Nacional

sábado 28 nov 2020 | Actualizado a 11:56

La COB se declara en emergencia y acusa al Gobierno de llevar al país al colapso

Convoca a construir una agenda nacional para reactivar el aparato productivo y pide que cese la persecución política contra dirigentes y que se respete la inamovilidad laboral y la libertad de expresión

Foto: APG - archivo

/ 13 de junio de 2020 / 22:44

La Central Obrera Boliviana (COB) se declaró en emergencia por despidos y reducción de salarios en empresas estatales y privadas, y la persecución a dirigentes. Acusó al Gobierno de encaminar al país a un colapso y anunció la realización de un ampliado, con las debidas medidas de bioseguridad, para tomar medidas ante esta situación.

“Este gobierno nos está llevando al colapso del país. Éste es un pronunciamiento público porque las notas que hemos mandado no fueron respondidas, más allá de la repuesta que hemos exigido al pliego petitorio no nos han atendido y por eso los trabajadores hemos decidido una propuesta nacional”, indicó a La Razón Digital Juan Carlos Huarachi, secretario ejecutivo de la COB.

El documento al que accedió este medio consta de 13 puntos, en el cual se plantea que las organizaciones sociales construyan una agenda nacional para reactivar el aparato productivo, garantizar la estabilidad laboral, promover políticas adecuadas en salud y educación y evitar la privatización de los recursos naturales, como el gas y el litio.

Asimismo, se rechaza los intentos de despido y de reducción de entre 25 y 40% de los salarios en mineras privadas y empresas estatales, a la par de las denuncias de despidos en empresas. Huarachi indicó que les preocupa el desinterés del gobierno de Jeanine Áñez respecto a las compañías del Estado. “No hay inyección económica”.

Otro punto del pronunciamiento exige la destitución o renuncia del Gerente General de la Caja Nacional de Salud (CNS), por las denuncias de corrupción. Aparte, exige “al Gobierno de transición que inmediatamente se deje de perseguir políticamente a los dirigentes (Pacto de Unidad) y cumplan su palabra del acuerdo para mantener la pacificación del país”.

Y exhorta al Ejecutivo a “respetar la libertad de expresión y de trabajo de los trabajadores y las trabajadoras de prensa de Bolivia que denuncian las irregularidades” que se cometen en la actual gestión gubernamental. Ante ello, la COB convocó a un ampliado en el cual se ratifique el estado de emergencia.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Pablo Salazar es designado gerente general de la Gestora Pública

Es licenciado en Administración de Empresas, cursó una maestría en la Escuela Europea de Negocios y realizó un Diplomado del Desarrollo del programa de Desarrollo Directivo.

Foto: ABI

/ 25 de noviembre de 2020 / 17:26

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, posesionó este miércoles a Pablo Salazar como nuevo gerente general de la Gestora Pública de la Seguridad Social a Largo Plazo. 

La designación de la nueva autoridad es avalada por la Resolución Suprema 27412, firmada por el presidente del Estado Plurinacional, Luis Arce, y el ministro Montenegro.

El nuevo gerente general nació en La Paz, es licenciado en Administración de Empresas, cursó una maestría en la Escuela Europea de Negocios y realizó un Diplomado del Desarrollo del programa de Desarrollo Directivo. En su experiencia laboral desempeñó funciones ejecutivas en el proyecto para la Implementación de Regímenes Contributivos y Semicontributivos en la Gestora Pública y fue consultor de Gerencia de Aseguramiento, Recaudación y Prestaciones.

Además cuenta con experiencia en gestión de Seguros Sociales de Largo Plazo y 19 años trabajó en cargos estratégicos y ejecutivos.

(25/11/2020)

Comparte y opina:

Daniel Sánchez: La misión en Bolivia es digitalizar 100.000 empresas en 10 años

El creador de Kolau (https://www.kolau.es/pagina-web-gratis) enfatiza la importancia de la conciencia digital para que pequeñas empresas puedan vender sus productos a través de tiendas digitales y ampliar su mercado más allá del local.

El español Daniel Sánchez

/ 25 de noviembre de 2020 / 12:19

Kolau es una herramienta de autoservicio de marketing digital para subir a las Pymes a Google Adwords. A nivel latinoamericano se ha realizado el lanzamiento del Plan de Digitalización Micro, Pequeña y Mediana Empresa (MiPyme) bajo el liderazgo de Kolau, socio estratégico de Google. El objetivo es que a través de esta herramienta, las MiPymes puedan tener una página web y posicionarla en los primeros puestos en el motor de búsqueda Google, de forma gratuita. Más de 200.000 pequeñas empresas latinoamericanas se unieron a este plan desde el comienzo de la pandemia. En Bolivia el objetivo es unir al comercio electrónico a 100.000 MiPymes en 10 años. Para ello, se ha suscrito una alianza estratégica de forma exclusiva con Banco FIE para apoyar a estos emprendimientos y reactivar sus negocios. El creador de Kolau, el español Daniel Sánchez, quien radica en San Francisco-Estados Unidos, habló con este medio sobre las ventajas de esta startup.

—¿Cómo se puede emprender sin recursos y no fracasar?

—El Goodtraping es una filosofía que obliga a emprender sin recursos humanos ni financieros. No todo el mundo nace sabiendo, pero no todos tienen las ganas de aprender ni todos tienen la capacidad del sacrificio para tirarse un año trabajando o a estar aprendiendo sobre un tema como la programación informática y ese es el principal pecado de las empresas que cierran. Hay un fundador con una idea, pero no la sabe ejecutar ni tiene ganas de aprender como ejecutarla y busca cofundadores y financiamiento externo. Ahí es el principio del fin. El Goodtraping es la solución y es una opinión marcada por la experiencia que tengo (…).

—¿Qué te lleva a mirar a las MiPymes para crear Kolau?

—Una caminata marcó el inicio de la empresa que rinde nombre a la montaña donde se originó esta conversación con mi esposa en Hawai. Hablábamos de los movimientos ‘hazlo tú mismo’. Con una impresora 3D haces un clic y te imprime hasta una casa. Es fácil, rápido y gratis. Hablando del movimiento ‘hazlo tú mismo’ no había nada que lo introdujera al comercio electrónico; es decir, si querías una tienda en internet, tenías que tener tiempo, conocimiento digital y dinero para pagar a alguien, de lo contrario no tenías tienda, pero dijimos se puede crear una tienda en internet, quizá no en un clic, pero sí en cinco clics y de forma sencilla. Al llegar a San Francisco nos pusimos a explorar y ciertamente no había nada, todo era complicado, caro y se precisaba tener conocimientos. Me puse manos a la obra porque yo no tenía conocimientos y me puse a programar. Por eso hablaba del Goodtraping porque me pasé unas 15 horas al día encerrado aprendiendo programación, aunque no es fácil. Necesitas hacerlo tú mismo, estudié programación, cree Kolau y se volvió socia de google para las MyPymes.

—¿Cómo se aplica en Bolivia?

—Lanzamos el plan de comercio electrónico. En ese marco en Bolivia, en estos tres meses se digitalizaron 5.500 empresas, pero no podían vender porque PayPal no funciona en Bolivia y se debía explorar otras opciones, pero lo logramos. Desde el 3 de agosto, no solo puedes crear la página, ahora también se puede vender. Esto no lo hacemos para las empresas grandes sino para las pequeñas, por lo que tenemos un grado alto de responsabilidad. Es un peso encima que tenemos que hacerlo bien porque dependen de la tecnología familias que van desde las zonas rurales del Ecuador, Amazonas de Colombia hasta México y Bolivia. Tenemos clara la misión de digitalizar 100.000 empresas en 10 años en Bolivia. Es un trabajo de día a día.

—¿Qué te lleva de formarte en Ciencias Políticas a buscar la digitalización de MiPymes?

—Estudié Ciencias Políticas porque quería ser diplomático, sin embargo fracasé estrepitosamente y me tuve que reciclar. Fracasé por mala suerte, debido a que por la crisis financiera se cancelaron las oposiciones al cuerpo diplomático. Ante la pregunta de por qué miro a este segmento poblacional, mis padres son empresarios, entonces desde pequeño vi lo que representan el emprendimiento y la importancia de apoyarla. A las empresas, además de darles la tecnología, hay que quitarles el miedo. Durante mucho tiempo estas empresas han visto a la tecnología como una enemiga y una barrera. Es algo que no les permitía creer porque las otras empresas les estaban comiendo el mercado. Hemos de cambiarles el chip y es uno de los componentes que haremos en Bolivia y en todos los países en los que entramos. La segunda fase del plan es una serie de capacitaciones con gobiernos locales y regionales porque hay que hablarle a los emprendedores que la tecnología es sencilla y rápida para cualquiera. Es importante la conciencia digital.

—¿Qué ventajas tiene el romper este miedo?

—Cuando las artesanas y otros pequeños empresarios venden, lo hacen más allá de Bolivia. Lo cual es maravilloso porque no se limitan a su mercado inmediato como lo han estado haciendo.

Perfil

Nombre: Daniel Sánchez Mola

Profesión: Politólogo

Cargo: CEO y fundador de Kolau

Experto en la digitalización de empresas

El español es el CEO y fundador de Kolau, una tecnología que conecta de manera pionera la cuarta revolución industrial con el concepto Hazlo-Tú-Misma/o para MIPYMEs en el entorno digital. Kolau trabaja con 12 gobiernos de la región miembros de la OEA e impulsan el Plan de Digitalización MiPyme, cuyo objetivo es acortar la brecha digital e impulsar la transformación digital y adopción del comercio electrónico. Además es promotor de la filosofía Hazlo-Tú-Mismo aplicándola a la tecnología y a la programación informática, siendo un  impulsor de su enseñanza en el nivel escolar.

Comparte y opina:

Andrés de Santa Cruz VI, guardián de su historia familiar

El bisnieto del Mariscal de Zepita domina la información sobre el árbol genealógico y la historia de su ancestro. Además, resguarda objetos históricos que le pertenecieron

Andrés Santa Cruz VI posa delante de un óleo que retrata a su bisabuelo, el Gran Mariscal de Zepita

Por Liliana Aguirre

/ 25 de noviembre de 2020 / 11:10

Tiene 86 años y todo lo que le rodea lo liga con su pasado. Lúcido y ordenado, su don es resguardar la herencia más preciada que tiene, la historia de su bisabuelo, el gran Mariscal Andrés de Santa Cruz. “Yo soy Andrés Santa Cruz VI, mi nieto es el VII. Mientras que mi papá era el V. El hijo del Mariscal era el IV, el Mariscal de Zepita era Andrés III, su abuelo era Andrés II y su chozno o bisabuelo era Andrés I”, detalla respecto al nombre y apellido que llevan los varones de su linaje durante siete generaciones.

Andrés Santa Cruz Calavmana, el bisabuelo, era mestizo y nació el 5 de diciembre de 1792 en La Paz, entre las calles Comercio y Socabaya, como se ve en la copia de fe de Bautismo guardada por su descendiente. Fue hijo de Joseph Santa Cruz y Villavicencio, un criollo con título de noble, y de Juana Basilia Calavmana, heredera de una rica familia que poseía el cacicazgo de Huarina en cercanías al lago Titicaca. Se consagró como militar, fue presidente de la Junta de Gobierno del Perú (1827), el sexto presidente de Bolivia (1829-1839) y Protector de la Confederación Perú-Boliviana (1836-1839). Murió en el exilio en París, Francia.

En el apartamento en el que vive el bisnieto se guardan reliquias que reflejan el esplendor de los tiempos en que el ícono patriótico vivió. “Por las pocas cosas que recuperamos  tuvieron que pagar, aunque le pertenecían a mi bisabuelo. Él tenía una casa donde actualmente es el colegio San Calixto. Las conspiraciones políticas hicieron que  turbas enardecidas saquearan todo lo que tenía, hasta las enaguas de su señora se llevaron”, narra.

El bisnieto muestra un plato de porcelana que fue parte de la vajilla que perteneció al Mariscal de Zepita, quien fue presidente de Bolivia. Foto: José Lavayén

El linaje Santa Cruz

Entre las piezas que posee, reliquias rescatadas por miembros de su familia, se observan platos de porcelana que fueron parte de la vajilla del mandatario, sillas estilo Luis XV, cuadros de su abuelo y una fotografía, en blanco y negro, en la que el personaje de más de 1,85 metros de altura posa con un traje militar de la época. La imagen fue tomada en París.

Quien recobró los objetos de la familia fue el abuelo del entrevistado, quien nació en Francia, era el penúltimo de los hijos del Mariscal y llegó a Bolivia a sus 42 años para reencontrarse con su historia en 1892. “Como la sociedad era chica, en ese entonces, se sabía quién tenía qué. Mi abuelo era militar y era comandante del Regimiento Artillería de Montaña e invirtió su dinero en recuperar los objetos, por el valor sentimental”, recuerda el VI del linaje, sin embargo solo pudieron adquirir pocas piezas ya que muchas familias pretendían precios exuberantes por los objetos que pertenecieron a su estirpe.

El segundo apellido de Andrés Santa Cruz VI es García, nació en la calle Mercado al lado del Banco Mercantil Santa Cruz, que otrora fue la casa de su progenitora. “Del lado paterno, mi abuela era holandesa y se casó con mi abuelo. Salió mi papá con ojos color grises y yo recién he heredado el tono celeste. Mis dos hijas no tienen ese tono, pero sí mis nietos”, cuenta para dar más detalles de su árbol genealógico, el cual domina con fechas y lugares. “Guardo todos los documentos sobre mi abuelo, tengo copias y hasta notas del periódico”. No hay duda de ello: en sobres tiene una fotografía de la fe de bautizo del prócer y aclara que el segundo apellido era Calavmana y no Calahumana, como suelen escribirlo.

Este ingeniero mecánico trabajó en la Empresa Nacional de Ferrocarriles. “Después vino Goni y la capitalizaron  los chilenos. Comencé en Guaqui-La Paz, atendiendo la navegación. De Guaqui a El Alto, las locomotoras eran de tracción a vapor y de El Alto hasta aquí eran eléctricas. Con mi jefe, que era un inglés que estaba en Arequipa, nos comunicábamos por telégrafo y en morse ya que esa época no había celular”. Sin embargo, ahora el celular es su aliado con el que documenta información sobre su bisabuelo para seguir nutriendo su colección de recuerdos.

Mariscal de Zepita. Foto: José Lavayén

Comparte y opina:

Envían a la cárcel a la mujer que envenenó a su hijo en Challapata

Una pelea con el padre del menor de edad fue el móvil. La acusada de tentativa de infanticidio también trate de quitarse la vida.

/ 22 de noviembre de 2020 / 13:32

En la audiencia de medidas cautelares de Gaby S.P., de 25 años de edad, la Justicia determinó su detención preventiva por la probabilidad de ser la autora del delito de tentativa de infanticidio de su hijo de seis años, a quien habría dado veneno para quitarle la vida.

Según el boletín de prensa del Ministerio Público, el fiscal departamental de Oruro, Freddy Álvarez, informó que se acreditó con pruebas contundentes que la sindicada es con probabilidad la autora del delito.

En el juzgado de Instrucción en Materia Penal de Challapata se dispuso detención preventiva en el penal La Merced, de Oruro, hasta que concluya la investigación.

“Durante el desarrollo de la audiencia, el Ministerio Público fundamentó la probabilidad de autoría de la imputada y presentó como pruebas el informe policial, certificado médico forense e historial clínico de emergencias, entre otros elementos. Además, demostró la existencia de los riesgos procesales de peligro de fuga y obstaculización en la investigación, que fueron valorados por la autoridad jurisdiccional que dispuso detención preventiva” dijo Álvarez.

El hecho se registró en la localidad de Challapata, Oruro, el 18 de noviembre. Gaby S.P. tuvo una discusión con el padre del menor, por lo que habría dado veneno (estricnina) al niño para posteriormente ingerirlo.

La mujer y su hijo fueron trasladados al Hospital de Challapata para su atención médica, pero por el delicado estado de salud de ambos los derivaron hasta Oruro. Así comenzó la investigación del hecho.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Jorge Pedraza: ‘Conocimiento, el camino que nos va a sacar de la pobreza’

Para el secretario general de la Comunidad Andina (CAN), la pandemia del COVID-19 reveló la ineficacia de los modelos de organización en el planeta

Jorge Hernando Pedraza, secretario general de la CAN

Por Liliana Aguirre

/ 18 de noviembre de 2020 / 15:07

El avance y fortalecimiento de la integración, la agenda con el nuevo Gobierno de Bolivia que encabeza el presidente Luis Arce, la gestión de mercados y la importancia de la actividad comercial entre los países de la Comunidad Andina (CAN), fueron temas de conversación con el secetario general de este organismo, el colombiano Jorge Hernando Pedraza, quien también destacó el rol de la educación, el conocimiento y la tecnología, como factores clave para que en la región andina se pueda erradicar la pobreza.

—¿Cómo se encuentra el proceso de integración de la CAN?

—El proceso de integración está pasando por uno de sus mejores momentos. Desde el 11 de enero del año pasado decidimos asumir esta función en la que los jefes de Estado y gobiernos me eligieron, para dinamizarla, reactivarla y actualizarla. Por eso hoy somos el organismo internacional más sólido de América Latina. Justamente en las dos reuniones presidenciales, la de mayo del año pasado y la cumbre de este año, ha quedado claro el compromiso de fortalecer la integración y fortalecer nuestro proceso. Estoy muy tranquilo sobre la hoja de ruta que el presidente Luis Arce y su gobierno han determinado para contribuir al fortalecimiento de nuestro proceso de integración que ejerce hoy la presidencia pro témpore de Colombia y en nombre de ese país se encuentra Iván Duque.

—¿Qué temas abordarán con el nuevo Gobierno de Bolivia?

—Estamos trabajando aspectos como el fortalecimiento de la Universidad Andina Simón Bolívar y la creación de una mesa de fortalecimiento para nuestro comercio. En medio de la pandemia hemos activado una serie de estrategias que nos permitan ser un amortiguador de la economía y crear condiciones para recuperar el aparato productivo. La CAN ha sido una excepción a la crisis mundial de la economía y hemos estimulado muchísimo el acercarnos al proceso exportador. Tenemos una gran fortaleza y es que el 90% de nuestras empresas generan el 60% de los empleos en la comunidad andina. Muy recientemente, dos días antes de la pandemia, venía de Uruguay de firmar con organismos una guía de bioseguridad para millones de ciudadanos de América Latina y 18 países, que implica dar protección de bioseguridad a todo el sector productivo del agro, el campo, el campesino y la cadena alimentaria de transportación hasta centros de consumo. Además es una política de seguridad alimentaria muy interesante.

—¿Hay posibilidad de potencializar mercados para productos del agro boliviano?

—No solo para Bolivia, sino para todos los miembros. La crisis de la economía es global porque la pandemia nos enseñó que el modelo de organización que teníamos no fue tan eficaz. Hay cosas de la globalización buenas, pero también deja efectos negativos. Lo que hay que hacer ahora es fortalecer estos procesos de globalización y la CAN es el instrumento propicio para poder hacerlo. Por eso no solo las dificultades de pérdida de PIB (Producto Interno Bruto) se van a reflejar solo en Bolivia, sino en Ecuador, Perú y Colombia, y en el mundo entero. En esta gira, con el presidente pro témpore de la CAN y con el gobierno de Arce, estamos trabajando. No solo es para respaldar las estrategias de los jefes de Estado para la pandemia en temas de salud pública y salubridad, sino en temas de recuperación económica, que incluso es la línea que más compete a nuestra parte misional.

Hemos avanzado para buscar nuevos mercados y estamos próximos a tener una relación importante con Euroasia. También hemos venido conversando, con avances sólidos, para abrir mercados con África, a partir de Marruecos. Esto ha sido determinado por la CAN, hace tres meses, como país con el estatus de observador y con el que tenemos la misión de ampliar nuestras relaciones comerciales. Al fin y al cabo, Marruecos es un país que sorprendentemente ha generado unos niveles importantes de desarrollo. También, en general África, sorprendentemente, ha ido generando unos niveles muy importantes de desarrollo, calidad de vida y cargo económico.

Hay que estimular muchos canales para que saquemos más productos netos y manufacturas netas para los mercados mundiales. Esa es una tarea. Queremos convertir a la CAN en una especie de fuente alimentaria del planeta y eso nos conviene a todos porque más exportación significa más ingresos, que se reflejan en mayor empleo, seguridad social y tranquilidad. Además, la calidad de vida es lo que debemos preservar, ya que es el postulado de nuestros fundadores. Somos la undécima economía del planeta y con todos estos esfuerzos no solo necesitamos mantenernos sino crecer y dar alivio a 111 millones de ciudadanos de la región andina.

—¿Qué proyectos de acceso a la tecnología están desarrollando en la región?

—Parte de nuestro plan de trabajo es la creación de una agenda digital andina, que estamos desarrollando y vamos a tener la formulación en muy poco tiempo. Tendremos los tópicos centrales. Desde luego hay que hacer una reflexión sobre una transformación digital y hay que hacer un proceso de digitalización. La pandemia nos ayudó a hacer un proceso de digitalización porque en los países y el mundo entero entendemos que el uso de las plataformas y las tecnologías se han convertido en el mecanismo fundamental para el proceso educativo, la comunicación, la productividad laboral, para comunicación de la familia y hasta para el amor, porque las condiciones del aislamiento social que hemos vivido por la pandemia, en las primeras semanas, fue absoluta.

La pandemia nos ha dejado claro que en la comunidad andina, el 50% de los ciudadanos está sin conexión y es fundamental dar conectividad a los hogares. Ampliación de la fibra óptica para que llegue y tengamos la posibilidad de que no se distinga entre ricos o pobres, y sobre todo para la gente en el proceso educativo. Las personas que no tienen dinero tienen que tener acceso a la tecnología. El conocimiento es el camino que nos va a sacar de la pobreza. Para transportar mercadería tenemos que crear caminos. Las mentes e inteligencias de los andinos tienen que llegar a ese lugar que es el conocimiento, que es lo que nos va a permitir salir de la pobreza, tener mejores condiciones de vida y ser una sociedad con mayor armonía y paz social.

Perfil

Nombre: Jorge Hernando  Pedraza

Profesión: Abogado

Cargo: Secretario general de la CAN

Abogado

Es titulado de la Universidad Externado de Colombia, especialista en Gestión de Entidades Territoriales y experto en Telecomunicaciones. Cuenta con estudios en Diplomacia y Relaciones Internacionales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá.

Comparte y opina: