Tuesday 4 Oct 2022 | Actualizado a 00:51 AM

EEUU golea 3-0 a Ghana y muestra sus credenciales al título en el Mundial femenino Sub-20

Foto: SportsEco

Por AFP

/ 11 de agosto de 2022 / 19:04

El equipo de las barras y las estrellas demostró pronto su ambición por allanar el camino a su cuarto Mundial de la categoría.

Estados Unidos goleó 3-0 a Ghana este jueves en la primera fecha del Grupo D del Mundial femenino Sub-20 que se disputa en Costa Rica, en un duelo donde las norteamericanas mostraron su superioridad ante un rival que terminó con 10 jugadoras.

Los goles del partido, disputado en el Estadio Alejandro Morera Soto, en Alajuela, al noroeste de San José, fueron anotados por las delanteras Michelle Cooper (11), Alyssa Thompson (38) y Ally Sentnor (51).

El equipo de las barras y las estrellas demostró pronto su ambición por allanar el camino a su cuarto Mundial de la categoría.

Con un poder ofensivo demoledor, y sin complejos para buscar la puerta contraria, las norteamericanas mostraron una amplia gama de combinaciones, con Cooper y Jaedyn Shaw moviendo los hilos.

Precisamente Cooper adelantó al equipo norteamericano tras rematar de cabeza, libre de marca, una asistencia desde la derecha del ataque de la lateral, Laney Rouse, muy participativa a la hora de subir por banda.

A la media hora de juego Ghana se quedó con una jugadora menos por expulsión de Jacqueline Owusu por un pisotón. La jugadora vio la tarjeta roja directa después de que la árbitra revisara el VAR.

Cerca del descanso, Thompson amplió la ventaja tras rematar llegando desde atrás, libre de marca también, una pase de Cooper desde la izquierda.

Sentnor puso la puntilla tras recibir un balón entre líneas y batir por abajo a la guardameta en su salida.

Con este resultado, el más abultado en lo que llevamos de Mundial, Estados Unidos encabeza el grupo D, con tres puntos, seguido de Japón, también con tres unidades, mientras que Holanda y Ghana cierra la tabla con cero puntos.

Alcaldía de Kiev recomienda uso de mascarillas por COVID-19

Entre el 19 y el 25 de septiembre, se registraron 44.137 nuevos casos de coronavirus en Ucrania y 161 personas murieron, según el Ministerio de Salud.

La imagen es referencial.

Por AFP

/ 3 de octubre de 2022 / 23:14

La alcaldía de Kiev, la capital ucraniana, recomendó el lunes volver a ponerse la mascarilla ante una nueva ola de COVID-19 y un sistema sanitario bajo presión debido a la invasión rusa.

«Las autoridades de la ciudad piden a los residentes de Kiev que vuelvan a llevar mascarillas» por el auge de los contagios de coronavirus, indicó el Ayuntamiento en un comunicado difundido por Telegram.

La semana pasada, se registraron 2.515 casos, 242 hospitalizaciones y 22 decesos en la capital ucraniana, según un recuento oficial.

Las autoridades recomiendan usar la mascarilla «en los transportes públicos, los lugares con clientes y los establecimientos de enseñanza», según el comunicado.

Entre el 19 y el 25 de septiembre, se registraron 44.137 nuevos casos de coronavirus en Ucrania y 161 personas murieron, según el Ministerio de Salud.

La semana pasada, el viceministro de Salud Igor Kuzin había mencionado las consecuencias de la guerra sobre el sistema de salud.

Desde el inicio de la invasión rusa en febrero, «18 establecimientos que acogían a pacientes con covid fueron destruidos, 15 parcialmente destruidos y más de 100 están ocupados» por los rusos, agregó.

Ucrania suspendió las restricciones anti-covid tras la introducción de la ley marcial el 24 de febrero, cuando Rusia invadió el país.

Comparte y opina:

Arrancan alegatos en juicio a seguidores de Trump por asalto al Capitolio

Ese día, los cinco asaltaron el templo de la democracia estadounidense junto a otros mil partidarios del republicano Trump, en momentos en que los congresistas certificaban la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump.

Por AFP

/ 3 de octubre de 2022 / 23:10

Los alegatos iniciales en el juicio por sedición de varios miembros de la milicia de extrema derecha Oath Keepers, incluido su fundador Stewart Rhodes, comenzaron el lunes, más de 20 meses después del asalto al Capitolio de Estados Unidos.

Rhodes, un exmilitar conocido por su parche en el ojo y sus feroces diatribas, y cuatro líderes de milicias regionales están acusados de atacar la sede del Congreso en Washington el 6 de enero de 2021 con el fin de mantener a Donald Trump en la Casa Blanca, a pesar de su derrota electoral.

Ese día, los cinco asaltaron el templo de la democracia estadounidense junto a otros mil partidarios del republicano Trump, en momentos en que los congresistas certificaban la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

Los acusados estuvieron presentes en la sala el lunes.

Se espera que sus abogados aleguen que no querían derrocar al gobierno pero que esperaban que Trump declarara el estado de insurrección, en virtud de una ley de 1807 que permite a los presidentes estadounidenses movilizar ciertas fuerzas armadas en circunstancias excepcionales.

Los miembros del jurado fueron seleccionados la semana pasada después de que el juez Amit Mehta negara una solicitud de la defensa para trasladar el juicio fuera de Washington con el argumento de que los residentes podían estar predispuestos en contra de los acusados debido a la violencia desatada el 6 de enero de 2021.

El abogado de Rhodes también le pidió al magistrado que prohibiera durante el juicio el uso de términos que se usan con frecuencia para referirse a los Oath Keepers, como «antigubernamental», «milicia organizada», «extremistas», «racistas» y «nacionalistas blancos».

Desde la asonada al Capitolio, más de 870 personas fueron detenidas y alrededor de 100 recibieron penas de prisión, incluidos los autores de violencia contra la policía.

Pero hasta ahora, nadie había tenido que enfrentar la acusación de «sedición».

Rhodes, Kelly Meggs, Thomas Caldwell, Jessica Watkins y Kenneth Harrelson son los primeros en ser juzgados en este cargo.

Este cargo se deriva de una ley aprobada después de la Guerra Civil estadounidense para reprimir a los últimos rebeldes del sur. Castigado con 20 años de prisión, implica haber planeado el uso de la fuerza para derrocar al gobierno u oponerse a una de sus leyes. Se diferencia de la insurrección, que tiene un carácter más espontáneo.

Según el acta de acusación, los acusados «conspiraron para oponerse por la fuerza a la transferencia legal del poder presidencial».

En concreto, Rhodes es acusado de haber comenzado a reunir a sus tropas en noviembre de 2020. «No vamos a salir de esto sin una guerra civil», les escribió dos días después de las elecciones presidenciales, en un mensaje encriptado.

Comparte y opina:

El jefe de la CIA afirma que es ‘díficil’ saber si Putin está ‘vacilando’ sobre las armas nucleares

Además, ha mostrado preocupación por el uso de la retórica que el mandatario ruso "y otros altos líderes rusos han usado", retórica que califica de "imprudente y profundamente irresponsable".

El jefe de la CIA, William Burns.

Por AFP

/ 3 de octubre de 2022 / 23:01

El jefe de la CIA, William Burns, ha afirmado este lunes que es «difícil decir» si el presidente de Rusia, Vladimir Putin, está «vacilando» en materia de armas nucleares cuando amenaza con su uso en Ucrania.

Burns ha asegurado que hay «que tomar muy en serio cualquier tipo de amenazas». Sin embargo, los servicios de inteligencia estadounidenses «no ven ninguna evidencia práctica» de que Putin «se esté acercando al uso real para que haya una amenaza inminente».

Además, ha mostrado preocupación por el uso de la retórica que el mandatario ruso «y otros altos líderes rusos han usado», retórica que califica de «imprudente y profundamente irresponsable».

El director de la agencia de Inteligencia ha asegurado que «es muy difícil de decir en este momento» si Putin está «vacilando» con sus amenazas, tal y como ha declarado en una entrevista en la cadena estadounidense CBS.

Ante esto, Burns ha instado a que se realice un seguimiento de las señales de posibles preparativos. «Este es el papel de los responsables políticos».

Comparte y opina:

Quebec reelige a la coalición de derecha en el poder desde 2018

Más de 6 millones de votantes fueron llamados a elegir a los 125 miembros de la asamblea de Quebec.

La imagen es referencial

Por AFP

/ 3 de octubre de 2022 / 22:58

Los quebequeses reeligieron holgadamente el lunes a la coalición de derecha en el poder desde hace cuatro años, según los medios locales de esta provincia francófona de Canadá, en donde las cuestiones de la inmigración y la identidad acapararon los debates.

Más de 6 millones de votantes fueron llamados a elegir a los 125 miembros de la asamblea de Quebec. Los colegios electorales cerraron a las 20H00 locales (00H00 GMT).

Según las primeras estimaciones, la Coalición Futuro Quebec (CAQ en francés), partido nacional de derecha liderado por el actual primer ministro Francois Legault, sumaría alrededor de 50% de los votos, contra 37% en 2018.

Muy por detrás se encuentra en segunda posición el Partido Liberal de Quebec (PLQ, centroizquierda) con menos de 15% de los sufragios, lo que representaría el peor resultado en la historia de esta formación que dirigió la provincia durante unos 15 años, hasta las últimas elecciones.

Hace cuatro años, Legault, un multimillonario otrora hombre de negocios, había triunfado en su apuesta por imponer una «tercera vía».

Ni separatista ni federalista, el fundador de la aerolínea Air Transat reivindica un enfoque «empresarial» de la política y los valores nacionalistas.

«Estoy encantando de ver a mi amigo, el primer ministro @francoislegault recibir otro mandato por parte de los quebequeses», tuiteó Dou Ford, primer ministro de Ontario, la provincia vecina.

La cuestión de la identidad agitó la campaña con un partido en el poder que multiplicó las declaraciones explosivas.

Sería «un poco suicida» aceptar a más recién llegados dado el declive del francés, dijo Legault, quien anteriormente había asociado inmigración con violencia.

Su ministro de inmigración Jean Boulet incluso afirmó que «80% de los migrantes no trabajan, no hablan francés o no se adhieren a los valores de la sociedad quebequense».

Unas declaraciones que resonaron especialmente entre la población envejecida de la provincia.

Pero con la falta de mano de obra que enfrenta la provincia de unos 8,5 millones de habitantes, la cuestión de la migración también se ha convertido en un asunto económico.

Si es reelegido, Legault planea mantener la inmigración anual limitada a 50.000 personas.

Comparte y opina:

El Reino Unido abandona la rebaja del impuesto de la renta para los más ricos

Este dramático giro tiene lugar menos de un mes después de la formación del nuevo gobierno por la conservadora Liz Truss, que el 6 de septiembre sucedió a Boris Johnson como nueva primera ministra.

El ministro de Finanzas británico, Kwasi Kwarteng.

Por AFP

/ 3 de octubre de 2022 / 22:49

El ministro de Finanzas británico, Kwasi Kwarteng, dio marcha atrás el lunes en la polémica decisión de bajar impuestos a los más ricos, diez días después de anunciar esta medida mal recibida por los mercados financieros, los electores y su Partido Conservador.

Este dramático giro tiene lugar menos de un mes después de la formación del nuevo gobierno por la conservadora Liz Truss, que el 6 de septiembre sucedió a Boris Johnson como nueva primera ministra, defendiendo un controvertido programa económico ultraliberal.

«Está claro que la supresión del tipo impositivo del 45% se ha convertido en una distracción para nuestra misión de hacer frente a las dificultades de nuestro país», escribió Kwarteng en Twitter horas antes de intervenir ante las bases del Partido Conservador, reunido en su congreso anual en Birmingham, en el centro de Inglaterra.

«Tenemos que centrarnos en la tarea que tenemos entre manos», dijo a los delegados presentes, criticando implícitamente a sus predecesores al afirmar que era necesario impulsar la economía para salir de su «lento y controlado declive».

«Para hacer crecer la economía tenemos que hacer las cosas de forma diferente», insistió.

Posteriormente, en una entrevista con la BBC rehusó la posibilidad de dimitir.

La medida consistía en abolir el tramo superior del impuesto sobre la renta, a altura del 45%.Pero se inscribe en un paquete económico más amplio que incluye suprimir el límite a las primas de los banqueros y revisar un incremento previsto del impuesto de sociedades y una reciente subida de las cotizaciones a la seguridad social.

Al mismo tiempo, Truss y Kwarteng no descartaron recortar el gasto público y las ayudas sociales pese a que el Reino Unido vive una grave crisis del coste de la vida, impulsada por una inflación del 10% y que sigue subiendo.

El gobierno también anunció el 23 de septiembre un plan de apoyo a los hogares frente a los disparados costes de la energía.

Sin embargo, el conjunto fue criticado como favorables a los más ricos y provocó una tormenta política en el preciso momento en que los conservadores se reúnen en un congreso que debía celebrar la elección de Truss pero acabó convirtiéndose en el primer desafío a su legitimidad.

Numerosos diputados conservadores, partidarios de su rival Rishi Sunak -exministro de Finanzas- en la elección por suceder a Johnson, amenazaron con votar en contra, anunciando una posible nueva revuelta en la Cámara de los Comunes.

– Presión de partido y electores –

La oenegé Oxfam aplaudió que el gobierno «haya comprendido que recortar los impuestos a los más ricos durante una crisis del coste de la vida no es el camino a seguir». Su responsable Katy Chakrabortty pidió que «los ministros no traten de equilibrar las cuentas a costa de quienes luchan por pagar facturas y alimentar a sus familias: los servicios públicos, el bienestar y la ayuda son más necesarios que nunca».

Después de que un reciente sondeo de YouGov diese al opositor Partido Laborista hasta 33 puntos de ventaja respecto a los conservadores, otra encuesta mostró el viernes que para 51% de los británicos Truss debería dimitir (36% de votantes conservadores) y 54% piensa que Kwarteng debería dejar el cargo (41% de conservadores).

Su plan económico, financiado con un incremento de la ya muy abultada deuda pública, había destabilizado los mercados en los últimos días.

La libra se desplomó a su nivel más bajo y las tasas de interés de la deuda pública alcanzaron su nivel más alto desde la crisis de 2009, amenazando la estabilidad financiera del país.

El Banco de Inglaterra tuvo que intervenir de urgencia para estabilizar una situación que provocó llamadas de atención del Fondo Económico Internacional y las agencias de notación de la deuda.

La marcha atrás fue bien recibida el lunes por los inversores: hacia las 14h30 GMT la libra ganaba 1,03% a 1,1288 dólares, tras haber caído días antes hasta los 1,0350 dólares.

«Esto da cierta seguridad a los mercados de que las tendencias más impulsivas de esta nueva administración pueden ser moderadas por el Partido Conservador», comentó Susannah Streeter, analista de Hargreaves Lansdown.

Reconociendo errores en la forma de presentar el polémico paquete económico, en una entrevista el domingo Truss atribuyó la supresión del tramo del 45% exclusivamente a Kwarteng, provocando reacciones de sorpresa.

«Uno de los defectos de Boris Johnson era que a veces podía ser demasiado leal», tuiteó la exministra de Cultura Nadine Dorries, inquebrantablemente defensora del ex primer ministro.

«Pero hay que encontrar un equilibrio y lanzar a su ministro de Finanzas bajo el autobús en el primer día del congreso no lo es», agregó en referencia a Truss.

Comparte y opina: