lunes 25 ene 2021 | Actualizado a 06:04

Bayern Múnich es único líder en la Bunduesliga

(De izq. a der.) Müller, Lewandowski y Gnabry, el tridente ofensivo del Bayern

Por AFP

/ 8 de noviembre de 2020 / 10:12

El 'Rekordmeister' (18 puntos) supera en la tabla al RB Leipzig (16) y al Borussia Dortmund (15).

El Bayern Múnich comanda las posiciones en el fútbol alemán de primera división, se impuso el sábado en Dortmund en el ‘Klassiker’ alemán (3-2) por la 7ª fecha.

El ‘Rekordmeister’ (18 puntos) supera en la tabla al RB Leipzig (16) y al Borussia Dortmund (15).

Marco Reus adelantó a los locales con un disparo de primeras desde el corazón del área (45).

David Alaba estableció el empate a uno con un libre directo en el que imprimió al balón un efecto letal (45+4).

El astro polaco Robert Lewandowski acudió a su cita con el gol para establecer de cabeza el 1-2 en el 48, logrando su undécimo gol este curso en la Bundesliga.

Leroy Sané culminando una contra (80) y Erling Haaland, definiendo sólo ante Manuel Neuer (83) firmaron los dos últimos goles de un partido plagado de alternativas.

«Es la fría eficacia ante el gol lo que marca la diferencia», analizó el defensor del Dortmund Mats Hummels, ex del gigante bávaro. «Nosotros tuvimos muchas, muchas ocasiones que no concretamos», añadió.

«Fue un partido sensacional, con una enorme calidad por parte de unos y de otros», analizó el técnico del Bayern Hansi Flick.

«Era muy difícil defender para los dos equipos, se vieron muchas ocasiones de gol, pero al final es una victoria más que merecida», añadió.

(08/11/2020)

Buccaneers vuelven al Super Bowl de la mano de Brady, que jugará su décima final

Tras lograr un récord de seis títulos de la NFL con New England Patriots, Brady ha llevado en su primera campaña en Tampa (Florida) a los Buccaneers de vuelta al Super Bowl tras el único triunfo de la franquicia en 2002.

Foto: AFP

Por AFP

/ 25 de enero de 2021 / 02:02

De la mano del legendario Tom Brady, los Tampa Bay Buccaneers derrotaron el domingo a los Green Bay Packers por 31-26 y se convirtieron en el primer equipo en la historia de la liga de football americano (NFL) que jugará en su propia cancha el Super Bowl.

A sus 43 años, Brady se clasificó para su décimo Super Bowl y agrandó su leyenda con una espectacular actuación en la final de la Conferencia Nacional en el estadio Lambeau Field de los Packers frente a Aaron Rodgers, otro de los mejores mariscales de campo de todos los tiempos.

Tras lograr un récord de seis títulos de la NFL con New England Patriots, Brady ha llevado en su primera campaña en Tampa (Florida) a los Buccaneers de vuelta al Super Bowl tras el único triunfo de la franquicia en 2002.

«Hoy fue un gran esfuerzo de todo el equipo. Tuvimos que batallar mucho pero la defensa jugó un tremendo partido», reconoció Brady. «Estamos listos para jugar contra quien sea».

El rival de los Bucks en el Super Bowl, que se disputará el 7 de febrero en el Raymond James Stadium de Tampa, será el ganador de la final de la Conferencia Americana, que se disputaba también el domingo entre los Kansas City Chiefs y los Buffalo Bills.

A los Packers, que llegaban como favoritos, se les escapó la posibilidad de luchar por su quinto anillo a pesar de que jugaban frente a unos 6.000 aficionados propios en el Lambeau Field de Green Bay (Wisconsin), con temperaturas bajo cero.

El choque era también el primer duelo en playoffs entre Brady y Rodgers, uno de los mayores talentos de la historia que esta temporada ha resurgido hasta ser favorito a ganar su tercer premio al Jugador Más Valioso (MVP).

Brady fue el primero en golpear en el partido con un pase de 15 yardas para el touchdown de Mike Evans a los cuatro minutos de juego.

Los Packers empataron en el arranque del segundo cuarto con un fabuloso servicio de Rodgers de 50 yardas para la carrera por el carril derecho del receptor Marquez Valdes-Scantling.

Los Bucs no se dejaron intimidar por el poder de los receptores de los Packers y se volvieron a avanzar en una secuencia en la que Brady conectó primero con Chris Godwin para una carrera de 52 yardas y posteriormente cediéndole el protagonismo a Leonard Fournette.

El corredor tomó el ovoide, esquivó varios bloqueos y realizó un espectacular giro sobre sí mismo para completar 20 yardas hasta la anotación.

Antes del descanso llegó una de las jugadas claves del partido, cuando la defensa de Tampa consiguió una pérdida de Rodgers a falta de 28 segundos para el final del segundo cuarto.

Cuando solo quedaban 8 segundos por jugar, Brady apostó por un arriesgado pase de 39 yardas para la carrera de Scotty Miller que sorprendió a la zaga de los Packers. Miller superó en velocidad a Kevin King y aumentó la ventaja de Tampa hasta el 21-10.

Brady doblega a Rodgers

A la vuelta del vestuario, los Packers sufrieron otra pérdida en manos de Aaron Jones y los Bucs les castigaron con un nuevo touchdown a través de un pase de Brady a Cameron Brate en la zona de anotación.

Con 28-10 a favor, los Buccaneers ya acaricibian la final pero los Packers, viéndose contra las cuerdas, reaccionaron con dos rápidas anotaciones en el tercer cuarto, la primera de ellas de Robert Tonyan tras un servicio de ocho yardas de Rodgers.

A falta de segundos para el final del tercer parcial, Rodgers conectó su tercer pase de anotación para su socio preferente, Davante Adams.

Con los Packers apretando, en el último cuarto llegaron los peores momentos de Brady. Uno de sus pases se le escapó de las manos a Mike Evans y posteriormente arriesgó otro envío largo de nuevo a Evans que fue capturado por el esquinero Jaire Alexander, en la tercera intercepción sufrida por Brady en el juego.

Pero Aaron Rodgers tampoco estuvo inspirado y, tras un gol de campo de 46 yardas de Ryan Succop para Tampa, el mariscal de campo de Packers desperdició dos buenas oportunidades con pases no completados a Adams.

En lugar de buscar el touchdown, el técnico de los Packers, Matt LaFleur, decidió que Mason Crosby recortara la distancia con un gol de campo hasta 31-26 con dos minutos con jugar. Pero Brady manejó el tiempo a la perfección y agotó el cronómetro sin conceder una última oportunidad a los Packers para la remontada.

La victoria legitima la cuestionada decisión de Brady de abandonar la dinastía de los seis títulos de los Patriots (2002, 2004, 2005, 2015, 2017 y 2019) para mudarse a los modestos Buccaneers, que llevaban 13 años sin clasificar a playoffs.

El californiano es también el primer mariscal de campo en alcanzar el Super Bowl en tres décadas diferentes y el cuarto en conducir a dos franquicias diferentes a la final de la NFL.

(25/01/2021)

Comparte y opina:

Opinión

Los Chiefs defenderán su título ante Tampa en la décima Super Bowl de Brady

"Confiar en cada uno de nosotros es una de las claves de este equipo, creemos en nosotros mismos", dijo Mahomes al recoger el título de conferencia.

Foto: AFP

Por AFP

/ 25 de enero de 2021 / 02:01

Los Kansas City Chiefs de Patrick Mahomes defenderán su título de la NFL en el Super Bowl de febrero ante los Tampa Bay Buccaneers del legendario Tom Brady, que serán el primer equipo de la historia que jugará la final en su propio estadio.

Brady, que disputará el décimo Super Bowl de su carrera, lideró el domingo a los Buccaneers al triunfo 31-26 frente a los Green Bay Packers en la final de la Conferencia Nacional de la liga de football americano (NFL).

Posteriormente, los Chiefs vencieron 38-24 a los Buffalo Bills en la final de la Conferencia Americana y ahora tendrán la oportunidad de ser el primer equipo en ganar dos títulos consecutivos desde que lo hicieron en 2005 los New England Patriots que comandaba Brady.

A sus 43 años, Brady agrandó aún más su leyenda con una espectacular actuación en el estadio de los Packers frente a Aaron Rodgers, otro de los mejores mariscales de campo de todos los tiempos.

Cuestionado por abandonar los Patriots después de los seis títulos conquistados junto a Bill Belichick, Brady ha roto los pronósticos al liderar a los Buccaneers hasta el Super Bowl en su primera temporada en Tampa (Florida).

«El football es el deporte de equipo definitivo. Se necesita a todo el mundo. Estoy tan orgulloso de todo el equipo y bendecido de ser parte de esto», afirmó el mariscal de campo, quien el domingo lanzó para tres touchdowns y 280 yardas.

El choque era también el primer duelo en playoffs entre Brady y Rodgers, quien esta temporada ha resurgido con 37 años hasta ser favorito a ganar su tercer premio al Jugador Más Valioso (MVP).

«Esto definitivamente duele y lo hará durante mucho tiempo, especialmente por la forma en que se jugó y las oportunidades que tuvimos», dijo un abatido Rodgers.

Tampa, primer equipo local en Super Bowl

Los Buccaneers llegaron a tener una ventaja de 28-10 a favor pero los Packers, empujados por los 6.000 aficionados presentes en el gélido Lambeau Field, reaccionaron con dos rápidas anotaciones que condujeron el choque hasta un emocionante final.

La última de las tres intercepciones sufridas por Brady, que había estado brillante en los tres primeros cuartos, pusieron en bandeja la remontada de los Packers pero Rodgers desperdició dos buenas oportunidades con pases no completados a Davante Adams.

En lugar de buscar el touchdown, el técnico de los Packers, Matt LaFleur, decidió recortar la distancia con un gol de campo hasta 31-26 con dos minutos con jugar. Pero Brady manejó el tiempo a la perfección y agotó el cronómetro sin conceder una última posesión a los Packers.

«Por la forma en que nuestra defensa estaba jugando parecía que era la decisión correcta», se justificó LaFleur. «Simplemente no funcionó».

«No fue mi decisión, pero entiendo la idea», recalcó Rodgers, que no confirmó su continuidad en Green Bay para la próxima campaña.

Los Buccaneers tendrán ahora una ventaja en el Super Bowl del 7 de febrero que ningún otro equipo ha tenido en la historia, jugar como local en su estadio, el Raymond James Stadium.

‘El trabajo no está terminado’

El último obstáculo para el segundo anillo de Tampa, después del de 2002, y el séptimo de la carrera de Brady son los Chiefs de Mahomes, quien a sus 25 años será el ‘quarterback’ más joven en disputar dos Super Bowls.

El domingo, los Chiefs se vieron con un parcial de 9-0 en contra ante los Bills, pero le dieron rápidamente la vuelta al marcador ante su afición en el Arrowhead Stadium.

La participación de Mahomes, Jugador Más Valioso (MVP) del pasado Super Bowl ante los San Francisco 49ers, estuvo en duda por un golpe en la cabeza, pero el joven quarterback consiguió recuperarse a tiempo y protagonizó una demoledora actuación lanzando para tres touchdowns y 325 yardas.

Los Bills trataron de volver a la final para saldar cuentas de las dramáticas cuatro derrotas consecutivas que sufrió en el Super Bowl entre 1991 y 1994. 

Encabezados por su joven mariscal de campo Josh Allen (287 yardas para dos touchdowns), el equipo de Buffalo puso en aprietos a Kansas City en el arranque con un touchdown de Dawson Knox tras un grave error de Mecole Hardman.

Pero el propio Hardman se resarció de la falla con el primer touchdown de los Chiefs, que dio inicio al recital de Mahomes.

Darrell Williams, Edwards-Helaire y Travis Kelce en dos ocasiones lograron las anotaciones de los Chiefs.

«Confiar en cada uno de nosotros es una de las claves de este equipo, creemos en nosotros mismos», dijo Mahomes al recoger el título de conferencia.

«Pero el trabajo no está terminado, hay que ir a Tampa y traerlo (el título) de regreso», recalcó.

(25/01/2021)

Comparte y opina:

Demócratas presentan acta de acusación de Trump en el Senado

Acusan a Trump de haber incitado a sus partidarios a asaltar la sede del Congreso el 6 de enero, mientras los parlamentarios certificaban la victoria de su rival en las elecciones presidenciales.

Foto: AFP

Por AFP

/ 25 de enero de 2021 / 01:58

Los demócratas remiten el lunes al Senado de Estados Unidos la acusación contra Donald Trump, en la apertura formal del segundo juicio político contra el expresidente, acusado de «incitar a la insurgencia» durante la asonada contra el Capitolio.

Menos de una semana después de salir de la Casa Blanca, el magnate republicano vuelve a dominar las noticias en Washington mientras su sucesor, el demócrata Joe Biden, continúa firmando decenas de decretos en un intento por restaurar la economía más grande del mundo y luchar contra la pandemia.

Acusado de «incitar a la insurgencia» por la Cámara de Representantes el 13 de enero, Trump se convirtió en el primer presidente estadounidense en ser sometido a juicio político en dos ocasiones.

Ahora se convertirá en el primero en enfrentarse a un impeachment después de dejar el cargo.

La inauguración formal de este juicio estará marcada este lunes por la noche por una ceremonia solemne.

Alrededor de las 19.00, los «fiscales» demócratas de la Cámara de Representantes cruzarán los largos pasillos decorados con pinturas y estatuas que los separan del Senado para presentar la acusación contra el 45° presidente de Estados Unidos.

Acusan a Trump de haber incitado a sus partidarios a asaltar la sede del Congreso el 6 de enero, mientras los parlamentarios certificaban la victoria de su rival en las elecciones presidenciales.

El ataque, que dejó cinco muertos, conmovió a Estados Unidos y llevó a numerosos republicanos a denunciar el comportamiento del tormentoso multimillonario.

Pero una condena del Senado parece poco probable en esta etapa, ya que el magnate inmobiliario cuenta con numerosos sostenes.

Tras la transmisión de la acusación el lunes, los senadores, que actuarán como jurados, prestarán juramento el martes.

El juicio en sí comenzará recién el 9 de febrero.

Confirmación de Yellen

Ese retraso permitirá que varios miembros del gabinete de Biden sean entretanto confirmados por el Senado.

Este lunes por la tarde la Cámara alta debe aprobar el nombramiento de Janet Yellen como secretaria del Tesoro.

La votación de confirmación del futuro jefe de la diplomacia Antony Blinken aún no está programada, pero se estima que será esta semana.

Biden también espera aprovechar estas dos semanas para impulsar la adopción por el Congreso de varias medidas importantes.

Sin embargo, la pieza central de sus propuestas, un plan titánico para reactivar la economía y combatir la pandemia de $us 1,9 billones, podría ser difícil de adoptar tal como está, en función de la oposición de los republicanos.

Desde el miércoles, los demócratas han tomado el control del Senado, mientras ya tenían el de la Cámara baja.

En la Cámara alta ahora cuentan con 50 escaños, igual número que los republicanos, con la diferencia de que en caso de empate en una votación la nueva vicepresidenta Kamala Harris tiene el voto decisivo.

Pero se necesitan 60 votos para aprobar las principales reformas. Y dos tercios del Senado para condenar a Donald Trump, es decir que para ello los demócratas deberían obtener el apoyo de 17 republicanos.

Un número que parece esquivo, incluso si el influyente líder de la minoría, Mitch McConnell, no ha descartado condenar a Trump.

«Encuentro este juicio estúpido. Creo que será contraproducente», tronó el domingo el senador republicano Marco Rubio en Fox. «El país ya está en llamas y es como echar gasolina a este fuego».

Numerosos senadores republicanos consideran inconstitucional someter a un expresidente a un juicio político. Sin embargo, otros apoyan este procedimiento.

«Si queremos que este país se una es importante reconocer que se necesita responsabilidad, verdad y justicia», dijo Mitt Romney el domingo en Fox.

Este excandidato presidencial fue el único senador republicano que condenó a Trump en el primer juicio político, en febrero de 2020.

(25/01/2021)

Comparte y opina:

Los más ricos salen indemnes e incluso reforzados de la pandemia, según Oxfam

"En tan solo nueve meses, las mil mayores fortunas del mundo ya habían recuperado las pérdidas económicas originadas por la pandemia", afirmó la ONG en su informe anual sobre las desigualdades.

Un doctor toma una prueba de COVID-19 en Lima, Perú. Foto: AFP

Por AFP

/ 25 de enero de 2021 / 01:57

La oenegé Oxfam consideró este lunes que las grandes fortunas mundiales han salido hasta ahora indemnes e inclusive reforzadas por la pandemia y renovó su llamado a crear impuestos sobre la riqueza para combatir «el virus de las desigualdades».

«En tan solo nueve meses, las mil mayores fortunas del mundo ya habían recuperado las pérdidas económicas originadas por la pandemia», afirmó la ONG en su informe anual sobre las desigualdades.

Los más pobres «necesitarían más de una década para recuperarse de los impactos económicos de la crisis», precisó en el informe publicado con motivo del inicio del Foro Económico Mundial (WEF) que se lleva a cabo en línea, y no en Davos (Suiza) como de costumbre.

A escala mundial, los multimillonarios incluso vieron incrementar su fortuna en un volumen total de $us 3,9 billones entre el 18 de marzo y el 31 de diciembre de 2020, según la oenegé, que se apoya en particular en datos de Forbes y Credit Suisse.

Estados Unidos, China y Francia registran los avances más importantes. En este último, por ejemplo, los multimillonarios (entre ellos Bernard Arnault, tercera fortuna mundial) «ganaron cerca de 175.000 millones de euros ($us 213.000 millones) en el mismo periodo».

Frente a este incremento de las desigualdades, Oxfam retoma las proposiciones de los economistas Thomas Piketty y Gabriel Zucman en favor de un alza de la fiscalidad para los más ricos.

La crisis del coronavirus «debe significar un giro en la fiscalidad de las personas y las empresas más ricas. Nos ofrece la oportunidad de establecer por fin una fiscalidad justa, poner fin al nivelamiento por lo alto. Esto puede tomar la forma de un aumento del impuesto sobre la fortuna, de las tasas sobre las transacciones financieras y medidas de erradicación de la evasión fiscal», indica el informe.

La ONG cita como ejemplo a Argentina, que adoptó en diciembre una ley que crea un impuesto extraordinario sobre las grandes fortunas, que puede generar unos $us 3.000 millones, para financiar la lucha contra los efectos del COVID-19.

«La pandemia de COVID-19 tiene el potencial de aumentar la desigualdad económica en prácticamente todos los países del mundo al mismo tiempo», según el informe, que concluye además que «la desigualdad se está cobrando vidas».

La oenegé pone como ejemplo a Brasil, donde «las personas afrodescendientes tienen un 40% más de probabilidades de morir a causa del covid-19 que las personas blancas». En países como Francia, España o India, las zonas más pobres tienen tasas de mortalidad y de contagio más altas, agrega Oxfam.

(25/01/2021)

Comparte y opina:

Presidente mexicano López Obrador anuncia que tiene COVID-19

El mandatario anunció que sus síntomas son leves y que esperará su turno en marzo para vacunarse

Por AFP

/ 24 de enero de 2021 / 22:09

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de 67 años, anunció este domingo que se contagió de COVID-19, pero que sus síntomas son leves y se siente optimista.

«Lamento informarles que estoy contagiado de COVID-19. Los síntomas son leves, pero ya estoy en tratamiento médico», señaló el mandatario izquierdista en un breve mensaje en su cuenta oficial de Facebook.

López Obrador, quien ha mantenido la mayoría de sus actividades durante la pandemia, designó a la secretaria de Gobernación (Interior), Olga Sánchez, para que lo reemplace en su conferencia matutina de lunes a viernes.

«Yo estaré pendiente de los asuntos públicos desde Palacio Nacional (…), mañana atenderé una llamada con el presidente (ruso) Vladimir Putin» para dialogar sobre la proyectada compra de la vacuna Sputnik V contra el nuevo coronavirus, añadió.

En el poder desde 2018, López Obrador tuvo tres actividades públicas desde el viernes pasado, la última de ellas ese día en el estado de San Luis Potosí. «Como siempre, soy optimista. Saldremos adelante todos», prometió el gobernante tras confirmar su contagio.

La conferencia diaria, que suele durar hasta tres horas, se realiza con la presencia de reporteros, si bien se ha reducido de manera importante esa asistencia para mantener el distanciamiento. El mandatario también ha realizado los fines de semana viajes a distintos puntos del país, donde encabeza actos por lo general en espacios cerrados y con pocas personas.

López Obrador sufrió un infarto en diciembre de 2013, debido a lo cual estuvo hospitalizado cinco días y le practicaron una angioplastia. También es hipertenso.

Críticas

El jefe de Estado ha sido criticado por relativizar la efectividad del cubrebocas para prevenir los contagios. Solo lo ha usado en contadas ocasiones, como cuando visitó al entonces presidente estadounidense, Donald Trump, en Washington en julio pasado.
Sin embargo, reconoce la gravedad de la crisis y asegura que su mayor desafío es enfrentar adecuadamente la pandemia, que deja unos 150.000 muertos y 1,7 millones de contagiados en el país.

México, con 128 millones de habitantes, es el cuarto más enlutado en números absolutos.

El 24 de diciembre, México fue el primer país latinoamericano en comenzar a aplicar la vacuna contra el COVID-19, en este caso la desarrollada por el dúo farmacéutico alemán-estadounidense de Pfizer/BioNTech.

En una primera fase están siendo inmunizados el personal médico que atiende la epidemia y los maestros del estado de Campeche. No obstante, López Obrador declinó ser vacunado con las primeras dosis y dijo que esperaría su turno en marzo, cuando según el calendario de la secretaría de Salud corresponde aplicar la vacuna a mayores de 65 años.

El líder izquierdista también ha sido criticado por el manejo de la pandemia, sobre todo al inicio por no ordenar un confinamiento estricto y a raíz de polémicas declaraciones.

«No es, según la información que se tiene, algo terrible, fatal, ni siquiera es equivalente a la influenza», dijo el 28 de febrero, cuando se dio a conocer el primer caso de COVID-19 en México.

Dos semanas después, expresó: «Hay quien dice que por lo del coronavirus no hay que abrazarse. Pero hay que abrazarse, no pasa nada».

Según el gobierno, el presidente es sometido regularmente a pruebas de COVID-19, enfermedad que ya ha afectado a varios de sus más cercanos colaboradores.

López Obrador se suma a otros líderes mundiales que han contraído el COVID-19 como Trump, el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro; el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro británico, Boris Johnson, entre otros.

Comparte y opina: