miércoles 27 ene 2021 | Actualizado a 02:53

Daniel Sánchez: La misión en Bolivia es digitalizar 100.000 empresas en 10 años

El español Daniel Sánchez

/ 25 de noviembre de 2020 / 12:19

El creador de Kolau (https://www.kolau.es/pagina-web-gratis) enfatiza la importancia de la conciencia digital para que pequeñas empresas puedan vender sus productos a través de tiendas digitales y ampliar su mercado más allá del local.

Kolau es una herramienta de autoservicio de marketing digital para subir a las Pymes a Google Adwords. A nivel latinoamericano se ha realizado el lanzamiento del Plan de Digitalización Micro, Pequeña y Mediana Empresa (MiPyme) bajo el liderazgo de Kolau, socio estratégico de Google. El objetivo es que a través de esta herramienta, las MiPymes puedan tener una página web y posicionarla en los primeros puestos en el motor de búsqueda Google, de forma gratuita. Más de 200.000 pequeñas empresas latinoamericanas se unieron a este plan desde el comienzo de la pandemia. En Bolivia el objetivo es unir al comercio electrónico a 100.000 MiPymes en 10 años. Para ello, se ha suscrito una alianza estratégica de forma exclusiva con Banco FIE para apoyar a estos emprendimientos y reactivar sus negocios. El creador de Kolau, el español Daniel Sánchez, quien radica en San Francisco-Estados Unidos, habló con este medio sobre las ventajas de esta startup.

—¿Cómo se puede emprender sin recursos y no fracasar?

—El Goodtraping es una filosofía que obliga a emprender sin recursos humanos ni financieros. No todo el mundo nace sabiendo, pero no todos tienen las ganas de aprender ni todos tienen la capacidad del sacrificio para tirarse un año trabajando o a estar aprendiendo sobre un tema como la programación informática y ese es el principal pecado de las empresas que cierran. Hay un fundador con una idea, pero no la sabe ejecutar ni tiene ganas de aprender como ejecutarla y busca cofundadores y financiamiento externo. Ahí es el principio del fin. El Goodtraping es la solución y es una opinión marcada por la experiencia que tengo (…).

—¿Qué te lleva a mirar a las MiPymes para crear Kolau?

—Una caminata marcó el inicio de la empresa que rinde nombre a la montaña donde se originó esta conversación con mi esposa en Hawai. Hablábamos de los movimientos ‘hazlo tú mismo’. Con una impresora 3D haces un clic y te imprime hasta una casa. Es fácil, rápido y gratis. Hablando del movimiento ‘hazlo tú mismo’ no había nada que lo introdujera al comercio electrónico; es decir, si querías una tienda en internet, tenías que tener tiempo, conocimiento digital y dinero para pagar a alguien, de lo contrario no tenías tienda, pero dijimos se puede crear una tienda en internet, quizá no en un clic, pero sí en cinco clics y de forma sencilla. Al llegar a San Francisco nos pusimos a explorar y ciertamente no había nada, todo era complicado, caro y se precisaba tener conocimientos. Me puse manos a la obra porque yo no tenía conocimientos y me puse a programar. Por eso hablaba del Goodtraping porque me pasé unas 15 horas al día encerrado aprendiendo programación, aunque no es fácil. Necesitas hacerlo tú mismo, estudié programación, cree Kolau y se volvió socia de google para las MyPymes.

—¿Cómo se aplica en Bolivia?

—Lanzamos el plan de comercio electrónico. En ese marco en Bolivia, en estos tres meses se digitalizaron 5.500 empresas, pero no podían vender porque PayPal no funciona en Bolivia y se debía explorar otras opciones, pero lo logramos. Desde el 3 de agosto, no solo puedes crear la página, ahora también se puede vender. Esto no lo hacemos para las empresas grandes sino para las pequeñas, por lo que tenemos un grado alto de responsabilidad. Es un peso encima que tenemos que hacerlo bien porque dependen de la tecnología familias que van desde las zonas rurales del Ecuador, Amazonas de Colombia hasta México y Bolivia. Tenemos clara la misión de digitalizar 100.000 empresas en 10 años en Bolivia. Es un trabajo de día a día.

—¿Qué te lleva de formarte en Ciencias Políticas a buscar la digitalización de MiPymes?

—Estudié Ciencias Políticas porque quería ser diplomático, sin embargo fracasé estrepitosamente y me tuve que reciclar. Fracasé por mala suerte, debido a que por la crisis financiera se cancelaron las oposiciones al cuerpo diplomático. Ante la pregunta de por qué miro a este segmento poblacional, mis padres son empresarios, entonces desde pequeño vi lo que representan el emprendimiento y la importancia de apoyarla. A las empresas, además de darles la tecnología, hay que quitarles el miedo. Durante mucho tiempo estas empresas han visto a la tecnología como una enemiga y una barrera. Es algo que no les permitía creer porque las otras empresas les estaban comiendo el mercado. Hemos de cambiarles el chip y es uno de los componentes que haremos en Bolivia y en todos los países en los que entramos. La segunda fase del plan es una serie de capacitaciones con gobiernos locales y regionales porque hay que hablarle a los emprendedores que la tecnología es sencilla y rápida para cualquiera. Es importante la conciencia digital.

—¿Qué ventajas tiene el romper este miedo?

—Cuando las artesanas y otros pequeños empresarios venden, lo hacen más allá de Bolivia. Lo cual es maravilloso porque no se limitan a su mercado inmediato como lo han estado haciendo.

Perfil

Nombre: Daniel Sánchez Mola

Profesión: Politólogo

Cargo: CEO y fundador de Kolau

Experto en la digitalización de empresas

El español es el CEO y fundador de Kolau, una tecnología que conecta de manera pionera la cuarta revolución industrial con el concepto Hazlo-Tú-Misma/o para MIPYMEs en el entorno digital. Kolau trabaja con 12 gobiernos de la región miembros de la OEA e impulsan el Plan de Digitalización MiPyme, cuyo objetivo es acortar la brecha digital e impulsar la transformación digital y adopción del comercio electrónico. Además es promotor de la filosofía Hazlo-Tú-Mismo aplicándola a la tecnología y a la programación informática, siendo un  impulsor de su enseñanza en el nivel escolar.

Inflación: Poder adquisitivo versus pérdida de ingresos

Crisis. En 2020, el IPC fue el más bajo, pero impactó en el consumo

FINANCIERO. Una mujer retira dinero de su cuenta. La baja inflación no afectó al poder adquisitivo de los salarios, pero sí la pérdida de ingresos.

Por Marco A. Ibañez

/ 20 de enero de 2021 / 15:28

Bolivia cerró 2020 con una tasa de inflación de 0,67%. Pese a la crisis económica ocasionada por la primera ola del COVID-19, el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores no fue afectado, pero sí los ingresos de los independientes, coinciden dos expertas.

De acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), el país registró una variación positiva acumulada de 0,67% la pasada gestión, destacándose que a diciembre la tasa de inflación solo aumentó un 0,22% con respecto a noviembre.

En ese marco, la relación entre el precio que se paga por determinados productos y el nivel de recursos que percibe un asalariado o independiente es conocida como poder adquisitivo.

Para la directora ejecutiva del Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo (Inesad), Beatriz Muriel, la citada tasa inflacionaria fue “muy baja”, lo cual muestra que “los ingresos laborales en general y los salarios en particular no han perdido su poder adquisitivo”. Sin embargo, aclara que muchos trabajadores perdieron su fuente laboral y otros vieron reducidos al mínimo sus ingresos como consecuencia de la pandemia y las cuarentenas aplicadas durante la pasada gestión.

LA PAZ. La pandemia afectó a todos los sectores de la población boliviana. Foto: Álvaro Valero

CONSUMO

De igual manera para la analista y cientista social Lourdes Montero, 2020 fue un año atípico en el comportamiento del consumo. “La gente no hizo gastos por la variable de la pérdida de los ingresos”, sostiene.

Argumenta que “las familias tienen al menos una persona que está desempleada y quienes más han perdido ingresos, no solo por pérdida de empleo sino porque ganaron menos, son los sectores informales” de la población.

En tanto, la economista Beatriz Muriel afirma que por la emergencia del COVID-19 o nuevo coronavirus durante el pasado año “se ha generado una disminución en las actividades de las personas —a partir de la cuarentena rígida y la falta de acceso a una serie de otras actividades— lo cual ha hecho que la población se focalice más en el consumo de bienes necesarios para el hogar”.

Montero agrega que la “sensación de angustia que las familias del país están viviendo, se debe más a la pérdida de los ingresos familiares que a la pérdida del poder adquisitivo”.

Por ello, dijo que debido a la pérdida de ingresos por la crisis económica las familias se comportaron más conservadoras en el gasto en 2020, concentrándose sobre todo en la provisión y consumo de alimentos.

“El poder adquisitivo es un índice que se mide a partir del consumo de los hogares y ahí el peso está dado por los alimentos, transporte y alquiler, siendo que estos dos últimos no han tenido variaciones significativas por las políticas de congelamiento. Mientras que en los alimentos hubo un incremento mínimo por la demanda”, destaca la analista.

Conforme al Programa Financiero 2020-Segunda Revisión, suscrito el 7 de diciembre entre el Ministerio de Economía y el Banco Central de Bolivia (BCB), se estableció una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) de 8,4% y un déficit fiscal de aproximadamente 12,3% del PIB, adicionalmente se calculó una inflación de fin de periodo en torno al 1,1%.

Los objetivos del Programa Financiero también están dirigidos a retomar el Modelo Económico Social Comunitario Productivo para reconstruir la economía boliviana y consolidar nuevamente la estabilidad económica.

Comparte y opina:

Exportaciones chinas crecen gracias a la pandemia

Mundo. Hubo fuerte demanda de productos sanitarios y computadoras

Por AFP

/ 20 de enero de 2021 / 15:14

Las exportaciones de China crecieron en 2020 un 3,6% interanual, gracias a la venta de productos para luchar contra el coronavirus, según datos publicados por la aduana de ese país.

Primer país afectado por el COVID-19 pero también el primero en recuperarse, China aparece como el barómetro de la ansiada recuperación de la economía mundial.

Solo en diciembre, las exportaciones totales de China aumentaron un 18,1% interanual. Se trata de un resultado superior a las estimaciones de los analistas, pero muy inferior a los datos de noviembre (21,1%).

La fuerte demanda de productos sanitarios y material para el teletrabajo (sobre todo computadoras), coincidiendo con el parón que ha provocado en el mundo la pandemia, contribuyó al aumento de las exportaciones, según la información de la aduana.

MASCARILLAS. Operarias inspeccionan los barbijos producidos en una fábrica, en China. Foto: Internet

En el otro sentido, las importaciones hacia el gigante asiático crecieron el mes pasado un 6,5%. Este dato es superior a las previsiones de los analistas (5,7%) y al del mes anterior (4,5%).

No obstante, en el conjunto de 2020, las importaciones se replegaron un 1,1% en comparación con el año anterior.

En cuanto al excedente comercial del gigante asiático con Estados Unidos (EEUU), que sigue siendo la manzana de la discordia con el presidente saliente Donald Trump, aumentó un 7,1% el año pasado, a 316.900 millones de dólares.

MADRID. Un cargamento de material sanitario es descargado en el aeropuerto de Barajas. Foto: Internet

Desde su llegada hace cuatro años a la Casa Blanca, Donald Trump hizo de la reducción del déficit comercial con el gigante asiático una de sus prioridades.

Su administración lanzó en 2018 una guerra comercial con Pekín que se tradujo en aranceles aduaneros adicionales recíprocos sobre muchos bienes.

Los dos países firmaron una tregua en enero de 2020, justo antes de que el mundo se paralizó por la epidemia de COVID-19.

Comparte y opina:

Café con pasión, desde su origen hasta el final

Calidad. Esta propiedad se logra con un 'cambio de mentalidad'

CAFÉ. Mauro Tejerina produce y comercializa el grano en el municipio de Coroico

Por Mario Cuba

/ 20 de enero de 2021 / 15:10

Para lograr café de calidad es importante la zona de producción, así como la forma de recolección, su proceso en húmedo y grado de tostado. Sin embargo, para M&M Coffee de Coroico el factor humano es “clave” en el proceso de obtención de un excelente producto.

Las principales zonas cafetaleras de Bolivia se encuentran ubicadas en las provincias como Caranavi, Sud y Nor Yungas de La Paz, en esta última destaca Coroico, municipio que posee más de 635 hectáreas (ha) de superficie cultivada, siendo la segunda actividad más importante después de la producción de coca que casi triplica esa extensión, según datos del Sistema de Información Municipal Regionalizada de La Paz.

La principal especie que se produce en Bolivia, en particular en La Paz, es la Arábica la cual concentra el 96% de la producción de café a nivel nacional.

Y es en el municipio de Coroico donde se ubica M&M Coffee, un emprendimiento impulsado por Mauro Tejerina y su esposa Maritza Quintanilla, quienes hace cinco años decidieron dejar todas sus actividades y dedicarse plenamente a la producción cafetalera.

“No se necesita máquinas, se necesita cambiar el cerebro (mentalidad)”, reflexiona el productor al explicar a LA RAZÓN que en la cosecha, selección, secado y molido, al margen de ser rigurosos para que el grano conserve su esencia tanto en aroma y sabor, se requiere el “factor humano”.

AROMA. El café que se produce en Bolivia es de la especie arábica principalmente. Foto: AFP

PASIÓN

Es la dedicación del hombre “clave” para el cuidado del cafeto (planta de café), así como para la recolección a mano del grano pero en el punto de madurez óptimo e indudablemente en la selección para el tostado final. Una premisa que fue muy bien comprendida por este productor.

“Nosotros nos dedicamos 100% a la producción del café. En este emprendimiento nos dedicamos toda la familia, prácticamente día y noche”, comenta.

La pasión con la cual produce café Mauro Tejerina, en menos de una hectárea (ha), ha permitido que M&M Coffee encuentre mercado en La Paz y sea preferido por algunos expertos.

Su producto por ahora está categorizado como “café de calidad especial de 85 puntos” con atributos florales y  frutales. Sin embargo, prevé superar los 90 puntos para lo cual trabaja sin pausa entre sus plantaciones y un pequeño negocio de venta y degustación de la bebida aromática ubicada a una cuadra de la plaza principal de Coroico.

La crisis económica ocasionada por la pandemia del COVID-19 fue una prueba para este productor, que tras la emergencia sanitaria encontró oportunidades para mejorar su producción y abrir una sucursal en el camino a Yolosa junto con otro emprendimiento, agroturismo.

CAFETO. Una mujer recolecta el café para su posterior selección. Foto: Archivo-ABI

Comparte y opina:

Una tendencia o realidad que se abre paso en Bolivia: Autos eléctricos

Negocios. En Bolivia y el mundo, las ventas de estos coches no paran

Un auto fabricado en Bolivia por Quantum

Por Liliana Aguirre

/ 20 de enero de 2021 / 15:06

Los vehículos eléctricos no producen contaminación atmosférica ni acústica, además la inversión por carga de energía en el país es mínima: Bs 2,80 por cada 60 km. Quantum es una evidencia del avance de las tecnologías de electromovilidad en Bolivia.

En tiempos de crisis, hacer recorridos de 60 km en un automóvil con motor de combustión por Bs 2,80 parece imposible, no obstante para los vehículos eléctricos hechos en Bolivia es una realidad, aseguró a LA RAZÓN el cofundador de Quantum, Carlos Soruco.

“Estos autos no tienen muchas piezas de desgaste como los de combustión. No tienes que ponerle gasolina, ni hacer cambio de aceite o filtro. Es un vehículo único que viene con un seguro de un año y su renovación cuesta $us 100. Es decir, son precios bastante bajos”, destacó el ejecutivo de la primera fábrica de autos eléctricos en Bolivia.

RETOS

Desde el inicio de sus operaciones, en septiembre de 2019, esta empresa cochabambina afrontó varias dificultades. Hablamos de la crisis generada por los conflictos político-sociales hasta las cuarentenas aplicadas en el país por la pandemia del COVID-19 el pasado año. Su producción y área de comercialización fueron paralizadas, pero logró salir adelante.

“En medio de todo ello, teníamos que conseguir permisos de importación de baterías porque contienen ácido sulfúrico y con el cambio de autoridades se complicaba la situación. Hasta 2020, no hemos tenido dos meses continuos de tranquilidad”, dijo.

 Respecto al precio, este tipo de vehículo se lo puede adquirir desde $us 5.450, un costo que lo diferencia en el mercado de automóviles a combustión. Sin embargo, la cantidad de pasajeros que pueden transportar va de dos a tres personas, según el modelo.

Una moto fabricada en Bolivia por Quantum. Foto: Rodwy Cazón

La industria del automóvil eléctrico crece de forma acelerada a nivel mundial y se espera que para 2025 circulen  más de 68 millones de vehículos de este tipo (entre híbridos, semihíbridos y totalmente eléctricos).

Pese a la crisis económica, Industrias Quantum Motors vendió 300 automóviles eléctricos, así como 400 motos que junto con “toritos” y bicicletas eléctricas de la marca Yadea, son parte de la oferta de esta empresa.

Sus principales mercados se concentran en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz. La empresa también mira el mercado de Latinoamérica para su expansión.

“Este es un año de expansión, estamos saliendo de nuestras fronteras para llegar a El Salvador, Paraguay y Perú. La pandemia trae consigo una crisis económica y nada más económico que moverse con nuestros autos o con nuestras motos. La secuela que deja la pandemia es que la gente tome conciencia en lo ambiental y económico”, destacó Soruco.

En Bolivia, además de Quantum, la importadora Crown también oferta autos eléctricos. El principal vehículo promocionado es BYD (Build Your Dreams) de origen chino, que en los últimos años ha subido sus ventas en todo el mundo. El fabricante chino comercializa por año más de medio millón de unidades.

Foto: Rodwy Cazón

TENDENCIA

Quantum prevé utilizar en sus vehículos  baterías de litio 100% producidas en el país. “Tenemos baterías de industria nacional de ácido plomo. Con Yacimientos de  Litio  Bolivianos (YLB)  firmamos  un convenio  de  cooperación  interinstitucional  que  busca reforzar la fabricación de vehículos eléctricos 100% bolivianos”, anticipó el cofundador de esta industria.

De acuerdo con reportes internacionales, Noruega se ubicó en 2020 en el primer país del mundo en el cual la comercialización de autos eléctricos supera a los de motor de combustión. En medio de la pandemia, en el país nórdico se vendieron 141.412 autos, de los cuales un 54,3% fueron eléctricos.

Ese avance en la electromovilidad también se debe a exenciones fiscales impulsadas por el Gobierno noruego, frente a los impuestos que se gravan a autos con motores de combustión.

Foto: Rodwy Cazón

Litio, clave para la batería de estos vehículos

Tesla es la compañía estadounidense que vendió en 2020 la mayor cantidad de autos eléctricos a nivel mundial. El litio es el principal componente de las baterías que impulsan las tecnologías de electromovilidad.

Según el portal Statista, el 22 de septiembre de 2020, Tesla celebró su reunión anual de accionistas, seguida de la transmisión en directo del evento “Battery day”.

A través de una presentación, Elon Musk, director general de Tesla, mostró algunos de los últimos avances de su compañía en materia de baterías para vehículos eléctricos y reveló algunos detalles de sus planes para el futuro.

Entre estos, el desarrollo de una nueva generación de baterías que permitiría producir un vehículo eléctrico de $us 25.000, precio que hará a sus autos más asequibles al público en general. El ion litio es la principal tecnología que se utiliza en baterías para autos eléctricos a nivel internacional y local.

ESK Consulting proyecta un crecimiento de siete veces en la demanda de este recurso entre 2018 y 2025 con una capacidad total de 700.000 GWh.

Un factor de peso en el mundo de los autos eléctricos es la caída en el precio de las baterías de ion litio, que dominan el mercado en los últimos años.

Según el porta Statista, el precio de este tipo de baterías ha pasado de $us 1.100 por kilovatio hora (kWh) en 2010 a $us 156 en 2019 (-87%) y se espera que en 2024 baje a los $us 100.

De acuerdo con especialistas a nivel mundial, este tipo de baterías se caracteriza por su densidad energética, además de que puede duplicar su vida útil respecto a otras tecnologías pensadas para la movilidad eléctrica.

La agencia de noticias Bloomberg señala que la demanda mundial de litio superará las 10 millones de toneladas métricas para 2030, lejos de las 700.000 toneladas que se producen a la fecha. Esta producción se concentra en dos puntos: el “triángulo del litio” (Argentina, Chile y Bolivia). Y el otro enclave es Australia. De acuerdo con US Geological Survey, Bolivia es el país con más reservas probadas de todo el mundo.

EXPOSICIÓN. Un vehículo eléctrico Tesla de alta gama se exhibe en un salón en EEUU. Foto: AFP

VENTAS

Tal como se observa en la infografía, las ventas de vehículos eléctricos de batería alcanzaron 1,7 millones de unidades en 2019. Según los datos de EV-Volumes, Asia y Oceanía han sido impulsores de las ventas de estos vehículos; sigue Europa, que vendió unas 388.000 unidades, con lo que logró superar las ventas en Norteamérica.

Si bien Estados Unidos y Canadá son los países que más venden vehículos eléctricos en el continente, Latinoamérica ha estado prestando gran atención a la evolución de la movilidad eléctrica en el planeta, con varios países de la región incorporando progresivamente opciones eléctricas incluso para el transporte público.

Comparte y opina:

Judith Hoffmann: ‘Se debe priorizar el turismo receptivo’

La vacuna contra el COVID-19 es una esperanza para que el turismo se reactive, pero en Bolivia se deberá trabajar en otros aspectos para reinsertar al país en el mundo y atraer turistas. La experta analiza los desafíos que existen.

Judith Hoffmann, operadora de Turismo

Por Liliana Aguirre

/ 20 de enero de 2021 / 14:59

El duro golpe que sufrió el turismo con los conflictos políticos de 2019 y la pandemia del COVID-19 han generado un desafío para reactivar esta industria, que ha perdido en este tiempounos $us 600 millones y 250.000 empleos en toda su multisectorialidad. Judith Hoffmann, experta en el sector y quien trabaja hace más de tres décadas como operadora de turismo, analiza la situación en Bolivia.

— ¿Cuál es la tendencia mundial del turismo hoy en día?

—En la década de los 60, los turistas visitaban ruinas arqueológicas de Mesoamérica. Cambiaron por las culturas vivas indígenas y ahora, antes de la pandemia, la tendencia son los espacios abiertos ya que el mundo tiene tal vorágine que la gente busca lugares donde pueda escuchar el ruido del silencio. La gente comienza a sentirse en paz y hace introspección porque estamos en una época pragmática, en la que la gente necesita espiritualidad.

— ¿Qué sitios naturales tenemos para explotar con las características que describe?

—Indiscutiblemente son el salar de Uyuni y el lago Titicaca, hoy más que nunca. Europa al igual que Japón y China son los mercados más grandes. Ellos tienen dos vacaciones que hay que aprovechar. El turismo es estatus y todo el mundo es atractivo por tener otras culturas y paisajes. Nosotros tenemos que estar en los catálogos internacionales para tener presencia y traer turistas, porque sin turistas no hay turismo.

— ¿Cuál es el objetivo del turismo en la actualidad?

— Es impulsar la economía de un país. Lo que pasa es que el turismo es multisectorial. Los operadores son articuladores, pero no son menos importante los hoteleros, líneas aéreas, gastronómicos, transportistas y balseros, entre otros. Es un sector multisectorial. Hay dos formas de ingresos en el turismo, que son el directo y el indirecto. Cuando se habla de las 250.000 personas que han dejado de trabajar en turismo en este país, se está hablando de la transversalidad. Desde el proveedor de las bebidas o los artesanos son considerados como los beneficiarios del turismo indirecto.

— ¿Cómo el Ministerio de Culturas y Turismo podría ayudar a este sector?

—Nos tienen que ayudar facilitando la operación turística y no complicándola; es decir, con caminos buenos, buena comunicación en rutas, postas sanitarias y cuando hay un bloqueo tienen que ayudar a los pasajeros. Cuántas veces ha sucedido a turistas atrapados en caminos con gente tratando de atacarlos. Llamábamos para pedir ayuda y nada. El turismo es muy importante para la economía del país y se debe entender ello en estos espacios.

— Tras la crisis política de 2019 y la pandemia, ¿cómo está la situación del sector?

—El golpe de Estado de 2019 fue fatal para las empresas, ya que han tenido que devolver gastos en pasajes, hoteles y excursiones. Luego  llega el COVID-19. El adagio es claro, sin turistas no hay turismo. Al cerrar las empresas, los guías no tenían trabajo, los artesanos no vendían, los restaurantes quebraron, el transporte en turismo entró en crisis, miles de trabajadores perdieron sus trabajos y empresarios del turismo sus colchones financieros. La economía nacional quedó muy perjudicada con pérdidas de $us 600 millones y 250.000 empleos en toda la multisectorialidad del turismo.

— ¿Qué se espera en el mercado del  turismo con la pandemia que golpea al mundo?

—Hemos hecho entrenamientos de bioseguridad y no es nada del otro mundo. La estrategia es otra. Pienso que en abril se reactivará el turismo con la vacuna.

— ¿Qué se debe hacer en Bolivia para reactivar el sector?

—En este momento ya estamos bastante atrasados. El turismo en Bolivia se divide en tres líneas. Una es el turismo doméstico o nacional. La segunda es el turismo receptivo, que se refiere a mercados extranjeros, y el último es el turismo emisivo, que son los intermediarios de venta de pasajes aéreos, paquetes, cruceros y otros. El turismo receptivo es el que debe ser prioridad en este momento. Desde la cartera ya deberían haber preparado las estrategias para que tengamos una buena base de acción para reinsertarnos en el turismo mundial. Mi propuesta es que se debería conformar un equipo de expertos que asesoren a quienes haya que asesorar en esa institución. Por lo menos se necesitan tres expertos en promoción que hablen al menos dos idiomas, además del castellano, y que conozcan el funcionamiento de los mercados. Tenemos que saber qué esperan los mercados después del COVID-19.

— ¿Qué recomendaría para hacer más visible a Bolivia?

—Las embajadas bolivianas son clave para promover el país fuera. Está claro que Bolivia vende y tiene gran potencial. El otro día me contactó un secretario de un sindicato en Inglaterra. Ellos suelen ir a Cuba en sus vacaciones, pero están interesados ahora por visitar Bolivia. Esto ayudaría al turismo comunitario para que haga dinero. Un ejemplo, vienen unos 50 sindicalistas de Inglaterra, ellos se quedarán en hoteles de cinco estrellas y qué quieren ver en Bolivia. Ellos quieren ver el Legislativo, conocer a algún diputado indígena, ver procesos históricos y políticos. Es una veta que se puede explotar. También se debería trabajar el sello del viaje seguro, otorgado por World Travel & Tourism Council, como lo están haciendo en Machu Picchu (Perú) y en otros atractivos del mundo.

Perfil

Nombre: Judith  Hoffmann

Profesión: Operadora de Turismo

Cargo: Crisis, Conflict and PR Manager

Experiencia

Habla inglés, francés y español perfectamente. Trabajó casi una década en la aerolínea Lan, conoce más de 20 países por su trabajo y se desempeña, por más de tres décadas, como operadora de Turismo en Crillon Tours.

Comparte y opina:

Últimas Noticias