sábado 28 nov 2020 | Actualizado a 00:30

La pandemia por el COVID-19 y el problema de la deuda externa

El Gobierno contrajo deuda para el pago de bonos asistenciales

/ 22 de agosto de 2020 / 07:02

Por el déficit, tarde o temprano, Bolivia deberá renegociar con sus acreedores

Debido a la crisis, los países de la región deben estimular el crecimiento económico o renegociar su deuda externa ante el riesgo de un “default”. Bolivia no es la excepción y en una eventualidad puede aplicar la “Cláusula de Acción Colectiva”.

Como consecuencia de la pandemia del COVID-19, naciones como Bolivia enfrentan el déficit fiscal que resta capacidad de generación de ingresos a los gobiernos para hacer frente a la crisis económica y la reactivación.

Por ello, extreman esfuerzos para obtener financiamiento para resistirla emergencia sanitaria, salvar empleos y reactivar el crecimiento. El menú es corto, las opciones van desde recorte de gastos no esenciales hasta el endeudamiento.

En el caso de la deuda por la pandemia, ésta puede restar margen para contraer recursos externos destinados al desarrollo.

“Yo creo que eso va a ocurrir, el endeudamiento se va a convertir en un problema, aunque esto implique que entremos en ‘default’. Va a ser una carga muy pesada para estas economías, que van a encontrar que el precio de sus bienes de exportación van a estar a niveles bajos o por lo menos por debajo de los máximos históricos que tuvimos hace una década”, afirmó el economista uruguayo y consultor internacional Carlos Steneri.

El exdirector de la Unidad de Gestión de Deuda del Ministerio de Economía y Finanzas del Uruguay, en el webinar: “Deuda externa en tiempos de pandemia: desafíos y propuestas de alternativas”, recordó que en la década de los años ochenta “el peso de la deuda era un freno al crecimiento”, entonces surgió el Plan Brady para reestructurar la deuda contraída por los países en desarrollo con bancos comerciales, debido a la crisis de la deuda latinoamericana.

Por tanto, no descartó que los organismos de financiamiento internacional apliquen otro mecanismo para resolver el problema del incremento del endeudamiento para enfrentarla crisis global.

No obstante, expresó su preocupación debido a que el Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y otros organismos no tendrían capacidad financiera para atender requerimientos a nivel global.

“Yo creo que no, estoy convencido que no. Ya no tenían capacidad para financiar —a mi entender— dificultades globales o regionales pre pandemia”, dijo en la conferencia en línea organizada por el Posgrado Ciencias del Desarrollo de la Universidad Mayor de San Andrés (CIDES-UMSA).

Citó como ejemplo que la crisis de la deuda soberana en Grecia (conocida como la depresión griega en 2009) fue resuelta por la Unión Europea, mientras que “el FMI tuvo un papel marginal” tanto en el aporte de recursos como la asistencia técnica para hacer el diseño de la propuesta de reestructuración. “Si uno mira el capital del FMI frente a las necesidades de los países emergentes, vemos que no es factible”.

CONFLICTOS

¿Qué pasa si un país como Bolivia con crisis económica y conflictos políticos sociales internos, en una eventualidad opta por renegociar su deuda soberana con sus acreedores? Según Steneri, la deuda externa del país como de la mayoría de las naciones del mundo fue emitida en los mercados globales y tiene incluidas Cláusulas de Acción Colectiva (CAC), que establecen condiciones para la reestructuración de endeudamiento (representación, ámbito de negociación, formas de pago, plazos, tasas de interés, etc.).

“En el evento que fuera necesario reestructurar la deuda de Bolivia están las cláusulas legales (CAC), que lo posibilitan, después cuál es el ciclo político o económico del país, a los acreedores les importa poco, lo que ellos quieren es cobrar”, respondió a La Razón.

Citó como ejemplo que en la pasada década, Irak en medio de un conflicto logró reestructurar su deuda. “Por tanto, eso no es una restricción, obviamente las turbulencias políticas tienen más impacto en el desempeño del crecimiento porque el nivel de la economía no puede desarrollar todo su potencial porque encuentra actores que están tensionados o distraídos en otro tipo de pugnas”, dijo el experto uruguayo.

Al respecto, el analista boliviano Jimmy Osorio comentó a este medio que la crisis económica, a la fecha, a nivel macro pero sobre todo en lo micro, se está agravando producto de la pandemia mundial y que frente a ello “el Estado sigue apostando a la captación de deuda externa para sobrellevar políticas económicas, no necesariamente con cargo a inversión, sino más que todo van del lado de programas de salud (insumos y programas) y asistencialismo”.

Siguió explicando que un principio básico del manejo de la deuda pública, es que ésta —preferentemente— vaya a cubrir gastos de inversión con retorno de utilidades. Sin embargo, la deuda adquirida por el anterior gobierno “no necesariamente ha tenido como destino la inversión productiva, sino que ha financiado parte del gasto corriente”, explicó Osorio.

“Para nadie es desconocido que los ingresos nacionales han ido disminuyendo drásticamente, lo que podría dar a entender que el servicio de la deuda pública (pago) se vea comprometida de cierta forma, pero, hay mecanismos que permiten que se pueda controlar la administración de la deuda y no entrar en escenarios de incumplimiento de compromisos o, peor aún, en una especie de ‘default’; para ello el Gobierno puede reprogramar sus créditos o invocar a la Cláusula de Acción Colectiva”, indicó el analista.

En el Decimotercer Encuentro de Economistas de Bolivia, efectuado entre el 13 y 14 de agosto, el presidente interino del Banco Central de Bolivia (BCB), Guillermo Aponte Reyes Ortiz, expuso que la deuda externa boliviana a julio de esta gestión asciende a $us 11.300 millones, equivalente a un 28,4% con respecto al Producto Interno Bruto (PIB).

Para Jimmy Osorio la deuda externa del país es “relativamente elevada” con respecto a la proyección del PIB, por tanto se deberá esperar a que las actividades se vayan normalizando, sobre todo en lo referente al sector primario y productivo exportador.

“Es necesario que el gobierno de turno o quien entre a administrar la cosa pública, en lugar de estar echando mano a más deuda pública, pueda asumir con responsabilidad la contracción del aparato público y al fomento del sector productivo, puesto que se ha demostrado que cuando la participación del Estado es muy grande en un país pobre como el nuestro, las eventualidades externas golpean más fuerte a la economía del conjunto de los bolivianos”, concluyó el economista.

BCB: Se puede contraer más deuda

En los últimos 15 años, la deuda externa pública de Bolivia se incrementó en 128%, es decir, de $us 4.947 millones en 2005 subió a $us 11.300 millones a julio de este año, valor sostenible con espacio para un endeudamiento responsable, según el BCB.

De igual manera, las Reservas Internacionales Netas (RIN), que son utilizadas para cumplir compromisos internacionales (amortización de deuda externa y pago de intereses), también sufrieron una reducción de $us 15.123 millones en 2014 a $us 6.608 millones a julio de 2020 más alta que las RIN, con relación al PIB equivale un 28,4% mientras de las reservas 16,6%.

En el Informe de Política Monetaria con datos a junio de 2020, presentado por el BCB el pasado viernes, se indica que a pesar del adverso contexto externo, en el primer semestre las RIN se mantuvieron estables.

Agrega que los desembolsos netos de deuda externa al sector público en el primer semestre fueron menores que en 2019. “De acuerdo a criterios internacionalmente aceptados, el saldo de la deuda externa pública del país es sostenible en términos de solvencia y liquidez”.

A junio de 2020, el ratio de la deuda externa pública como porcentaje del PIB representó 28,4%, por debajo de los umbrales de carga de deuda referenciales que recomiendan el Banco Mundial y el FMI (40% del PIB).

El ratio de la deuda pública externa con relación a las exportaciones de bienes y servicios alcanzó a 139,1%, por debajo del umbral de 180%. Igualmente, el indicador de liquidez que relaciona el servicio de la deuda respecto del valor de las exportaciones alcanzó a 10,1%, por debajo del umbral referencial (15%).

Industrializar el litio con ‘socios y no patrones’

Desarrollo. El gobierno de Luis Arce debe asumir el reto, pero existen condiciones

El Salar de Uyuni es el mayor desierto de sal del mundo. En su costra salina se encuentra también el mayor reservorio de litio en el orbe

Por Marco A. Ibañez

/ 25 de noviembre de 2020 / 14:35

Bolivia busca convertirse en uno de los protagonistas del mercado energético del litio. Para ello debe continuar con la industrialización del “oro blanco”, definir con qué potencia se alía equilibrando pedidos regionales de “socios y no patrones”.

En febrero de este año se informó a nivel internacional que el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) estableció que Bolivia posee en su territorio alrededor de 21 millones de toneladas métricas certificadas de litio, es decir, es el principal país del mundo con la mayor reserva del metal, desplazando inclusive a Argentina, que lideraba el sector el año pasado.

De ahí que el tema volvió al escenario económico con matices políticos regionales, tras los conflictos sociales de octubre del pasado año, la crisis sanitaria por el COVID-19 y el proceso electoral que afrontó el país esta gestión.

“Se ha conversado con los dirigentes y la industrialización del litio tiene que ir adelante, pero con reglas claras. Tiene que hacerse una ley en consenso y conocimiento de las organizaciones de Potosí, y no así como se hizo en el pasado a espaldas del pueblo con el Decreto Supremo 3738, que entregaba nuestros recursos a empresas transnacionales por 70 años. Eso no tiene que pasar hoy”, declaró a LA RAZÓN el presidente del Comité Cívico de Uyuni, Luis Machaca Choque.

La citada norma que hizo referencia el cívico fue abrogada en noviembre del año pasado, a través del Decreto Supremo 4070, con lo cual el gobierno del expresidente Evo Morales dejó sin efecto la alianza entre la empresa estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y la alemana ACI Systems Alemania (ACISA).

El Decreto Supremo 3738 fue cuestionado por el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) e inclusive se llevó adelante un paro indefinido de actividades.

Pese a ello, el 8 de noviembre, tras el acto de posesión del presidente Luis Arce, el embajador de Alemania en Bolivia, Stefan Duppel, reiteró el interés de su país para retomar el proyecto del litio, porque generará empleo y progreso para ambas naciones.

“Para nosotros, para la industria alemana es muy interesante tener una materia prima que va a ser importante en el futuro”, dijo el diplomático y comprometió la cooperación de su país, ya que considera a Bolivia “un socio muy importante”.

El complejo evaporítico con soberanía tecnológica

BENEFICIOS

En tanto, Machaca insistió: “Necesitamos socios pero no patrones”, refiriéndose a que el próximo aliado que busque el Gobierno para continuar con el proyecto del litio deberá facilitar al país tecnología, recursos financieros, mercado y además capacitación.

Y si de condiciones se habla, el ex viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, José Luis Toco, en los pasados días dijo que la industrialización del litio “debe ser tomada como una política de Estado, no de Gobierno y mucho menos de personas”.

Toco justificó su anuncio señalando que en su gestión visitó la Planta de Cloruro de Potasio y ésta se encuentra en producción. Sin embargo, recién en 2030 el complejo alcanzaría su máxima capacidad productiva, es decir, 350.000 toneladas.

Por ello, se requiere una política nacional a largo plazo y una ley específica, dijo la exautoridad.

A su vez, el economista Jimmy Osorio sostuvo que por la crisis que enfrenta el país es necesario atraer inversiones que permitan generar desarrollo tecnológico, empleo y fomentar el sector productivo nacional.

Y que para el caso del litio se debe generar un clima de confianza. “Dentro de las condiciones, es necesario que también se generen espacios sociopolíticos con las entidades regionales de Potosí, para que las utilidades que puedan generarse en el mediano plazo fomenten el desarrollo departamental y municipal”.

El complejo evaporítico con soberanía tecnológica

PRODUCCIÓN

El 3 de enero de 2013 se inaugura la Planta Piloto de Carbonato de Litio en Llipi, al sur del Salar de Uyuni.

BATERÍAS

El 17 de febrero de 2014 se inauagura la Planta Piloto Ensambladora de Baterías de Litio en La Palca, Potosí

CAPACIDAD

Con 21 millones de toneladas métricas en el salar de Uyuni, Bolivia cuenta con la mayor reserva geológica del mundo

Definir regalías requiere estructura y normas

Según el economista y experto en el tema del litio Óscar Vargas-Villazón, para determinar una correcta distribución de regalías por la venta de este metal, denominado “oro blanco”, el gobierno del presidente Luis Arce deberá considerar a futuro la creación de un Ministerio del Litio.

Esta nueva entidad estatal deberá llevar adelante un estudio técnico-jurídico que responda a las demandas regionales así como a los desafíos a largo plazo del proceso de industrialización.

“En cuanto a los reclamos de Potosí, es un tema muy complejo en el cual el Gobierno está en una situación en que cualquier decisión que tome puede perder porque el tema se ha politizado, y si ofrece el 3% van a querer 9%, si ofrece 32% van a querer 100%”, advirtió.

Por su parte, el presidente del Comité Cívico de Uyuni, Luis Machaca, anunció a este medio que los cívicos potosinos han analizado el tema y piden que la distribución de las regalías se lleve adelante como en el sector de los hidrocarburos, es decir, a la región productora una mayor participación.

“Hay discursos que dicen lo contrario pero debemos participar todos, debe ser equitativo”, expresó.

Vargas-Villazón coincidió en que cualquier análisis sobre el tema debe tomar como base las experiencias del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), así como la participación de la dirigencia de Comcipo y de los habitantes de la zona donde se produce el litio, y que los acuerdos alcanzados se traduzcan en una nueva ley sectorial.

BENEFICIOS

Agregó que esta norma solo será posible si las fuerzas políticas en la Asamblea Legislativa se ponen de acuerdo, por lo menos los dos primeros partidos (MAS y CC).

Parafraseando el versículo bíblico: “Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente (Mateo 5, 13)”, el experto señaló que el proceso de industrialización del metal debe continuar con la normativa vigente mientras se define una nueva ley que permita “asegurar jurídicamente la cuantiosa inversión de los futuros socios del Estado boliviano, porque si no hay producción solo quedará una sal sosa y no el metal más preciado del mundo llamado el nuevo petróleo”.

Recordó que la estrategia nacional de industrialización de los recursos evaporíticos tiene tres fases: la primera es la explotación de carbonato de litio; la segunda es el desarrollo de sales enriquecidas; y la tercera la producción de baterías. “Hasta la primera fase se realiza bajo la dirección y con financiamiento nacional”, sostuvo.

Comparte y opina:

Daniel Sánchez: La misión en Bolivia es digitalizar 100.000 empresas en 10 años

El creador de Kolau (https://www.kolau.es/pagina-web-gratis) enfatiza la importancia de la conciencia digital para que pequeñas empresas puedan vender sus productos a través de tiendas digitales y ampliar su mercado más allá del local.

El español Daniel Sánchez

/ 25 de noviembre de 2020 / 12:19

Kolau es una herramienta de autoservicio de marketing digital para subir a las Pymes a Google Adwords. A nivel latinoamericano se ha realizado el lanzamiento del Plan de Digitalización Micro, Pequeña y Mediana Empresa (MiPyme) bajo el liderazgo de Kolau, socio estratégico de Google. El objetivo es que a través de esta herramienta, las MiPymes puedan tener una página web y posicionarla en los primeros puestos en el motor de búsqueda Google, de forma gratuita. Más de 200.000 pequeñas empresas latinoamericanas se unieron a este plan desde el comienzo de la pandemia. En Bolivia el objetivo es unir al comercio electrónico a 100.000 MiPymes en 10 años. Para ello, se ha suscrito una alianza estratégica de forma exclusiva con Banco FIE para apoyar a estos emprendimientos y reactivar sus negocios. El creador de Kolau, el español Daniel Sánchez, quien radica en San Francisco-Estados Unidos, habló con este medio sobre las ventajas de esta startup.

—¿Cómo se puede emprender sin recursos y no fracasar?

—El Goodtraping es una filosofía que obliga a emprender sin recursos humanos ni financieros. No todo el mundo nace sabiendo, pero no todos tienen las ganas de aprender ni todos tienen la capacidad del sacrificio para tirarse un año trabajando o a estar aprendiendo sobre un tema como la programación informática y ese es el principal pecado de las empresas que cierran. Hay un fundador con una idea, pero no la sabe ejecutar ni tiene ganas de aprender como ejecutarla y busca cofundadores y financiamiento externo. Ahí es el principio del fin. El Goodtraping es la solución y es una opinión marcada por la experiencia que tengo (…).

—¿Qué te lleva a mirar a las MiPymes para crear Kolau?

—Una caminata marcó el inicio de la empresa que rinde nombre a la montaña donde se originó esta conversación con mi esposa en Hawai. Hablábamos de los movimientos ‘hazlo tú mismo’. Con una impresora 3D haces un clic y te imprime hasta una casa. Es fácil, rápido y gratis. Hablando del movimiento ‘hazlo tú mismo’ no había nada que lo introdujera al comercio electrónico; es decir, si querías una tienda en internet, tenías que tener tiempo, conocimiento digital y dinero para pagar a alguien, de lo contrario no tenías tienda, pero dijimos se puede crear una tienda en internet, quizá no en un clic, pero sí en cinco clics y de forma sencilla. Al llegar a San Francisco nos pusimos a explorar y ciertamente no había nada, todo era complicado, caro y se precisaba tener conocimientos. Me puse manos a la obra porque yo no tenía conocimientos y me puse a programar. Por eso hablaba del Goodtraping porque me pasé unas 15 horas al día encerrado aprendiendo programación, aunque no es fácil. Necesitas hacerlo tú mismo, estudié programación, cree Kolau y se volvió socia de google para las MyPymes.

—¿Cómo se aplica en Bolivia?

—Lanzamos el plan de comercio electrónico. En ese marco en Bolivia, en estos tres meses se digitalizaron 5.500 empresas, pero no podían vender porque PayPal no funciona en Bolivia y se debía explorar otras opciones, pero lo logramos. Desde el 3 de agosto, no solo puedes crear la página, ahora también se puede vender. Esto no lo hacemos para las empresas grandes sino para las pequeñas, por lo que tenemos un grado alto de responsabilidad. Es un peso encima que tenemos que hacerlo bien porque dependen de la tecnología familias que van desde las zonas rurales del Ecuador, Amazonas de Colombia hasta México y Bolivia. Tenemos clara la misión de digitalizar 100.000 empresas en 10 años en Bolivia. Es un trabajo de día a día.

—¿Qué te lleva de formarte en Ciencias Políticas a buscar la digitalización de MiPymes?

—Estudié Ciencias Políticas porque quería ser diplomático, sin embargo fracasé estrepitosamente y me tuve que reciclar. Fracasé por mala suerte, debido a que por la crisis financiera se cancelaron las oposiciones al cuerpo diplomático. Ante la pregunta de por qué miro a este segmento poblacional, mis padres son empresarios, entonces desde pequeño vi lo que representan el emprendimiento y la importancia de apoyarla. A las empresas, además de darles la tecnología, hay que quitarles el miedo. Durante mucho tiempo estas empresas han visto a la tecnología como una enemiga y una barrera. Es algo que no les permitía creer porque las otras empresas les estaban comiendo el mercado. Hemos de cambiarles el chip y es uno de los componentes que haremos en Bolivia y en todos los países en los que entramos. La segunda fase del plan es una serie de capacitaciones con gobiernos locales y regionales porque hay que hablarle a los emprendedores que la tecnología es sencilla y rápida para cualquiera. Es importante la conciencia digital.

—¿Qué ventajas tiene el romper este miedo?

—Cuando las artesanas y otros pequeños empresarios venden, lo hacen más allá de Bolivia. Lo cual es maravilloso porque no se limitan a su mercado inmediato como lo han estado haciendo.

Perfil

Nombre: Daniel Sánchez Mola

Profesión: Politólogo

Cargo: CEO y fundador de Kolau

Experto en la digitalización de empresas

El español es el CEO y fundador de Kolau, una tecnología que conecta de manera pionera la cuarta revolución industrial con el concepto Hazlo-Tú-Misma/o para MIPYMEs en el entorno digital. Kolau trabaja con 12 gobiernos de la región miembros de la OEA e impulsan el Plan de Digitalización MiPyme, cuyo objetivo es acortar la brecha digital e impulsar la transformación digital y adopción del comercio electrónico. Además es promotor de la filosofía Hazlo-Tú-Mismo aplicándola a la tecnología y a la programación informática, siendo un  impulsor de su enseñanza en el nivel escolar.

Comparte y opina:

Café de Caranavi: el aromaque supera la crisis

Precios. La pandemia provocó una caída del precio del producto hasta en 50%

Granos de café

Por Marco A. Ibañez

/ 25 de noviembre de 2020 / 12:05

Con el precio por los suelos y pérdidas de hasta un 70% de su producción, la Asociación de Productores de Café Ecológico (Aprocafe) de Caranavi, con un 40% de socias mujeres, extrema esfuerzos para superar la crisis ocasionada por el coronavirus, COVID-19.

Esta asociación que está ubicada al norte del departamento de La Paz está conformada por 35 socios, de los cuales el 40% son mujeres dedicadas a la producción y comercialización de café.

La crisis ocasionada por la pandemia, entre marzo y agosto de este año, tiró por los suelos el precio del grano de este producto, comentó a LA RAZÓN la secretaria de Actas, Inés Apaza.

En lo que va de año, el precio en el mercado local bajó hasta Bs 350 el quintal (qq) de café pergamino húmedo, cuando en las pasadas gestiones llegó a ubicarse hasta en Bs 700.

“La situación no fue buena, el precio del café bajó, y nos afectó económicamente a todos”, lamentó la productora al explicar que frente a esta situación las socias de Aprocafe optaron por vender frutas de la región pero con resultados negativos.

“Nuestros cítricos, la mayor parte, se dañaron, pero el café por lo menos una parte pudimos secar, pero el problema fue que no podíamos vender por causa de la pandemia, hasta los trámites se retrasaron”, siguió relatando.

La situación se complicó más porque los compradores empezaron a temer que el café esté infectado con el virus.

“Llegaron a pensar que el producto tenía la enfermedad, por ello bajaron más los precios”, dijo Apaza a este medio.

La productora también relató que pese a la crisis, la asociación no ha resignado su esperanza porque la situación mejore y que los precios del café en el mercado interno se estabilicen.

Además, que socias y socios, de manera conjunta, extreman esfuerzos para salir adelante y superar las dificultades. 

Por su parte, el presidente de Aprocafe, Luis Camiño, evaluó que las familias productoras que conforman esta organización perdieron entre un 60 a 70% de su producción, durante la crisis sanitaria por el coronavirus.

“No sabíamos qué hacer porque la pandemia llegó justo en la época de producción, entre marzo hasta agosto”, comentó.

Los 35 socios cuentan con 90 hectáreas (ha) de producción de café, las cuales rinden por temporada entre 50 a 70 quintales por hectárea, que “lamentablemente no se pudieron comercializar”.

Y que los problemas en el campo afectaron a las familias, por lo cual tuvieron que dedicarse a vender otros productos como frutas.

Productora. Inés Apaza destacó la participación de la mujer en la producción y comercialización en Aprocafé. Foto: APROCAFE

VENTAS

Según datos del Viceministerio de Comercio Exterior, las exportaciones bolivianas de café, que tienen como destino Norteamérica, Europa y Asia, lograron un promedio anual de $us 15 millones durante los últimos 15 años, el nivel más alto se alcanzó en 2011 con $us 26 millones.

De igual manera, al primer trimestre de 2020, las ventas externas de café producido en el país crecieron 21% en valor y 35% en volumen, informó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el país, existen 17.500 familias de seis departamentos dedicadas a la producción de café.

GRANO. La selección del grano de café es clave en el proceso productivo.

Comparte y opina:

El FMI advierte de la ‘difícil’ recuperación económica mundial

Crisis. A causa de la pandemia por COVID, el camino para los países del mundo es arduo

El organismo multilateral recomienda la eliminación de las restricciones al comercio médico.

Por AFP

/ 25 de noviembre de 2020 / 11:41

La economía mundial enfrenta un arduo camino hacia la recuperación tras la crisis por COVID19 y los países deberían eliminar las barreras comerciales para la tecnología médica, para alentar la mejoría, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Es un llamado de la directora gerenta del organismo internacional, Kristalina Georgieva, que apuntó a la reunión virtual del G20 en un momento de repunte de la pandemia, que ha dejado más de 1,3 millones de muertos en todo el mundo y una crisis sanitaria que ha provocado una aguda contracción de la economía.

“Pese a que una solución médica a la crisis está a la vista, el camino para la recuperación económica sigue siendo difícil y propenso a los retrocesos”, proyectó la ejecutiva Georgieva.

Para la directora gerenta del organismo multilateral, el camino hacia una recuperación será arduo y los países deberían eliminar las barreras arancelarias a la tecnología médica para avanzar hacia la recuperación.

Varias farmacéuticas han reportado alentadores progresos para fabricar una vacuna efectiva contra el coronavirus mientras los casos siguen aumentando, lo que ha obligado a algunos países a reimponer restricciones para frenar los contagios.

“El repunte de las infecciones es un poderoso recordatorio de que una recuperación sostenible no puede ser lograda salvo que derrotemos a la pandemia en todos lados”, indicó Georgieva, efectuando un llamado a los países a cooperar para asegurar que el suministro de vacunas, pruebas y medicinas sea el adecuado.

La jefa del FMI también instó a que haya esfuerzos multilaterales para la manufactura, la compra y la distribución de recursos médicos, especialmente para los países pobres.

“Esto también implica eliminar las recientes restricciones comerciales para el equipamiento médico, incluyendo aquellas relacionadas con las vacunas”, indicó.

La reactivación de la economía mundial también depende del flujo comercial. Foto: AFP

PROYECCIÓN

El FMI espera que el PIB global se contraiga en 4,4% este año, para luego tener una recuperación de 5,2% en 2021. Georgieva destacó que el crecimiento del tercer trimestre fue mejor de lo esperado en Estados Unidos, Japón y en varios países de Europa.

La reunión virtual del foro G20 organizada por Arabia Saudita es la última cita de este grupo para el presidente estadounidense Donald Trump, que perdió la reelección este mes de noviembre, aunque se niega a conceder la victoria al demócrata Joe Biden.

Durante su gobierno, Trump ha encendido conflictos comerciales tanto con China como con sus aliados europeos, que frenaron el crecimiento global desde antes de la llegada del virus.

En otra publicación, el Fondo Monetario Internacional también hizo un llamado a los países del mundo a trabajar en conjunto para frenar la pandemia.

“La combinación de políticas nacionales bien coordinadas con medidas globales va a ayudar a asegurar que haya una recuperación fuerte y sostenible”, indicó este prestamista multilateral.

De igual manera, el organismo multilateral  lanzó un llamado para que el Reino Unido y la Unión Europea concluyan un acuerdo comercial que rija sus intercambios tras la salida de Londres del bloque.

Por último, la entidad reiteró su mantra a favor de que los países mantengan un mayor nivel de gasto público para pasar el bache económico y reconfigurar sus economías hacia el crecimiento, así como para luchar contra el cambio climático.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Petroleros: los mejores pagados en la crisis

Ingresos. Un reporte del INE revela qué actividades percibieron mayores salarios

HIDROCARBUROS. Pese a la crisis, este sector económico ha mantenido sus niveles salariales.

Por Marco A. Ibañez

/ 25 de noviembre de 2020 / 11:35

Entre ocho grandes actividades económicas del sector privado, los trabajadores en petróleo y gas natural percibieron en plena pandemia el mayor salario medio nominal (Bs 16.411). Cochabamba y Santa Cruz fueron las regiones donde mejor se pagó.

Estos datos fueron revelados en un reporte del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), sobre la evolución de los indicadores de salarios y remuneraciones del sector privado boliviano, a junio de la presente gestión pero difundido en los últimos días.

De acuerdo con la información de esta entidad, al margen de los petroleros, con mejores ingresos también se encuentran los trabajadores del sector de electricidad y agua con Bs 11.980, y comunicaciones con Bs 8.099. En tanto, las actividades que presentaron menores niveles salariales son: restaurantes, bares y cantinas con Bs 2.640; textiles con Bs 2.708 y madera, excepto muebles con Bs 2.922.

MODELOS

Para el economista Jimmy Osorio estos datos del INE muestran que existen sectores como el de hidrocarburos y energía, que tienen remuneraciones promedio muy por encima del resto de los otras actividades económicas, lo cual “se debe a que su estructura comercial responde a modelos cuasimonopólicos y que generan grandes utilidades producto de sus actividades, lo que les permite solventar, holgadamente, salarios muy por encima del promedio nacional”, inclusive en emergencias como la pandemia que afrontó el país.

En el resto de las actividades económicas, si bien no se registra contracciones elevadas, producto de la crisis económica, “están ajustando sus políticas de salvataje y diversificación de sus actividades para no quedar fuera del mercado”, justificó.

Según grupo ocupacional, el reporte destacó que para junio de 2020, gerentes y administradores recibieron como promedio de salario básico Bs 16.135, otros profesionales Bs 7.710, profesionales Bs 5.963, otros empleados Bs 4.045, obreros especializados Bs 3.736, empleados Bs 3.496, y otros obreros Bs 2.945.

En cuanto a la remuneración media nominal, correspondiente a este periodo, según grupo ocupacional, gerentes y administradores recibieron Bs 19.987; otros profesionales Bs 9.490; profesionales Bs 7.835; obreros especializados Bs 6.836; otros empleados Bs 6.057; empleados Bs 4.924; y otros obreros Bs 5.252.

A nivel de las principales ciudades del país, el salario medio nominal del sector privado registró en Cochabamba Bs 5.242; Santa Cruz Bs 4.803 y La Paz Bs 4.733.

En tanto que la remuneración media nominal del sector privado para el mismo periodo registró en Cochabamba Bs 7.257, La Paz Bs 6.958 y Santa Cruz Bs 6.773.

Osorio explicó a LA RAZÓN que el índice global de actividad económica (IGAE), a agosto de 2020, presentó una contracción del 11% a nivel general; sin embargo, los sectores económicos como el de hidrocarburos y el agropecuario, “aunque hayan sido golpeados por la contracción económica y la pandemia, crecieron relativamente con relación al mismo periodo de 2019”, dijo.

Este panorama, de contracción económica, afectó al empleo, tanto en cantidad como en el nivel de remuneración; no obstante, esta afectación se da con mayor medida al sector informal, que representa el 83% de la población económicamente activa y no así al sector formal, que si bien tuvieron pausas en sus actividades, salarios y empleos, fueron afectados en muy poca medida con relación al sector informal, concluyó.

Según los criterios técnicos de medición del  INE, el “Salario Medio Nominal” se refiere a los salarios medios de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra (analizados en marzo, junio, septiembre y diciembre de forma anual); el cual se obtiene aplicando la media aritmética de la Masa Salarial ejecutada en el Salario Básico (salario de contratación que no incluye ninguna remuneración adicional), dividido entre el número de trabajadores.

Igualmente, la “Remuneración Media Nominal” se refiere a las remuneraciones medias de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra (analizados en junio), que se obtiene aplicando la media aritmética de la Masa Salarial ejecutada en la Remuneración Total (salario básico más otros componentes de la remuneración: bono de antigüedad, bono de producción, dominicales, etc.) entre el número de trabajadores.

Comparte y opina: