Sociedad

martes 29 sep 2020 | Actualizado a 19:50

La tasa de recuperados de COVID-19 en el país alcanza a 52,9%, pero arrecian las muertes

“Santa Cruz tiene peso porque tiene el mayor volumen de casos, y, evidentemente, la curva se ha desacelerado y ha empezado probablemente una meseta”, dijo a La Razón Virgilio Prieto.

/ 2 de septiembre de 2020 / 19:32

El número de recuperados de COVID-19 por departamentos.

Al 1 de septiembre, con 117.267 casos confirmados de COVID-19, la tasa de recuperados es del 52,9% respecto del total (62.124). El dato genera optimismo, aunque tropieza con el número de fallecidos, 5.101, que es apenas del 4,3%.

De acuerdo con el reporte, Santa Cruz es el departamento con mayor número de pacientes, 40.638; luego están La Paz (31.039), Cochabamba (12.432), Tarija (8.269), Beni (6.639), Potosí (5.655), Chuquisaca (5.295), Oruro (4.968) y Pando (2.332).

El departamento de Santa Cruz también tiene el mayor número de recuperados, 32.431; le siguen La Paz con 11.202, Cochabamba con 8.368, Tarija con 3.852, Chuquisaca con 2.016, Oruro con 1.932, Beni con 1.084, Potosí con 902 y Pando con 337.

Y sobre fallecidos, Santa Cruz tiene 1.854. Más atrás están Cochabamba con 949, La Paz con 748, Chuquisaca con 400, Oruro con 266, Potosí con 199 y Pando con 147.

Respecto a la recuperación, Santa Cruz tiene la mayor tasa de recuperación, que alcanza a 79,2% respecto del total (40.638). A juzgar por el segundo número mayor de pacientes, La Paz solo tiene un 36% de recuperados respecto de su total (31.039). Y Cochabamba también tiene una importante tasa de recuperados, 67,3%.

“Santa Cruz tiene peso porque tiene el mayor volumen de casos, y, evidentemente, la curva se ha desacelerado y ha empezado probablemente una meseta”, dijo a La Razón el jefe nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto.

El funcionario analizó con este medio de información estos ítems del ciclo de contagios del nuevo coronavirus en el país, los recuperados y los fallecidos.

Si bien en Santa Cruz es importante el número de recuperados, “la letalidad no está bajando al mismo ritmo. Incluso las autoridades de Santa Cruz dijeron que tienen camas libres en terapia intensiva y en centros de aislamiento”.

Prieto se pregunta ¿por qué ocurren tantos fallecimientos? “Es posible que la gente no esté acudiendo a los servicios y que esté automedicándose en casa, ésa es la razón por que haya más mortalidad”, se responde.

—De todas maneras, ¿los muertos, así en vida hayan estado convalecientes en casa, se registran en el Ministerio de Salud?

—Claro, porque se hace diagnóstico posmortem también. Por eso discrepamos mucho con aquella información malhadada del The New York Times que dijo que con cinco veces la mortalidad.

Donde hay un fallecimiento, se va y se toma la muestra y se comprueba si ha sido o no por coronavirus.

—¿Es proporcional a los casos la toma de muestras para tener un registro real de casos?

—Sí, Santa Cruz ha adquirido 30.000 pruebas, en general no hay falta de pruebas. Tenemos pruebas en todo el país.

—¿Es proporcional al número o faltan?

—En el momento ya no hay aquello de que “nos han faltado; se ha regularizado. Lo que pasa es que, de principio, estamos aprendiendo todos, para ser honestos. Por ejemplo, cuando enviamos las primeras muestras a Beni, por un paciente positivo tomábamos muestra a 35, diciendo que eran asintomáticos. Bajo ese sistema, qué va a aguantar (el número de pruebas).

Hemos aclarado las cosas sobre a quiénes se tiene que tomar y eso ha sido en todo el país. Actualmente, ya tenemos claras las cosas en todo lado.

Lamentablemente, hemos empezado tarde con esto; yo me he hecho cargo (de esta oficina) el 18 de abril, después de casi 15 o 20 años.

—¿Cuántas pruebas se hacen al día en todo el país?

—El momento que usted dice hemos llegado hasta más 2.000 y casi 3.000, pero cotidianamente desde un tiempo atrás se han hecho cuanto menos 1.000 pruebas al día.

—Sobre el reporte de recuperados, son ya más del 50%

—Ya ha sobrepasado la línea de casos activos (62.124 recuperados, 50.042 activos). Es otro elemento que nos induce a pensar que estamos nomás en una desescalada. Además, habla también de la eficiencia de los servicios en cuanto a diagnóstico y tratamiento.

Hasta hace poco teníamos pocos recuperados, pero estamos subiendo rápidamente, sobre todo con base en Santa Cruz y Cochabamba, que están teniendo gran número de recuperados.

—¿La tasa está en función de la media regional o hay que apretar más?

—Todavía, siquiera debemos llegar al 60%; estamos sobre 40%, hemos subido de 32%.

—¿Qué falta por hacer para no decaer en la desaceleración?

—Primero que nada pedirles a los periodistas, mencionar que este momento es más peligroso que la cuarentena rígida. Si no mantenemos las medidas de prevención y control, podemos volver a tener una frecuencia y una explosión de casos, que será difícil controlar, sobre todo la mortalidad.

Cuidado en todas las actividades que se han flexibilizado.

Por otra parte, vamos a hacer estudios de prevalencia, de mortalidad, para afinar el trabajo en adelante.

—¿Bajo qué parámetros se ha determinado el posconfinamiento?

—Bajo parámetros epidemiológicos, que damos nosotros, y parámetros socioeconómicos, que define el gabinete.

—¿Fue prudente, considerando que antes se dijo que en agosto y septiembre iban a ser los meses más críticos? Que por eso se han postergado también las elecciones.

—Todo momento es crítico si no cumplimos las medidas de prevención y control. Como preguntó, le digo que nosotros hemos dado el criterio epidemiológico y el social y económico el gabinete.

Creo también que no se puede mantener a la gente permanentemente en cuarentena. Si hubiera movimientos sociales, peor aún, contagios masivos.

—Sobre esto último, ya deberían estar manifestándose los contagios por las movilizaciones de agosto. Aparentemente no hay tal incremento.

—Eso me lleva a pensar por qué no hay mortalidad y no hay casos. Posiblemente no están denunciando los casos no acudiendo a los servicios.

(02/09/2020)

Comparte y opina:

Áñez declara la recta final de su gobierno y espera que su sucesor reimpulse la economía

La mandataria complementó su gabinete, que el lunes sufrió una crisis debido a la destitución intempestiva y polémica del ministro Óscar Ortiz.

/ 29 de septiembre de 2020 / 09:50

Jeanine Áñez, en su discurso de posesión del ministro Adhemar Guzmán. Foto: APG

La presidenta Jeanine Áñez ha declarado la recta final de su gobierno. Dijo que en esta última fase de su administración transitoria “sembrará” el terreno para que el próximo gobierno, que emerja de las elecciones del 18 de octubre, reimpulse la economía.

La mandataria complementó la mañana de este martes su gabinete con el juramento del ministro de Desarrollo Productivo, Adhemar Guzmán, en reemplazo de Abel Martínez, que el lunes renunció en medio de una crisis de gabinete desatada por la destitución intempestiva y polémica del titular de Economía, Óscar Ortiz.

“Hemos hecho el cambio para iniciar la recta final de la gestión, una recta final que vamos a consagrar a la creación de empleo”, dijo Áñez en el acto de posesión de Guzmán en el Palacio de Gobierno.

Consideró que la anterior fase de su gobierno estuvo dedicada a la tramitación de fondos para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, que azota al país desde el 10 de marzo, cuando aparecieron los primeros casos en Santa Cruz y Oruro.

“Ahora, la nueva etapa de la economía estará dedicada a sembrar el terreno para que el próximo gobierno, sea del color que sea, pueda reimpulsar la economía y crear empleo con facilidad”, afirmó Áñez, que a un mes de las elecciones renunció a su candidatura por la alianza Juntos.

El lunes, Ortiz denunció que fue destituido de sus funciones por diferencias con el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, de quien dijo que Áñez le dio el futuro control del país y del Gobierno. En contrapartida, Murillo dijo que, al oponerse a la devolución de acciones de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica de Cochabamba (ELFEC), aquel optaba por no apoyar a Cochabamba sino preferir a las logias cruceñas.

Ortiz había reemplazado el 7 de julio a José Luis Parada, antiguo secretario de Hacienda del gobierno departamental de Rubén Costas, al influjo de Murillo, señalado ahora de tener fuerte incidencia en Áñez.

(29/09/2020)

Comparte y opina:

Áñez marca distancia de Demócratas, con Suárez en medio y Murillo de protagonista

Luego de la destitución de Óscar Ortiz, en el partido de Rubén Costas dicen que mientras el Gobierno “tome más distancia, mejor para Demócratas”.

/ 28 de septiembre de 2020 / 18:32

Óscar Ortiz explicó este lunes que no renunció, que nombraron a otro en su lugar. Foto: José Lavayén-La Razón

No es la primera vez que Jeanine Áñez se desprende de un cuadro importante de Demócratas, su partido y respaldo político. Las divergencias con su colega de Gobierno, Arturo Murillo, obligaron la destitución intempestiva del ahora exministro de Economía Óscar Ortiz.

De larga trayectoria en la fuerza política liderada por el gobernador cruceño Rubén Costas, Ortiz había llegado al gobierno transitorio el 8 de mayo, esa vez como ministro de Desarrollo Productivo en reemplazo de Wilfredo Rojo. Y el 7 de julio fue posesionado como ministro de Economía en sustitución de José Luis Parada.

El cambio resultó intempestivo, y de la manera inusual. Al influjo de Murillo, fue el secretario privado de Áñez, Manuel Suárez, quien comunicó a Parada, por muchos años secretario de Hacienda de Costas, su separación.

“Demócrata” por “demócrata”, la destitución, no obstante, sorprendió en filas de Demócratas. “Le pidieron la renuncia (a Parada)”, dijo entonces una fuente partidaria a La Razón.

“El nuevo secretario privado fue quien despidió a JL (José Luis)”, contó.

Consultado sobre por qué Ortiz fue el elegido, la fuente respondió: “Por la relación con AM (Arturo Murillo), es quien ha tomado el control”.

Un poco de más de dos meses después, la historia parece repetirse, con Suárez en medio y Murillo como protagonista.

Ortiz no renunció, fue echado del gabinete por fuertes divergencias con Murillo, y la pérdida de confianza de Áñez.

Al menos tres conflictos precedieron a su decisión de comunicar este lunes su alejamiento del Gobierno por razones ajenas a su voluntad, según contó a La Razón la fuente política: mientras estuvo convaleciente de COVID-19, los directores de la Aduana Nacional y de la autoridad de Juegos, de tuición del Ministerio de Economía, fueron nombrados al influjo de Murillo, y la devolución de acciones de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica (ELFEC).

Murillo admitió que hubo “roces” sobre el caso ELFEC en el gabinete de Áñez, aunque no precisó entre quiénes.

Ortiz comunicó el sábado la decisión del Gobierno a sus correligionarios, una vez que supo que le pidieron la renuncia. Según el interlocutor de este diario, quien le comunicó que Áñez le pidió la renuncia fue Suárez, como también ocurrió con Parada.

La comunicación causó cierta desazón en Ortiz, quien, según la fuente, desafió a que la mandataria le pida la renuncia en persona. Como no pudo ocurrir esto último, el ahora exministro fue echado del Gobierno.

“Yo no he renunciado, aunque desarrollaron una campaña falsa diciendo que ya lo había hecho, solamente pare presionarme para que lo haga», afirmó molesto Ortiz en relación a los rumores que desde el viernes circularon en las redes sociales y algunos medios de información sobre su renuncia.

Si bien Demócratas mantiene su respaldo a Áñez, algunos creen que el Gobierno comete “torpezas que deja perplejos” a sus partidarios. Apuntan de esta actuación a Murillo y al ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, el otro hombre fuerte de la administración transitoria.

“Mientras más distancia tomen de nosotros, mejor para Demócratas”, dijo la fuente de La Razón.

Pero Áñez quiso terminar bien con Ortiz; le agradeció su colaboración en el Ministerio de Desarrollo Productivo, primero, y en el de Economía, después. “Le agradezco por su trabajo y su esfuerzo por Bolivia y por la economía de todos los bolivianos”, dijo al posesionar a su sustituto, Branko Marinkovic, exdirigente cívico cruceño que en los últimos años mantuvo fricciones con Costas y Demócratas.

(28/09/2020)

Comparte y opina:

Presionado y molesto, Ortiz es alejado del Gobierno: ‘Yo no he renunciado’

Fuentes de La Razón informaron que el nuevo ministro de Economía será Branko Marinkovic, aunque no pudo confirmar el dato en fuentes oficiales.

/ 28 de septiembre de 2020 / 11:05

El ministro Óscar Ortiz, antes de su salida del Gobierno. Foto: José Lavayén-La Razón

El ministro de Economía, Óscar Ortiz, fue finalmente alejado del Gobierno en medio de reclamos por su destitución. “Yo no he renunciado”, dijo en conferencia de prensa este lunes, en la que expresó su desacuerdo con algunas acciones de la administración Jeanine Áñez.

“Yo no he renunciado, aunque desarrollaron una campaña falsa diciendo que ya lo había hecho, solamente para presionarme para que lo haga», afirmó.

“Me parece una forma indigna de actuar”, protestó Ortiz, designado en esas funciones a principios de julio en reemplazo de José Luis Parada, antiguo secretario de Haciendo de Rubén Costas.

El ahora exfuncionario develó que el gobierno de Áñez ya ha decidido designar a otra persona en su lugar. “Entiendo que ya han decidido designar a otra persona, por lo cual vine hoy a dejar limpio mi escritorio y terminar con mis últimos papeles”, afirmó.

Fuentes de La Razón informaron que el nuevo ministro de Economía será Branko Marinkovic, aunque no pude confirmar el dato en fuentes oficiales.

Ortiz tuvo fuertes diferencias con el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, sobre dos designaciones y el caso de la devolución de acciones de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica de Cochabamba (ELFEC), según supo este diario.

La renuncia de Ortiz había sido conocida el sábado, aunque el funcionario la había desmentido. No renunció, fue separado del Gobierno.

(28/09/2020)

Comparte y opina:

Renuncia el presidente del Tribunal Electoral de Santa Cruz por ciertas ‘distorsiones’

El vocal Saúl Paniagua espera que la Cámara de Diputados considere su dimisión que, según comentó, obedeció a “una mal entender de las cosas”.

/ 25 de septiembre de 2020 / 08:20

El vocal Saúl Paniagua, en una entrevista pasada con La Razón.

El presidente del Tribunal Departamental Electoral de Santa Cruz (TED), Saúl Paniagua, renunció a sus funciones debido a “distorsiones que ameritan tomar decisiones”, esto a menos de un mes de las elecciones del 28 de octubre.

La información fue publicada por el diario El Deber con base en la revelación del vocal en el programa A primera hora, de su estación de radio.

Si bien Paniagua alegó razones personales, afirmó que tomó la decisión de alejarse del cargo por “un mal entender de las cosas” y de “distorsiones que ameritan tomar decisiones”. “Son aspectos que lo dejo ahí”, comentó en el programa de radio, según cita el diario cruceño.

La renuncia de Paniagua deberá ser considerada por la Cámara de Diputados, mientras el vocal continuará en sus funciones. Consideró que la tarea “está todo encaminada para que se lleven adelante las próximas elecciones”.

Luego del remezón por las elecciones anuladas del 20 de octubre de 2019 por un supuesto fraude, la Asamblea Legislativa recompuso los tribunales departamentales el 19 de diciembre, medida en la que eligió a Paniagua como vocal electoral de Santa Cruz junto a María Cristina Claros, Marcelo Yabeta y Judith Sánchez.

(25/09/2020)

Comparte y opina:

Chi: Hubo golpe de Estado en 2019 en Bolivia y Camacho ‘debería estar en la cárcel’

El candidato del FPV consideró que el otrora líder cívico cruceño indujo la renuncia de Evo Morales; también aludió a Carlos Mesa.

/ 24 de septiembre de 2020 / 20:33

Chi Hyun Chung, en campaña electoral,

En medio de la carrera electoral, el candidato presidencial Chi Hyun Chung consideró que la renuncia de Evo Morales fue inducida y producto de un golpe de Estado. Apuntó en ese extremo a Luis Fernando Camacho, de quien dijo que debería estar en la cárcel.

En una entrevista por radio cruceña Andrés Ibáñez (Rai) FM 97,9 divulgada por redes sociales, el polémico candidato del Frente Para la Victoria (FPV) hizo un repaso a la caída de Morales, el 10 de noviembre de 2019, luego de protestas cívicas y políticas que desahuciaron las elecciones del 20 de octubre, en su criterio, fraudulentas.

“Para mí, el hecho de admitir el golpe de Estado, ese candidato debería estar en la cárcel”, dijo Chi.

¿Cuál es el candidato?, replicó el periodista. “Usted sabe, Camacho”, respondió el postulante presidencial.

La entrevista en radio Andrés Ibáñez de Santa Cruz.

¿Camacho gestionó el golpe de Estado?, insistió el entrevistador. “Sí, Carlos Mesa”, remató Chi, conocido por sus polémicas declaraciones sobre cualquier materia, también en alusión al candidato de Comunidad Ciudadana (CC).

En criterio del candidato presidencial, en los casos de Morales, acusado de corrupción, y Camacho, apuntado como el gestor del “golpe de Estado”, hay que usar la balanza. Y en ese sentido, insistió en que el otrora presidente del Comité por Santa Cruz debería estar en la cárcel.

“Si usted habla de corrupción, ¿quién tiene que estar en la cárcel? ¿Evo Morales o quien hizo el golpe de Estado?”, desafió.

Horas después de las elecciones del 20 de octubre, ante las conclusiones preliminares de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que dijo que halló irregularidades, Mesa llamó a movilizaciones frente a los tribunales electorales y Camacho organizó protestas en Santa Cruz, al que se avinieron otros comités cívicos.

El 2 de noviembre, el entonces líder cívico invocó a las Fuerzas Armadas y prometió a la Policía Boliviana atender un pliego de demandas institucionales. Más tarde, en una reunión con sus correligionarios, festejó la salida de Morales con una admisión, de acuerdo con un video en redes sociales: “Fue mi padre, quien cerró con los militares para que no salgan”.

Incluso dijo que todo lo coordinó con quien es ahora ministro de Defensa, Luis Fernando Camacho. “Por eso él está de ministro, para cumplirle los compromisos”, dijo.

“¿Hubo golpe de Estado o no? ¿Y quién es el golpista? ¿La renuncia de Morales fue por simple casualidad o fue inducida? ¿Hasta cuándo tenía que terminar Evo Morales su gestión? Yo estoy seguro de que él tenía que haber terminado su gestión hasta el 22 de enero, y su renuncia ha sido inducida”, explicó Chi en la entrevista.

En su juego de preguntas y respuestas, repitió que Camacho indujo la renuncia de Morales. “¿Por quién ha sido inducida? ¿Y quién para diciendo hoy que él lo sacó a Evo Morales? Yo, personalmente, en la elección del año pasado dije que tiene que haber nueva elección por el fraude y que tiene que ser sancionada esa sigla y el candidato. El candidato era Evo Morales y la sigla (MAS), y esa sigla está como si nada, está presente”.

“¿Quién gestionó el golpe de Estado? La persona que gestionó el golpe de Estado de la misma manera está de candidato”, insistió.

La mañana del 10 de noviembre, Camacho recorrió parte de la ciudad de La Paz en caravana, resguardado por policías. Junto a quien ahora es su acompañante de fórmula, el también excívico Marco Pumari, además del abogado Eduardo León, irrumpió en el Palacio de Gobierno, en cuyo hall plantó la bandera tricolor, una Biblia y la carta de renuncia que quiso que firme Morales.

Dos días después, ambos dirigentes, aparecieron en el balcón del Palacio Quemado junto a la proclamada presidenta transitoria Jeanine Áñez.

(24/09/2020)

Comparte y opina: