Sociedad

domingo 29 nov 2020 | Actualizado a 01:31

El dirigente médico Larrea ofrece trabajar con el nuevo ministro de Salud

El médico, tradicional opositor a las políticas en el área del Movimiento Al Socialismo (MAS), valoró en mucho que el médico Édgar Pozo haya sido nombrado ministro de Salud.

El dirigente del Colegio Médico Luis Larrea. Foto: La Razón-archivo

/ 10 de noviembre de 2020 / 13:09

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea García, uno de los mayores opositores a los gobiernos del Movimiento Al Socialismo (MAS), afirmó este martes que valora en mucho la designación de Édgar Pozo como ministro de Salud del gobierno del presidente Luis Arce.

“Para nosotros, esta designación es realmente inobjetable”, destacó el dirigente en declaración a la prensa la mañana de este martes.

Es conocida la oposición de Larrea al MAS. Estuvo al frente de la protesta médica contra artículos sobre negligencia médica en el Código de Procedimiento Penal impulsado por el gobierno masista en 2018, y abrogado luego; se opuso a la implementación del Seguro Universal de Salud (SUS), también impulsado por el entonces presidente Evo Morales; su principal desacuerdo, que el Seguro “era propaganda prelectoral y política” porque no hay infraestructura suficiente para la atención médica.

En el gobierno transitorio de Jeanine Añez, Larrea incluso fue invitado a ser Viceministro de Salud, lo que no prosperó.

De último, promovió el “voto castigo” a Arce, candidato del MAS: «Nosotros tenemos la figura clara. Nos vamos a reunir con los dirigentes y profesionales de toda Bolivia para tomar una decisión y esa decisión será por el bien del país; nosotros no queremos más que vuelva el masismo y lo que vamos hacer es darle el voto castigo para que este partido no vuelva más», manifestó días antes de las elecciones del 18 de octubre.

Este martes, Larrea señaló a los periodistas que “espera” que el nuevo ministro Pozo reciba al Colegio que representa: “Para que podamos hablar, y podamos como Colegio Médico, lo que hemos dicho, nuestro discurso no va cambiar: si el gobierno nos necesita, estamos ahí para trabajar con el gobierno y para la salud de la población boliviana”.

Aparte de valorar el mérito profesional de Pozo (“es docente de la UMSA, por tanto, formador de muchas generaciones; ha ingresado al Instituto Nacional del Tórax por concurso de méritos, por examen de competencia avalado por el Colegio Médico”), Larrea sobre todo destacó que el nuevo ministro “conoce de todas las deficiencias del sistema público; él ha estado exigiendo todo este tiempo el pago de lo que requiere el sistema público por parte del Ministerio de Salud; y esperemos que hoy día tengamos una autoridad que resuelva los problemas”.

Larrea reiteró que uno de los primeros planteamientos que harán los médicos al ministro Pozo es volver a discutir su pliego petitorio, que ya presentaron antes a las anteriores autoridades de salud, que en lo fundamental consiste en “10% para la salud, Ley General del Trabajo, jubilación del 100%, anulación de la 1186; hay varias cosas que el doctor Pozo tendrá que sentarse con los médicos y trabajar en forma conjunta”, destacó el dirigente médico.

Una vez que Pozo señaló que una de las tareas de su gestión será fortalecer el Sistema Único de Salud (SUS), Larrea manifestó que su principal preocupación sigue siendo el presupuesto para su sostenimiento: “Tendremos que ver el presupuesto; él (Pozo) sabe que el presupuesto tiene que ser mínimamente del 10%, yo creo que él no se va equivocar, sabe cómo sufre el sistema público de salud, sabe de sus carencias, por tanto, nos vamos a sentar y es lo primero que vamos hacer como sector profesional”, afirmó Larrea.

(10/11/2020)

Comparte y opina:

La Fiscalía incluye a Murillo y López en la investigación de las muertes en Sacaba

El Ministerio Público de Cochabamba amplió la indagación, además, a dos jefes policiales y un militar.

El fiscal departamental de Cochabamba, Eduardo Terrazas Chacón, en conferencia de prensa. Prensa FGE.

/ 25 de noviembre de 2020 / 16:41

Finalmente, este miércoles 25, el Ministerio Público de Cochabamba incluyó como investigados a los exministros de Gobierno Arturo Murillo y de Defensa Fernando López en el caso de los 10 muertos a bala en Sacaba el 15 de noviembre de 2019.

El fiscal departamental de Cochabamba, Eduardo Terrazas Chacón, informó hoy, según una nota de prensa de la Fiscalía, que “dentro del caso que se investiga por la muerte de 10 personas en Huayllani-Sacaba, en noviembre del 2019, el Ministerio Público amplió la investigación en contra de dos exministros (Defensa y Gobierno), dos jefes policiales y un militar”; no dio detalles de qué jefes uniformados se trataría.

Al respecto, el Informe de la Comisión Mixta de la Asamblea Legislativa Plurinacional que investigó las muertes en Sacaba y Senkata recomendó “juicio ordinario al excomandante departamental de la Policía en Cochabamba, Jaime Zurita; al comandante de la Guarnición Militar de Cochabamba, Alfredo Cuéllar; al excomandante departamental de la Policía en La Paz, Iván Rojas; al comandante de Acción Conjunta, Franco Zuare”; además de “al excomandante en jefe de las FFAA, Williams Kaliman; al comandante general de la Policía, Rodolfo Montero y comandante de las FFAA, Sergio Orellana”.

La determinación de ampliar la indagación a estas cinco personas se la tomó luego de que el martes fuera detenido, investigado por asesinato, al general de brigada Alfredo Cuéllar, comandante de la guarnición militar de Cochabamba en noviembre del año pasado.

La particularidad de Cuéllar es que sigue siendo miembro activo de las Fuerzas Armadas, pues a la fecha ejerce el cargo de Comandante Departamental del Comando Estratégico de Operaciones del Ejército (CEO).

Aunque sin dar más detalles, el fiscal Terrazas adelantó que en el caso “hay cinco personas más que fueron citadas a declarar, entre ellos efectivos policiales y militares”.

La Comisión de Fiscales encargada del proceso analizará, dijo, “si concurren los riesgos procesales (de fuga u obstaculización de la justicia) y, conforme a ello, se emitirá las resoluciones que correspondan”.

En todo caso, advirtió, hay la posibilidad de que se llame a más personas que se considere implicadas en la violencia y muertes de noviembre de 2019. “Estamos iniciando la fase preparatoria y no se descarta que se convoquen a más testigos u otras personas relacionadas con la comisión del hecho”, afirmó el fiscal Terrazas.

El 15 de noviembre de 2019, en el puente Huayllani, en Sacaba, producto de la represión policial y militar que se ejerció contra una marcha de cocaleros que pretendía ingresar a la ciudad de Cochabamba, murieron 10 de los movilizados a causa de represión militar policial, y hubo al menos 124 heridos.

(25/11/20)

Comparte y opina:

Áñez se alineó a Trump a cambio de nada

Rogelio Mayta, el nuevo Canciller, parte de la crítica de la política exterior de la presidenta Áñez

El nuevo Ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta

Por Iván Bustillos

/ 25 de noviembre de 2020 / 14:48

Si hubo un rasgo que distinguió al gobierno transitorio de la presidenta Jeanine Áñez, ello fue el giro de 180 grados que dio la política exterior con respecto a la “diplomacia de los pueblos” ejercida por los gobiernos de Evo Morales. Para la exministra de Relaciones Exteriores de Áñez, Karen Longaric, buena parte de dicho giro (romper relaciones con Cuba y Venezuela; cerrar las embajadas en Irán y Nicaragua; dejar el Alba, Unasur y la Celac) no fue otra cosa que “desideologizar” las relaciones exteriores. No, lo que más bien hubo fue un alineamiento tras el gobierno estadounidense de Donald Trump y, lo peor, a cambio de que Bolivia sea ninguneada, critica el recientemente nombrado Canciller, Rogelio Mayta Mayta.

—En estos días, usted firmó un convenio de cooperación espacial con la Celac. Para el gobierno transitorio, la Celac no existía.

—En este tiempo es muy importante construir bloques regionales, en especial para un país como Bolivia, demográficamente pequeño, con una economía en desarrollo. Necesitamos unirnos, y en ese esfuerzo ha sido importante la iniciativa de Unasur, que fue duramente bombardeada, más que por un interés regional por posiciones ideológicas recalcitrantes, que no han pensado en la región y se han alineado a los intereses de alguna potencia extranjera. La Celac es parte de esas iniciativas,  un proceso en desarrollo y que debemos hacer esfuerzos por consolidarla. La firma de hace unos días trata de que Latinoamérica tenga cierta soberanía aeroespacial. Cada país tiene sus iniciativas por separado, tenemos que unirnos; los pocos recursos que poseemos en conjunto, en comparación con grandes potencias, tenemos que articularlos para sacar mejor provecho, en resguardo de nuestras propias soberanías. La Celac es muy importante inclusive en temas como la lucha contra el COVID-19, tiene iniciativas importantes, a las cuales a Bolivia le conviene adscribirse.

—¿Cuánto ha afectado a Bolivia este alejamiento de la Celac y otros organismos y países?

—Desde el 10 de noviembre de 2019, Bolivia ha enfrentado una situación complicada en la comunidad internacional; hubo gobiernos que no reconocían al gobierno de Áñez porque consideraban que no había una sucesión constitucional; nosotros hemos señalado que hubo un golpe de Estado, que se había roto la institucionalidad. El posicionamiento (internacional) del gobierno transitorio fue demasiado recalcitrante, en términos ideológicos; y terminó peleándose con varios países importantes en la región y enfriando las relaciones con otros importantes en el orden mundial. México tiene un peso específico en Latinoamérica y en el mundo, y el gobierno de la transición golpista tuvo un vocero [Jorge Quiroga] que vociferó contra su Presidente. Eso ha generado reacciones muy diplomáticas del Gobierno de México, pero de forma airada por parte de la población mexicana. Ellos no concebían cómo alguien insultaba a uno de los presidentes más populares del último tiempo en México. Igual pasó con Argentina, hubo impasses. El gobierno de Áñez se fue aislando solito. En escenarios como Naciones Unidas, la OEA y otros trataba de seguir alineamientos con la política de Trump, rompiendo alianzas que Bolivia había construido en años anteriores.

—En su Memoria Institucional, la excanciller Karen Longaric reivindica que su labor ha sido desideologizar la política exterior.

—El gobierno de Áñez en su política exterior ha tenido un alineamiento muy poco soberano con la política exterior del gobierno de Trump. Y Trump, como todos sabemos, ha sido un desastre, no solo para su país, sino en el terreno internacional. Realiza una ejecución extrajudicial, el asesinato del general Soleimani, de Irán; se sale de los tratados de freno del cambio climático; de los tratados sobre armas nucleares de mediano alcance, y luego de repente Trump trata de encerrarse en sí mismo, deshacerse de las relaciones internacionales y atizar una guerra comercial con China que hizo tambalear la econom

ía global. Y el gobierno de Áñez alineado ahí, y además, para colmo de males, ninguneado. Bolivia no solamente que ha tenido una posición poco soberana, sino que en ese alineamiento con Trump fue ninguneada; y eso para los bolivianos que nos sentimos orgullosos de nuestra tierra ha sido indignante.

—¿O sea, no se consiguió algo a cambio?

— No. Ese alineamiento ha sido casi por nada. En la evaluación que hicimos, vimos que, por ejemplo, en comercio exterior, tratar de abrir mercados, en todo el tiempo del gobierno de Áñez, el resultado de ese trabajo ha sido cero. Pueden haber habido algunas conversaciones, pero el resultado es cero. No es, como señalan, que se ha desideologizado, ni mucho menos, sino inclusive se habían seguido algunas prácticas que no eran las más apropiadas; prefiero no entrar en detalles en relación a su política de contrataciones de funcionarios; lo único que puedo decir es que se ha reproducido males muy patentes en tiempos de los gobiernos neoliberales, donde se producían escándalos en ese ámbito.

—Estaba en tratativas la reposición de embajadores. ¿Avanzó algo en el gobierno transitorio, dada la cercanía…?

—No, contrariamente. Este periodo ha sido anodino. Llama la atención que ni siquiera en la relación con el gobierno de Trump, hacia quien uno podía advertir que existía un alineamiento, al extremo de que un confeso agente de la CIA era el asesor personal de Áñez, no hayan podido avanzar más. Se avanzó más en años anteriores. [Tras la mutua expulsión de embajadares] la relación entre Bolivia y Estados Unidos tuvo una tensión, durante un tiempo, pero se empezó a reconstruir, se negoció la posibilidad de tener un acuerdo marco que permita un relacionamiento entre nuestros Estados en base al respeto mutuo, de soberanía, pero ni siquiera ese acuerdo avanzó.

—Se dejó Unasur e inmediatamente se ingresó a Prosur (el grupo rival de Unasur).

—No fuimos parte de Prosur, en ningún momento; se participó alguna vez, como veedor, pero no ingresamos, pero tampoco es la intención hacerlo. La experiencia regional más importante fue Unasur. Lastimosamente fue torpedeada por intereses que van más allá de América del Sur, precisamente porque iba a poder convertirse en una importante representación regional que equilibre fuerzas en el marco geopolítico; ahora Unasur está debilitada; tenemos no obstante cierto nivel de acuerdos regionales, participamos del Mercosur, de la CAN, pero no hay algo tan grande y tan efectivo como se veía que podía ser Unasur.

—Chile, la relación post La Haya y bajo el mismo gobierno que lo llevó a estrados internacionales.

—Los bolivianos nunca hemos renunciado a nuestra aspiración y no vamos a renunciar a tener una salida soberana al océano Pacífico; ese es un elemento central en la relación con Chile, pero somos vecinos y tenemos un conjunto de relaciones en la cotidianidad de la vida de nuestros pueblos, y eso nos lleva a que procuremos tener una relación razonable, racional, civilizada en otros aspectos, que no hagan a éstos, que son de alta sensibilidad.

—¿Se tiene pensado hacer algo con la OEA y su informe de auditoría de las elecciones de 2019? México, senadores de Estados Unidos le han pedido a Almagro revisar dicha auditoría.

—Hay voces en el contexto internacional que han cuestionado esa auditoría; en segundo lugar, hay voces que han cuestionado y cuestionan el rol de Almagro como secretario general de la OEA. Se ha iniciado un debate ya, que debe desarrollarse en el marco de la democracia de los pueblos. Esa auditoría que realizó la OEA ha sido cuestionada por varios informes; entre ellos los que destacan más son dos, que mandaron a hacer específicamente dos grandes medios de prensa estadounidense, el New York Timesy el Washington Post; los dos descalifican y dicen que el análisis que realizó la OEA, su comisión, era errado, no tenía el fundamento necesario. Hay muchos detalles técnicos que probablemente ameriten, que más que ameriten ya han demeritado esa auditoría, como que ya no tiene valor; inclusive en la legislación boliviana eso no es susceptible de ser considerado prueba. Ahora, el rol de Almagro es un punto aparte. El secretario general de la OEA tiene un rol muy importante, el de la confiabilidad que debe transmitir a toda la comunidad de América. Es un interlocutor con todos los Estados y la organización misma; y en este momento esa confiabilidad está cuestionada. Almagro ya no es un secretario general legítimo, y eso debía hacer que el propio Almagro vaya evaluando su posición; y lo más digno para él, lo más coherente es que dé un paso al costado.

—Que renuncie.

—Que renuncie, que se aparte, porque ya le ha hecho mal a la OEA. Y en el futuro, tan cuestionado como está, como seguirá siendo, es probable que lo único que logre, si se sigue empecinando en estar como secretario general, es que afecte más a la OEA, lo que representa, la posibilidad de ser un lugar de encuentro de todos los países americanos, lo cual sería muy lamentable en un tiempo en el que necesitamos del multilateralismo, en que necesitamos estas articulaciones regionales.

—¿De parte de Bolivia no se ha considerado tomar alguna iniciativa?

—Nosotros por el momento estamos en un proceso de evaluación todavía de todo lo que nos dejó el gobierno pasado; vamos a terminar de definir una posición, pero no podemos dejar de observar la realidad, y la realidad es que en este momento la secretaría general de Almagro, más que ser un facilitador, un eje en el que converjan los diferentes Estados, ahorita es un incordio andante.

—Embajadores. Hemos estado un año sin embajadores. ¿Cuándo va a haber una lista, una propuesta?

—Estamos trabajando en eso intensamente, en una lógica un poco inicial, antes de ver los embajadores de forma apresurada. Obviamente estamos tomando los recaudos para algunos lugares estratégicos, como que están marchando, pero en el escenario integral de nuestra presencia internacional, estamos trabajando en una reevaluación rápida, en función de cómo está cambiando el mundo; en este momento, necesitamos redefinir un poco nuestra presencia; no contamos con un servicio exterior enorme, es pequeñito, pero lo poco que tengamos tenemos que utilizarlo de una forma estratégica; debemos tener una presencia más significativa en oriente, en China, en otras regiones, como Rusia. Estamos en eso, tratando de equilibrar un poco las características que deberíamos tener como embajadores en cada región, inclusive la presencia en términos cuantitativos; seremos legaciones pequeñas pero hemos de lograr la mayor eficiencia posible.

Rogelio Mayta Mayta

El nuevo Ministro de Relaciones Exteriores cuenta que fue otro de los ministros entrantes que no recibió el despacho de manos de la ministra saliente (Karen Longaric); no le da importancia al hecho. Estos días estuvo ocupado en la evaluación de la anterior gestión. 

Datos

Nombre: Rogelio Mayta Mayta

Nació: El 16 de septiembre de 1971, en La Paz.

Profesión: Abogado.

Ocupación: Ministro de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional

(*) Iván Bustillos es periodista de La Razón

Comparte y opina:

Evo Morales recuerda a Maradona como un luchador por los humildes

El futbolista fue “gran amigo de las causas justas”, remarca el exmandatario. Ý Carlos Mesa lo recordó como uno de los tres mitos argentinos.

Diego Armando Maradona junto a Evo Morales en una encuentro amistoso. Foto: ABI

/ 25 de noviembre de 2020 / 13:48

“Con un dolor en el alma me he enterado de la muerte de mi hermano del alma, Diego Armando Maradona. Una persona que sentía y luchaba por los humildes, el mejor jugador de fútbol del mundo”, tuiteó el expresidente Evo Morales a las 12.59 de este miércoles tras viralizarse la noticia de la muerte del astro de fútbol.

Maradona falleció por un paro cardiorrespiratorio cerca del mediodía. A principios de noviembre, el excampeón del mundo había sido operado por un coágulo en la cabeza.

Aparte de su irreverencia y actuar polémico en el ámbito propiamente futbolístico, Maradona se distinguió por su afinidad con la izquierda latinoamericana; fue cercano a Fidel Castro, los esposos Kircher, Luiz Inácio Lula da Silva, Hugo Chávez, Nicolás Maduro y Evo Morales.

Cuando Morales ganó las elecciones de octubre 2019, que luego fueron anuladas por un supuesto fraude, Maradona le envió un video que luego el expresidente difundió: “Evo, hermano mío, ganaste otra vez. Ahora saben bien que nosotros tenemos el poder del amor y del cariño a la gente. Los demás quieren solamente enriquecerse, nosotros queremos que la gente coma. Te felicito, Evo, hermano. Y me acuerdo siempre del Tren del Alba, cuando te conocí”, dijo en la oportunidad.

Y, cuando Morales tuvo que renunciar a la presidencia y salir del país, el astro mundial, publicó en su cuenta de Instagram: “Lamento el golpe de Estado orquestado en Bolivia. Sobre todo por el pueblo boliviano, y por Evo Morales, una buena persona que trabajó siempre por los más humildes. #EvoElMundoEstaContigo”.

A las 13.09 de este miércoles, el exmandatario volvió a publicar en su cuenta de Twitter: “Diego fue un gran defensor del fútbol en la altura y quería mucho a #Bolivia. Gran amigo de las causas justas. No solo el fútbol mundial le llora, también los pueblos del mundo”.

Por su lado, el expresidente Carlos Mesa también tuiteó su “homenaje” al astro del balompié mundial. A las 12.30 de hoy publicó: “Muere un mito mundial, D. Maradona, uno de los tres grandes mitos históricos de la Argentina. Mi homenaje desde la perspectiva boliviana”.

(25/11/2020)

Comparte y opina:

Pary se plantea la recuperación de la diplomacia ‘proactiva y dinámica’

El embajador boliviano ante la ONU calificó la política exterior del gobierno de Jeanine Añez de destructiva y aislacionista.

El excanciller Diego Parý, ahora representante de Bolivia ante la ONU. Foto: APG

/ 24 de noviembre de 2020 / 12:32

Este martes, finalmente fue posesionado el excanciller Diego Pary como el nuevo Representante Permanente de la Misión del Estado Plurinacional de Bolivia ante Naciones Unidas. Sustituirá en el cargo a Rubén Darío Cuéllar, nombrado por el gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

Luego de su juramento, el nuevo embajador calificó de destructiva y aislacionista la política exterior llevada adelante por Cuéllar.

“Encabezados por nuestro canciller (Rogelio Mayta) tenemos el reto de recuperar nuestra diplomacia proactiva y dinámica. El golpismo ha destrozado una construcción histórica de las relaciones de hermandad y buena vecindad con varios países del mundo”, señaló Pary en su discurso de posesión.

Fustigó la política exterior de Áñez (siendo canciller Karen Longaric): “Ha aislado al país de foros multilaterales y de integración más importantes, y ha dejado de lado las causas humanitarias que impulsan los pueblos del mundo”.

Pary reivindicó la política exterior impulsada por el excanciller y ahora vicepresidente David Choquehuanca: “Es tiempo de proyectar nuevamente nuestro sumaj kawsay, nuestro vivir bien, nuestra diplomacia de los pueblos en el contexto internacional; es tiempo de liderar la defensa de los derechos de la Madre Tierra, de los derechos de los pueblos indígenas, de los derechos sociales, de los servicios básicos, el agua, la vivienda, entre otros”.

Con la consigna de una “diplomacia amplia y abierta”, Pary habló de tres prioridades: reincorporar a Bolivia en los diferentes foros multilaterales, restablecer las relaciones bilaterales con los diferentes países del mundo con los cuales se ha dañado esta relación y fortalecer la dinámica comercial boliviana en el exterior.

Específicamente, Pary resaltó dos grandes instancias de las que Bolivia será parte en la Organización de las Naciones Unidas (ONU): el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) por el período 2021-2023, y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

“En estos espacios impulsaremos una agenda que recoja los intereses de la patria y de los pueblos del Abya Yala; una agenda que recupere y proyecte los grandes éxitos logrados por nuestro pueblo”, destacó el nuevo embajador ante la ONU.

La semana pasada, el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Andrés Flores señaló que ante su designación Pary “debería dar un paso al costado” por el pedido de las organizaciones sociales de que ningún ministro o viceministro debería ser parte del nuevo gobierno del MAS bajo la presidencia de Luis Arce.

Al respecto, escueto, el nuevo representante ante la ONU dijo: “No me voy a referir al tema porque ha sido un solo diputado”.

Al final de su discurso, Pary proclamó una reivindicación étnica: “Nuestro compromiso es con nuestro pueblo, y demostraremos al país y al mundo que los quechuas, los aymaras, los guaraníes, los wenayek, entre otros, también sabemos hacer diplomacia”.

(24/11/2020)

Comparte y opina:

Grupo de Expertos de la CIDH se reunirá con las víctimas de Senkata el jueves 26

Los cinco expertos instalaron este lunes su trabajo, tienen hasta seis meses para concluirlo.

/ 23 de noviembre de 2020 / 17:13

El jueves 26, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se reunirá con las víctimas y familiares de los muertos por la represión en Senkata en noviembre de 2019.

Ésta será una de las primeras actividades que lleve adelante el grupo en el esclarecimiento de los actos de violación de derechos humanos en los últimos cuatro meses de 2019. Su trabajo empieza este lunes y deberá extenderse hasta mayo de 2021.

La reunión jueves fue anunciada a los medios por David Inca, activista de derechos humanos y representantes de los familiares de Senkata.

“Tenemos la visita de la comisión, del grupo especial, que será el jueves 26, en la iglesia San Francisco de Asís en Senkata; la reunión va ser todo el día, todas las víctimas se van a congregar ahí, desde las 7 de la mañana vamos a estar ahí, yo creo que la comisión va llegar a las 9”.

El dirigente recalcó “que la comisión no empezará de cero”, que hay la base del Informe Preliminar de la CIDH de diciembre de 2019, con al menos 16 recomendaciones que dejó esa primera investigación.

Precisamente, en el acto de recibimiento al GIEI en la Cancillería, la mañana de este lunes, la relatora de Derechos Humanos, Flavia Piovesan, destacó el interés de la CIDH por los hechos de violencia en Bolivia durante “la etapa prelectoral y poselectoral de 2019”.

Recordó que la “visita de trabajo” de miembros de la CIDH en noviembre del año pasado incluyó reuniones con autoridades de distintos niveles de gobierno y con organizaciones sociales, y que visitó hospitales y centros de detención. Con base a todo esto, dijo, “la comisión encontró fuertes indicios de graves violaciones de Derechos Humanos” en la represión de las protestas “a manos de agentes del Estado”.

En dicho informe preliminar, la comisión calificó las muertes de Sacaba y Senkata como “masacres”. Hay que recordar que el gobierno transitorio de Jeanine Añez rechazó este informe calificándolo de “vergonzoso”, “totalmente sesgado”.

El entonces ministro de Gobierno, Arturo Murillo, incluso acusaba a la CIDH: “¿Dónde estaba la CIDH en la matanza de Porvenir, la Calancha? ¿Dónde estaba la CIDH cuando pateaban y masacraban a los indígenas de Chaparina? ¿Dónde estaba la CIDH en estos últimos 14 años donde ha habido más de cien muertos en nuestro país por el Gobierno de Evo Morales? Esa es una pregunta que debe responder la CIDH”.

Como señala el acuerdo entre la CIDH y el anterior gobierno transitorio, este mecanismo viene para “coadyuvar en las investigaciones de los hechos de violencia y violaciones a los derechos humanos ocurridos en ese país entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019”.

El GIEI, según el acuerdo, tiene las siguientes atribuciones: indagar “actos de violencia cometidos contra personas, organizaciones y autoridades” en el último cuatrimestre de 2019; “realizar un análisis técnico de las líneas de investigación desarrolladas; efectuar “recomendaciones pertinentes” para que estas investigaciones se adecúen a los estándares internaciones de derechos humanos; proponer medidas que garanticen la seguridad de quienes participen en las investigaciones; y, tras un análisis técnico, recomendar un plan de acción y reparación a las víctimas de los hechos investigados.

El GIEI está compuesto por los expertos Julián Burger, Magdalena Correa, Juan Méndez, Patricia Tappatá Valdez y Marlon Weichert. Asimismo, Jaime Vidal fungirá como Secretario Ejecutivo del GIEI-Bolivia.

(23/11/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias