Santa Cruz

jueves 23 jun 2022 | Actualizado a 12:57

Se genera gresca en la brigada parlamentaria por presencia del vicepresidente del MAS en Santa Cruz

Gerardo García no fue bien recibido por la dirigencia local masista. Es acusado de divisionista. Hubo amague de enfrentamientos, empujones y gritos en la Brigada Parlamentaria.

/ 23 de junio de 2022 / 12:56

La llegada del vicepresidente del MAS, Gerardo García, a Santa Cruz de la Sierra generó rechazo en un sector del partido que lo acusa justamente de divisionista.

Mientras García daba una conferencia de prensa en el edificio que ocupa la Brigada Parlamentaria cruceña, un reducido grupo de manifestantes llegó para increparlo. Otro sector, compuesto principalmente de mujeres salió a defenderlo y se generó una gresca con empujones, insultos y hasta agresiones con chancletas de algunas de las militantes que defendían a García.

El director departamental del MAS en Santa Cruz, Marcos Fernández, rechazó que haya división en el partido azul y mostró una resolución firmada por las diferentes organizaciones sociales dando su apoyo tanto a Luis Arce como a David Choquehuanca y al jefe nacional del partido, el expresidente Evo Morales.

Sin embargo, al que acusó de divisionista fue a Gerardo García. «Es divisionista porque no coordina con las direcciones departamental ni urbana y mucho menos con las organizaciones sociales», argumentó.

Tras el incidente de la mañana, García se retiró y la conferencia de prensa quedó trunca.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Investigación vincula a Misael Nállar con crimen y narcotráfico

Según la Policía, pruebas incriminan al exyerno del narcotraficante Einar Lima Lobo.

Foto: Ministerio de Gobierno

/ 23 de junio de 2022 / 08:26

Misael Nállar Viveros se encuentra desde el miércoles en la noche recluido en dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC). De acuerdo con la información oficial del comandante nacional de la Policía, Jhonny Aguilera, es el principal acusado como autor intelectual del crimen de los dos policías y el voluntario del GACIP.

Nállar fue identificado como el líder de un grupo de motoqueros que se reunía en la zona del Urubó, en el municipio cruceño de Porongo, y realizaba sus actividades por esa zona.

De acuerdo con la explicación de Aguilera, diferentes evidencias científicas y el testimonio de un oficial que logró huir, más el registro de lo que alcanzó a relatar uno de los fallecidos, confirman que Nállar fue el que ordenó que sus presuntos guardaespaldas disparen contra los infortunados uniformados.

No obstante, según la versión policial oficial, Nállar no tiene antecedentes penales por narcotráfico u otros delitos.

Sin embargo, tiene un vínculo familiar con el narcotraficante Einar Lima Lobo, quien se encuentra detenido en Brasil. En realidad, el único antecedente judicial que tiene es una demanda de divorcio por parte de la hija del sindicado “narco” M. R. Lima Lobo Román, planteada en 2017.

Si bien tiene un aparente historial judicial limpio, con este incidente se enfrenta a una fuerte condena. El cargo más fuerte, sin duda, es el del asesinato.

La Policía, sobre la base de diversos testimonios fue en búsqueda de Nállar y en las diferentes propiedades, tanto casas como haciendas que posee, encontraron objetos de valor, pero lo más exótico fue la posesión de tres jaguares en cautiverio, lo cual abre una investigación por tráfico de animales, ya que se trata de una especie protegida. Esto sucedió en la finca La Bendita, ubicada en el municipio de San Ignacio de Velasco.

Durante el operativo se aprehendió a un grupo de trabajadores del lugar con fines investigativos, y se secuestró un estuche de armas de fuego y una computadora, entre otras cosas.

De acuerdo con la información brindada por el jefe policial, Nállar había convocado a un concurso de carreras de cuadratracks y terix y el día del hecho estaba realizando, junto a un grupo de amigos, algunas maniobras en la comunidad Los Cuchis de Porongo, pese a estar bajo influencias alcohólicas.

De hecho, el acusado publicó una serie de fotografías de este evento en sus redes sociales, las cuales borró inmediatamente después de sucedido los asesinatos de los policías.

Luego se sabe que se dirigió a una de sus propiedades en la Chiquitanía. Según la Policía, se detectó el peligro de fuga debido a que cuando fue capturado el sindicado había cambiado su fisonomía. Una fotografía subida por el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, en sus redes sociales lo muestra afeitado, a diferencia del look que mantenía unas horas antes con barba y bigote prolijamente recortados.

Cerca de las 20.30 del miércoles, Nállar llegó a Santa Cruz en medio de un fuerte operativo policial. “Debemos tomar todos los recaudos, su banda incluso puede tratar de rescatarlo”, había señalado Aguilera al mediodía ante una comparecencia ante los medios de prensa. El detenido se encuentra en una carceleta de la FELCC y este jueves será llevado ante un juez.

Comparte y opina:

La detención no cesa la presión, exigen a la Policía esclarecer a fondo muerte de oficiales en Santa Cruz

Misael Nállar, el principal sospechoso, se encuentra en la FELCC de Santa Cruz y se espera que este jueves preste su declaración ante un juez cautelar, por los tres asesinatos.

La conferencia del comandante Jhonny Aguilera. Foto: APG

/ 23 de junio de 2022 / 08:08

El arresto de Misael Nállar como autor intelectual del crimen del martes es solo el principio de una investigación que se ve más complicada de lo que parece. Políticos, familiares y opinión pública exigen respuestas.

Nállar fue detenido como autor intelectual del asesinato de dos policías y un voluntario del GACIP el martes pasado. Los autores materiales fueron identificados, pero dos se encuentran prófugos. El comandante de la Policía, Jhonny Aguilera, esbozó algunas hipótesis de los móviles del triple crimen, pero los familiares de las víctimas, políticos de oposición u oficialismo y la opinión pública exigen que se esclarezca este hecho que ha conmovido a la opinión pública cruceña y nacional.

En conferencia de prensa, el comandante nacional de la Policía resaltó el miércoles el “carácter científico” de la investigación. “Hemos hecho un análisis exhaustivo para determinar que los casquillos de balas corresponden a las armas que se describen en el ataque”, explicó. También comentó que varias pruebas como una chaqueta y principalmente la vagoneta Toyota Ipsum perlado, encontrada en poder de Nállar (se hicieron allanamientos en diferentes propiedades) son pruebas que comprometen al principal acusado, ahora detenido.

Sin embargo, cuando se le consultó acerca del vínculo familiar de Nállar con el narcotraficante Einar Lima Lobo, extraditado a Brasil, Aguilera no supo qué contestar. “No puedo saber (si tienen vínculos criminales), eso lo sabremos cuando lo interroguemos”, aseguró. Luego consultó a un colaborador y éste le confirmó que Misael Nállar Viveros no tiene antecedentes por narcotráfico.

Los móviles del triple asesinato aún no están claros, pero de acuerdo con la cronología mostrada por la Policía, sobre la base de mensajes de WhatsApp, declaraciones de testigos y del policía que logró escapar de la masacre, todo comenzó cuando un grupo de personas fue interceptado por los policías, que formaban parte del contingente destinado a Porongo.

De acuerdo con la información brindada por Aguilera, los cuatro efectivos habían salido a realizar operativos rutinarios luego de que se registró que varias personas se encontraban a orillas del río realizando carreras en térix y cuadratracks y con quienes hubo un altercado. “Estaban no solo consumiendo bebidas alcohólicas y estaban con otras sustancias”, afirmó el jefe policial.

“Tras el incidente, los efectivos estaban retornando a su estación policial, pero el vehículo patrullero tuvo un desperfecto y con la ayuda de un mecánico lograron activar la doble tracción. Esto ya cerca a la comunidad Los Cuchis, en Porongo”, continuó el relato.

Más adelante, los uniformados, dos policías y un GACIP fueron interceptados por un vehículo. Fue entonces que tres sujetos obligaron a ponerse de rodillas a las víctimas y les dispararon. 

“Encontramos que habían 17 vainas, calibres de armas largas y que son de uso militar. Fueron ejecutados”, explicó Aguilera.

De acuerdo con la investigación policial, los presuntos sicarios serían los ciudadanos colombianos John Walter Tibaduiza Hernández y Esteban Muñoz Beltrán, además del boliviano Raúl Caballero Mosqueira.

Aguilera indicó que ambos ciudadanos colombianos no tienen registro de entrada en Migraciones y que por lo tanto se presume que su ingreso a Bolivia fue de manera irregular.

Además de Nállar, el comandante policial indicó que hay otras 13 personas en búsqueda y captura. Cinco de ellas fueron aprehendidas hacia el final de la jornada, incluyendo uno de los supuestos sicarios.

Aguilera indicó que los otros aprehendidos son Esteban Beltrán Muñoz, súbdito colombiano, y David Yáñez Calle. El primero habría participado en el asesinato de los uniformados y el segundo era cuidante de la propiedad La Envidia, de San Ramón, que pertenece a Nállar. De los otros detenidos no se dieron a conocer los nombres hasta anoche

El miércoles comenzaron a circular versiones en las redes sociales de un supuesto encubrimiento de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) a Nállar.

Sin embargo, al final se supo que el oficial a cargo de la detención de Nállar fue el capitán Rubén Aparicio, jefe de Operativos de la FELCN.

Nállar fue detenido en una hacienda denominada La Bendita, ubicada en el municipio de San Ramón. Consultado por el periodista Junior Arias, el comandante Aguilera indicó que por instrucción del ministro Del Castillo se conformó un equipo con diferentes fuerzas policiales.

Comparte y opina:

Gobierno anuncia la detención de Misael N. por el asesinato de policías en Porongo

También fueron vinculados los ciudadanos colombianos John Walter T. H. y Esteban M. B., además del boliviano Raúl C. M..

Imagen de Misael N., dada a conocer por el ministro Del Castillo en sus redes sociales.

/ 22 de junio de 2022 / 18:48

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, informó de la primera detención por la muerte de tres uniformados en Porongo. «Comunicamos al pueblo boliviano que se aprehendió al señor Misael N. V., principal sindicado en el asesinato a dos efectivos policiales y a un voluntario del #GACIP, se lo pondrá a la disposición de la justicia donde tendrá que responder por los delitos cometidos», publicó en sus redes sociales.

Previamente, en conferencia de prensa, el comandante de la Policía Boliviana, Johnny Aguilera, identificó a Misael N. V. como sospechoso de liderar al grupo que ayer martes asesinó a tres policías en Porongo. También fueron señalados dos ciudadanos colombianos y un boliviano.

Misael N. V., yerno del extraditado narcotraficante Einar Lima Lobo, fue acusado por el comandante policial de encabezar al grupo que ayer martes asesinó a dos sargentos y un voluntario del GACIP en el municipio de Porongo.

Junto al capturado, también fueron apuntados por Aguilera los ciudadanos colombianos John Walter T. H. y Esteban M. B., además del boliviano Raúl C. M..

Aguilera indicó que ambos ciudadanos colombianos no tienen registro en Migraciones y que por lo tanto se presume que su ingreso a Bolivia fue de manera irregular.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La Policía busca camioneta ploma que utilizaron los asesinos de tres uniformados en Santa Cruz

Un sobreviviente describió que entre dos y tres personas dispararon a los efectivos asesinados. Se encontraron al menos 17 casquillos de bala en la zona.

/ 22 de junio de 2022 / 07:39

La Policía Nacional identificó el vehículo utilizado por los asesinos de dos policías y un voluntario del Gacip en el municipio de Porongo, en Santa Cruz. Se trata de una camioneta tipo Ipsum color plomo.

El enfrentamiento se produjo alrededor de las 17:00 de este martes en la comunidad Los Cuchis, a unos 30 km de la capital cruceña, en el municipio de Porongo y aún en la zona del Urubó.

“Queremos acudir a la población de la zona para que tenga conocimiento de un vehículo sospechoso, en especial de un Ipsum plomo, y lo comuniquen a la Policía”, pidió el comandante departamental de Santa Cruz, Erick Holguín.

Los policías fallecidos fueron identificados como el sargento segundo Alonso Chávez, el sargento mayor Eustaquio Solano y el voluntario del Gacip Daniel Candia. Sin embargo, hubo un cuarto efectivo que logró escapar con vida y cuyo testimonio es clave para identificar a los delincuentes.

Se trata del subteniente Eduardo Céspedes Camacho, quien pidió apoyo, indicando que «dos o tres personas con chalecos verdes y armas largas interceptaron un vehículo policial y tras descender de un motorizado tipo Ipsum, dispararon contra uniformados policiales», según indica el reporte dado a conocer por la Policía.

El documento también indica que en la escena del crimen se hallaron al menos 17 casquillos de bala. “El personal de la escena del crimen hizo el levantamiento de 17 casquillos aproximadamente, como también el vehículo patrullero contaba con un impacto de bala en la puerta derecha y en la llanta derecha”, señala el informe policial de Jhimmy Arispe Chauca, investigador del caso.

El comandante nacional de la Policía, Jhonny Aguilera aseguró que los uniformados no dispararon en ningún momento y que fueron acribillados por dos personas que vestían chalecos verdes y que estaban en el Ipsum.

El presidente Luis Arce se manifestó mediante Twitter por este hecho. «Expresamos nuestras sentidas condolencias a las familias de los policías Eustaquio Olano y Alfonso Chávez, así como del voluntario del GACIP, José D. Candia, que perdieron la vida hoy en el cumplimiento de su deber. Nuestra Policía está movilizada para capturar a los responsables».

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Fallecen tres uniformados en balacera en el municipio cruceño de Porongo

Se desconoce el origen del enfrentamiento. Fallecieron dos policías y un efectivo del Gacip. Sucedió a unos 30 km de la capital cruceña.

/ 21 de junio de 2022 / 18:42

Una balacera se saldó con el trágico desenlace de dos policías y un efectivo del Gacip fallecidos. La policía departamental con sus diferentes unidades se encuentra movilizada para tratar de dar con los autores del crimen.

Las primeras informaciones extraoficiales señalan que se produjo el enfrentamiento alrededor de las 17:00 en la comunidad Los Cuchis, a unos 30 km de la capital cruceña, en el municipio de Porongo y aún en la zona del Urubó.

Asimismo, algunos uniformados anticiparon que los delincuentes armados eran extranjeros. Los policías fallecidos estarían destacados a la unidad policial de Porongo.

Los policías fallecidos fueron identificados como el sargento segundo Alonso Chávez, el sargento mayor Eustaquio Solano y el voluntario del Gacip Daniel Candia.

Una de las hipótesis que maneja la Policía es que se trata de un peligroso clan del narcotráfico que al ver a la patrulla recorriendo esa ruta en sentido contrario al que venían creyó que estaba siendo perseguido y atacó con armas de fuego.

Temas Relacionados

Comparte y opina: