Nacional

viernes 7 may 2021 | Actualizado a 08:53

Jeanine Áñez decidió en 2019 tratar las renuncias de Morales y García Linera

Desde el día de la renuncia del Presidente, la legisladora se sabía su sucesora.

Jeanine Áñez, en la testera de la Asamblea Legislativa y junto a sus colegas.

/ 2 de mayo de 2021 / 16:30

Senadora aún, Jeanine Áñez llega a la Asamblea Legislativa con una cápsula de seguridad, de policías motorizados, vehículos blindados y hombres de negro. La recibe el expresidente Jorge Quiroga y sus colegas senadores de Unidad Demócrata (UD).

Es 11 de noviembre de 2019, un día después de la renuncia del presidente Evo Morales y un día antes de su proclamación.

Entonces había llegado de Trinidad a El Alto en un vuelo de emergencia y de El Alto a La Paz, en un helicóptero oficial.

Era señalada como sucesora del mandatario dimisionario, a juzgar por sus declaraciones previas y el operativo policial-militar montado para su llegada a la sede de gobierno en medio de una crisis política derivada de unas cuestionadas elecciones generales por parte de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Era la segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores, lejos de la sucesión constitucional, a pesar de las renuncias verbales de la presidenta de ese órgano legislativo, Adriana Salvatierra, de la bancada de dos tercios del Movimiento Al Socialismo (MAS), y del titular de Diputados, Víctor Borda, también del MAS.

Para entonces, incluso había renunciado el primer vicepresidente de Senadores, Rubén Medinacelli (MAS). Solo quedaba en funciones la primera vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Susana Rivero (MAS).

En una entrevista con el streaming La Razón Radio, el 19 de febrero de este año, la expresidenta de la Cámara de Senadores Eva Copa develó que la actuación entonces de la oposición y los detractores del gobierno de Morales fue estratégica: atacar a los cuadros de la sucesión constitucional del MAS: “Adriana nos dijo que la estaban esperando con una citación de aprehensión en el aeropuerto (de El Alto) y tuvo que irse a asilar a la Embajada de México, a Medinaceli le pusieron dinamita en su casa de Oruro, iban a hacer explotar si no renunciaba, y al hermano del diputado Borda lo agarraron y corretearon en la plaza (en la ciudad de Potosí)”.

Morales había renunciado entonces en medio de un conflicto cívico, un motín policial iniciado dos días antes en Cochabamba y la sugerencia de las Fuerzas Armadas de renunciar presentada por su comandante, el general Williams Kaliman.

Eran las 16.50 del 10 de noviembre cuando el mandatario renunció en Chimoré, en el Chapare, acompañado del vicepresidente Álvaro García y la ministra de Salud, Gabriela Montaño.

Esa noche, a las 18.45, Áñez se declaró potencial sucesora de Morales. “Estoy en la Segunda Vicepresidencia (del Senado) y en el orden constitucional me correspondería asumir este reto con el único objetivo de llamar a nuevas elecciones, de pacificar al país y de que todo vuelva a la normalidad”, declaró a la red Unitel.

Según la Constitución Política del Estado (CPE), la línea sucesoria ante la renuncia del mandatario continúa con el vicepresidente del Estado, el presidente de la Cámara de Senadores y, finalmente, el titular de la de Diputados.

A insistencia de la periodista, que preguntó si le correspondería asumir la jefatura del Estado, la senadora respondió que “es correcto, que ésa sería la sucesión”.

Sin embargo, adelantó algo que no ocurrió después. “Tendría que convocarse a una asamblea para poner en consideración la renuncia de los primeros mandatarios; yo espero que tengamos quórum necesario porque el país sabe que el MAS tiene dos tercios”, dijo.

“Primero tengo que convocar a la Asamblea para la consideración de las renuncias, en ese sentido es que viene la sucesión constitucional; así lo establece la propia Constitución”, insistió la legisladora de oposición, quien aclaró que “esto es transitorio”, mientras sean convocadas las nuevas elecciones y sean nombrados los nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Al día siguiente, lunes 11 de noviembre, el país se encontraba en vilo; Morales y García habían partido a México, donde se refugiaron después, y se abría un par de días de desgobierno en medio de disturbios sociales.

Un operativo de emergencia fue montado para trasladar a Áñez de Trinidad a El Alto, ella había dicho que “no tenía condiciones” para un vuelo particular. Su ingreso a la plaza Murillo —a las 14.04— fue apoteósico, en medio de fuertes medidas de seguridad, colegas suyos y la expectativa de los medios de información.

Jeanine Áñez junto a Luis Fernando Camacho y Marco Pumari en el balcón del Palacio.

EL MENSAJE

Nada más al bajar de un vehículo oficial, fue recibida por Quiroga, quien fue el operador político de la transición. Ambos se abrazaron efusivamente.

En segunda línea, su colega senador Arturo Murillo hizo lo mismo, y en medio de ese abrazo tan familiar le dijo algo al oído. El legislador cochabambino se convertiría después en el hombre fuerte del nuevo gobierno.

Luego se sumaron a su entorno, muy sonrientes y emocionados, los también senadores Yerko Núñez, María Elva Pinckert, también ministros después.

Ya dentro del edificio de la Asamblea Legislativa, se instaló en las escaleras que guían hacia la Cámara de Senadores. “Esto es por Bolivia, queremos la pacificación del país. De manera constitucional, voy a asumir primeramente la presidencia del Senado”, adelantó un tanto agitada.

La legisladora manifestó su seguridad respecto de los acontecimientos posteriores en la Asamblea Legislativa. Ya se sabía presidenta del país, insistió en que lo que se viene se trata de una situación “simplemente de transición” y que va a llamar “a alecciones con personalidades probas” y “con la bendición de Dios”.

Ese “mensaje al pueblo” se convirtió luego en una conferencia de prensa. Los periodistas abundaron en preguntas relativas a la sucesión constitucional pendiente.

Y Áñez habló de la recomposición de la Cámara de Senadores. “Vamos a convocar hoy mismo a sesión de senadores para que podamos mañana tratar las renuncias que han sido presentadas”.

Garantizó la asistencia de todos los legisladores. “El momento en que estemos convocándolos, tengan la seguridad de que nada les va a pasar”, afirmó.

Consultada sobre si pudo hablar con el comandante de las Fuerzas Armadas (Kaliman), Áñez dijo: “Ellos están comprometidos con las fuerzas cívicas”.

Esa noche, los disturbios se incrementaron, especialmente en La Paz y El Alto. Un clima de tensión caracterizaba el ambiente.

A través de un video, en el que se atribuyó la presidencia de la Cámara de Senadores, Áñez conminó a Kaliman a desplazar fuerzas militares en las calles. “No queremos muertos en este país; si hay alguna persona que cae después de esta solicitud (…) es de su entera responsabilidad”, advirtió.

Para entonces, la Unión Europea, la Iglesia Católica y representantes políticos, como Quiroga, Samuel Doria Medina y Ricardo Paz, además de activistas como Waldo Albarracín y Juan Carlos Núñez, y algunos embajadores, entre ellos León de la Torre, habían intentado un acuerdo extralegislativo en ambientes de la Universidad Católica, en La Paz.

El cabildeo continúo al día siguiente, 12 de noviembre. En una entrevista con la transmisión Piedra, papel y tinta, de La Razón, Rivero, entonces vicepresidenta de la Cámara de Diputados, denunció que la ignoraron en las negociaciones. Dijo que Doria Medina develó un “plan B” en caso de que el MAS no tome decisiones; ese plan B era Áñez.

En la noche, en cuestión de 11 minutos y 20 segundos, la senadora se proclamó titular de la Cámara de Senadores, primero, y presidenta del Estado, después. No hubo lectura de alguna resolución, tampoco quórum y, como denunció Copa, la bancada del MAS fue impedida de ingresar al hemiciclo, que había cordones de policías, militares y grupos civiles que controlaban el paso.

Un militar le coloca la banda presidencial a Jeanine Áñez, el 12 de noviembre de 2019. Foto: Twitter de Óscar Ortiz

Proclamación de 11 minutos  y 20 segundos

Los sendos actos con los que la otrora senadora Jeanine Áñez se proclamó titular de la Cámara de Senadores, primero, y presidenta del Estado, luego, duraron apenas 11 minutos y 20 segundos.

Aquel 12 de noviembre de 2019,  segundo día de desgobierno en el país luego de la renuncia del presidente Evo Morales, la legisladora beniana se atribuyó la convocatoria a sesiones en su condición de segunda vicepresidenta.

Ese tiempo corto comenzó su cuenta regresiva cuando, en la Cámara de Senadores, Víctor Hugo Zamora fue encargado por Áñez de repasar el quórum. “No está en condiciones, por no existir el quórum suficiente para instalar la sesión”, respondió el legislador.

Enseguida, Áñez suspendió la sesión y acto seguido pidió a sus colegas senadores permitirle hacer una “aclaración a la opinión pública sobre el carácter legal” de sus actuaciones.

Comenzó a justificar sus nuevas funciones. Sin leerlo, apeló al inciso a) del artículo 41 del Reglamento General de la Cámara de Senadores: “Reemplazar a la Presidenta o Presidente (del Senado) y la Primera Vicepresidenta o Vicepresidente, cuando ambos se hallen ausentes por cualquier impedimento”.

“Corresponde a mi persona asumir la presidencia de este ente camaral”, justificó entonces.

Luego bajó por las gradas hacia el hemiciclo de la Cámara de Diputados y allí, poco más de seis minutos después, otra vez sin quórum ni la revisión de la asistencia, y en ausencia de diputados y senadores del MAS, abrió el acto; esta vez solo ella habló. Comenzó directamente a leer los argumentos de la “sucesión constitucional”, en la que, luego de resaltar la ausencia del MAS, hizo un repaso de las movilizaciones cívicas y políticas, el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) y las ausencias físicas de Morales, Álvaro García y la dimisionaria Adriana Salvatierra.

Áñez siguió con la lectura de su texto; a los 10 minutos y 30 segundos de haber comenzado su periplo en la Cámara de Senadores comenzaba su declaratoria de sucesión en la Asamblea Legislativa. “Como presidenta de la Cámara de Senadores asumo de inmediato la presidencia del Estado prevista en el orden constitucional y me comprometo a asumir todas las medidas necesarias para pacificar el país”, arengó.

Comparte y opina:

Presidente del TSJ dice que en el Legislativo está el trámite para juicio de responsabilidades contra Morales

El proceso contra Evo Morales es por el audio en el que se le atribuye instruir el cerco a las ciudades en medio de la crisis de 2019. El caso fue planteado en la vía ordinaria, pero pasó a una demanda de juicio de responsabilidades

Evo Morales. Foto: APG.

/ 6 de mayo de 2021 / 22:45

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Olvis Egüez, informó que se encuentra en la Asamblea Legislativa Plurinacional para su aprobación o rechazo la proposición acusatoria para un juicio de responsabilidades contra el expresidente Evo Morales por el audio en el que se le atribuye instruir cercar ciudades en medio del conflicto social tras su dimisión en 2019.

“Entiendo que (el caso) está en el interior de la Asamblea Legislativa Plurinacional, que tendría que aprobarse en un eventual juicio de responsabilidades, esa es la información última que tenemos como Tribunal Supremo de Justicia”, reveló a la red Erbol.

El caso contra Morales fue abierto en noviembre de 2019 en la vía penal ordinaria, después de que se conoció una grabación en la que se la atribuye instruir al exdirigente Faustino Yucra cercar las ciudades para dejarlas sin comida. Yucra fue detenido, pero ya se encuentra en libertad.

Ahora, según Egüez, el caso se encuentra en la Asamblea Legislativa Plurinacional, luego que se tramitara como un juicio de responsabilidades. Se requieren dos tercios de votos para aprobar un juicio de responsabilidades, ni el MAS ni la oposición tiene ese caudal de votos.

Lee además: Faustino Yucra reaparece y anuncia proceso penal contra quienes lo detuvieron en 2019

Comparte y opina:

Camacho gestiona reunión con Arce y descarta intención de ‘marcar la agenda’ del Gobierno

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, confirmó que la próxima semana pedirá audiencia al presidente Luis Arce para coordinar acciones en temas como salud y economía

El gobernador Luis Fernando Camacho.

/ 6 de mayo de 2021 / 21:28

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, informó que la próxima semana solicitará al presidente Luis Arce una audiencia para coordinar acciones en materia de salud y economía, y descartó que busque marcarle agenda al Gobierno.

“Nosotros no buscamos marcar agenda, lo que buscamos es trabajar con temas de salud y economía sin olvidar aquella deuda histórica que tiene el gobierno central con todos los departamento, el censo y el pacto fiscal”, sostuvo el gobernados opositor a la administración central.

El vocero presidencial Jorge Richter afirmó que una “gobernación no le puede imponer la agenda a un gobierno nacional”, en referencia a la demanda de Camacho de realización del censo cuando ese proceso está previsto para 2022.

“El censo se tiene que realizar el próximo año por supuesto y ahí hay autoridades que tienen la responsabilidad de llevarlo adelante (porque) el censo está pensando y planificado para cada 10 años en el país, el anterior fue el año 2012, (por tanto) se tendría que realizar el 2022”, sostuvo ayer Richter en una entrevista con Unitel.

Camacho aseguró que el pueblo necesita resultados para atender la crisis sanitaria y económica.

“Al vocero le han informado mal o ha agarrado una información errónea, lo que se está pretendiendo hacer es un trabajo conjunto, que deje de buscar excusas para evitar una reunión”, sostuvo.

El presidente de la Asamblea Legislativa cruceña, Zvonko Matkovic, anunció que Camacho está “buscando los acercamientos posibles” con el gobierno y el presidente Arce, porque sería “ilógico pensar que nosotros somos una isla”.

“Creo que va a ser sano que se puedan sentar, conversar y podamos sacar a este país adelante”, sostuvo en un tono conciliador a diferencia del discurso de posesión de Camacho, cuando advirtió a Arce que, “si continúa con el amedrentamiento y la persecución, si nos sigue lastimando con medidas económicas que nos asfixian, lo único que nos queda es defendernos y usted sabe que lo sabemos hacer y lo hacemos muy bien”, explicó.

Comparte y opina:

La Fiscalía investiga demora en extradición de Lima Lobo, cita al excomandante Montero

El considerado “pez gordo” del narcotráfico Jesús Lima Lobo fue extraditado el miércoles a Brasil, en cumplimiento de una orden judicial

El denominado pez gordo del narcotráfico Jesús Lima Lobo

/ 6 de mayo de 2021 / 19:48

La Fiscalía inició una investigación para determinar las causas que impidieron la extradición del considerado “pez gordo” del narcotráfico Jesús Lima Lobo, pese a una orden judicial emitida en 2019. Uno de los convocados a declarar es el excomandante de la Policía Rodolfo Montero.

El fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, informó del inicio de la investigación y dejó al curso de las investigaciones próximas citaciones a declarar.

“Ha sido convocado el señor excomandante de la Policía para que preste su declaración informativa ante la Fiscalía de Santa Cruz”, sostuvo un día después de que se extraditó a Lima Lobo a requerimiento de Brasil.

Lima Lobo fue trasladado hasta la frontera en un operativo dirigido por el comandante de la Policía, Jhonny Aguilera. El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó del operativo y descartó las denuncias de que Aguilera haya recibido un pago del acusado para evitar su extradición.

Del Castillo reveló que hay testimonios en sentido de que el exministro de Gobierno Arturo Murillo, hoy radicado en Estados Unidos, hubiera protegido al acusado que tenía una orden de extradición desde 2019.

Comparte y opina:

Condori pide revisión antidroga en la Gobernación, la FELCN no encuentra sustancias controladas

Herlant Portanda, comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), adelantó que los efectivos antidroga no hallaron ninguna sustancia controlada.

Un can antidroga en un ambiente de la Gobernación de Chuquisaca.

Por Paulo Cuiza

/ 6 de mayo de 2021 / 19:09

Por solicitud del gobernador de Chuquisaca, Damián Condori, policías antidroga realizaron este jueves un operativo de requisa en el edificio de la Gobernación y los vehículos oficiales con el fin de “evitar cualquier dificultad el día de mañana” relacionado a tema droga.

Herlant Portanda, comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), adelantó que los efectivos antidroga no hallaron ninguna sustancia controlada.

El jefe de gabinete de la Gobernación, Gustavo Pereira, según reportó la versión digital del diario Correo del Sur, informó que es “un tema de responsabilidad, una recomendación de uno de los secretarios para evitar cualquier dificultad el día de mañana”.

Condori asumió el cargo oficialmente el lunes, luego de haber ganado el balotaje.

Según Pereira, la nueva autoridad solicitó el operativo para “evitar cualquier problema o por cualquier insumo que se pueda encontrar en la institución”.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) presentará un informe sobre la requisa en las próximas horas.

Herlant Portanda, comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), confirmó que el gobernador solicitó la inspección y anticipó que los efectivos antidroga no hallaron ninguna sustancia controlada.

“Se hizo una verificación, una inspección de la Gobernación porque el gobernador envió una solicitud, verificaron las instalaciones y no se detectó absolutamente nada, ninguna sustancia controlada”, anunció.

Comparte y opina:

Matkovic dice que Camacho busca acercamientos con el Gobierno: ‘No somos una isla’

El presidente de la Asamblea Legislativa cruceña, Zvonko Matkovic, informó que el gobernador Luis Fernando Camacho y la Gobernación son parte de la estructura nacional y que en ese marco se deberá buscar los acercamientos y coordinación con el propio presidente Luis Arce

Zvonko Matkovic, presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz.

Por Carlos Corz

/ 6 de mayo de 2021 / 17:01

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, está “buscando los acercamientos posibles” con el gobierno y el presidente Luis Arce, porque sería “ilógico pensar que nosotros somos una isla”, informó el presidente de la Asamblea Legislativa cruceña, Zvonko Matkovic.

“Creo que va a ser sano que se puedan sentar, conversar y podamos sacar a este país adelante”, sostuvo en un tono conciliador a diferencia del discurso de posesión de Camacho, cuando advirtió a Arce que, “si continúa con el amedrentamiento y la persecución, si nos sigue lastimando con medidas económicas que nos asfixian, lo único que nos queda es defendernos y usted sabe que lo sabemos hacer y lo hacemos muy bien”.

Matkovic, de la alianza Creemos de Camacho, anticipo que como en el resto de Bolivia los requerimientos que hará el gobernador cruceños están relacionados a salud, economía y creación de empleos.

“Él (Camacho) está buscando todos los acercamientos posibles para hacer gestión y por supuesto parte importante de eso es trabajar con el gobierno central, sería ilógico creer que nosotros somos una isla, Santa Cruz y su gobernación son parte del esquema nacional y tenemos necesariamente que coordinar con el gobierno central, sobre todo con el presidente Arce”, destacó.

La advertencia de Camacho fue cuestionada desde el Gobierno, el Movimiento Al Socialismo (MAS) y sectores sociales.

“Hay que sumar y hay que sumarse a iniciativas de construcción de Estado y de sociedad, de construcción de consensos y sobre todo de diálogo con propuesta, no con amenazas, porque los sectores sociales no están desatentos ni distraídos, también se saben defender”, respondió el 4 de mayo el vocero presidencial Jorge Richter.

Comparte y opina:

Últimas Noticias