Voces

Sunday 3 Mar 2024 | Actualizado a 05:16 AM

Las TIC en la gestión de transparencia

Estos avances han sido resultado del trabajo del Viceministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción

Julia Susana Ríos

/ 9 de febrero de 2024 / 06:17

En la presente nota me permito poner a consideración del lector, los avances en la implementación de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en 2023, para cumplir con la Política Plurinacional de Lucha Contra la Corrupción “Hacia una Gestión Pública Digitalizada y Transparente”, aprobada mediante el Decreto Supremo 4872, del 2 de febrero de 2023, a fin de socializar el trabajo desarrollado en este periodo y su importancia para mejorar la gestión.

El decreto supremo referido expresa el mandato del presidente Luis Arce Catacora de generar herramientas tecnológicas que permitan mayor transparencia en la gestión pública, a través de sistemas informáticos y TIC.

Una de las preocupaciones de nuestro mandatario —reflejo de su empatía con las y los ciudadanos—, radica en la eliminación de barreras burocráticas y tecnológicas, lo que ha generado un cambio en la visión de la gestión en materia de transparencia y lucha contra la corrupción, tomando como punto de partida la implementación de sistemas que permitan la trazabilidad de los procesos, la generación de datos estadísticos limpios y un efectivo control de parte de la población.

Lea también: Semana del Arte por la Transparencia

Para cumplir con estos lineamientos, se han implementado varios sistemas, uno de ellos es el S2+ (SITPRECO 2+), plataforma de gestión digital que contempla la interoperabilidad de las Unidades de Transparencia y del Viceministerio de Transparencia, que a la fecha cuenta con 356 entidades a nivel nacional, departamental y municipal, conectadas en la misma herramienta. Este sistema permite registrar las denuncias a través de un formulario disponible en línea y tramitarlas en un único procedimiento con información estandarizada, lo que genera datos estadísticos comparables.

El segundo sistema se denomina SPP (Sistema de Seguimiento de Procesos Penales), herramienta que permite uniformar el seguimiento de los procesos penales en los que es parte el viceministerio y ubicar estos casos en tiempo, plazos y jurisdicciones, a fin de optimizar las acciones de seguimiento y gestión procesal de los mismos, tanto en presuntos delitos de corrupción, como de legitimación de ganancias ilícitas. La mejora en el seguimiento se demuestra al haberse logrado, solo el año pasado, 93 sentencias en estos casos.

Desde 2022, se encuentra vigente el Sistema de Rendición Pública de Cuentas que ha permitido la publicación de la información presentada en estos eventos en el marco de la Ley 341, a través de datos parametrizados y que permiten la consulta ciudadana, inclusive la posibilidad de comparar resultados de gestión entre lo programado y lo efectivamente ejecutado. El acceso a esta información ha tenido una importante respuesta de la población, siendo que a la fecha se cuenta con más de 35.000 visitas.

Los datos generados por los sistemas descritos son la base del diseño y desarrollo del Observatorio Ciudadano de Transparencia, que fue presentado el pasado 8 de diciembre, alojado en la plataforma de información con acceso directo en el enlace www.observatorio.gob.bo; este portal de información abierta es un instrumento importante que permite a la ciudadanía contar con datos referidos a la gestión de denuncias por presuntos hechos de corrupción, la gestión de procesos penales, los resultados de la publicación de información relativa a la rendición pública de cuentas, las publicaciones periódicas de la entidad, actividades educativas, encuestas y noticias.

Es importante resaltar que estos avances han sido resultado del trabajo del Viceministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción junto con la Unidad de Tecnologías de la Información y Comunicación del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, y no han requerido un incremento presupuestario, ni de cooperación técnica o financiera de organismos internacionales, por lo que tienen el mérito de reflejar el alto compromiso del personal por mejorar la gestión.

(*) Julia Susana Ríos Laguna es viceministra de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Semana del Arte por la Transparencia

Agradezco el compromiso de las Unidades de Transparencia de los diferentes Órganos del Estado y entidades públicas

Julia Susana Ríos

/ 1 de diciembre de 2023 / 07:59

Considerando que el arte nos comunica una visión estética de una realidad determinada, no podemos negar que a lo largo de la historia de la humanidad esta expresión ha contribuido en la formación de la cultura y de valores.

El arte es una forma de entender los fenómenos sociales que nos presentan la visión del autor a través de diferentes manifestaciones, ya sea por medio de la pintura, escritura, teatro, cine, fotografía y otras formas de expresión.

Lea también: Contra la corrupción

La pasión y la destreza con las que se representa a los artistas también ha permitido utilizar este vocablo a otras ramas de la ciencia para identificar actividades, profesiones u ocupaciones que se realizan con dedicación, y que llegan a la sociedad con una visión de perfección o especialidad.

A lo largo de la historia, el arte ha formado la cultura de las organizaciones, la sociedad, las naciones y los países, al ser parte de sus manifestaciones y tradiciones orales y escritas, representadas a través de dibujos, grabados, tejidos e incluso tatuajes.

Desde la óptica de la cultura, se trata de generar el compromiso de la sociedad con diferentes situaciones, obligaciones o tareas; es así que se habla de la “cultura tributaria”, la “cultura de paz”, u otras manifestaciones sociales a las que pretendemos incorporarle un valor adicional e internalizar en la conducta del individuo como un comportamiento positivo.

El arte nos acerca al ideal de desarrollo humano a partir de la formación de valores; por su naturaleza subjetiva, intuitiva, y comunicativa de ideas y sentimientos, es fácil de percibir, deja huella en el tiempo y permite conocer la historia de las sociedades.

Estas cualidades facilitan que conceptos abstractos o complejos puedan ser valorados desde otras perspectivas, y motivan a darle una mirada distinta a la transparencia, entendida como la apertura del Estado y la Gestión Pública, para que los planes, proyectos y programas sean de público cocimiento, para su verificación, control y fiscalización ciudadana, con la finalidad de evitar que en estas actividades se desarrollen posibles hechos de corrupción.

La mirada del ciudadano desde el arte nos permitirá incluir sensibilidad a la problemática, y aportar una mirada reflexiva y contestataria que genere espacios de debate. El cine y el teatro conllevan a la formación de opinión y conciencia respecto a problemáticas sociales como la corrupción, a través del desarrollo de historias que muchas veces relacionamos con nuestra realidad; ese íntimo espacio llega a nuestra cognición y nos permite fortalecer valores.

Asimismo, la pintura y su desarrollo urbano a través del grafiti se constituyen en un atractivo visual de alto impacto para la sociedad, por su naturaleza altamente revolucionaria. Esto nos permitirá contar con la visión de los jóvenes respecto a la problemática como una forma de retroalimentación.

La escritura y la investigación, desde una perspectiva más directa por ser descriptivas, permiten afrontar el problema desde la conceptualización de los diferentes componentes del tema; se trata de una actividad que debemos fomentar como Estado para lograr reflexión y debate a partir del punto de vista del ciudadano y priorizando la visión de los jóvenes.

Como Estado asumimos el desafío de generar espacios de debate y de propuesta, esta vez desde la mirada de diferentes manifestaciones artísticas; asimismo, consideramos que estas actividades permiten involucrar a los jóvenes y a la sociedad en la formación de conciencia en relación al problema para aportar en las potenciales soluciones, que no son más que el compromiso social de generar acciones de involucramiento en la Gestión Pública a través de los mecanismos que nos ofrece la participación y el control social.

Agradezco el compromiso de las Unidades de Transparencia de los diferentes Órganos del Estado y entidades públicas, que con un amplio nivel de compromiso y proactividad han contribuido en la organización de la semana de esparcimiento y profundización en una problemática que impacta a todos, la misma que se llevará a cabo entre el 4 y 11 de diciembre.

Considerando que el éxito de esta actividad se enmarca en la participación ciudadana, me permito invitar a todos a estas actividades y ser parte de estos espacios reflexivos, de debate y propuesta creativa.

(*) Julia Susana Ríos Laguna es viceministra de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Resultados de la política de lucha contra la corrupción

La autoridad del sector explica los avances del país para hacer frente a los actos que atentan contra el bien público.

/ 12 de noviembre de 2023 / 06:00

Dibujo Libre

En febrero de la presente gestión, se promulgó el Decreto Supremo Nº 4872, que aprobó la nueva Política Plurinacional de Lucha Contra la Corrupción “Hacia una Gestión Pública Digitalizada y Transparente”, con cuatro líneas de acción.

Hasta el momento se han tenido avances importantes en esta materia, tomando en cuenta los desafíos de mediano plazo planteados al momento de la aprobación del decreto supremo. Las acciones ejecutadas hasta el presente tienen los siguientes resultados:

1.- Digitalización de la información e interoperabilidad. Se ha implementado el Sistema de Gestión de Denuncias S2+, que permite a la población presentar denuncias a través de un formulario en línea, así como el seguimiento de la gestión desde su celular o computadora. Dicho sistema permite la interoperabilidad de 335 Unidades de Transparencia que se encuentran trabajando en la misma plataforma y la recepción de denuncias desde cualquier punto del país, sin necesidad de la presentación física del denunciante. Asimismo, permite contar con información estadística actualizada respecto a la cantidad y estado de los trámites para el seguimiento y control.

El Viceministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción ha desarrollado e implementado un sistema de seguimiento de procesos penales que permite contar con información actualizada del estado y avance de los casos de Corrupción, Enriquecimiento Ilícito y de Legitimación de Ganancias Ilícitas. Dicho sistema tiene la posibilidad de incluir a todas las entidades del Estado a fin de optimizar el seguimiento y control de resultados, lo que permitiría medir la efectividad en la aplicación de sanciones por estos delitos.

El mes de junio del presente año, se remitió ante la Asamblea Legislativa Plurinacional un anteproyecto de ley para la creación del Sistema de Gestión de Riesgos, como mecanismo de seguimiento de procesos de contratación públicos, verificación de declaraciones juradas de bienes y rentas, y control de incompatibilidades en las entidades públicas, esto permitirá evitar hechos de corrupción a través del uso de inteligencia artificial, big data y herramientas tecnológicas que permitan identificar de manera oportuna posibles desviaciones para así proceder al control y la corrección.

2.- Articulación con la sociedad civil organizada. Se ha trabajado en el diseño conceptual y arquitectura del Observatorio Ciudadano de Transparencia, con la finalidad de que la población tengan acceso directo a los resultados en la gestión de transparencia y lucha contra la corrupción, contenida en información estadística de las denuncias presentadas por la vía administrativa o judicial, sus incidencias y resultados, los datos publicados en los procesos de Rendición Pública de Cuentas, cursos autoformativos respecto a la legislación vigente, proyectos desarrollados y encuestas de interés. Se tiene prevista su presentación en el mes de diciembre de esta gestión.

Por otro lado, junto al sector privado se ha iniciado un proceso de sensibilización para la incorporación en la gestión empresarial de sistemas de cumplimiento normativo, mediante la elaboración de estándares de integridad a través de guías que orienten la implementación de buenas prácticas, códigos de ética, mecanismos de evaluación de riesgos, debida diligencia y líneas de denuncia, como mecanismos preventivos que permitan erradicar posibles hechos que vulneren la integridad de las empresas.

3.- Formación en valores de ética y transparencia. Este pasado octubre se ha concretado la firma de un Convenio de Cooperación Interinstitucional entre los ministerios de Educación y de Justicia, que ha permitido la incorporación de contenidos trimestrales para la formación de valores en los estudiantes, los mismos que serán evaluados y actualizados anualmente.

Contamos con una herramienta didáctica a través de la miniserie “Trascender” en su primera y segunda temporada, que permitirá reforzar la promoción y formación en valores en el ciclo escolar con el apoyo de las guías pedagógicas de trabajo en aula, por lo que se prevé la formación de maestros y estudiantes en valores, ética y transparencia.

4.- Acceso a la información de forma colaborativa. A través de una encuesta ciudadana e institucional se pudo evaluar la importancia y utilidad de la información publicada a través de portales web; con base en estos datos se inició un trabajo de diseño del Portal del Estado en coordinación con la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (AGETIC), con la finalidad de agregar la información contenida en todas las páginas web de las entidades públicas bajo un mismo formato, con información parametrizada y accesible a la población.

También puede leer: Política plurinacional contra la corrupción

Los avances señalados tienen el objetivo de generar conciencia ciudadana respecto a la problemática de la corrupción y que la misma se constituya en la base de un acuerdo social que permita contar con diversos aliados estratégicos para que la población en su conjunto acceda a información confiable y de esa manera pueda constituirse en garante de la gestión pública, a fin de controlar el adecuado uso y administración de los bienes y recursos del Estado.

Es también importante resaltar la voluntad de las empresas privadas para generar mejoras objetivas en su gestión que permitan identificar posibles desviaciones en los procesos internos, contribuyendo a una sociedad con relaciones económicas y comerciales más transparentes.

Todos estos esfuerzos no serían posibles sin el mandato claro del Gobierno nacional de “Cero Tolerancia a la Corrupción” establecido a través del Decreto Supremo Nº 4872, y el respaldo de las organizaciones sociales que, como depositarias de la soberanía del Estado, han presentado un Manifiesto en el que se prioriza la erradicación de la corrupción.

Si bien la erradicación de la corrupción no depende únicamente de las autoridades, el acceso a la información a partir de una política de datos abiertos y el fortalecimiento de valores y mecanismos de seguimiento a los resultados de las denuncias administrativas y judiciales por hechos de corrupción, permitirán contar con el apoyo y la credibilidad de la población en una relación que sólo puede ser fortalecida a partir del nivel de transparencia que otorgan las herramientas informáticas, y que debe avanzar con la mejora en el uso y aprovechamiento de las tecnologías de la información.

 (*)Julia Susana Ríos es viceministra de Transparencia Institucional

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Política plurinacional contra la corrupción

Logro de la política anticorrupción fue incorporar a la sociedad civil organizada en el control de la gestión pública.

/ 19 de febrero de 2023 / 06:57

DIBUJO LIBRE

En una anterior columna publicada en este periódico (8 de enero de 2023) me referí al tema de la lucha contra la corrupción, a la luz de un diagnostico efectuado, en torno al estado de situación de la lucha contra la corrupción; en esta oportunidad hablaremos del tema, pero a partir de los ejes gestión pública digitalizada y transparente. Es decir, a partir de una política estatal que busca materializar las directrices vigentes en la Convención de Naciones Unidas Contra la Corrupción y la Convención Interamericana de Lucha Contra la Corrupción. Ambas convenciones presentan como ejes estratégicos: la adopción de medidas preventivas, la penalización de hechos de corrupción, el fortalecimiento de mecanismos de cooperación internacional, la efectiva recuperación de activos, la asistencia técnica entre Estados parte y el intercambio de información.

Es importante subrayar que el fenómeno de la corrupción no se limita a las esferas del Estado, es un problema transversal que abarca diferentes sectores del campo multiorganizacional, es por eso que todos los esfuerzos que se puedan realizar en la lucha y prevención resultan limitados en sus resultados si no se trabaja en generar compromiso de todos los actores de la sociedad. En este sentido, un primer esfuerzo y logro de la política aprobada mediante Decreto Supremo 0214, fue incorporar a la sociedad civil organizada en el control de la gestión pública a partir del mecanismo de control social.

Para avanzar en este esfuerzo es imperativo incluir en el proceso de prevención a los miembros de la sociedad en formación, y a los actores que se mantienen al margen del problema, generar compromiso de todos los ciudadanos en diferentes ámbitos. Los estudiantes deben fortalecer su formación en valores para enfrentar una sociedad en la que se ha normalizado el problema de la corrupción y cambiar sus paradigmas para convertirse en actores con responsabilidad; por su parte, las empresas privadas, al ser co-actoras de los procesos de contratación del Estado, deben generar mecanismos de prevención y denuncia oportuna para evitar posibles hechos de corrupción; finalmente, las organizaciones sociales deben intervenir de forma más activa en el control de los procesos que les benefician a través de un mecanismo de fiscalización objetivo.

Es importante mencionar que la carencia de datos objetivos de seguimiento y gestión de los procesos genera incertidumbre sobre el estado y etapa de las acciones iniciadas en el ámbito penal, por lo que la generación de información optimizará el logro de resultados y la recuperación de activos. En la información de seguimiento de los procesos se debe incorporar las medidas de salida de oportunidad a través de las figuras de justicia restaurativa y cooperación eficaz.

Las acciones que permitirán alcanzar resultados concretos son el desarrollo e implementación de un Sistema de Gestión de Riesgos para identificar áreas vulnerables a la corrupción en las instituciones; la mejora de la gestión de denuncias sobre posibles hechos de corrupción a través del desarrollo de un Sistema de Gestión de Denuncias de Corrupción en Línea; la implementación de instrumentos para la prevención y lucha contra la corrupción dirigido al sector privado y al sistema educativo; el desarrollo de un sistema de verificación de oficio de las Declaraciones de Bienes y Rentas Interoperable; un sistema de seguimiento y gestión de procesos penales; y, el desarrollo de un Sistema Parametrizado de Rendición Pública de Cuentas, así como la publicación de datos de seguimiento en redes institucionales.

A partir de la necesidad de sistematizar la información generada, tanto en el resultado de las medidas aplicadas, como en su efectividad, se presentan algunos de los principales desafíos de mediano plazo que la política plurinacional contra la corrupción se plantea como horizonte:

1. Un sistema interoperable que permita a cada institución pública identificar áreas vulnerables a riesgos de corrupción, implementar políticas de prevención, medidas correctivas o mecanismos de control según la naturaleza del riesgo.

2. A partir de un rediseño en el SITPRECO se pretende modificar el Procedimiento de Gestión de denuncias; éste debe alcanzar a las Unidades de Transparencia de las entidades del sector público, para que permita uniformar el flujo y procedimiento de la gestión de investigación de dichas denuncias en la vía administrativa, generar reportes estadísticos y monitorear los resultados de las investigaciones.

3. El reconocimiento a la participación de la sociedad civil organizada permite plantear desafíos que incluyan a estos actores en dos líneas de acción: la primera, referida a la organización de un observatorio en transparencia y lucha contra la corrupción, que a partir de la información parametrizada y sistematizada establezca mecanismos de evaluación continua y de percepción ciudadana, respecto del cumplimiento de las políticas, planes y programas en la materia, así como su incidencia y efecto en la sociedad; la segunda línea de acción se debe trabajar con los Jóvenes por la Transparencia, como grupo organizado y proactivo de la sociedad civil y de las organizaciones sociales ya constituidas, para encarar procesos de capacitación específicos en materia de contrataciones públicas, y constituir grupos de control y evaluación de proyectos y programas que sean de beneficio directo, tales como la mejora en la infraestructura de educación, el desayuno escolar y otros.

Por todo esto, estamos convencidos de que la armónica convivencia que permite al ciudadano vivir bien no es posible cuando la corrupción en la gestión pública le resta recursos efectivos para mejorar su calidad de vida, lo que incide negativamente en la redistribución del ingreso. De esta forma, el objetivo de la presente política es fortalecer la lucha efectiva y decidida contra la corrupción en todos los niveles del Estado.

(*)Julia Susana Ríos es Viceministra de Transparencia

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Contra la corrupción

Julia Susana Ríos

/ 22 de octubre de 2022 / 01:30

Guillermo Parada (hermano de Antonio Parada), quien tiene cuentas pendientes con nuestra justicia por el caso Ítems fantasma en el Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz, arribó finalmente al país desde Panamá, lugar en el que se lo detuvo gracias a una activación eficaz en la investigación que el gobierno del presidente Arce empezó, luego que se documentó fehaciente y rigurosamente los antecedentes ante el Gobierno panameño, se logró que se extradite al señor Parada.

Seguramente la prensa y la opinión pública se preguntarán entonces cuándo llega el señor Antonio Parada a Bolivia. Este ciudadano tomó una ruta distinta a su hermano y se encuentra en Brasil, además hábilmente empezó una solicitud de asilo en ese país, esto genera otro escenario de tratamiento judicial porque, como mandan los convenios internacionales, estamos realizando otro tipo de gestiones ante el Estado brasileño para que contemos también pronto en el país con este señor para que rinda cuentas a nuestra justicia.

En el país, y como corresponde a todo proceso judicial, lo primero que se realizará es que la persona debe dar su declaración ante un juez, y luego se valora en una segunda audiencia las medidas cautelares de seguridad que se tomarán al respecto para garantizar un debido proceso. Estos pasos en el juicio son sumamente importantes porque el país necesita conocer la verdad histórica de los hechos, y es a partir de esta primera declaración del señor Guillermo Parada con la que contemos, que podamos ir conociendo quiénes más pudieran tener responsabilidad por el manejo ilícito de recursos públicos a través de los ítems “fantasma” en el municipio de Santa Cruz.

Otro tema importante que podremos establecer a partir de todas las declaraciones que se hagan y las investigaciones que viene realizando el viceministerio a mi cargo, es que conoceremos con claridad el flujo de los recursos públicos utilizados, para casos como éstos de legitimación de ganancias ilícitas. En un proceso investigativo serio y que busca justicia este tema es muy importante, porque desde el lado de quienes llevamos realizando la investigación y acompañando en la denuncia, contamos con una teoría del caso, esa teoría será o no confirmada a partir de pruebas objetivas que se van recolectando, en las que las declaraciones judiciales forman parte de ellas.

Entonces, a partir de este ejemplo, podemos ver la complejidad de trabajar responsablemente a la hora de darle al pueblo la verdad histórica de los hechos, no podemos guiarnos solamente con declaraciones públicas en medios de comunicación de manera apresurada. A quienes nos toca ejercer por el momento el cargo de autoridad, esto también nos llama a una responsabilidad enorme y, por tanto, desde este despacho lo que se busca siempre es obtener los mejores resultados posibles, en todos los casos que nos toca atender.

La lucha contra la corrupción y todas sus aristas manifestadas en diferentes acciones ilícitas nos convoca a jugar en un mismo equipo. Sin embargo, también hay que contar con la posibilidad de que cualquier miembro del equipo pueda tener alguna estrategia distinta y buscar meter los goles que todos queremos para obtener la victoria. Solamente cuando nos damos cuenta de que además de estar en el mismo equipo, también jugamos con la misma camiseta, es posible que retomemos el juego colectivo y al final los tantos anotados tengan un impacto significativo en beneficio de nuestro pueblo.

Julia Susana Ríos Laguna es viceministra de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción.

Comparte y opina: