Economía

jueves 1 oct 2020 | Actualizado a 12:22

Conamype pide créditos que le permitan al sector subsistir

El Gobierno analiza la creación de un fondo de apoyo y otras medidas que pueden ser anunciadas en las próximas horas.

/ 8 de abril de 2020 / 15:11

En pleno trabajo, obreros de una empresa textilera

Por Marco A. Ibañez

Las micro y pequeñas empresas de confecciones, madera y cuero “agonizan” y piden capital para subsistir, no “dádivas”. El Gobierno asegura que no se olvidó de los productores y pide unidad al sector.

Estos rubros manufactureros son los más “golpeados” por los efectos de la pandemia. Sus actividades se redujeron al mínimo, al igual que las ventas de sus productos, provocando el cierre de unidades productivas y el despido de trabajadores.

Este panorama fue descrito a La Razón por el presidente de la Confederación Nacional de Micro y Pequeñas Empresas (Conamype), Néstor Conde, quien pide ayuda al Ejecutivo, pero no en “dádivas ni bonos”, sólo capital para que estos productores continúen con sus operaciones. “Nosotros sabemos trabajar. Sólo necesitamos capital para poder soportar este tiempo”, dijo.

Para evitar que “muera” esta actividad –uno de los principales generadoras de empleo en el país–  propone la implementación de un fondo de apoyo financiero que otorgue créditos con un período de gracia de al menos tres meses.

“La situación a nivel nacional es preocupante. Muchas unidades productivas están cerrando sus operaciones y están prescindiendo de sus trabajadores. (…) El sector prácticamente está muriendo”.

El dirigente calcula que aproximadamente 2,5 millones de personas dependen de las actividades productivas de la micro y pequeña empresa (mype), la cual sufren los efectos de la cuarentena porque no puede trabajar y menos vender lo que produce.

Ante ese panorama, anunció que este martes envió una carta a la presidenta Jeanine Áñez, solicitándole una reunión para exponer la “difícil situación que atraviesa el sector” y presentar la propuesta de implementación de un fondo de apoyo.

“Hemos priorizado este tiempo la salud de nuestras familias y la de nuestros trabajadores, acatando la cuarentena”, señala la carta enviada a la Jefa de Estado.

PROPUESTAS. Al respecto, el viceministro de la Micro y Pequeña Empresa, Ronny Áñez, informó a este medio que la división y politización son una “debilidad” que afecta a la mype nacional. Lamentó asimismo la existencia de grupos políticos del anterior Gobierno que “están metiendo cizaña con mala información (…). El Gobierno no se ha olvidado del pequeño productor”, dijo.

Argumentó que en los últimos meses, el Ejecutivo reactivó la economía de la micro y pequeña empresa que la ex administración de Evo Morales dejó “quebrada”.

“Dejaron una Conamype dividida en tres, a cuyas directivas convocamos en diciembre pasado para que se comprometan a unificarse —mediante acta—, debido a que la Ley 947 (de la mype) señala que las política públicas se deben elaborar a través de Conamype, Fedemype y otras organizaciones que representen al sector”, dijo.

“Después de ese compromiso, por la fiestas de fin de año se fueron a la Argentina —tenemos fotos (de ellos) con Evo— y a las pocas semanas hacen dos congresos en Tarija y El Alto, continuando la división en el sector”, agregó.

Pese a ello, ese viceministerio lleva adelante proyectos para fortalecer al rubro con financiamiento interno y externo

Sin adelantar detalles, Áñez anunció también que el gabinete de ministros este miércoles analiza medidas de ayuda para los pequeños productores, las mismas que serán anunciadas en las próximas horas.

El domingo pasado, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, José Luis Parada, informó que se analiza junto al Banco Central de Bolivia (BCB) la creación de un fondo financiero para la mype con recursos de la cooperación internacional. (8/04/2020)         

Comparte y opina:

Fitch Ratings baja la calificación de riesgo de Bolivia

La calificadora también proyectó que la economía boliviana se contraerá en un 7,5% en 2020 y el próximo año el crecimiento llegará al 3,9%.

/ 1 de octubre de 2020 / 10:55

Fachada de una oficina de Fitch Ratings en Nueva Work. Foto: elpais.cr

La internacional Fitch Ratings bajó la calificación de riesgo de Bolivia de “B+” a “B”, además efectuó un ajuste a la perspectiva del país de “negativa” a “estable”, de acuerdo a su último reporte.

La firma calificadora precisó que la degradación de las finanzas públicas y las tensiones políticas en el país son las principales causas de la reducción de la evaluación.

En su informe, Fitch Ratings justificó la nueva valoración señalando que “la rebaja de las calificaciones de Bolivia refleja el deterioro de las perspectivas de crecimiento del país y de las finanzas públicas en medio de tensiones políticas agudas, que probablemente complicarán ajustes de política suaves para contener los riesgos macroeconómicos después de las próximas elecciones”.

Detalló que las presiones externas que agotaron las reservas internacionales en años anteriores se han suavizado en 2020 debido a una caída de la demanda interna, pero éstas podrían resurgir a medida que la economía se recupere.

Adicionalmente, que el déficit fiscal ha aumentado considerablemente, así como el esfuerzo de ajuste necesario para estabilizar la deuda con relación al Producto Interno Bruto (PIB).

La calificadora también proyectó que la economía boliviana se contraerá en un 7,5% en 2020 y el próximo año el crecimiento llegará al 3,9%.

Fitch Ratings es una agencia internacional de calificación de crédito y riesgo que tiene sus oficinas centrales en New York y Londres. Los inversores internacionales usan las calificaciones de la compañía como una guía para saber cuáles economías no entrarán en cesación de pagos o “default” y que subsecuentemente podrán dar retornos sólidos.

La compañía basa sus calificaciones en factores como el tipo de deuda que un país o una compañía tiene y cuán sensibles son frente a los cambios sistémicos como las tasas de interés.

Comparte y opina:

Marinkovic dice que créditos externos ‘bloqueados’ se perderán y anuncia que gestionará donaciones

El ministro de Economía viajará a Estados Unidos para hacer gestiones ante organismos internacionales y países en Naciones Unidas con la finalidad de conseguir donaciones.

/ 1 de octubre de 2020 / 00:05

Branko Marinkovic, el lunes pasado durante su posesión como Ministro de Economía y Finanzas Públicas

Por Carlos Corz

Los créditos externos «bloqueados» en el Legislativo, controlado por el MAS, “se van a perder” con los costos que ello implica. Ante esa situación, se hará gestiones en Estados Unidos ante organismos internacionales y gobiernos en Naciones Unidas para acceder a donaciones, informó el ministro de Economía, Branko Marinkovic.

“Tenemos más de $us 1.000 millones que estaban aprobados para el país y que se van a perder, lamentablemente para el país va a tener un costo financiero”, advirtió en referencia a los créditos internacionales que la mayoría del MAS en el Legislativo no da curso, entre ellos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Esos fondos están destinados a reponer los recursos destinados al pago de bonos y a pagar uno nuevo, el Bono Salud de Bs 500 planteado por la presidenta transitoria, Jeanine Áñez. Hay créditos en espera de aprobación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), del Banco Mundial (BM) y del FMI.

Ante la falta de viabilización de ese dinero, Marinkovic anunció en la red Uno que viajará a Estados Unidos con la finalidad de gestionar fondos. “Vamos a ver lo que se pueda conseguir en la comunidad internacional, pero son del FMI, del BM y del BID y también ante gobiernos en Naciones Unidas. Tratar de conseguir para que llegue por la vía de la donación porque como sabemos que el Congreso tiene bloqueado el ingreso de dinero”, cuestionó.

Marinkovic explicó que el Estado tiene capacidad de acceder a créditos e informó que este año se pagó $us 270 millones de la deuda.

El MAS demandó transparencia al Gobierno para aprobar los créditos en la Asamblea, ya que indicó que hay dudas sobre las condiciones y los intereses, sobre todo en el crédito del FMI de $us 327 millones. Además, la presidenta del Legislativo, Eva Copa, promulgó la ley para el pago del Bono contra el Hambre de Bs 1.000, que es rechazado por el Gobierno bajo el alegato que su financiamiento no es viable.

El ministro Marinkovic durante la entrevista con el programa Que No Me Pierda de la red Uno.

(01/10/2020)

Comparte y opina:

Perú reanudará el lunes los vuelos con siete países latinoamericanos, entre ellos Bolivia

Los otros países son: Colombia, Ecuador, Panamá, Paraguay, Uruguay y Chile, según comunicó el presidente Martín Vizcarra.

/ 30 de septiembre de 2020 / 18:37

Se reactivan los vuelos comerciales

Por AFP

Perú reanudará el lunes los vuelos internacionales con siete países latinoamericanos tras casi siete meses de cierre por la pandemia, anunció este miércoles el presidente Martín Vizcarra.

«En el reinicio de los vuelos internacionales a partir de la próxima semana vamos a empezar con siete países: Colombia, Ecuador, Panamá, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Chile», dijo Vizcarra en conferencia de prensa.

Son «siete países y once destinos porque en algunos países van ir a más de una ciudad los vuelos internacionales», indicó el mandatario.

El cierre de fronteras, decretado el 16 de marzo, implicó un serio golpe para el próspero sector del turismo peruano.
Vizcarra había anunciado el pasado viernes que la reanudación de los vuelos sería el 5 de octubre, pero no había precisado cuales serían los países.

El presidente explicó este miércoles que se permitirán vuelos comerciales «de ida o vuelta de pasajeros con un rango de hasta cuatro horas de vuelo. Es lo que se ha estimado. Hay un protocolo para esos vuelos entre el Ministerio de Salud y el Ministerio de Transportes».

El Ministerio de Transportes dijo por su parte que habrá entre 70 y 75 vuelos internacionales semanales, menos del 15% de las frecuencias que había antes de que la pandemia irrumpiera en Perú.

El ministro de Transportes, Carlos Estremadoyro, indicó que se cerraría el año con unos 167 vuelos por semana.

Los destinos autorizados son Guayaquil y Quito (Ecuador); La Paz y Santa Cruz (Bolivia); Bogotá, Cali y Medellín (Colombia); Ciudad de Panamá (Panamá); Asunción (Paraguay); Montevideo (Uruguay) y Santiago (Chile).

El gobierno peruano había indicado el 17 de agosto que reanudaría los vuelos internacionales cuando bajaran los casos del nuevo coronavirus, lo que sucede de manera paulatina desde la última semana de agosto.

Vizcarra anunció, además, que a partir del lunes se levantará la cuarentena en las provincias andinas de Abancay y Huamanga, y la selvática de Huánuco.

En estas tres provincias, en las que se mantendrá el toque de queda dominical, viven casi 700.000 personas. En el resto del país el confinamiento fue levantado el 30 de junio.

Con 33 millones de habitantes, el país es el tercero en América Latina en casos de coronavirus (811.768) detrás de Brasil y Colombia. También es tercero en decesos (32.396) después del gigante sudamericano y México.

Sin embargo, proporcionalmente a su población, Perú tiene la mayor tasa de mortalidad por coronavirus en el mundo (101,05 decesos por cada 100.000 habitantes), según el ranking que publica la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, centro de referencia.

(30/09/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Las eléctricas reclaman un fondo de Bs 1.000 millones para evitar su ‘deterioro’

El sector exige al Órgano Ejecutivo un fideicomiso que posibilite la liquidez de las empresas de electricidad.

/ 30 de septiembre de 2020 / 10:38

La planta de trasbase de electricidad en Pongo, La Paz. Foto: La Razón-archivo

La Cámara Boliviana de Electricidad (CBE) reclama al Gobierno transitorio la constitución de un fideicomiso de Bs 1.000 millones para enfrentar un eventual “deterioro de la industria eléctrica», que afectará a las cooperativas, empresas privadas y públicas del sector.

Este fondo sería utilizado para que las empresas de distribución eléctrica puedan acceder a recursos equivalentes a los montos de la facturación que les corresponde pagar a los consumidores, cuentas que fueron diferidas en mayo pasado mediante el Decreto Supremo 4206 (Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos), y que a su vez puedan pagar a las compañías de generación y transmisión, señala un comunicado difundido este miércoles por esta entidad.

La CBE considera que “la única forma razonable de evitar un deterioro de la industria eléctrica es creando un mecanismo de liquidez (fideicomiso) que permita a las distribuidoras acceder a los recursos que van a dejar de percibir por la mora, para que no se vea afectado el servicio y la viabilidad de los agentes del sector, y así́ mantener la cadena de pagos existente”.

Argumenta que los Bs 1.000 millones del fideicomiso pueden ser obtenidos a través de un préstamo del Banco Central de Bolivia (BCB) al Tesoro General de la Nación (TGN), que será devuelto por las empresas de distribución en un plazo máximo de 18 meses sin intereses, de acuerdo al pago de sus facturas por parte de los consumidores.

Según detalla el documento difundido “el volumen de los recursos previstos para el fideicomiso sale de considerar la facturación de la categoría domiciliaria, que es la única que no presenta decrecimientos como consecuencia de tener a las personas en sus hogares por la cuarentena, por abril, mayo y junio de 2020, descontando el monto de la subvención establecida que cubriría aproximadamente el 40% del total de la facturación”.

Con referencia a la mora en la cual se encuentran estas empresas por la falta de pago durante el periodo de emergencia sanitaria, la Cámara Boliviana de Electricidad señala que “la caída en el pago por facturación que se está observando en estos momentos está entre el 60 y el 80% de la facturación, lo que provoca un quebranto en las finanzas de las empresas, deteriora su flujo de caja, y afecta la fluidez del sistema de pagos existente a las empresas de transmisión y generación de electricidad”.

(30/09/2020)

Comparte y opina:

A diferencia del decreto de Áñez, ELFEC confirma que sus acciones pasaron en 2012 a ENDE

El decreto que desató una crisis de gabinete, asegura que ENDE “ha informado que por razones de fuerza mayor se ha visto imposibilitada de dar cumplimiento a los Decretos Supremos N° 0494 (de recuperación de acciones) y N° 1178 (de adquisición del paquete accionario)”.

/ 29 de septiembre de 2020 / 19:30

Oficinas de Elfec en Cochabamba

La estatal Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) registró en 2012 la titularidad de 521.994 acciones de ELFEC-Cochabamba, de acuerdo a una memoria institucional de 2017 de la firma cochabambina, lo que contradice el argumento de que ENDE no cumplió con la recuperación de las acciones para el Estado, como fija el decreto aprobado por el gobierno de Jeanine Áñez.

El decreto 4346 de Áñez, y que derivó en una crisis de gabinete con la salida de tres ministros, entre ellos Óscar Ortiz, establece entre sus argumentos que “ENDE, ha informado que por razones de fuerza mayor se ha visto imposibilitada de dar cumplimiento a los Decretos Supremos N° 0494 (de recuperación de acciones) y N° 1178 (de adquisición del paquete accionario).

Sin embargo, en la memoria institucional de 2017 se establece que, “en cumplimiento de lo dispuesto en el Parágrafo III del Artículo Único del Decreto Supremo No. 1178, en fecha 2 de abril de 2012 y en presencia del Representante Legal de ENDE, se procedió a registrar, en el Libro de Accionistas de ELFEC S.A., la titularidad de 521.994 acciones a nombre de ENDE”.

Murillo aclara que las acciones de ELFEC serán devueltas de ‘manera directa’ a los socios

El decreto 1178 también dispone la adquisición del 92.12% de las acciones de ELFEC, “correspondiente al paquete accionario que posee la sociedad Luz del Valle Inversiones S. A. en ELFEC S. A.”, y que el “pago por las acciones será realizado con recursos provenientes del Tesoro General de la Nación – TGN, en calidad de aporte al capital de ENDE”.

Sobre la composición accionaria, según la memoria institucional,  en 2007 los trabajadores y ejecutivos de la empresa adquieren, a través de la Empresa Luz del Valle Ltda., el 92,12% de las acciones de ELFEC S.A.

En 2008, “COMTECO adquirió de la Empresa SOELBO el 56,66% de las acciones de la Empresa Luz del Valle S.A., y de esta forma el 52,20% de las acciones de ELFEC S.A., consolidándose luego la Corporación COMTECO – ELFEC. El paquete accionario de ELFEC S.A. quedó conformado de la siguiente forma: 92,12% Luz del Valle Inversiones S.A. y 7,88% de inversionistas privados menores”.

Temas Relacionados

Comparte y opina: