Nacional

lunes 29 nov 2021 | Actualizado a 08:38

Martín Natalevich: Que Almagro acepte la repostulación de Morales fue una estrategia

El autor del libro que relata la biografía del Secretario General de la OEA dice que el objetivo era que una misión de ese organismo audite las elecciones de 2019.

/ 31 de agosto de 2021 / 13:59

Uno de los autores del libro Luis Almagro no pide perdón (Planeta, 2020), Martín Natalevich, reveló este martes que la repentina aceptación del Secretario General de la OEA de que Evo Morales se repostule en los comicios de 2019 fue una estrategia para conseguir que una misión de observadores audite ese proceso electoral.

«Su estrategia, si hubo una estrategia política del Secretario General, fue justamente ganarse la confianza de Evo Morales y era una confianza resistida, porque en su primera campaña, Almagro era resistido por gran parte del Alba», develó el periodista en entrevista con La Razón Radio.

El autor del texto explicó que el objetivo de la estrategia de Almagro era que «no se robe ni un solo voto» en los comicios generales de octubre de 2019, considerando que el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) había desoído el referéndum de 2016 que le dijo No a la repostulación y acudido al Tribunal Constitucional para insistir en ese propósito.

En criterio de Natalevich, Almagro hizo ese «cálculo político» basado en la hipótesis de que en caso de perder una elección, Morales supuestamente no iba a aceptar los resultados.

«Él trabajó con hipótesis antes de que sucedieran los hechos, con interpretaciones que son de él o de su equipo, y era la eventualidad, la posibilidad de que el oficialismo en Bolivia, porque creía que no iba a ganar en primera vuelta y tampoco en segunda vuelta. Entonces tenía la posibilidad de que hubiera fraude», explicó.

En el libro, el líder del organismo multilateral contó que en el referéndum de 2016 Morales tardó en admitir su derrota y que en las elecciones de 2019 se temía que “si se robaba la elección, si había fraude electoral”. “Había que estar, y la manera de estar era asumir determinadas responsabilidades y retos políticos”, admitió Almagro.

Conforme con la llegada de la misión, admitió en el libro: “Abríamos una posibilidad que era que Evo ganara legítimamente. Era el costo que tenía eso. Para mí, eso era imposible, imposible. Evo tenía menos votos todavía que los que había tenido cuando el referéndum, o sea que no tenía forma. Después abríamos la posibilidad de que la oposición ganara legítimamente. Y cerrábamos la posibilidad de que Evo se robara la elección”.

Natalevich reveló que la presencia de una misión de observadores fue pactada entre Morales y Almagro en una reunión en Nueva York, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde Almagro puso tres condiciones: «Tiene que haber participación total, o sea no puede haber proscritos políticos; no puede haber muertos en las calles y no te tiene que robar un solo voto».

Natalevich explicó que bajo esos parámetros se firmó el acuerdo para que una misión de observadores de la OEA participe en los comicios nacionales.

«Almagro se ganó la enemistad de la oposición, lo veía como traidor, que estaba jugado para los intereses de Evo Morales. De hecho, ahora que estuvimos en Nueva York, ha contado el propio Secretario General tuvo una reunión con algunos congresistas bolivianos, entre ellos (Arturo) Murillo, (Óscar) Ortiz, que casi termina a las piñas (golpes)», agregó Natalevich.

La semana pasada, se presentó el libro Luis Almagro no pide perdón, que narra la trayectoria del Secretario General basada en una entrevista de 20 horas con él y más de 100 conversaciones con su entorno y políticos, con opiniones encontradas sobre su legado tras su elección en 2015 y su reelección en 2020.

Aunque Almagro negó que la razón de sus movimientos en Bolivia hayan sido cálculo político, el libro reseña que “hubo una responsabilidad mayúscula de Luis Almagro, que lo admite sin ruborizarse y hasta se enorgullece de haber podido contribuir a cortar con un proceso de reelección que sobrepasaba el marco legal”.

El otro autor del libro es el también periodista uruguayo Gonzalo Ferreira.

Comparte y opina:

Evo Morales: ‘No habrá golpe, si a mí me hicieron golpe, al Lucho no lo van a hacer’

El exmandatario lideró una movilización en defensa del gobierno de Luis Arce durante siete días.

Evo Morales en el último día de la marcha. Foto: @evoespueblo.

/ 29 de noviembre de 2021 / 08:13

El expresidente y jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, que lideró durante siete días una marcha en defensa del gobierno de Luis Arce, aseguró este lunes que no se producirá un nuevo “golpe de Estado” en Bolivia.

“No habrá golpe; solo quiero decir que si a mí me hicieron golpe, al Lucho (Luis Arce) no lo van a hacer”, dijo Morales a la radio Patria Nueva durante su llegada a la ciudad de El Alto junto a los marchistas para luego descender hasta el centro de La Paz.

Por eso, según el exmandatario, se está defendiendo la democracia con esta masiva movilización gracias al apoyo de “la unidad del pueblo boliviano”.

La marcha liderada por Morales empezó el pasado martes en la localidad orureña de Caracollo y recorrió durante siete días por la carretera Oruro-La Paz.

Según los cálculos del propio expresidente, la movilización comenzó con aproximadamente 5.000 marchistas y durante los siguientes días empezaron a sumarse más personas, principalmente, durante el último tramo.

“Miles y miles de hermanos recorremos el último tramo de la marcha por la patria para llegar a La Paz y expresar nuestro compromiso de vivir en democracia, con gobierno legítimo y en paz”, agregó Morales a través de un mensaje difundido en su cuenta en Twitter.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Marchas de apoyo a Arce llegan a La Paz con efusivos discursos contra la derecha

El presidente Luis Arce, el vicepresidente David Choquehuanca y el expresidente Evo Morales arremetieron contra sus opositores.

La marcha liderada por el expresidente Evo Morales. Foto: Rodwy Cazón

/ 29 de noviembre de 2021 / 02:36

Al menos dos masivas marchas de apoyo al gobierno de Luis Arce llegarán este lunes al centro de la ciudad de La Paz en medio de efusivos discursos del oficialismo en contra de la derecha, la oligarquía y los “golpistas”.

La primera caminata, liderada por el expresidente Evo Morales y con la participación de un gran número de organizaciones afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), comenzó el 23 de noviembre en la población orureña de Caracollo y durante siete días recorrió por la carretera Oruro-La Paz.

Ayer llegó a Achica Arriba y este lunes emprendió camino a la sede de gobierno, partiendo de la Apacheta.

La segunda movilización empezó el domingo en el sector de la Cumbre, carretera a Los Yungas, protagonizada por organizaciones del norte paceño.

Además, según adelantó en pasadas horas el propio vicepresidente David Choquehuanca, también ingresarán al centro paceño otras marchas “desde diferentes puntos de la ciudad”.

En el inicio de la caminata en Caracollo, Morales aseguró que La Paz “va a reventar” este lunes porque espera que al menos un millón de personas se concentren.

Pues, “cuando la patria está en riesgo, el pueblo se moviliza para defenderla y esta marcha es (precisamente) por la patria porque los golpistas todavía no quieren olvidar el golpismo”, arengó el domingo el expresidente Morales.

Además, queremos decir a la derecha que “aquí estamos, no nos molesten, respeten a nuestro Presidente, respeten al 55%” de los votos que obtuvo en las elecciones de octubre de 2020, agregó el exmandatario.

Mientras Arce aseguró en la Cumbre que a la “oligarquía” y a los “ricos” la democracia no les interesa cuando no les sirve.

“La democracia cuando les sirve, cuando ellos manipulan y manejan, es buena, pero cuando el pueblo expresa su voto, como lo hizo en octubre del año pasado, (…) ya no le sirve eso, ya no es democracia eso (e) intentan por todo lado mecanismos para evitar la democracia del pueblo boliviano”, añadió el Jefe del Estado.

Por su parte, Choquehuanca remarcó que todos los movilizados tienen la misma raíz y la van a defender. En cambio, de “algunos que han venido de afuera, su raíz está afuera y no les interesa Bolivia, no les interesa defender nuestra soberanía, nuestra democracia, es más, ellos no quieren vivir en democracia; somos nosotros los que hemos recuperado nuestra democracia y nosotros somos los que vamos a defender”, advirtió.

Incluso, Choquehuanca consideró que ellos solo quieren “destrozar y debilitar” la democracia y por eso quieren confundir y dividir a distintos sectores, “pero no lo van a lograr”. Y es que “el objetivo era silenciarnos, pero no van a poder, somos duros como la piedra”, sostuvo.

Comparte y opina:

Arce insiste que la marcha en defensa de su gobierno ‘es pacífica, pero firme’

La movilización “va a demostrar a la derecha que el pueblo boliviano marcha para defender su voto”, remarcó el Jefe del Estado.

El Presidente, en la marcha del norte paceño, el domingo.

/ 28 de noviembre de 2021 / 17:37

A un día del arribo de la marcha a la ciudad de La Paz en medio de la susceptibilidad de algunos actores políticos de la oposición, el presidente Luis Arce ratificó que la movilización “es pacífica, pero firme”.

“Nuestra marcha es pacífica, pero firme, y va demostrarle a la derecha que el pueblo boliviano marcha para defender su voto. A la oligarquía solo le interesa la democracia cuando le es útil, pero la rechaza cuando beneficia a todas y todos”, escribió Arce en su cuenta en Twitter.

La marcha en defensa del gobierno de Arce comenzó el martes en Caracollo y, en el acto de inicio de esa movilización, el expresidente Evo Morales aseguró que este 29 de noviembre, cuando llegarán los marchistas a la sede de Gobierno, “va a reventar La Paz” por la gran cantidad de personas que se espera se sumen.

Esas expresiones de Morales generaron una serie de cuestionamientos de parte de algunos políticos de la oposición, entre ellos, el alcalde paceño Iván Arias, quien incluso solicitó al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, “garantías para la población, los edificios públicos y privados, además de monumentos”.

Sin embargo, la marcha liderada por Morales no será la única que arribará a la sede de Gobierno, sino también otra que empezó este domingo en el sector de La Cumbre, en la carretera a Los Yungas, y que está integrada por organizaciones del norte paceño.

De hecho, Arce, al igual que en la marcha que viene desde Caracollo, también estuvo en el comienzo de esta segunda movilización en defensa de su gobierno.

“Con el permiso de la pachamama, iniciamos la marcha hacia La Paz, junto a nuestras y nuestros hermanos del norte paceño. Nos unimos a la marcha por la patria para decirle a la derecha que, hoy más que nunca, el pueblo boliviano está unido para hacer respetar su voto”, dijo el Jefe del Estado.

También puede leer: Arce afirma que la oligarquía y los ricos intentan ‘evitar la democracia’ en Bolivia.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Concejala del MAS dice que Iván Arias ‘no reconoce la democracia’

En los últimos días, el Alcalde de La Paz cuestionó de manera insistente la marcha liderada por Evo Morales en defensa del gobierno de Luis Arce.

El alcalde Iván Arias. Foto: Captura/Alcaldía.

/ 28 de noviembre de 2021 / 16:52

La concejala del Movimiento Al Socialismo (MAS) Roxana Pérez Del Castillo consideró este domingo que el alcalde de La Paz, Iván Arias, “no reconoce la democracia”, después de que cuestionó la marcha liderada por el expresidente Evo Morales en defensa del gobierno de Luis Arce. 

“Es lógico (que critique), es una persona que no reconoce la democracia, jamás va a reconocer lo que es la voz del pueblo; yo estuve prácticamente todos los días con los hermanos y es realmente inspirador cómo nuestro pueblo se levanta y de manera unísona dice: Lucho (Luis Arce) no está solo, nuestro presidente no está solo, la democracia va a ser garantizada por nosotros”, dijo la concejala en una entrevista con medios estatales.

El 23 de noviembre comenzó la marcha en Caracollo y, en el acto de inicio de esa movilización, el expresidente Morales aseguró que el 29 de noviembre, cuando se prevé la llegada de los marchistas a la sede de Gobierno, “va a reventar La Paz” por la gran cantidad de personas que se espera se sumen.

Al día siguiente, Arias pidió garantías para los paceños, los edificios públicos y los monumentos. Además, “ante el odio y la venganza”, instó a la población a recibir la marcha con la tricolor y banderas blancas.

El 25 de noviembre, Arias volvió a referirse a la marcha y en esa ocasión aseguró que  Morales ya es empresario, por lo que, en su criterio, debería estar liderando “una marcha de trailers porque es exportador”.

Sin embargo, ahora Morales “lidera una marcha que no sé qué pretende. ¿Hablar de federalismo? ¿Para una Asamblea Constituyente y acortar el mandato del presidente Arce? ¿Qué hay detrás de la marcha?”, cuestionó el Alcalde a través de su cuenta en Twitter.

El 26 de noviembre, Arias envió una carta al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, para pedir de manera oficial “garantías para la población, edificios públicos y privados, además de monumentos, para el lunes cuando se prevé que llegará una marcha liderada por Evo Morales quien anticipó que ‘va a reventar La Paz’”.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Morales a la derecha: ‘Aquí estamos, no nos molesten, respeten al Presidente’

“No estamos aquí ni por vagos, ni por flojos, ni por figurones”, afirmó el expresidente Evo Morales en el arribo de la marcha a Achica Arriba.

El expresidente Evo Morales. Foto: Roberto Guzmán-La Razón.

/ 28 de noviembre de 2021 / 15:44

La marcha en defensa de la administración del presidente Luis Arce llegó este domingo a Achica Arriba y el expresidente Evo Morales, que lidera esa movilización, exigió a la derecha respetar al Jefe del Estado y al 55,1% de votos que obtuvo en las elecciones de octubre de 2020.

“Hemos empezado (la marcha) en Caracollo con 5.000 (personas) y ahora estamos con más de 50.000 para llegar mañana a la ciudad de La Paz (con) más de un millón para decirle a la derecha: Aquí estamos, no nos molesten, respeten a nuestro Presidente, respeten al 55%”, dijo.

El exmandatario agregó que la derecha tiene que respetar el proyecto político y económico que ganó las elecciones si quiere seguir trabajando con el fin de garantizar el desarrollo y crecimiento económico de Bolivia.

La marcha en defensa del gobierno de Arce comenzó el pasado martes en Caracollo y este domingo llegó a Achica Arriba. Morales confirmó que los movilizados ingresarán el lunes a la ciudad de La Paz como estaba previsto desde un principio.

Pero “hemos decidido (retomar la caminata) mañana a las 06.00 desde Apacheta; quisiéramos empezar desde acá, pero es imposible, somos más de 50.000 (personas) y no van a poder dormir (todos aquí), las casas no alcanzan, por lo que algunos dormirán en El Alto, otros en Viacha y algunos retornarán a dormir a Calamarca, (así como) yo ayer retorné a dormir hasta Patacamaya”, indicó.

Además, aseguró que la derecha, cuando no puede ganar las elecciones, organiza golpes de Estado y por eso los dirigentes de distintas organizaciones sociales decidieron realizar esta marcha para “defender nuestra revolución democrática cultural” y a las autoridades nacionales electas.

Por tanto, “no estamos aquí ni por vagos, ni por flojos, ni por figurones; estamos para defender la patria, estamos para defender nuestro gobierno”, puntualizó.

Temas Relacionados

Comparte y opina: