Mundo

Monday 26 Feb 2024 | Actualizado a 18:40 PM

Seis policías blancos admiten torturas a dos afroamericanos en EEUU

Los agentes también colocaron una pistola de aire comprimido a una de las víctimas y metanfetamina en el lugar de los hechos para fingir un motivo para intervenir.

Imagen referencial de la policía de EEUUU

Por AFP

/ 3 de agosto de 2023 / 21:16

Seis policías blancos de Misisipi admitieron torturas durante dos horas a dos afroestadounidenses con un consolador, pistolas paralizantes y una espada, llegando incluso a disparar en la boca a uno de ellos, anunció el jueves el Departamento de Justicia.

Este caso es un «ejemplo horrible e impactante de mala conducta policial, que no tiene cabida en nuestra sociedad», declaró a la prensa Kristen Clarke; representante de la dependencia, quien denunció los actos «motivados por prejuicios y odio raciales».

Los seis policías blancos que realizaron torturas, algunos de los cuales admitieron pertenecer a un equipo apodado «Escuadrón de matones» y famoso por su brutalidad; están siendo procesados y ya no están de servicio.

En enero, entraron «sin orden ni justificación» en una casa de Braxton, una pequeña localidad de ese estado del sur de Estados Unidos, para torturar a los dos hombres negros, según un comunicado oficial.

Los policías blancos los esposaron y los sometieron a una sesión de torturas con «insultos racistas», dijo Clarke.

Según la acusación, los agentes agredieron sexualmente a sus dos víctimas con un consolador y les infligieron 17 descargas eléctricas con pistolas paralizantes o «tasers».

También humillaron a los hombres obligándoles a tragar alcohol, aceite de cocina, leche y otros líquidos. Según Clarke, una de las víctimas fue golpeada con «una espada de metal, un trozo de madera y un utensilio de cocina».

El suplicio, que duró unas dos horas, culminó cuando uno de los agentes puso su arma reglamentaria en la boca de uno de los hombres. Para asustarlo, apretó primero el gatillo tras extraer una bala del cargador.

En un segundo intento, sin embargo, la bala atravesó el cuello de la víctima.

Policías blancos causaron escenas de terror con sus torturas

A continuación, los policías dejaron a los hombres en un charco de sangre durante varios minutos, mientras colaboraban para ocultar el incidente.

El escuadrón destruyó el circuito cerrado de televisión de la casa y uno de los casquillos que utilizaron, e intentó quemar la ropa de las víctimas para hacer desaparecer las pruebas, según la acusación.

Los agentes también colocaron una pistola de aire comprimido a una de las víctimas y metanfetamina en el lugar de los hechos para fingir un motivo para intervenir.

Posteriormente, presentaron informes falsos y mintieron repetidamente a los investigadores.

Tres de ellos ya se habían declarado culpables en otro caso de violencia policial en diciembre.

También puedes leer: La UNRWA en Líbano pide el cese de los enfrentamientos en el mayor campo de refugiados palestino

Comparte y opina:

Gobierno de la Autoridad Palestina renuncia y aumenta presión sobre Abás en plena guerra de Gaza

Abás indicó a finales de la tarde que había aceptado la renuncia, motivada, según Shtayyeh, por "la nueva realidad" en Gaza.

El Primer Ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, junto a un retrato del Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, durante una reunión de gabinete en la que anunció la dimisión de su gobierno. Zain JAAFAR / AFP

Por AFP

/ 26 de febrero de 2024 / 18:36

El gobierno de la Autoridad Palestina, que administra parcialmente Cisjordania ocupada, presentó este lunes su dimisión al presidente Mahmud Abás, confrontado a presiones para reformar el liderazgo político palestino de cara a la «posguerra» en Gaza.

«Presenté la dimisión del gobierno al presidente el 20 de febrero y la someto hoy por escrito», declaró en Ramala Mohammed Shtayyeh, jefe del gobierno palestino desde la primavera boreal de 2019.

Abás indicó a finales de la tarde que había aceptado la renuncia, motivada, según Shtayyeh, por «la nueva realidad» en Gaza.

«La próxima etapa requiere nuevas medidas gubernamentales y políticas que tengan en cuenta la nueva realidad en la Franja de Gaza […], la necesidad urgente de un consenso interpalestino» y la creación de un Estado palestino que tenga autoridad en Cisjordania y Gaza, sostuvo Shtayyeh.

Abás

Abás pidió sin embargo a Shtayyeh y a sus ministros que permanezcan en sus cargos hasta nombrar un nuevo gobierno.

En los últimos meses, muchos palestinos han criticado a Abás, de 88 años, elegido por última vez en 2005, por su «impotencia» frente a la ofensiva israelí contra el movimiento islamista Hamás en la Franja de Gaza.

La guerra se desencadenó por la incursión de comandos islamistas que el 7 de octubre mataron a al menos 1.160 personas, civiles en su mayoría, en el sur de Israel, según un recuento de la AFP a partir de datos oficiales israelíes.

En respuesta, Israel lanzó una ofensiva aérea y terrestre en Gaza; dejó 29.692 muertos, sobre todo civiles, según el último balance del Ministerio de Salud del gobierno de Hamás en ese territorio palestino.

Desde los enfrentamientos fratricidas ocurridos en junio de 2007, el liderazgo palestino está dividido entre la Autoridad Palestina de Abás, que ejerce un poder limitado en Cisjordania, un territorio ocupado desde 1967 por Israel; y Hamás, en el poder en Gaza desde 2007.

Leer también: La ONU teme el fin de sus programas de ayuda a Gaza si Israel ataca Rafah

Cuestiones pendientes

Para el analista palestino Ghassan Khatib, la dimisión de Shtayyeh no constituye un desafío hacia Abás; sino una ilustración de la voluntad de la Autoridad Palestina de emprender reformas de cara a la posguerra en Gaza.

Países árabes como Catar, así como algunas potencias occidentales y grupos adversarios de Abás abogan por una Autoridad Palestina reformada que, en un futuro, gobierne en Cisjordania y Gaza en el marco de un Estado palestino independiente.

Con la dimisión del Ejecutivo de Shtayyeh, «Mahmud Abás quiere mostrar […] que él también está dispuesto a avanzar por esa vía», subrayó Khatib, precisando que el nuevo liderazgo palestino incluiría elementos de la Autoridad Palestina y de Hamás. 

Un acuerdo entre Abás y Hamás «sería algo significativo, pues ambos bandos han intentado acercarse muchas veces, sin conseguirlo», apuntó Khatib.

«Pero todavía hay muchas posibilidades de que todo fracase. Qquedan muchas cuestiones en suspenso, como por ejemplo la composición de ese gobierno de tecnócratas; y hasta dónde se extienden las responsabilidades de Hamás en Gaza», agregó.

«A su casa»

«Abás quiere mostrar al mundo que está dispuesto a hacer cambios […] pero la única verdadera reforma sería que se fuera a su casa», afirmó en cambio Khalil Shikaki, director del Centro de InvestigaciónPalestino sobre Política y Sondeos (PCPSR), un instituto independiente de Ramala. 

Shikaki prevé sin embargo que el próximo gobierno «estará obligado a ser leal» a Abás, pues éste gobierna «como un ‘one-man show'».

Desde el 7 de octubre, «Abás no ha protegido a su población en Cisjordania ocupada ni ha movido ni un dedo por Gaza. Y ahora, quiere estar presente para ‘el día después’ pero no ha hecho nada desde que empezó la guerra», agregó. 

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rechaza la posibilidad de un Estado palestino. No contempla que la Autoridad Palestina o Hamás tengan algún rol político en Gaza después de la guerra.

Al contrario, presentó un plan que prevé que Israel se encargue del «control de la seguridad» en ese territorio cuando termine el conflicto.

Comparte y opina:

Trump apela la multa de $us 355 MM de dólares por fraude financiero

En su sentencia del 16 de febrero, el juez Engoron dictaminó que las sanciones financieramente devastadoras están justificadas por el comportamiento de Trump.

Donald Trump y sus abogados en la sesión de alegatos finales de su juicio

Por AFP

/ 26 de febrero de 2024 / 18:23

El expresidente estadounidense Donald Trump apeló la multa de $us 355 MM que le impuso un tribunal de Nueva York tras constatarse que manipuló valores de sus propiedades para obtener de forma fraudulenta mejores condiciones de créditos, según documentos judiciales divulgados el lunes.

El empresario, cuya nominación como candidato a la presidencia por el Partido Republicano para las elecciones de noviembre está casi asegurada, había prometido impugnar el fallo del juez Arthur Engoron.

«El presidente Donald J. Trump, Donald Trump Jr, Eric Trump, Allen Weisselberg… por la presente apelan ante la División de Apelaciones», se indicó en el texto presentado en el que también figuran los dos hijos del líder republicano.

La apelación significa que el caso, y el importante riesgo financiero que implica para el magnate, seguirán en el tapete bien entrada la campaña presidencial y posiblemente hasta después de la votación de noviembre. 

En su resolución, Engoron también le prohíbe al exmandatario (2017-2021), por tres años, y a sus hijos Donald Jr y Eric, por dos, dirigir empresas en la ciudad de Nueva York.

Incluyendo los intereses previos al juicio, del 9%, Trump estaría obligado a pagar la suma de casi $us 454,157 MM, de acuerdo con el texto de la apelación radicado en la Corte Suprema de Nueva York. 

Los intereses siguen corriendo mientras no se pague la totalidad de la multa. 

Leer también: Biden y Trump viajan a la frontera con México el mismo día

Trump

El expresidente, que también enfrenta otros 91 cargos criminales en cuatro frentes judiciales, ha aprovechado sus líos judiciales para animar a sus seguidores. También para denunciar a su probable oponente, el presidente demócrata Joe Biden; alegó que los casos en su contra son «solo una forma de atacarme en las elecciones».

En su sentencia del 16 de febrero, el juez Engoron dictaminó que las sanciones financieramente devastadoras están justificadas por el comportamiento de Trump.

«Su completa falta de remordimiento limita con lo patológico», comentó Engoron en referencia a Trump y a sus dos hijos.

Fue como promotor inmobiliario y empresario en Nueva York que Trump construyó su perfil público. Lo usó como plataforma hacia la industria del entretenimiento y en última instancia a la política para llegar así a la presidencia.

Comparte y opina:

Pedro Sánchez intenta contener un escándalo de corrupción que sacude a España

El asunto es delicado toda vez que Ábalos fue por años parte del círculo íntimo de Pedro Sánchez

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez

Por AFP

/ 26 de febrero de 2024 / 17:59

Un escándalo de corrupción por la venta de mascarillas durante la pandemia que involucra a un colaborador de un ex ministro muy cercano a Pedro Sánchez ha puesto a la defensiva al presidente del gobierno español, que busca contener la polémica.

El Partido Socialista (PSOE) de Sánchez exigió este lunes a José Luis Ábalos, quien fue ministro de Transportes hasta 2021, que dimita como diputado en el Congreso, donde ocupa un escaño.

Ábalos «no está investigado (…) No nos erigimos en jueces, no somos fiscales, no juzgamos», pero el Partido Socialista «considera que sí existe una responsabilidad política» y por eso debe dejar el escaño «en las próximas 24 horas», señaló en rueda de prensa la portavoz del PSOE, Esther Peña.

El asunto es delicado toda vez que Ábalos fue por años parte del círculo íntimo de Pedro Sánchez y fue uno de los pocos dentro del partido que se mantuvo leal a él después de que fuera destituido como jefe del PSOE en 2016 tras unos desastrosos resultados electorales.

Reelegido como secretario general del partido en 2017 por los militantes, Sánchez elevó a Ábalos a número tres de los socialistas y lo nombró ministro cuando llegó a la presidencia del gobierno a mediados de 2018.

Leer también: Rebajan a 9 la cifra de muertos en el incendio de un edificio en la ciudad española de Valencia

Escándalo de corrupción

Una persona de confianza de Ábalos, Koldo García, fue detenido el miércoles pasado por la policía. Se sospecha que recibió comisiones ocultas en contratos de venta de mascarillas a la administración pública durante la pandemia de covid.

García, asesor de Ábalos y quien siempre aparecía fotografiado a su lado; acusado de haber utilizado su posición para obtener contratos de venta de mascarillas. Esto, en el peor momento de la pandemia, en beneficio de una empresa que luego le pagaba comisiones.

Estas revelaciones han copado la actualidad política y los titulares de los diarios y televisiones desde la semana pasada.

Según la denuncia presentada por la Fiscalía Anticorrupción, García compró entre 2020 y 2022 tres apartamentos en la localidad costera de Benidorm. Uno de los cuales puso a nombre de su hija, que entonces tenía dos años.

La Fiscalía señaló que la cantidad de dinero recibida en efectivo por García, y que no procedía de sus actividades habituales, aumentó en marzo de 2020, cuando se adjudicaron los contratos.

En ese momento, España era uno de los países más golpeados por el covid; sus habitantes estaban sometidos a uno de los confinamientos más severos en el mundo.

«Primera ficha»

Ábalos ha negado haber tenido conocimiento del asunto. La cercanía que tuvo con Sánchez ha hecho que este tema sea embarazoso para el presidente del gobierno; justo cuando comienza una legislatura complicada por la fragilidad de sus apoyos en el Congreso, donde depende de los votos de los independentistas catalanes.

Sánchez aseveró el sábado que será «implacable» con la corrupción.

Este «gobierno que nació (…) de la necesidad de acabar con la corrupción de la anterior administración», ha hecho «de la ejemplaridad su bandera», dijo Sánchez en referencia a su llegada al poder en 2018; por una moción de censura contra el gobierno conservador de Mariano Rajoy, debilitado por un escándalo de corrupción.

«El que la hace la paga», subrayó Sánchez, sin mencionar directamente a Ábalos.

El Partido Popular (PP, conservador), principal opositor, se mostró este lunes convencido, en boca de su portavoz Borja Semper, de que Ábalos «es la primera ficha pero no es la última» que debe caer.

Semper acusó a los socialistas de querer usar la dimisión de Ábalos como «cortafuegos» para proteger a Sánchez.

Para despejar cualquier duda, el propio Partido Socialista anunció que propondrá la creación en el Congreso de una comisión de investigación del asunto.

Una figura ascendente del PP, la presidenta regional de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se vio envuelta en una polémica por una comisión de más de 200.000 euros que recibió su hermano por la venta de mascarillas en 2020.

«Es absolutamente asqueroso» que personas se «pudieron lucrar» con la pandemia, dijo Esther Peña, citando a Koldo García y al hermano de Díaz Ayuso.

Comparte y opina:

La ONU teme el fin de sus programas de ayuda a Gaza si Israel ataca Rafah

Rafah, el extremo sur de la Franja, junto a la frontera cerrada de Egipto, es el único punto de entrada de la ayuda humanitaria

Hombres palestinos llevan a una víctima al hospital de Kuwait en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, tras los ataques aéreos israelíes el 26 de febrero de 2024.

Por AFP

/ 26 de febrero de 2024 / 17:49

La ONU afirmó que una ofensiva militar israelí en Rafah, en el sur de Gaza, equivaldría a una «sentencia de muerte» de sus programas de ayuda humanitaria en el territorio palestino, donde Israel combate al movimiento islamista Hamás.

El ejército israelí presentó el lunes «un plan para evacuar civiles de áreas de combate en la Franja de Gaza, junto con un plan operativo», según la oficina del primer ministro Benjamin Netanyahu.

Poco después, el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió que la anunciada ofensiva israelí contra Rafah «no sólo sería aterradora para el más de un millón de civiles palestinos refugiados allí sino que marcaría la sentencia de muerte para nuestros programas de ayuda».

Rafah, en el extremo sur de la Franja, junto a la frontera cerrada de Egipto, es el único punto de entrada de la ayuda humanitaria, que sigue siendo «totalmente insuficiente» para los gazatíes, insistió el alto cargo desde Ginebra.

Gran parte de la comunidad internacional, incluyendo Estados Unidos, principal aliado de Israel, intenta disuadir a Netanyahu de entrar en esta ciudad, donde se hacinan, según la ONU, cerca de 1,5 millones de palestinos, casi todos desplazados.

Pero el dirigente israelí defiende su operación terrestre en el que es, en su opinión, el «último bastión» del movimiento islamista, que gobierna Gaza desde 2007.

«Tiene que hacerse porque la victoria total es nuestro objetivo y la victoria total está al alcance», insistió el domingo en una entrevista con la cadena estadounidense CBS, cuatro meses después del comienzo de la guerra.

Leer también: Israel afirma que lanzará una ofensiva contra Rafah aunque se logre una tregua

Rafah

El ejército israelí no dio detalles sobre su plan para «evacuar» a los civiles de las zonas donde arrecian los enfrentamientos; Netanyahu aseguró la víspera que había «lugar» para ellos «en el norte de Rafah, en las zonas donde terminamos los combates».

Un corresponsal de la AFP informó de bombardeos nocturnos en Rafah y Jan Yunis, en el sur; así como en Zeitun, en el norte del enclave.

El ejército afirmó que descubrió un túnel de diez kilómetros entre Zeitun y el centro de Gaza. Ahí halló instalaciones para almacenar armas y «cuerpos de terroristas».

El conflicto estalló el 7 de octubre cuando milicianos islamistas mataron a unas 1.160 personas; en su mayoría civiles, en el sur de Israel, según un balance de la AFP basado en datos israelíes. También secuestraron a unas 250 personas, de las que 130 siguen retenidas en el enclave, según las autoridades israelíes.

Israel prometió «aniquilar» a Hamás y lanzó una ofensiva militar que ya dejó 29.782 fallecidos; sobre todo mujeres y menores, según el último balance de Hamás.

En Cisjordania ocupada, el gobierno de la Autoridad Palestina presentó su dimisión al presidente Mahmud Abás. Criticado por su «impotencia» frente a los bombardeos israelíes en la Franja y el recrudecimiento de la violencia en el territorio que controla.

Abás, que ejerce un poder limitado sobre este territorio ocupado por Israel desde 1967, aceptó la dimisión. En un contexto de crecientes presiones para reformar el liderazgo político palestino de cara a la «posguerra» de Gaza.

«Nos morimos de hambre»

La ONU advierte que 2,2 millones de gazatíes, la mayoría de la población, se enfrentan a una «hambruna masiva».

La ayuda humanitaria entra con cuentagotas y depende del visto bueno de Israel, que impuso un asedio total en el enclave.

Las oenegés Amnistía Internacional y Human Rights Watch acusaron a Israel de haber intensificado los bloqueos de ayuda; ignorando el llamamiento de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de tomar medidas para evitar un genocidio.

«Nos morimos de hambre», declaró Abdullah al Aqra, de 40 años, refugiado en el oeste de Ciudad de Gaza, tras haber huido del Beit Lahia, más al norte.

Jordania indicó que realizó cuatro lanzamientos aéreos con ayuda y alimentos hacia Gaza.

En el ámbito diplomático, representantes de Egipto, Catar, Estados Unidos, y de Israel y Hamás reanudaron el domingo en Doha las negociaciones para una tregua, a las que seguirán «reuniones en El Cairo», según el canal AlQahera News, cercano a los servicios de inteligencia egipcios.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, aseguró que, en una reunión en París, se llegó «a un entendimiento» sobre «los contornos básicos» de un acuerdo sobre rehenes para «un cese el fuego temporal».

Según una fuente de Hamás, catalogado como organización terrorista por Estados Unidos, Israel y la Unión Europea, el plan contiene una tregua de seis semanas y el canje de rehenes por presos palestinos, así como la entrada de una gran cantidad de ayuda humanitaria.

Tensiones

La guerra también avivó las tensiones en la frontera entre Israel y Líbano. En el lugar se producen cruces de disparos diarios entre el ejército israelí y el movimiento proiraní Hezbolá, aliado de Hamás. 

Pero este lunes, el ejército israelí bombardeó objetivos del grupo chiita en el este del país.

Hezbolá repondió lanzando 60 cohetes contra una base militar israelí en la meseta del Golán, ocupada.

Comparte y opina:

Biden y Trump viajan a la frontera con México el mismo día

La migración ilegal es "un tema definitorio este año de elecciones presidenciales"

Donald Trump (izq.) y Joe Biden, líderes políticos de EEUU

Por AFP

/ 26 de febrero de 2024 / 17:29

Joe Biden y Donald Trump viajarán el jueves a la frontera entre Estados Unidos y México en un intento por ganarse a los votantes en el tema migratorio, decisivo para las presidenciales de noviembre.

Desde que el presidente demócrata Biden llegó a la Casa Blanca en enero de 2021, un número récord de migrantes y solicitantes de asilo han cruzado la frontera. 

Esta afluencia masiva se ha convertido en un lastre político en la campaña de reelección de Biden.

Su probable rival, Trump, partidario de mano dura, ha amenazado con una «deportación masiva» de migrantes si gana los comicios para detener la «invasión». 

En su campaña, agita el miedo al migrante con una retórica a menudo violenta. 

Los migrantes «están matando a nuestra gente, están matando a nuestro país» o «envenenan la sangre» de Estados Unidos, son algunas de las frases que repite en sus discursos y por las que se le ha comparado con Adolf Hitler.

El demócrata y el republicano visitarán diferentes partes de la frontera en Texas el jueves. Faltan menos de ocho meses para que los estadounidenses acudan a las urnas.

Biden y Trump

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, declinó hacer comentarios después de que colaboradores de Trump afirmaran sin pruebas que Biden ha planeado apresuradamente el viaje tras conocer la próxima visita de su predecesor.

«No tengo una reacción al expresidente, no voy a hablar de su agenda», dijo Jean-Pierre. Agregó que Biden se reuniría con agentes de la patrulla fronteriza, fuerzas del orden y autoridades locales en Brownsville, Texas.

«Reiterará sus llamamientos a los congresistas republicanos para que dejen los juegos políticos y aporten la financiación necesaria para más agentes de la patrulla fronteriza estadounidense, más oficiales de asilo, tecnología de detección de fentanilo y mucho más», enumeró.

Leer también: Un hombre se prende fuego ante la Embajada israelí en Washington

Dos ciudades fronterizas

Jean-Pierre tampoco quiso confirmar si el presidente se reunirá con migrantes tras ser criticado por no haberlo hecho la vez anterior.

Trump, que irá a Eagle Pass, a unos 480 kilómetros al oeste de Brownsville, volvió a arremeter contra la migración.

«Pandillas viciosas y miembros de pandillas están llegando a nuestro país desde Sudamérica y desde todo el mundo… depositados en el bueno de Estados Unidos en decenas de miles», dijo Trump. «Biden nunca será capaz de gestionarlo».

«Biden persiguiéndonos hasta la frontera el mismo día demuestra lo grande que es este problema para él», declaró un portavoz de Trump.

Los republicanos culpan a las políticas de Biden de favorecer el derecho de asilo para los migrantes, muchos de ellos latinoamericanos. 

La Casa Blanca acusa por su parte al partido de Trump de sabotear un intento bipartidista de encontrar una solución.

El último proyecto de ley, que se ha estancado en el Senado después de que los republicanos en la Cámara de Representantes amenazaran con echarlo abajo, es «el conjunto de reformas más duras y justas para garantizar la seguridad de la frontera en décadas», afirmó este lunes un funcionario de la Casa Blanca.

El área «más débil»

El proyecto de ley establece una «Autoridad de Emergencia Fronteriza», que permite al presidente y al secretario de Seguridad Nacional prohibir temporalmente que las personas soliciten asilo, con excepciones limitadas, cuando la frontera con México esté colapsada.

El texto también endurece el estándar de las llamadas «entrevistas de miedo creíble». En estas se evalúa si existe una posibilidad de que la persona sea perseguida o torturada si regresa a su país.

Además, teóricamente reduce el proceso de solicitud de los 5 a 7 años actuales a seis meses.

Según una encuesta reciente, a los estadounidenses les preocupa más la migración ilegal durante el mandato de Biden que en las dos últimas administraciones.

Revela que la mayoría de los estadounidenses apoya ahora la construcción de un muro fronterizo, una de las políticas emblemáticas de Trump.

La migración ilegal es «un tema definitorio este año de elecciones presidenciales», afirma Patrick Murray, director del independiente Instituto de Encuestas de la Universidad de Monmouth.

Otros sondeos muestran que «es el área política más débil de Biden».

Comparte y opina: