Santa Cruz

Sunday 26 May 2024 | Actualizado a 00:52 AM

Inicia el cómputo de las elecciones en cuatro municipios cruceños

En La Guardia y San Javier se elegirán alcades, en San Ignacio de Velasco se aprobará o rechazará la Carta Orgánica Municipal y en Lagunillas decidirán si el municipio irá tras la conversión en Autonomía Indígena Originario Campesina.

/ 4 de septiembre de 2022 / 20:30

Sin mayores novedades y en un ambiente de tranquilidad, la noche de hoy domingo concluyó la jornada electoral en cuatro municipios del departamento de Santa Cruz. La autoridad electoral inició el conteo de los sufragios. Los resultados oficiales se irán actualizando en la página web del Órgano Electoral Plurinacional.

En San Javier y La Guardia se elegirá alcaldes, en San Ignacio de Velasco votará en el referéndum de aprobación de su Carta Orgánica Municipal y en Lagunillas se decidirá si el municipio va por la conversión a una Autonomía Indígena Originario Campesina.

A partir de las 20:00 de hoy domingo comenzó el conteo de votos en la sala plena instalada en el Tribunal Electoral Departamental de Santa Cruz.

María Cristina Claros, presidenta del Tribunal Electoral Departamental (TED) de Santa Cruz, señaló que se espera concluir el conteo y tener hasta mañana los resultados definitivos de las elecciones de alcaldes y que “a más tardar hasta el martes”, se tendría los números finales de los dos referéndums.

Los municipios de la Guardia y San Javier elegirán a nuevos alcaldes, luego de que fallecieron las autoridades electas en las elecciones subnacionales de 2021.

Comparte y opina:

Minerales críticos: entre volatilidad y riesgos

Los cambios en los precios arriesgan las inversiones que se necesitan para una demanda creciente

APAC OUTLOOK MAGAZINE

/ 24 de mayo de 2024 / 06:56

Los precios de minerales clave utilizados en tecnologías de energía limpia cayeron en 2023, pero un nuevo análisis de la Agencia Internacional de Energía (AIE) muestra la necesidad de una inversión mayor y más diversificada para apoyar los esfuerzos por reducir las emisiones de carbono.

La presión disminuyó en 2023 sobre el mercado de minerales utilizados en vehículos eléctricos, turbinas eólicas, paneles solares y otras tecnologías de energía limpia, a medida que la oferta superó la creciente demanda. Pero la AIE advierte que aún se necesitan importantes inversiones adicionales para cumplir los objetivos mundiales en materia de energía y clima.

El informe “Panorama global de los minerales críticos 2024”, publicado el viernes de la semana pasada, actualiza la revisión inaugural del mercado realizada por la AIE el año pasado. Al mismo tiempo, ofrece nuevas perspectivas a mediano y largo plazo para la oferta y la demanda de importantes minerales de transición energética, como el litio, el cobre, el níquel, cobalto, grafito y elementos de tierras raras.

Tras dos años de aumentos espectaculares, los precios de los minerales críticos cayeron drásticamente en 2023, volviendo a niveles vistos por última vez antes de la pandemia. Los materiales utilizados para fabricar baterías experimentaron descensos particularmente significativos: el precio del litio cayó más de un 80%. La tonelada de carbonato de litio grado baterías superó momentáneamente los $us 81.000 en 2022, para luego caer hasta bordear los $us 12.000 la tonelada a principios de 2024.

Revise: Hubo una inversión mínima en nuevos suministros y la transición verde requiere cobre

Minerales

Los precios del cobalto, el níquel y el grafito cayeron entre un 30% y un 45%, lo que contribuyó a que los precios de las baterías bajaran un 14%. Dado que el crecimiento de la demanda se mantuvo sólido, estas caídas se debieron principalmente a un gran incremento de la oferta mundial, lo que ayudó a compensar los fuertes aumentos de precios en 2021 y 2022. En contraste, el cobre es el metal que goza actualmente de una buena racha, habiendo pasado la barrera de los $us 5 la libra en días pasados, marcando un nuevo máximo histórico.

El informe concluye que, si bien los precios más bajos de minerales críticos en el último año han sido buenas noticias para los consumidores, la situación también ha supuesto un obstáculo sensible para nuevas inversiones. En 2023, la colocación de recursos en minería de minerales críticos creció un 10% y el gasto en exploración aumentó un 15%, todavía saludable, pero a un ritmo más lento que en 2022.

El mercado bien abastecido de hoy puede no ser una buena guía para el futuro, y las perspectivas señalan que la demanda de minerales críticos continúa creciendo, impulsada por el despliegue de tecnologías de energía limpia. Se prevé que el tamaño combinado del mercado actual de minerales clave para la transición energética se duplique con creces hasta alcanzar los $us 770.000 millones para 2040, en un camino hacia cero emisiones netas para mediados de siglo.

Análisis

Un análisis detallado caso por caso sugiere que los proyectos anunciados son suficientes para satisfacer solo el 70% de las necesidades de cobre y el 50% de las necesidades de litio en 2035, en un escenario en el que los países de todo el mundo cumplan sus objetivos climáticos nacionales. Los mercados de otros minerales parecen más equilibrados, si los proyectos se concretan según lo previsto.

Con todo, los proyectos anunciados no cambian la alta concentración geográfica de la oferta, y se prevé que China mantenga una posición muy fuerte en el sector de refinación y procesamiento.

“El acceso seguro y sostenible a minerales críticos es esencial para una transición hacia una energía limpia, fluida y asequible. El apetito mundial por tecnologías como paneles solares, automóviles eléctricos y baterías está creciendo rápidamente, pero no podemos satisfacerlo sin suministros confiables y en expansión de minerales críticos”, dijo el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol. “El reciente auge crítico de la inversión en minerales ha sido alentador, y el mundo está ahora en una mejor posición que hace unos años, cuando señalamos esta cuestión por primera vez en nuestro histórico informe de 2021 sobre el tema. Pero este nuevo análisis de la AIE destaca que todavía queda mucho por hacer para garantizar un suministro resiliente y diversificado”, agregó.

Informe

El último reporte de la AIE presenta una evaluación de riesgos, primera en su tipo, para minerales seleccionados de transición energética, examinando cuatro dimensiones clave: riesgos de suministro, riesgos geopolíticos, barreras para responder a las interrupciones del suministro y exposición a factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) y riesgos climáticos. El litio y el cobre son los más vulnerables a los riesgos de suministro y volumen, mientras que el grafito, el cobalto, las tierras raras y el níquel enfrentan riesgos geopolíticos más sustanciales. Para el grafito en particular, la cartera de proyectos actual indica que el suministro disponible fuera del actor dominante cumplirá solo el 10% de los requisitos en 2030, lo que hace que los objetivos de diversificación anunciados sean muy difíciles de alcanzar. La mayoría de los minerales están expuestos a altos riesgos ambientales.

Intensificar los esfuerzos para reciclar, innovar y fomentar cambios de comportamiento es vital para aliviar posibles tensiones en el suministro. Se necesitan unos $us 800.000 millones de inversión en minería de aquí a 2040 para encaminarse hacia un escenario de 1,5 °C. Sin una fuerte adopción del reciclaje y la reutilización, los requisitos de capital minero tendrían que ser un tercio más altos.

El informe concluye que la industria está avanzando en materia de seguridad de los trabajadores, equilibrio de género, inversión comunitaria y uso de energía renovable para la producción de minerales. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de la reducción de la generación de residuos, las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de agua, lo que sugiere un amplio margen de mejora.

Litio. Según los datos de la AIE, consignados en su más reciente reporte, la demanda de litio para tecnologías limpias aumentará drásticamente de 38.000 toneladas en 2021 a 1.203 millones de toneladas para el año 2040. Este crecimiento vertiginoso es un reflejo de la acelerada transición hacia fuentes de energía más sostenibles y la electrificación del transporte.

Datos

Además de las aplicaciones en tecnologías limpias, se espera que el uso de litio en otros sectores también crezca, aunque a un ritmo más moderado. En esta área, la demanda del metal blanco se prevé que pase de 63.000 toneladas en 2021, hasta alcanzar las 123.000 tonedas en 2040. En total, la demanda global de litio podría llegar a 1.326 millones de tonedas en 2040, una cifra impresionante en comparación con las 101.000 toneladas registradas en 2021.

Frente a este aumento de la demanda, el informe subraya la necesidad urgente de fortalecer las cadenas de suministro. La AIE estima que, aunque el suministro secundario y la reutilización del litio crecerán de manera significativa, de 2.000 toneladas en 2021 a 154.000 toneladas en 2040, la mayor parte de la demanda deberá ser satisfecha mediante la producción primaria. Esto implica que las necesidades de suministro primario aumentarán de 100.000 toneladas en 2021 a 1.172 millones de toneladas en 2040.

Uno de los aspectos más resaltados por la AIE es la alta concentración de la producción de litio en un reducido número de países. En 2021, los tres principales países con mayor producción (Australia, Chile y China) representaban el 89% del total que produjo el mundial. Aunque se espera una ligera diversificación para 2040, estos países seguirán dominando el mercado con una participación del 70%.

La situación es aún más acentuada en el refinamiento de litio, donde en 2021, el 100% del procesamiento se concentraba en los mismos tres países (China, Chile y Argentina). Aunque esta concentración disminuirá, para 2040 se proyecta que estos países seguirán controlando el 84% del mercado del refinado.

Compra

Frente a esto, las compañías de litio del mundo, que enfrentan un aumento sin precedentes de la demanda y cambios bruscos de precios, están cambiando la forma en que se compra y vende el producto básico.

Albemarle, el proveedor número uno de litio, ha celebrado una serie de subastas desde marzo en las que los compradores potenciales compiten por los cargamentos mediante ofertas. Estas ventas son un paso importante para el litio, que hasta hace relativamente poco se vendía en gran medida a precios establecidos en contratos a largo plazo.

Por ahora, hay un mosaico de referencias de precios al contado (y mercados de futuros incipientes), pero poca coherencia sobre cómo valorar cada unidad de litio a medida que fluye a lo largo de una cadena de suministro desde los centros de producción hasta los vehículos eléctricos.

“La subasta de litio hace dos cosas”, dijo Przemek Koralewski, jefe global de desarrollo de mercado de la agencia de informes de precios Fastmarkets. “Permite a los productores obtener el precio del día y significa que los contratos en los que se vende la mayor parte del material reflejan verdaderamente la dinámica del mercado”.

Comparte y opina:

Alicorp precisa que analiza vender sólo su división de molienda en Bolivia

Circularon rumores, ayer martes, en sentido de que la compañía abandonaba el país. Alicorp aclaró que sólo analiza la venta de su negocio de molienda y que seguirá en Bolivia de forma regular con sus líneas de productos masivos.

/ 22 de mayo de 2024 / 11:01

La empresa de origen peruano, Alicorp, precisó en un comunicado institucional que analiza la venta de su división dedicada a la molienda de granos en Bolivia. A la vez, puntualizó que la operación no incluye su unidad de consumos masivos, con la que piensa seguir operando en el país con normalidad.

El comunicado de la compañía indica que ésta recibió “expresiones de interés de compra en relación con su negocio de molienda. Estas expresiones de interés están relacionadas exclusivamente con el negocio de molienda y no incluyen al negocio de consumo masivo en Bolivia”.

“Cabe destacar que, actualmente, la compañía sigue trabajando en fortalecer su participación como una de las empresas líderes del país”, agrega el escueto documento institucional.

Alicorp hizo la aclaración luego de que circularon rumores en las redes sociales, ayer martes, en sentido de que la empresa se iba del país. «Los gigantes del agro boliviano abandonan el mercado», se leía en los mensajes.

Madiante su unidad de molienda, Alicorp produce los reconocidos aceites Fino y Sabrosa, además de otros derivados del procesamiento de la soya.

Le puede interesar: El Gobierno y cañeros acuerdan agilizar exportación de más de 4,2 MM de quintales de azúcar

Comparte y opina:

Misael Nállar, acusado por el asesinato de tres policías, fue beneficiado con libertad y medidas sustituvas. La Fiscalía ordenó la aprehensión de los jueces que tomaron la decisión.

/ 21 de mayo de 2024 / 16:48

Comparte y opina:

El embrollo opositor

Una entrevista con el reconocido periodista y escritor, Fernando Molina, sobre cómo se origina y configura en el tiempo la situación actual en la vereda de los contrarios al partido de gobierno.

Por Pablo Deheza

/ 19 de mayo de 2024 / 06:55

El Punto Sobre la i

Una reciente encuesta del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), da cuenta de un escenario poco esperanzador en la vereda opositora. Ante la pregunta sobre quién es el dirigente más capacitado para derrotar al MAS en las venideras elecciones presidenciales de 2025, 33,9% pidió un candidato nuevo y un 20,1% no se identificó con los actuales liderazgos más visibles. El alcalde cochabambino, Manfred Reyes Villa, es quien mejor se desempeña, con un 14,8% de respaldo.

A todas luces, esto habla de un panorama fragmentado y difuso en la vereda de los contrarios al partido de gobierno. Cabe preguntarse a qué se debe esto y cómo se fueron configurando las cosas para llegar a esta situación. En realidad, lo que hoy aparece es el resultado de una acumulación histórica. Dicho de otro modo, el embrollo actual no surge de la nada.

Conversamos al respecto con el reconocido periodista y escritor, Fernando Molina. Es autor de diversos libros, ensayos y artículos sobre el devenir de la sociedad y la política en el país, lo que permite un recorrido amplio en el tiempo, intentando identificar los diversos momentos que han dado origen al presente.

¿Cómo se puede valorar hoy, siete décadas después, el impacto de la Revolución Nacional de 1952 en la política boliviana?

Con la reforma agraria y el voto universal, la Revolución Nacional creó lo que podemos llamar “el pueblo boliviano” como sujeto y referente de la política del país. No fue una invención menor. En otras latitudes, la constitución de una comunidad política en principio igualitaria constituyó la base del Estado Nación y de la democracia republicana. En Bolivia, permitió acercarse a estos objetivos, pero de manera imperfecta, porque el nuestro es un país poscolonial y, por tanto, está crucificado por el racismo estructural. De modo que la noción de “pueblo boliviano”, como todas las importaciones liberales de nuestra historia, se aclimató mal entre nosotros. Mientras un descendiente blanco no pueda reconocer a un descendiente indígena como alguien con el que pueda casarse o ser íntimo amigo, no puede decirse que haya un verdadero “pueblo boliviano”. Por esta razón histórica, el poder en Bolivia es otra cosa que un poder de clase. A esto se refería René Zavaleta con su “paradoja señorial”. La revolución burguesa del 52 fue cooptada por un bloque social formado por la clase media blanca y los residuos de la vieja clase dominante o “rosca”. Antes de 1952, la élite estaba formada por terratenientes semi-feudales y mineros semi-burgueses. En ambos casos, la argamasa que unificaba internamente a estos bloques dominantes era la similitud étnico-racial y su oposición a un “Otro” que era el mundo indígena. Un “Otro” que sirve de referente antinómico de la identidad de estas élites: las clases señoriales constituyen su ser sobre la convicción existencial de que no son indígenas. Por el otro lado, los descendientes indígenas encuentran en el mundo de los descendientes blancos un “otro” sin mayúsculas, que se les presenta como un obstáculo, pero que al mismo tiempo desean. Como vemos en la última película de Jorge Sanjinés, Los viejos soldados, los mecanismos de la Revolución Nacional, como el Control Obrero, no solo sirvieron para que los indios se educaran y enriquecieran, sino también para que se blanquearan. El poder en Bolivia siempre ha sido un medio de blanqueamiento, tal es la “paradoja señorial”.

Esta es la herencia que nos ha dejado la gran catástrofe colonial, que, por decirlo en términos psicoanalíticos, obligó a todos los habitantes de este territorio, desde 1535 hasta ahora, a internalizar el discurso del “Amo Español”, el cual nos ha dado valor en la medida en que nos parecemos a unos remotos antecesores que en su mayoría abandonaron el país a principios del siglo XIX y, al mismo tiempo, ha escarnecido y ha vejado nuestra indianidad. El discurso del “Amo Español” sigue siendo el que nos produce y reproduce a todos, tanto a descendientes blancos que sienten su fenotipo como un privilegio, aunque no verbalicen este sentimiento, como a descendientes indígenas desesperados de “ser como el otro” y que, por tanto, adoptan posiciones racistas contra sí mismos.

¿Cómo cambia, o no o en qué, la clase dirigente tradicional, la de acervo señorial, luego de la Revolución Nacional y durante las dictaduras militares?

El 52 fue el momento constitutivo de una nueva estructura social. Una estructura que concretaba de manera singular las contradicciones originarias del país, entre ellas las contradicciones étnico-raciales. La nueva élite se beneficiaba del capitalismo de Estado; este constituía su horizonte de visibilidad. También se beneficiaba de un complejo ideológico que sumaba el nacionalismo revolucionario y la ideología del mestizaje.

La hegemonía de este complejo ideológico fue poderosa. Sin embargo, ni las sociedades ni los poderes son completamente estables nunca. Ciertos sectores anticomunistas y supremacistas blancos, sobre todo de Santa Cruz (Falange), se sintieron afectados por los cambios, no se adaptaron a la Revolución y la socavaron. El Estado del 52 también fue atacado desde la izquierda porque no supo resolver la cuestión de la dependencia.

Barrientos y Banzer fueron la respuesta anticomunista del nacionalismo revolucionario a la radicalización cristiano-marxista de los jóvenes en los 60. Ambos dictadores dijeron que buscarían la restauración, y era verdad, pero en los hechos no pudieron escapar a la sombra del Estado del 52, es decir, al desarrollismo con capitalismo de Estado. Era, además, lo que correspondía con la orientación mundial en la posguerra hasta la crisis de la deuda de los 80.

En la lucha contra las dictaduras militares apareció una nueva ideología tan poderosa como el nacionalismo revolucionario, la ideología democrática, asentada la lucha de los movimientos sociales bolivianos por las libertades civiles.

¿Qué tan importante es lo que sucedió entre 1982 y 1986, desde la llegada de Hernán Siles Suazo al poder hasta la aplicación de la Nueva Política Económica con Víctor Paz Estenssoro?

Muy buena pregunta. La historiografía no ha comprendido la importancia de este momento, que es el de quiebre del Estado del 52. La hiperinflación fue un terremoto que sacudió de tal manera a los bolivianos que los llevó a abandonar, temporalmente, la ideología nacionalista-revolucionaria que, desde los años 30 del siglo XX, se había ido decantando como la forma específicamente boliviana de modernización.

Sin la hiperinflación, el proyecto neoliberal no hubiera podido despegar, mucho menos alcanzar la forma radical que tuvo en el gonismo. Se debe entender como una ruptura epistemológica.

Gonzalo Sánchez de Lozada condensaba la paradoja señorial en sí mismo: por un lado, hijo de un jerarca de la Revolución, Enrique, y, por el otro lado, nieto de un patricio del liberalismo rosquero, Daniel Sánchez Bustamante. Y, en tercer término, sucesor de Simón Patiño. Solo él pudo ejecutar la restauración prometida por Barrientos y Banzer: pasó de la ideología antipatiñista y nacionalista de su padre (y de su partido) y ejecutó en cambio el librecambismo crudo y proyanqui de su abuelo.

Con ello, ¿qué quedó de la Revolución? Los discursos y libros pendejos de Guillermo Bedregal y los esquizofrénicos actos de homenaje que hacía el MNR cada 9 de abril. Goni obtenía cierto voto campesino, pero odiaba lo que debía hacer (bañarse en mixtura) para conseguirlo, como confesó en Our Brand is Crisis.

La hiperinflación y Goni mataron a la Revolución Nacional. No sabíamos entonces que retornaría de entre los muertos. Por otra parte, la hiperinflación causó una derrota histórica, de 20 años, de la izquierda boliviana.

¿Cómo se puede caracterizar la relación entre la clase dirigente del ciclo neoliberal, o de la democracia pactada, con las clases populares e indígenas?

El neoliberalismo fue una ola mundial que encandiló a la elite, que se deshizo del Estado del 52 para perseguir la nueva panacea. Por su fiebre privatista y trasnacional, la élite neoliberal perdería a la larga el poder, no sin antes dejar a los sectores nacionalista- revolucionarios duros completamente en manos de la izquierda extraparlamentaria.

En esta encrucijada, el MIR (incluyendo a su ala MBL) se extravió. Su papel histórico debiera haber sido constituir una alternativa de izquierda democrática al neoliberalismo. No olvidemos que dirigía a muchos sectores populares, aunque siempre mediándolos con una representación de la clase media tradicional o blanca. Quizá esto fue lo que hizo imposible que este partido se resistiera a la moda neoliberal, que parecía beneficiar a esta clase media por la ligazón que esta tenía con la “globalización”. Lo cierto es que el MIR la siguió y con ello se destruyó a sí mismo, al mismo tiempo que dejaba el campo de la izquierda completamente libre para el MAS.

¿Cómo queda la relación entre las clases a favor y en contra del MAS luego del derrocamiento de Gonzalo Sánchez de Lozada?

Se cumplió la profecía de Zavaleta en Las masas en noviembre: los plebeyos llegaron al poder por sí mismos, pero también llegaron, nunca debe olvidarse, llevando a cuestas el discurso del “Amo Español” y con el deseo de satisfacer el “goce” que les había sido negado durante toda la historia republicana. Una fuerza que busca el goce no puede más que sumergirse sin resistencia en el flujo extractivista y desarrollista de la sociedad contemporánea. El discurso del “vivir bien” fue la cobertura consciente del inconsciente gozante. Así, el goce identitario (ser indígena se convirtió en un mecanismo de acceso al poder), el goce del mando político (la reelección) y el goce del nuevorriquismo se articularon al goce extractivista.

¿Hubo intentos desde la vereda de las actuales oposiciones tradicionales para acercarse nuevamente a las clases populares e indígenas o cómo es que vienen actuando?

En 2018 escribí un artículo titulado “La sociología del mesismo”, en el que mostraba que el partido del expresidente Carlos Mesa era “demasiado blanco” y no interpelaba a los descendientes indígenas, muchos de ellos ya en la clase media y en proceso inicial de blanqueamiento, pese a que estos ya se estaban decepcionando de Evo Morales. Me condenaron por “traición de clase”. Dos años después, Mesa explicó su derrota en las elecciones de octubre de 2020 con un argumento muy parecido: solo había obtenido los votos de la clase media tradicional, etc.

El gobierno de Jeanine Añez tuvo la oportunidad de aprovechar la desarticulación del bloque de poder masista en 2019, para conseguir sectores indígenas y sindicales que la respaldaran, pero desperdició este chance porque siguió a rajatabla los humores radicalizados de la clase media tradicional, que querían “sentar la mano” a los indígenas.

En cuanto a lo positivo, el más impresionante logro de una oposición de corte popular fue el triunfo de Soledad Chapetón en El Alto en 2015. Varios alcaldes y gobernadores actuales también han sabido tejer redes políticas en los sectores subalternos. Según las encuestas, un político que tiene atractivo para los descendientes indígenas de la clase media ascendente es Samuel Doria Medina y su propuesta de emprendimientos populares.

También puede leer: El desplazamiento del camachismo

Estas experiencias son raras porque hay un bloqueo de partida. Muchos sectores de oposición no han aceptado que el MAS ha sido resultado del neoliberalismo y que no será con neoliberalismo que lograrán vencer al MAS. Por otra parte, no han comprendido que deben apartarse de la tendencia de la élite criolla/mestiza a proyectar su identidad étnico-racial como la única universal boliviana. En mi opinión, estos dos pasos causarían un automático debilitamiento del monopolio que ejerce el MAS en la representación a los sectores indígenas y populares.

En la perspectiva de cierta oposición, hacer el esfuerzo de salir de la zona de confort no vale la pena, porque no le va a dar votos en las próximas elecciones. Esta percepción se agrava ahora que se han puesto de moda los valores de ultraderecha y cuando ciertos sectores del electorado son supremacistas blancos.

Para mí esta cuestión va mucho más allá de los cálculos electorales (aunque también los incluya). Un sistema político sin segregación de los indígenas en el “gueto MAS” y sin instrumentalización de los indígenas por los demás partidos sería un paso hacia una sociedad no racista y, por tanto, más democrática.

¿Cómo impacta el gobierno de Jeanine Añez en la vereda de las oposiciones tradicionales?

Fue una grave derrota, porque desperdició la oportunidad objetiva que se presentó de vencer al MAS. Recién ahora la oposición (la que no participó en este gobierno) se está recuperando de esta derrota. Si no hubieran estallado la crisis económica y la división del MAS, su recuperación habría tardado más.

A partir de todo lo anterior, ¿Cuál es la situación actual de las oposiciones tradicionales? ¿Cuáles son las principales causas que permiten explicar su dispersión y ausencia visible de propuestas para el colectivo nacional?

Las oposiciones están fragmentadas porque están fuera del poder desde hace mucho. Esto no ha permitido que emerja un caudillo fuerte que pueda articularlas. Pero si uno de los líderes opositores llegara al gobierno el próximo año, la cosa cambiaría por completo. Así es el sistema político boliviano: caudillista y rentista.

En cuanto al discurso, la oposición sí tiene uno: superar la crisis actual del modelo estatista. Este discurso puede darse con diferentes variantes: puede ser utópico, a lo Añez o a lo Antonio Sarabia, y ofrecer una restauración neoliberal. En ese caso probablemente falle en democracia si no se da una “ruptura epistemológica” y surgen condiciones sociales tan extremas como las de la hiperinflación de los 80.

Al llegar al poder, los plebeyos han obtenido unos niveles de acceso al goce que no van a perder fácilmente. Por eso un hipotético discurso opositor exitoso no solo debería apoyarse en el cansancio y la envidia que existen tras tantos años de poder masista; también tendría que demostrar que va a incorporar a los grupos populares e indígenas ya empoderados dentro un “pueblo boliviano” más igualitario.

 (*)Pablo Deheza es editor de Animal Político

Comparte y opina:

Microcréditos: pujanza y prosperidad en Bolivia

Javier Ayoroa: Abordó el comportamiento de los microcréditos en relación con otros tipos de endeudamiento financiero en cuanto a recuperación, cumplimiento de los pagos y otros indicadores relevantes.

En entrevista exclusiva, Javier Ayoroa, presidente del directorio de Diaconía FRIF-IFD, analiza la evolución y la situación actual de las microfinanzas en el país.

Por Pablo Deheza

/ 19 de mayo de 2024 / 06:52

Entrevista

Este mes, Diaconía FRIF-IFD celebra 33 años de vida, consolidándose como una institución clave en el ámbito de las microfinanzas en Bolivia. En esta entrevista exclusiva con La Razón, Javier Ayoroa, presidente del directorio de Diaconía FRIF-IFD, analiza la evolución y la situación actual de las microfinanzas en el país, destacando su madurez y resiliencia frente a desafíos como la pandemia.

Ayoroa también comparte detalles sobre los nuevos productos y servicios de la institución, incluyendo la tarjeta de débito Diaconet y los esfuerzos en digitalización. Con una mirada hacia el futuro, se exploran los objetivos y desafíos que enfrenta esta casa financiera en su continua misión de inclusión financiera y desarrollo sostenible.

—¿Cuál es la situación actual de las microfinanzas en Bolivia desde la experiencia de Diaconía FRIF-IFD?

—Considero que las microfinanzas en Bolivia llegaron a un estado de madurez y emancipación bastante alto. Hoy en día se ha visto que los bancos tradicionales, que antes era inimaginable que otorguen microcréditos, ya cuentan con sus propios departamentos de microfinanzas lo que demuestra que es un segmento atractivo con perspectivas positivas y alentadoras en el crecimiento de nuestro país. Sin embargo, la coyuntura adversa que sufrimos desde la pandemia indudablemente afectó a las instituciones de microfinanzas, pero, según se puede ver en las cifras, el efecto negativo fue mucho menor al sufrido por el sistema financiero tradicional. Como se puede ver, las entidades financieras microfinancieras bolivianas han mostrado una significativa mejora en cuanto a la diversificación y a la calidad de los servicios financieros ofrecidos a sus clientes y usuarios financieros, con lo cual se han fortalecido y han desarrollado en muchos aspectos opciones y productos para brindar una mejor experiencia del cliente y sobre todo mejores opciones para todos sus segmentos. Todo lo mencionado no solo beneficia a los clientes sino también a la sostenibilidad de las mismas entidades mencionadas, que están mucho mejor preparadas para enfrentar un mercado competitivo y una coyuntura cambiante. Por todo ello, es evidente que las entidades de microfinanzas han alcanzado un mayor protagonismo dentro del mercado boliviano, tanto en su rol de intermediarios financieros como en la prestación de otros servicios.

FOTOS: DIACONÍA FRIF-IFD
FOTOS: DIACONÍA FRIF-IFD

—¿Cuál es el comportamiento de los microcréditos en relación con otros tipos de endeudamiento financiero en cuanto a recuperación, cumplimiento de los pagos y otros indicadores relevantes?

—Si uno hace una evaluación de los resultados en indicadores de mora por segmento podemos resaltar que, pese a la coyuntura, el entorno se ha puesto muy desafiante en cuanto a las oportunidades que el mismo puede presentar. Las entidades financieras especializadas en microcrédito, en su gran mayoría, mantienen los índices de mora más bajos de todo el sistema y esto tiene una respuesta muy particular, el segmento con el que trabajamos tiene un alto grado de resiliencia y lo demostró en la pandemia.

—¿Por qué son necesarios los microcréditos en Bolivia?

—Gran cantidad de la población es cuentapropista, es decir que genera su propia actividad comercial para vivir, asimismo, en gran cantidad son micro y pequeños empresarios que requieren de capital de operaciones y capital de inversión para llevar a cabo su actividad comercial. Es acá donde las entidades financieras reguladas juegan un papel fundamental en la canalización de estos recursos a estos segmentos.

—¿Qué grupos son los que más buscan y acceden a microcréditos en Bolivia?

—Micro y pequeños productores, productoras y comerciantes de áreas periurbanas y rurales.

—Diaconía FRIF-IFD lanzó recientemente sus tarjetas de débito Diaconet. ¿Cuáles son los detalles específicos de este servicio?

—Gracias al proceso de adecuación hoy en día Diaconía FRIFIFD cuenta con la supervisión de nuestro ente regulador Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), en tal sentido y en el marco de uno de nuestros objetivos principales de inclusión financiera es que obtuvimos la autorización para realizar captaciones. Sin embargo, nos hacíamos la siguiente pregunta: ¿cómo podemos ofrecerles a nuestros clientes un producto de ahorro que les dé la seguridad pero que además brinde rentabilidad a su dinero y otorgue las herramientas que hoy en día la banca corporativa ofrece a sus clientes? Es en este sentido que decidimos ahondar esfuerzos para lanzar una tarjeta de débito con una marca reconocida internacionalmente que es Master- Card, con todos los blindajes de seguridad que te ofrece esta marca y con la posibilidad de que esta tarjeta pueda ser utilizada no solamente en Bolivia sino también en el extranjero, en POS y cajeros automáticos y, posteriormente, en compras por Internet. Asimismo, considerando que hoy en día contamos con un ecosistema financiero nacional bastante grande y robusto donde las alianzas estratégicas son fundamentales, nuestros clientes no solamente van a poder retirar su dinero en cajeros automáticos propios de nuestra institución, sino también y sin ningún costo en cajeros automáticos de dos entidades microfinancieras líderes en Bolivia como ser BancoSol S.A. y Banco FIE S.A. con quienes mantenemos una alianza estratégica. La tarjeta Diaconet tiene una cobertura de seguro contra robos con un costo mucho menor al del resto de las tarjetas de mercado y esta cobertura tiene coberturas adicionales además de robo y fraudes que le dan un beneficio y un plus mayor. Este seguro además cuenta con el respaldo de una empresa aseguradora de gran prestigio como ser LBC Seguros.

También puede leer: Llegó la hora de la regulación estatal de las criptomonedas

—¿Qué otros esfuerzos viene realizando Diaconía FRIF-IFD en cuanto a la digitalización de sus servicios financieros? ¿Cuál es su historia institucional?

—Diaconía FRIF-IFD es una entidad financiera con principios y valores cristianos, desde su creación se ha sostenido en tres pilares fundamentales que nos han guiado en estos 33 años de vida los cuales son: compartir la fe, combatir la pobreza y promover la justicia. En este marco, Diaconía hace tres años ha encarado un proceso de transformación digital con el principal objetivo de generar beneficios a nuestros clientes ya sea en herramientas digitales que promuevan no solamente la inclusión financiera, sino también la inclusión digital brindando productos más competitivos y a un menor costo para nuestros clientes. Asimismo, hemos transformado el modelo de negocios de uno muy simple que teníamos hace cuatro años, donde captábamos recursos de financiadores internacionales para colocarlos en crédito, para tener en la actualidad captaciones y productos de ahorro de DPF. En la emisión de valores hemos realizado con éxito procesos de titularización, emisiones de pagares bursátiles, posibilidad de contar con dos programas de emisión de bonos y de pagarés bursátiles aprobados por nuestro ente regulador, esto nos ha permitido gozar de la confianza del sistema financiero nacional quienes también nos otorgan créditos. Entre otros productos se pueden destacar los microseguros, los cuales permiten que nuestros clientes puedan tener una cobertura no solamente de salud o de vida sino también una cobertura preventiva para que puedan hacerse chequeos médicos preventivos con un fuerte enfoque de género. Adicionalmente, contamos con una herramienta digital que permite a nuestros clientes realizar transacciones financieras desde su celular como ser pagos con QR, pago de servicios, pago de créditos, verificaciones de saldos y movimientos de sus cuentas. Dios mediante en el marco de nuestro pilar referido a promover la justicia, ofreceremos a nuestros clientes herramientas y beneficios digitales que hoy en día ofrecen grandes bancos no solamente en Bolivia sino en Europa y el mundo entero soñamos con que algún día nuestros clientes, desde su chacra en el campo y a través de su teléfono celular, puedan abrir una caja de ahorros, solicitar un préstamo sin necesidad de invertir tiempo y dinero trasladándose a las agencias. Además, se ha podido ver que existe una necesidad latente en nuestro mercado actual de promover herramientas digitales para los nietos o hijos, que llegan a ser una tercera generación de nuestros clientes antiguos donde estaban los abuelos y padres. Estos nuevos clientes tienen exigencias más grandes a las cuales debemos responder con mucha eficiencia y rapidez. Sin embargo, todo esto no hubiera sido posible sin el compromiso de excelentes colaboradores y todo nuestro talento humano el cual consideramos es nuestro principal tesoro y fortaleza después de Dios y con el cual estamos muy agradecidos.

—¿Cuáles son las principales cifras de Diaconía FRIF-IFD en 2024?

—Actualmente, contamos con una cartera de créditos de alrededor de los $us 260 millones con 82.000 clientes y depósitos con alrededor de $us 34,6 millones con 36.000 clientes entre cajas de ahorro y depósitos a plazo fijo. En lo que corresponde a clientes asegurados con nuestros nuevos productos de seguros contamos con alrededor de 1.500 clientes asegurados, con diferentes tipos de cobertura según el producto Díacontigo Vida, Díacontigo familia y el seguro Díacontigo el buen pastor.

—¿Cuáles son los principales objetivos y desafíos de Diaconía FRIF-IFD en el corto plazo?

—En el corto plazo es seguir trabajando en este proceso de inclusión y transformación digital para beneficio de nuestros clientes. Hemos proyectado un crecimiento prudente para este año y consideramos que es un año con muchos desafíos donde debe primar una adecuada gestión de riesgo, gestión del gasto y de liquidez.

 Perfil

Nombre: Javier Ayoroa Profesión: Administrador de Empresas Cargo: Presidente del directorio de Diaconía FRIF-IFD

Trayectoria Profesional en Administración de Empresas por la Universidad Católica Boliviana (UCB), realizó cursos de maestría y posgrado en la Universidad Complutense de Madrid y y la Universidad San Pablo CEU Madrid. Desempeñó cargos en directorios en distintas instituciones como ser Centro AFIN, Integra Móvil SA, Infocred BI S.A., Banco FIE S.A. y en el Comité de Inversiones de Pro-rural. Asimismo, desempeñó cargos de liderazgo importantes en entidades como fundación Frofin, FONDESIF, FINdeto S.A., entre otras. Actualmente ocupa el liderazgo en el directorio de Diaconía FRIF-IFD. Como actividades paralelas se dedicó a la docencia en cursos de maestría en la Universidad Simón Bolívar, Centro AFIN y FINdeto, y a nivel de pregrado como panelista de tesis de la UCB y la Universidad Privada Boliviana (UPB). Se destaca también sus trabajos de consultoría en innovaciones financieras para el sector productivo.

Javier Ayoroa: El presidente del directorio de Diaconía FRIF-IFD habló sobre la evolución y la situación actual de las microfinanzas en el país. Abordó el comportamiento de los microcréditos en relación con otros tipos de endeudamiento financiero en cuanto a recuperación, cumplimiento de los pagos y otros indicadores relevantes. Destacó, además, lo necesarios que son estos préstamos para la gran cantidad de población de micro y pequeños productores y comerciantes de áreas periurbanas y rurales que accede a ellos. Señaló el esfuerzo de la entidad en cuanto a la digitalización de sus servicios financieros. Compartió detalles sobre el lanzamiento de sus tarjetas de débito Diaconet, además de las principales cifras de Diaconía FRIF-IFD en 2024. Finalmente, subrayó sus principales objetivos y desafíos en el corto plazo.

Temas Relacionados

Comparte y opina: