos y la Corte, en agosto del año pasado, dijo que el juez sí cometió errores y mandó el caso al juez original para que pueda implementar el análisis correcto. Lo que pasó el lunes es que el juez dijo que más o menos había cometido errores y que ratifica el veredicto de 2018. O sea, en este momento somos los ganadores del juicio. Goni y Sánchez Berzaín son responsables por el delito de ejecuciones extrajudiciales, por matar a la gente.

—Esto se aplica específicamente a la indemnización…

—Sí, porque es un caso civil, fue la única opción, no hay la posibilidad de un caso penal en Estados Unidos por hechos que pasaron en otros países. Hay un juicio de responsabilidades abierto en Bolivia, pero Goni, Sánchez Berzaín y otros no podían ser juzgados en ausencia, y las familias tuvieron que venir aquí a Estados Unidos. En teoría, las familias reciben una indemnización, pero para ellas esto es sobre la Justicia, mandar un mensaje muy claro que uno no puede matar a su propia gente.

—¿Cómo se demostraron las ejecuciones extrajudiciales?

—Hemos presentado muchísimas pruebas de que soldados dispararon y mataron a la gente que no estaba armada. Goni y Sánchez Berzaín estaban a cargo de esas tropas. Hemos presentado testigos que estaban en reuniones con ellos, incluso una donde Sánchez Berzaín habló sobre cuántas personas iban a matar. Hemos presentado testigos que confirmaron que Sánchez Berzaín estaba en un helicóptero disparando a la gente. Hemos demostrado que hubo soldados que disparaban no solo a las víctimas, sino a los soldados que no querían matar a otra gente. Entonces, hubo leyes para criminalizar las protestas y matar a la gente. Ambos estaban a cargo de estas masacres y por eso fueron procesados.

—¿Están abiertas las puertas para otro proceso?

—Pedimos en un inicio un juicio por dos delitos: ejecuciones extrajudiciales y homicidio culposo, que es más o menos una ejecución extrajudicial. Lo que pasó es que ganamos el juicio sobre ejecuciones, pero no el del otro delito. Habían errores del juez y el Tribunal de Apelaciones del Onceavo Circuito dijo que éste aceptó prueba que no es relevante y tenemos la oportunidad de traer otro juicio. Entonces, ganamos el primer juicio, pero tenemos otra oportunidad de activar otro juicio. Podemos ganar dos veces, si las víctimas deciden avanzar con otro proceso.

—Sería otro proceso civil…

—Exacto, no hay la posibilidad de un juicio criminal, lamentablemente.

—¿Puede apelar la otra parte?

—Sí, pueden tratar de ir a la Corte Suprema, es muy probable, pero la Corte no acepta muchos casos, más aún cuando tenemos un jurado diciendo que Goni y Sánchez Berzaín son responsables, un juez diciendo que son responsables, y una corte de apelación diciendo que son responsables. Por eso no es muy probable que vayan a aceptar su caso, pero ellos pueden abrir esta puertita.

—¿En qué puede servir este fallo para el juicio en Bolivia y la extradición de los acusados?

—Es difícil decirlo, la extradición es un proceso político. Hay muchas pruebas sobre las masacres y la responsabilidad de ambos. El Gobierno de Bolivia tiene que pedir la extradición, ya lo hizo, y el Gobierno de Estados Unidos no ha respondido, según la información que tenemos. El Gobierno puede tratar una vez más, me imagino que va a hacerlo porque Rogelio Mayta, el actual canciller, ha trabajado muy duro con las víctimas de 2003 por muchos años, y probablemente va a intentar hacer esto. Todo depende de la política, lamentablemente.

Comparte y opina:

En el país, el 50% de estudiantes pasa clases a distancia y el 30%, de forma presencial

La modalidad semipresencial va en aumento, según el Ministerio de Educación, empero, la alerta por la cepa brasileña en el país obligará a hacer énfasis en las clases a distancia.

/ 6 de abril de 2021 / 10:15

En medio de la emergencia para evitar el ingreso de la cepa brasileña (P.1) al país, las clases semipresenciales van en aumento, mientras que el 50% de los alumnos están en la modalidad a distancia y el 30%, en la presencial, según el Ministerio de Educación.

La información fue dada por el viceministro de Educación Regular, Bartolomé Púma, en contacto con Bolivia TV. “A nivel nacional tenemos un 50% que está con clases a distancia, un 30% está con presenciales y las clases semipresenciales incrementaron”.

La autoridad indicó que en El Alto, la mayoría de las escuelas se adecuó a la modalidad semipresencial, garantizando las medidas de bioseguridad para evitar contagios del COVID-19. O la localidad de Copacabana, donde la totalidad de los establecimientos pasan clases presencialmente.

“Ponderó la coordinación entre padres, directores de unidades educativas, maestros y centros de salud u hospitales de cada barrio o distrito, ya que mediante estos canales se coordina el retorno a clases, en sectores donde el índice de contagios del coronavirus es reducido”, señala una nota de prensa.

Pero la alerta por la variante brasileña, tal como anunció el ministro de Educación, Adrián Quelca, obliga a tomar previsiones. “Hay una información preocupante del Ministerio de Salud y Deportes sobre una cepa nueva que viene del Brasil y por esta razón vamos a fortalecer la educación a distancia. Vamos a ajustar el uso de la plataforma educativa”.

Comparte y opina:

Bolivia y México exigen que Almagro y misiones de la OEA no intervengan en asuntos internos de países miembros

“México exhortó a la OEA a respetar la voluntad del pueblo boliviano y la democracia. Ambos países coincidieron en no tolerar injerencias en asuntos internos de los países”, señala el documento firmado por los presidentes Arce y López Obrador.

Arce y López Obrador, en México. Foto: Ministerio de la Presidencia

/ 25 de marzo de 2021 / 09:05

Los presidentes de Bolivia y México, Luis Arce y Andrés Manuel López Obrador, firmaron una declaración en la que exigen que las misiones electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA) y su secretario general, el uruguayo Luis Almagro, no intervengan en los asuntos internos de los países miembros del bloque.

En el relanzamiento de las relaciones bilaterales, tras la ruptura en el gobierno transitorio de Jeanine Áñez, Arce está de visita en México, en el marco del 190 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambas naciones. Hoy participará en un acto para rememorar los 200 años de la independencia mexicana, en Campeche.

“Coincidieron (Bolivia y México) en la importancia de promover el carácter exclusivamente técnico, objetivo e imparcial de las Misiones de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), las cuales deben ceñirse a los principios de no intervención, el respeto a la autodeterminación, el diálogo, la negociación, la búsqueda de consensos y la solución pacífica de controversias, considerando prioritaria la construcción de un multilateralismo que favorezca el bienestar de las personas y la dignidad de los pueblos”, señala el punto 21 firmado por los presidentes.

Y luego se refieren a Almagro. “Asimismo, coincidieron en la necesidad de que la Secretaría General de la OEA se limite a actuar dentro de su propio marco institucional y a abstenerse de intervenir en los asuntos internos de los Estados miembros. México exhortó a la OEA a respetar la voluntad del pueblo boliviano y la democracia. Ambos países coincidieron en no tolerar injerencias en asuntos internos de los países”.

Almagro y las misiones electorales de la entidad están en la mira por su rol en los comicios bolivianos de octubre de 2019, cuando tras la victoria del entonces presidente Evo Morales, sin necesidad de balotaje, la misión de la OEA intervino y puso dudas sobre los resultados; así, alimentó el discurso del fraude. Más aún, el 10 de noviembre de ese año, emitió una auditoría preliminar que ratificó esto y provocó la caída de Morales.

Al final, el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) dimitió también por las protestas cívicas, un motín policial y la presión de las Fuerzas Armadas. Emprendió viaje a México y dos días después asumió Jeanine Áñez, tras proclamarse presidenta del Senado y luego presidenta del Estado; las Fuerzas Armadas le colocaron la banda presidencial. Por ello, el partido de Morales señala que hubo un “golpe de Estado” en el que participó la OEA.

López Obrador, en su discurso de bienvenida a Arce del miércoles, apoyó esta tesis y dijo que en Bolivia hubo un “golpe de Estado” para la instalación de un “gobierno de facto”, y calificó como una “hazaña del pueblo boliviano” que se haya salido de la crisis mediante el voto, en las elecciones del 18 de octubre de 2020, en las cuales venció nuevamente el MAS, ahora con Arce como candidato presidencial, y con el 55,10% de la votación.

El miércoles, un vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE) pidió que la OEA sea excluida de las misiones de observación del balotaje que se realizará en cuatro departamentos el 11 de abril, en la elección de gobernadores, pero ello fue descartado por la Sala Plena. Ya en la primera vuelta de las subnacionales, el 7 de marzo, el presidente Arce había dejado bien en claro que no asistirá a ningún acto del TSE en el que se encuentre la OEA.

En la declaración del miércoles por la noche, Bolivia y México también “reconocieron el rol de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; en particular, del proceso de investigación que lleva adelante el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH en Bolivia, sobre los acontecimientos ocurridos entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre del 2019 en las regiones de Senkata y Sacaba, entre otros”.

El GIEI indaga la violencia antes y después de los comicios de octubre de 2019, sobre todo lo ocurrido el 15 (Sacaba) y el 19 de noviembre (Sacaba), cuando operativos militares-policiales, blindados por un decreto de la presidenta Áñez que liberaba de responsabilidad penal a los efectivos castrenses para “restablecer el orden”, dejaron 20 fallecidos por impactos de bala en esas regiones de Cochabamba y El Alto.

Asimismo, Bolivia y México “coincidieron en la necesidad de reencaminar los procesos de integración regional y el fortalecimiento de los canales de diálogo político y cooperación entre los gobiernos y pueblos de la región” y “reafirmaron su compromiso por continuar el fortalecimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), como actor crucial para fomentar la concertación política y la integración regional”.

En ese marco, “respaldaron la ejecución del Plan de Trabajo que estableció la Presidencia Pro Témpore de México para el 2021; en particular, para buscar esquemas de cooperación regional para luchar contra COVID-19, promover el acceso equitativo y universal de vacunas y favorecer la reactivación económica pospandemia”, subraya el documento.

Comparte y opina: