Voces

Monday 24 Jun 2024 | Actualizado a 08:01 AM

Idiosincrasia política

Si bien existe una profunda crisis judicial, no es necesariamente a causa de los malos operadores, sino de la idiosincrasia política

Rubén Atahuichi

Por Rubén Atahuichi

/ 22 de mayo de 2024 / 07:03

¿Hubo otro tiempo en que el país se encontraba en similar situación a la actual? Muchos; en otros, al límite del abismo. Sin embargo, como se suele decir también, siempre encontró la fórmula impensable para salir de él.

La última vez que el país llegó a ese extremo fue en 2019, cuando Evo Morales fue derrocado tres meses antes del final de su mandato y Jeanine Áñez se autoproclamó en su lugar en una Asamblea Legislativa sin quorum ni asistencia del oficialismo. No fue «sucesión impecable», como justificaría Carlos Mesa; fue golpe de Estado.

Consulte: Mil oficios: autorretrato

Hubo una arbitraria interpretación de la Constitución y la «jurisprudencia» para validar ese acto al amparo de un comunicado del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), cuya emisión fue fruto de un cabildeo previo.

Sin embargo, el antecedente de esa ruptura constitucional fue otro acto cuestionado: la sentencia del TCP que validó una segunda repostulación electoral de Morales. Además, años antes, en 2016, éste había resignado toda opción de postularse otra vez al perder el referéndum con el que buscaba una nueva candidatura a través de la modificación de la Constitución.

En el pasado reciente, el gobernador electo Luis Fernando Camacho quiso burlar el mismo estatuto de Santa Cruz al encargar sus responsabilidades a un asesor en vez de hacerlo con el vicegobernador Mario Aguilera. Impulsó una ley para blindar su gestión desde la cárcel y tuvo que ser el TCP el que arregle la situación y disponga su sucesión temporal.

Sin embargo, el caso más complejo es el que sufre ahora el país: elecciones judiciales fallidas e inciertas en más de un año. Una serie de recursos, consultas y sentencias puso en jaque al país, muchos de ellos por encima de las leyes y procedimientos.

Lo peor, el TCP abusó de todos los mecanismos que se atribuyó hasta lograr el fracaso de dichos comicios en 2023. Su fin, se evidenció con una declaración constitucional, fue prorrogar el mandato de magistrados y consejeros electos en 2017 ahora por tiempo indefinido. La Constitución establece seis años de mandato, y ese plazo terminó el 2 de enero.

Esas elecciones parecían estar encaminadas, pero otra serie de recursos impide la continuidad de los procesos previos. De forma abierta, un órgano incurre en injerencia sobre otro órgano sin mayores reparos. En medio de ese embrollo, un grupo de legisladores de oposición y del evismo no comprende el rechazo de dos proyectos de ley (073 y 075) y porfía por su debate, condicionando así el funcionamiento de la Asamblea Legislativa.

Otro órgano, el Electoral, se encuentra a merced de la disputa de dos facciones del Movimiento Al Socialismo (MAS) que se resisten a cumplir la ley e incluso lo amenazan y presionan con la fuerza y la injerencia de otro órgano, Judicial.

Así, con las elecciones judiciales inciertas, las elecciones primarias están a punto de fracasar sin haberse debatido nada, con el tiempo en contra. Incluso, ese desorden institucional arriesga las elecciones generales del próximo año.

Si bien existe una profunda crisis judicial, no es necesariamente a causa de los malos operadores, sino de la idiosincrasia política, que se sustenta en el incumplimiento permanente de las leyes y de la Constitución, y su abstracción de los valores democráticos.

(*) Rubén Atahuichi es periodista

Temas Relacionados

Comparte y opina:

¿Salimos del atolladero?

Solo el Tribunal Constitucional parece contar con el poder suficiente; todo se mueve en torno suyo

Rubén Atahuichi

Por Rubén Atahuichi

/ 19 de junio de 2024 / 06:44

Bolivia se encuentra sumergida en una profunda crisis política y una evidente sensación de crisis económica. Hace más de un año, un proceso tan importante para el país, las elecciones judiciales, no termina de concretarse por desacuerdos entre las organizaciones con representación legislativa y el oficialismo afectado por una crisis interna. Para mal de males, la pandemia del COVID-19, la guerra Rusia-Ucrania y la desaceleración económica mundial aumentan la tensión social.

Sin embargo, el desorden institucional es el que pone en vilo al país y tiende a dañar la siempre frágil democracia. ¿Cuál es el origen?

Consulte: ¿La ‘unidad es posible’ en la oposición?

Desde 2019, cuando Evo Morales fue derrocado y en su lugar se autoproclamó Jeanine Áñez, la polarización se ahondó en el país con la dicotomía “fraude electoral” y “golpe de Estado”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a propósito de su visita in loco de 2023, consideró que esas contradicciones son la causa de ese estado de situación política.

En consecuencia, el informe observó dificultades en la cohesión social y secuelas de la crisis política de 2019. Sin embargo, no lo es todo.

La crisis del Movimiento Al Socialismo (MAS) se constituye en un factor desordenador. Al llegar al poder Luis Arce, la situación del país parecía encauzarse, a pesar de la confrontación natural entre el oficialismo y la oposición. Sin embargo, desde inicios de septiembre de 2022, cuando Morales denunció un presunto “plan negro” en su contra, la crisis interna comenzó a develarse.

Poco a poco, Morales empezó a marcar distancia de su alfil, por quien se decantó en Buenos Aires por encima de la decisión de las organizaciones sociales que, habían apostado por David Choquehuanca y Andrónico Rodríguez.

Arce resultó ser el “traidor” para Morales y éste se convirtió en el líder de la oposición. Esta condición es ahora el factor desordenador.

La Asamblea Legislativa está casi paralizada por la división del MAS en facciones arcista y evista, y la gobernabilidad de Arce, en riesgo. Esa debilidad obligó a su presidente nato a contener por varios meses su decisión de no llamar a sesiones, hasta que Andrónico Rodríguez, la apuesta postergada de Morales, tuvo que aprovechar el viaje de Arce a Rusia y entender que Choquehuanca dejó en vacancia su papel legislativo para convocar a sesión bicameral y resolver leyes pendientes, más el proyecto relativo al cese de magistrados y consejeros electos en 2017, prorrogados por el Tribunal Constitucional.

Esa disputa interna incluso impide la convocatoria a un congreso partidario para cumplir con las resoluciones del Tribunal Electoral relativas a la renovación de su dirección nacional. En su disputa, las facciones partidarias acudieron a salas constitucionales para pretender hacer valer su legitimidad. Ante la fuerza de la ley y su propio estatuto partidario, solo consiguieron la injerencia de un órgano sobre otro órgano

Solo el Tribunal Constitucional parece contar con el poder suficiente; todo se mueve en torno suyo. De rezagar sus decisiones en 2023, pasó a prorrogar a magistrados y consejeros más allá del mandato legal, y forzar la convocatoria a elecciones judiciales fuera de tiempo.

El Tribunal Electoral acaba de llamar a una cumbre política. Carga el peso enorme de no fracasar en el intento de encaminar los acuerdos más allá de las elecciones judiciales. Su empresa es grande: impulsar una salida del atolladero político y salvar las elecciones y la democracia.

A diferencia de otros órganos del Estado, el Electoral guarda aún credibilidad; habrá que respaldar sus propósitos. Es nuestro compromiso.

(*) Rubén Atahuichi es periodista

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Suñol cerró en 2019 el caso del cura pederasta Roma y lo derivó a la curia jesuita en Italia

La Compañía de Jesús admitió que las actuaciones de sus miembros a favor de las víctimas “fueron negligentes, indolentes y nefastas”.

Una composición sobre Luis María roma Padrosa tomada de VocesPlus.

Por Rubén Atahuichi

/ 17 de junio de 2024 / 15:27

Fue el exprovincial de la Compañía de Jesús Ignacio Suñol quien, en 2019, cerró el caso del cura pederasta Luis María Roma Padrosa y lo derivó a la Compañía de Jesús en Roma.

El escándalo fue reavivado este domingo por una nueva investigación del periodista Julio Núnez en el diario español El País. Los manuscritos de Charagua: la investigación que los jesuitas ocultaron sobre el misionero pederasta que registraba sus crímenes.

Se trata de 75 páginas de manuscritos en los que Roma Padrosa confiesa que fotografiaba a las niñas guaraníes, de entre 8 y 11 años de edad, que abusaba durante su misión en Charagua, Santa Cruz.

El reportaje cuenta cómo el sacerdote jesuita, fallecido el 6 de agosto de 2019, reunía a las niñas en grupos, se duchaba con ellas y les tomaba fotografía para luego ver las tomas y masturbarse.

El 14 de mayo de 2023, días después de que el mismo periodista y el mismo diario publicaran su reportaje Diario de un cura pederasta, Alfonso Pedrajas (+), la Compañía de Jesús emitió un comunicado sobre el “lamentable” caso Roma Padrosa.

Puede leer: Jesuitas piden a la Fiscalía reabrir el caso de pederastia del cura Luis María Roma

Contó que el 18 de febrero de 2019 un periodista de la agencia EFE presentó la denuncia sobre el caso. “Hizo conocer una denuncia de abuso sexual contra menores que habría perpetrado el jesuita Luis María Roma Padrosa en la localidad de Charagua, reservando la identidad de la fuente de la que recibió el material para hacer la denuncia”.

El entonces provincial Osvaldo Chirveches “recibió la denuncia consistente en un alarmante material fotográfico”, que data de entre 1994 y 2004.

El comunicado señala que, conocida la denuncia, el provincial determinó tres acciones: activación del protocolo, la investigación previa por mandato de un decreto del 18 de marzo y la conformación de una comisión de investigación a cargo de Ambientes Sanos y Seguros.

Y Roma Padrosa fue suspendido del ejercicio público del ministerio sacerdotal y alejado “de todo contacto con menores”.

Luego de entrevistas, inspección, revisión de documentos y evaluación psiquiátrica, visita al lugar de los hechos (Charagua) y disposición de escucha para recepción de denuncias de víctimas, “sin que ninguna se presente”, la comisión entregó el 28 de julio de 2019 su informe al entonces provincial de la Compañía de Jesús, Ignacio Suñol.

La Compañía de Jesús subraya que, hasta la emisión del comunicado del 14 de mayo de 2023, “no se ha recibido ninguna comunicación o testimonio de víctimas de este caso”.

“La investigación se cerró esa misma fecha, 28 de julio de 2019, mediante decreto del Provincial de turno Ignacio Suñol SJ, quien emitió su informe final en fecha 7 de noviembre de 2019, luego de hacer la revisión del material en conjunto y las consultas necesarias para estos casos”, señala el comunicado de entonces.

Finalmente, el documento fue derivado a la Curia General de la Compañía de Jesús, en Roma (Italia), “para su estudio y consulta con la Congregación de la Doctrina de la Fe del Vaticano”.

El año pasado, la orden de la Iglesia Católica no describió la existencia de un diario de Roma Padrosa, aunque informó del material al que accedió y que entregó al Ministerio Público. Núñez tuvo conocimiento de estos papeles.

Sin embargo, según el comunicado del 14 de mayo de 2023, la Compañía de Jesús estableció la “verosimilitud” de las denuncias contra el sacerdote jesuita, falleció con “demencia senil, hidrocefalia, problemas cardíacos y una hernia”.

La noche de este domingo, en un comunicado consecuente a las develaciones del diario El País, la Compañía de Jesús reconoció “con profundo pesar” las actuaciones del sacerdote pederasta. Además, admitió que las actuaciones a favor de las víctimas “fueron negligentes, indolentes y nefastas”.

Comparte y opina:

Oposición y oficialismo: Obedecer al TCP o a la Asamblea es el dilema político

No hay citación para la continuidad del proceso de las judiciales

Andrónico Rodríguez dirigió la sesión del jueves calificada de ilegan por el arcismo

Por Rubén Atahuichi

/ 10 de junio de 2024 / 06:50

A cinco días de la polémica sesión de la Asamblea Legislativa que aprobó leyes y resoluciones, los órganos Ejecutivo y Legislativo se encuentran ante el dilema de sujetarse a aquellas decisiones u obedecer al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

La última actuación política fue la consulta que el presidente en ejercicio David Choquehuanca planteó el viernes al TCP sobre la legalidad de la sesión convocada por el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, que se declaró titular en ejercicio de la Asamblea Legislativa, y la validez de las dos leyes sancionadas y dos resoluciones aprobadas.

En su misiva dirigida al presidente del TCP, Paul Franco, el también presidente nato de la Asamblea Legislativa solicitó de ese órgano un pronunciamiento oficial con los antecedentes del Auto Constitucional 054/2024-CA, que anuló la competencia de Rodríguez de llamar a esa polémica sesión y, en su criterio, la declaratoria de inconstitucionalidad del Proyecto de Ley 075.

Revise: Morales, Camacho, Mesa cruzan ríos de sangre y buscan acortar mandato de Arce; según Prada

Asamblea

El jueves, en maratónica y accidentada sesión, la oposición —el ala vista del Movimiento Al Socialismo (MAS), Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos— sancionó el Proyecto de Ley 075, de cese de funciones de magistrados y consejeros electos en 2017, y subrogación de tareas administrativas a personal subalterno, y el Proyecto de Ley 079, de crédito externo para la construcción de un tramo de la doble vía Caracollo-Colomi; y aprobó resoluciones sobre elevación a rango de ley del Decreto Presidencial 5137, de Concesión de Amnistía e Indulto por Razones Humanitarias, y de continuidad del proceso de preselección de postulantes para las elecciones judiciales.

Este domingo, en entrevista con Bolivia Tv, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, calificó de “bochornosa” la sesión y reivindicó la consulta de Choquehuanca. Consideró que el MAS evista, CC y Cremos “cruzaron ríos de sangre”.

Al contrario, el expresidente Carlos Mesa, líder de CC, cuestionó la decisión de Choquehuanca de acudir al TCP. “La obsesión por mantener a los autoprorrogados lleva a Choquehuanca a una inédita e indignante sumisión política al pedir que, una sesión parlamentaria que devuelve la institucionalidad al país y a la Asamblea Legislativa, sea aprobada por personajes de otro Órgano del Estado que ejercen ilegalmente sus cargos”, escribió en la red X.}

Similar criterio fue expresado ayer por el expresidente y líder del MAS, Evo Morales. “Es un daño muy grande a la Asamblea Legislativa que su propio presidente intente quitarle valor legal a la sesión que aprobó varias leyes con dos tercios de votos”, posteó en X.

Y el líder de Creemos, Luis Fernando Camacho, aplaudió desde la cárcel de Chonchocoro, la actuación de la Asamblea Legislativa. “Los parlamentarios lograron reactivar las funciones del Poder Legislativo, en el cual reside la voluntad del pueblo boliviano a través de sus representantes”, dijo.

Pausa

 El Órgano Ejecutivo no ha dado señales sobre la eventual promulgación de las leyes sancionadas el jueves y las comisiones mixtas de Constitución y de Justicia Plural, presididas por los senadores evistas Miguel Rejas y Roberto Padilla, respectivamente, tampoco convocaron a la sesión para la continuidad del proceso de preselección de postulantes para las elecciones judiciales.

Legisladores del MAS evista y CC adelantaron que no tienen por qué cumplir el auto constitucional del TCP, al considerar que sus magistrados “autoprorrogados” no están en funciones.

La crisis política se reavivó con el viaje del presidente Luis Arce a Rusia, que obligó la presidencia en ejercicio de Choquehuanca y, en criterio de la oposición, la titularidad de la Asamblea Legislativa a cargo del senador Rodríguez.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

En su trifulca con Morales, Roca no aludió a Mesa por las masacres de 2019, sino de 2003

“Ándate a la mierda con los izquierdistas”, desafió el dirigente de Conade Manuel Morales ante la alusión de “izquierdista” de parte del diputado Miguel Roca. Y éste retrucó: “Yo, con ellos no voy ni a la mierda”.

La trifulca verbal entre Manuel Morales y Miguel Roca, el sábado en la plaza Murillo.

Por Rubén Atahuichi

/ 9 de junio de 2024 / 10:47

El diputado disidente de Comunidad Ciudadana (CC) Miguel Roca no aludió al expresidente Carlos Mesa por las masacres de 2019, sino por aquella que ocurrió en 2003, cuando entonces renunció el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

En la crónica sobre la trifulca verbal que el legislador sostuvo con el dirigente del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) Manuel Morales, el sábado en la plaza Murillo, el periodista de La Razón malinterpretó los hechos relativos a las “masacres” y entendió que la referencia era a las de 2019, Sacaba y Senkata, durante el gobierno de Jeanine Áñez.

En 2003, Sánchez de Lozada renunció a su mandato luego de la masacre de al menos 69 personas en El Alto, La Paz y en el área rural. Entonces, Mesa era vicepresidente y renunció al gobierno, no así a sus funciones, en señal de oposición a la represión con violencia y muertes.

Puede leer: Morales manda ‘a la mierda’ a Roca y éste retruca: ‘Con vos ni a la mierda ni al cielo’

El sábado, Morales cuestionó que Roca, siendo disidente de CC, no renuncie a su curul.

El diputado le respondió: “A ver, dile eso a Carlos Mesa cuando estaban masacrando gente”.

Además, Roca no mandó “a la mierda” a Morales, sino que lo retrucó.

“Ándate a la mierda con los izquierdistas”, desafió el dirigente de Conade ante la alusión de “izquierdista” de parte de Roca. Y éste retrucó: “Yo, con ellos no voy ni a la mierda”.

Morales volvió con la frase. “No me jodas, Miguel; ándate a la mierda”, espetó.

Roca también insistió en su réplica: “Con vos ni a la mierda ni al cielo”.

La Razón expresa sus disculpas al diputado Roca por la malinterpretación de esas frases y lamenta que ese error le haya causado inconvenientes.

Comparte y opina:

Morales manda ‘a la mierda’ a Roca y éste retruca: ‘Con vos ni a la mierda ni al cielo’

“A ver, dile eso a Carlos Mesa cuando estaban masacrando gente”, retrucó Roca en alusión a la violencia y las muertes de 2003, cuando el ahora líder de CC era vicepresidente.

Manuel Morales y Miguel Roca, en el Kilémetro Cero de la plaza Murillo.

Por Roberto Guzmán y Rubén Atahuichi

/ 8 de junio de 2024 / 15:39

Una trifulca verbal se desató la mañana de este sábado en la plaza Murillo a raíz de los últimos acuerdos legislativos. Manuel Morales, dirigente del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) y Miguel Roca, diputado de Comunidad Ciudadana (CC).

El agarrón sucedió a los últimos acuerdos en la Asamblea Legislativa entre el ala evista del Movimiento Al Socialismo (MAS), CC y Creemos, que permitió la aprobación de una agenda pendiente.

“Ándate a la mierda con los izquierdistas”, reaccionó Morales, y luego se pusieron frente a frente por más de seis minutos entre ademanes de amenazas y vehemencia.

“Yo, con ellos no voy ni a la mierda”, respondió Roca.

Izquierda o derecha

Morales espetó luego: “Éste no es el momento de debatir (de) izquierda y derecha; es momento de debatir autoritarismo y democracia”. “No me jodas, Miguel; ándate a la mierda”.

“Con vos ni a la mierda ni al cielo”, ensayó el legislador.

Morales no se quedó callado y lamentó la alusión: “No levantes mi nombre, no hags acusaciones personales; yo nunca me metí con tu vida”.

El diputado Roca consideró que la “izquierda funcional” atribuida a Manuel Morales “ha cohabitado 20 años” con el MAS. Éste dijo que ha demostrado “todos estos últimos años” que tiene la conciencia “limpia”.

Morales también apuntó a CC de cohabitar con el MAS. Ante esta calificación, el legislador respondió: “El FRI (Frente de Izquierda Revolucionaria) es mi problema con CC”.

El dirigente de Conade advirtió a su retador a no ponerse a suponer que es de izquierda. “Yo soy una persona democrática”, reivindicó.

Cuidados

El cruce no cesaba, y ambos hasta se cuidaban de acercarse entre sí, hasta que Roca cambió de asunto de disputa: “Yo tengo derecho a decirte que no representas a la gente que estamos defendiendo la propiedad privada”.

Morales se defendió y afirmó que defendió la propiedad privada al lograr la abrogación del decreto. No dijo cuál, aunque, hace dos semanas, el presidente Luis Arce abrogó el Decreto Supremo 5143, que reglamentaba el funcionamiento de Derechos Reales.

“No tienes derecho a decir: ‘Solo los derechistas defendemos la propiedad privada”, insistió el activista político.

La réplica siguió y Roca restó valor a su contendor. “Cuando se crea un movimiento, tú no te quieras encaramar encima de ese movimiento para figurar, porque eso es lo que haces Manuel”.

Puede leer: El diputado Roca considera que Arce debe terminar su mandato constitucional

Roca consideró que Morales boicoteó las luchas políticas en las tarimas con Waldo Albarracín en las cercanías de la fábrica de la Cervecería, en La Paz. “Son funcionales al MAS”.

Final

“Bolivia está hasta el copete de los izquierdistas”, afirmó.

“Tú eres de derecha; perfecto, hermano. También están cansado de los vendepatrias, de los que son funcionales al MAS”, retrucó Morales.

En el intento de terminar la discusión, Roca afirmó que entré él y su contendor circunstancial no hay afinidad ideológica ni programática. “La lucha por la propiedad privada no la puedes representar”, desafió.

¿Por qué?, preguntó Morales.

“Porque la izquierda colectivista no puede representar esa lucha, porque es falsa para ustedes”, respondió Roca.

Morales apeló a los calificativos y consideró que actuar por causas políticas está establecida en la Constitución. “La izquierda defiende la propiedad privada, otra cosa es que eres tan ignorante, que no sabes la diferencia entre la propiedad privada de los medios de producción, que es otro tema.

Roca se desató en carcajadas. “Ya, ya, me vas a salir con tu lógica marxista”.

Consideró que, actualmente, la que rige en el país es la “lucha libera”.

Entre ambos se amenazaron con evitar hablar del uno del otro.

Morales le reclamó a Roca sobre su rol disidente en CC. Le dijo que defienda su alianza. “Si no eres de CC, renuncia; sé limpio y transparente”.

“Voto útil nos dieron, no fue voto para Carlos Mesa, para que vuelva a ser candidato”, se defendió el diputado.

“Entrega tu curul, sé ético”, insistió Morales.

“A ver, dile eso a Carlos Mesa cuando estaban masacrando gente”, retrucó Roca en alusión a la violencia y las muertes de 2003, cuando el ahora líder de CC era vicepresidente y Gonzalo Sánchez de Lozada, el presidente.

Al final de trifulca, Morales le recordó a Roca que tiene una amplia “trayectoria democrática”. “Mañuda, pero trayectoria”, replicó Roca.

“No, yo no he robado, no usufructo un curul y no renuncia; ésa es la diferencia entre tú y yo”, remató Morales y abandonó el Kilómetro Cero.

Roca siguió hablando. “La diferencia es que yo tengo un voto consecuente y representó a la gente me votó”, terminó.

Morales se fue y Roca se quedó.

Comparte y opina:

Últimas Noticias