Nacional

sábado 19 jun 2021 | Actualizado a 16:55

52 repatriados llegaron esta madrugada a Sucre desde Pisiga

Después de pasar 14 días de aislamiento en el campamento a causa de la crisis del COVID-19, los ciudadanos fueron devueltos a su departamento, donde los recibieron con medidas sanitarias

Los repatriados llegan a Sucre.

Por Miguel Vargas y Yuvert Donoso

, / 18 de abril de 2020 / 12:41

Este sábado, cerca de las 6.30, arribaron a la capital chuquisaqueña 52 repatriados que estuvieron durante 14 días en el campamento de Pisiga, en la frontera con Chile, como parte de las medidas de contención del COVID-19. Enrique Díaz, representante del ministerio de Salud en Sucre, confirmó que la mayoría de ellos fueron enviados a sus domicilios y otros fueron derivados en un albergue temporal hasta que puedan ser trasladados a sus municipios de origen dentro del departamento.

A su llegada, los chuquisaqueños fueron atendidos por personal de Salud que les realizó una evaluación médica. Los funcionarios también controlaron el certificado de cuarentena emitido por el Ministerio en Pisiga, informó la autoridad.

Tras dicha revisión, los repatriados deben permanecer en sus hogares en una cuarenta de 14 días, según dicta el protocolo de contención del Coronavirus.

Por otro lado, se informó que en próximas horas llegará a la capital del país una delegación de 18 personas de la Mina San Cristóbal que cumplirá el mismo protocolo, informó Correo del Sur. (18/04/2020)

Comparte y opina:

Marcos Santana: ‘La exposición que tendrá Bolivia será positiva y hermosa’

Un viaje a Bolivia hace más de 20 años animó al presidente de NBC Universal Telemundo Global Studios a filmar en el país

Marcos Santana, presidente de NBCUniversal Telemundo

Por Miguel Vargas

/ 14 de junio de 2021 / 08:57

Llega un equipo de filmación hasta el hotel Casa Grande de La Paz tras realizar tomas en los Yungas. Con una gran sonrisa les recibe Marcos Santana, presidente de NBCUniversal Telemundo Internacional, quien emocionado les pregunta por el viaje y aprovecha para compartir cómo, en una mañana libre, realizó el descenso por el llamado Camino de la Muerte en bicicleta. La pasión brota en cada palabra y gesto del empresario venezolano, que además es el showrunner de la tercera temporada de La reina del sur, serie protagonizada por la mexicana Kate del Castillo y en la que actúan los bolivianos Cristian Mercado, Pedro Grossman y Ariel Vargas, entre otros. En su fase en Bolivia se filmará en La Paz, El Alto, Sucre, Potosí y Uyuni.

—¿Cómo surgió la idea de filmar en varias locaciones de Bolivia?

—Es un sueño hecho realidad. Yo conocí Bolivia hace más de 20 años, estuve por Santa Cruz, me hicieron una invitación. Regresé hace unos 15 años a La Paz y a través de la familia Crespo Parkerson conocí este maravilloso país. De ese viaje recuerdo —aparte del sorojchi, que me pegó durísimo— que me lancé por la carretera de Yungas en bicicleta y empecé a entender estas ciudades como Potosí, Sucre, Uyuni… Y pensé que algún día iba a rodar acá y se dio esta maravilla.

—¿Cómo se une esto a La reina del sur?

—Cuando empezamos a desarrollar la tercera temporada —que es básicamente una historia de acción, de persecución y de amor, alejada completamente del narcotráfico, algo que ya hicimos en la segunda temporada—, dijimos: “vamos a viajar al sur”. La anterior temporada estuvimos en Moscú, La Toscana, Madrid, Málaga, Washington, Belice… Ahora vinimos al Sur. Nunca antes una serie de 60 episodios había hecho algo parecido: mostrar los grandes monumentos naturales de la región. En esta tercera parte, Teresa Mendoza irá país por país buscando pruebas contra la CIA, el FBI y la DEA, pruebas que comprometan al Gobierno norteamericano con el fin de negociar su indulto. Vamos a estar en Bolivia, en La Paz; en El Alto, donde arrendamos tres edificios de eventos, a los que mucha gente les dicen cholets; ahí habrá acción, como la pelea de  cholas. Estaremos en Sucre, Yungas y Uyuni: en el salar y en el Cementerio de Trenes.

—¿Cuál será el alcance de la serie como plataforma para mostrar al país?

—Bolivia va a estar al lado de escenarios en Buenos Aires, las misiones, Bariloche, Lima, Machu Picchu, Bogotá, Santa Marta, El Peñón y así sucesivamente. Vamos a mostrar lo que realmente somos: una potencia cultural y natural  para el mundo. Creemos que La reina del sur, que es vista por más de 180 millones de personas alrededor del mundo, va a ser el vehículo perfecto para mostrar cuán bella es esta región. Además, queremos reflejar a la población indígena. En esta temporada quise incorporar nuestros idiomas, con subtítulos, y nuestras raíces.

—¿Cómo fue el contacto con el equipo humano en el país?

—El proyecto se inició hace dos años. Buscamos productores en Bolivia y seguimos un proceso de selección hasta que llegamos a Pucara Producciones, con Paola Gosálvez, con quien venimos trabajando desde comienzos de abril. Primero llegó un grupo gigante de 60 personas para el scouting (búsqueda de locaciones), luego Paolo colaboró con el casting boliviano. Es una producción que involucra a unas 5.000 personas. En Bolivia hemos movilizado a unas 300 personas.

SERIE. ‘La reina del sur’, teleserie inspirada en su primera entrega en la novela homónima del español Arturo PérezReverte, se estrenó en 2011 y tiene ya dos temporadas. Foto: Rodwy Cazón

—Eso implica una inversión económica considerable…

—Desde el hotel está tomado por nosotros. Estamos hablando de millones de dólares con un factor multiplicador. Por cada persona que toca directamente la producción, afectamos a otras 10.  Además, la exposición que va a tener Bolivia es positiva y hermosa. Si el Estado tuviese que invertir para llegar a 200 millones de personas de forma eficiente, la inversión tendría que ser de millones y millones de dólares. Nosotros tendremos tomas cinematográficas de las locaciones, de los paisajes naturales y de su gente, todo muy bien cuidado. Hay además un proceso de edición, lo que estamos filmando en junio va a salir en año y medio.

—¿Cómo ha sido la filmación en pandemia? ¿Qué medidas se tomaron?

—La responsabilidad que hemos asumido con la empresa local es única. Establecimos pruebas diarias en locación y producción,  PCR y antígeno, a todas las personas. Es para proteger no solo al crewy al talento, sino a las comunidades.

Estas medidas significan una inversión gigantesca, es como una producción aparte. Si acaso una persona llegase a dar positivo, inmediatamente se investiga con quién ha estado más de media hora en las últimas 48 horas y las personas son aisladas y sometidas a pruebas diarias hasta que puedan regresar. Rodar en medio de la pandemia es una cruzada, una epopeya: en más de 30 años en la industria, nunca había pasado por nada parecido.

—En Telemundo siempre se ven diferentes nacionalidades latinas en un solo programa, pero no había sucedido lo mismo con paisajes de varios países.

—Somos una empresa hispana  en Estados Unidos y allí somos más de 60 millones de hispanos. En cualquier reunión en la oficina de Telemundo estamos con 15 nacionalidad diferentes, fácil. Somos la única empresa que produce con este arco iris de nacionalidades y lo venimos haciendo desde hace más de 15 años. Hemos sido pioneros en grabar en distintos países, pero esta es la primera producción que se trasladará por toda la región. Y no es nada fácil. No conseguimos un avión para llegar a Uyuni, entonces el scouting tuvo que hacer ocho horas de viaje para ver las locaciones. Por suerte ahora conseguimos los permisos y aviones para filmar allí.

—¿Cómo ha sido el trabajo del equipo boliviano?

—Maravilloso. Todos han puesto una pasión única, es un trabajo de 12 a 18 horas por día. Hemos encontrado que la gente aquí solo sabe decir sí. En las filmaciones en El Alto, alrededor de los edificios de eventos había cientos de personas. Cuando el director decía ‘acción’, no se movía ni una mosca. Eso no lo he visto nunca en Latinoamérica. La gente espera a que el actor se acerque a ellos. El boliviano es gente muy hermosa. Creo que dentro de las cosas que me llevo es la alegría que el mundo conozca un país que subestima. 

Cuando comencé las reuniones de producción y escribía en una pizarra electrónica los lugares en los que quería grabar, la gente googleaba: no sabía dónde es Yungas,  Uyuni. Ahí me di cuenta de que no todos conocen Bolivia.

—La promoción de la cultura boliviana no se limita al audiovisual. ¿Cómo conoció a Vero Pérez, que tuvo la oportunidad de cantar para Telemundo?

 —Estaba con mi amiga María Elisa Parkerson Crespo manejando en Miami, sonó una canción y le pregunté quién era. “Me mandó mi mamá”, me dijo. Al día siguiente me vuelvo a topar con la canción y me dice: “Vero Pérez”. Yo estaba en la producción de 100 días para enamorarse y decidí que esa era la canción. Le dije a mi equipo: “Lo único que sé es que Vero Pérez es boliviana” y la ubicaron por Instagram. Le pedimos un número y la llamamos. Cuando se fue formalizando la cosa, ella preguntó cómo llegamos a ella y le dijeron: “El presidente de la empresa te escuchó  y le encantaste”.

Fui descubriendo más de esta artista que canta en portugués, italiano y francés. Tenía un evento en enero de 2020, que se llama NATPE Miami, donde hay una presentación de 40 minutos. Un equipo de producción de más de 100 personas trabaja ocho meses para esos 40 minutos. Esta vez quería algo diferente. Para cuando ya esté todo el mudo, quería que vayamos a negro y que aparezca Vero Pérez cantando La vie en Rose. Ella voló de La Paz a Miami a cantar una canción. Cuando terminó de cantar, yo dije: “Ella es Vero Pérez, de La Paz, Bolivia, donde estaremos filmando posiblemente en un año parte de la tercera temporada de La reina del sur.

Comparte y opina:

INTI, la drag boliviana que brilla en Europa

Nació en La Paz y a sus 20 años de edad fue seleccionada para participar en el afamado reality show Drag Race España que se inicia a fin de mes

/ 9 de mayo de 2021 / 20:30

Su encanto es divino. Quizá por ello el nombre de Inti, el del dios sol quechua, le cae tan bien. “Lo elegí porque es un reclamo a mis raíces. Surge porque como voy viviendo en España por 17 años, nunca pude volver a Bolivia, al principio por papeles y después por razones de dinero. Por eso trato de conectarme con todos los recursos que tengo con mis raíces, soy un niño en la diáspora que trata de reconectarse”, explica con una voz dulce pero muy decidida. Inti ha sido elegida entre las 10 participantes  de la primera temporada de Drag Race España, una adaptación del premiado reality show RuPaul’s Drag Race, ganador de 19 premios Emmy, y que se podrá seguir a través de la ibérica plataforma de pago Atresmedia Premium desde el 30 de mayo.

Ahora tiene 20 años de edad. A los tres, José Otero Aguilera dejó su natal La Paz con la familia y nunca más regresó. Actualmente reside en Amberes, Bélgica, desde donde conversó con ESCAPE. “Soy de La Paz, pero no me acuerdo de nada, nunca pude volver”. Como artista multidisciplinaria ha asumido el nombre de Inti, aunque no se considera exactamente una drag queen, pues no exagera lo femenino. “No soy un drag queen convencional, yo hago drag, que es como me presento al mundo. Yo utilizo mi cuerpo como lienzo para cosas que siento, que quiero enseñar o mostrar visualmente algo estético”.

Cuando José tenía 16 años ya empezó a experimentar con el maquillaje. Inti nació en 2018, por invitación de Putochinomaricón, cantante, artista y activista LGBTI, para actuar en una discoteca en Madrid.

“Fue como una reunión familiar. Nos dijo que se trata de bailar y acepté. Salió algo bonito y muy especial”, recuerda.

SHOW. La primera temporada de Drag Race España se verá por ahora en el país ibérico, pero se podrá seguir su desarrollo en redes sociales

Cuando se supo que la organización del reality show buscaba a las primeras participantes, Inti les envió algo en línea y dio la casualidad de que la estaban buscando. Entonces le pidieron que haga un video de 10 minutos para el casting, donde hable de su vida, de dónde viene y sobre cómo es su drag. Salió entre las 10 seleccionadas. Les gustó.

“Como modelo desde los 14 años, estoy muy conectado con la moda. En el show quería mostrar una imagen subjetiva de los indígenas en España, porque siempre se nos ha puesto como horribles”. Para participar necesitó mucho dinero: “Es carísimo, hay que preparar tacones, pelucas, maquillaje, vestuario… ha sido muy muy duro. No me lo esperaba ni yo, pero ha surgido y todo salió bien”.

Su familia le apoya mucho. Tiene tres hermanos que son sus fans y su madre, que tiene un negocio de uñas, le apoyó con tan importantes implementos.

Dentro de las grabaciones, pudo mostrar quién era en las pruebas de baile, sesiones de fotos, actuación, diseño y confección de trajes, modelaje y el lip sync, característicos de la franquicia. “Lo más difícil es gustarle al jurado —los presentadores y directores Javier Ambrossi y Javier Calvo y la diseñadora Ana Locking—, porque todo lo demás me resultó un reto. Fue divertido hacer cosas que no he hecho en el día a día, cosas diferentes y graciosas”.

El respaldo de los bolivianos ya se ha hecho notar en las redes sociales y le estarán apoyando en el transcurso del programa. “Es muy fuerte, es la mejor gente del mundo. Hay mucho amor, no me lo esperaba, Hice este programa imaginando que solo sonaría en España, pero hay mucha gente que se siente feliz por mí. Lo hice un poco por eso, para ser una representación de los bolivianos y los indígenas”.

Es así que, pisando fuerte, Inti ingresó para mostrar su posición en el mundo: “Las personas indígenas queer existimos, las personas van a ver que lo hacemos de una manera bonita”.

FOTOS: DANIEL DOMENECH Y CORTESÍA DRAG RACE ESPAÑA

Comparte y opina:

GEOMETRÍA: MENOS ES MÁS

‘Less is more’ es la producción en que el fotógrafo Víctor Terceros explora las formas

Por Miguel Vargas

/ 25 de abril de 2021 / 18:48

Ante la constante saturación de las imágenes, sobre todo en el campo de la moda, el fotógrafo Víctor Terceros propone Less is more (Menos es más), una producción en que proyecta las formas geométricas como única vestimenta que se una a través de la expresividad del maquillaje a la belleza natural del cuerpo. “Las únicas prendas son figuras geométricas que se integran al cuerpo mismo, añadiendo líneas y figuras diferentes”, expone.

Amante de la imagen, Víctor Armando Terceros Cruz, estudiante de la carrera de Comunicación, se dedica desde 2018 a la cobertura fotográfica, así como a la producción fotográfica y audiovisual, centrándose en la dirección de fashion films (reels de moda) y videoclips. Durante esta práctica es que nacieron las cuestionantes para esta sesión editorial.

La producción habla sobre las imágenes que habitan la cabeza del creador de 21 años. Una idea simple se convirtió en algo complejo: el juego de los espejos y los reflejos, su relación con la luz, la relación del cuerpo y el vestuario y la forma de integrar el maquillaje con las formas.

La sencillez de una figura geométrica derivó en una sesión fotográfica que juega con las formas del cuerpo, el vestuario, la luz y los reflejos

“Elegí modelos según las figuras geométricas. Para el círculo necesitaba a alguien con más curvas, por eso recurrí a Yoselin Peralta. Para el triángulo elegí a Andrea Asturizaga, porque su rostro y su cuerpo emulan el triángulo. Para el cuadrado necesitaba alguien más grande y fuerte: Sergio Valencia, que además tiene un gran dominio del acting”.

El proceso duró meses, desde los dibujos iniciales y el trabajo en vestuario con Gabriela Mamani y Ariel Castillo, hasta los arduos tres días de sesiones. Flaviet Clavijo se encargó del maquillaje, lo que implicó dedicarse cerca de cuatro horas a la materia, en el caso del triángulo.  Mientras tanto se armó la escenografía con Mauro Banegas, cuidando de evitar reflejos no deseados ni accidentes.

El trabajo de Víctor Terceros se puede ver en  Facebook e Instagram (@victerceros / @blancoymelancolia).

'Less is more', la producción de Víctor Terceros 

Foto: Víctor Terceros

Foto: Víctor Terceros

Foto: Víctor Terceros

Foto: Víctor Terceros

Foto: Víctor Terceros

Foto: Víctor Terceros

FICHA TÉCNICA

● Fotografía y concepto: Víctor Terceros.

● Maquillaje: Flaviet Clavijo.

● Diseño del vestuario: Víctor Terceros, Gabriela Mamani y Ariel Castillo.

● Escenografía: Víctor Terceros, Mauro Banegas.

● Modelos: Andrea Asturizaga (triángulo), Sergio Valencia (cuadrado) y Yoselin Peralta (círculo).

Comparte y opina:

Delicias veganas desde Tik Tok

Paola Banegas Lordemann es una chef que conquista las redes sociales hablando de veganismo, la comunidad LGBTQI y feminismo

Por Miguel Vargas

/ 18 de abril de 2021 / 18:26

Un video que permanece 30 segundos en la pantalla del teléfono móvil le toma a Paola Banegas Lordemann cerca de dos horas de trabajo. Ella coloca la cámara, las luces, prepara el sonido y desde la intimidad de su casa o de la pastelería Lecker Brot —que está bajo su dirección— se conecta con los 35.3K seguidores que tiene en su cuenta de Tik Tok. “No son tantos en comparación con otras cuentas de éxito, pero tengo la dicha de tener seguidores de calidad que buscan en específico los contenidos que les proporciono”, explica la chef y tiktoker de 33 años.

En la cuentas @paolordemann de Tik Tok e IG @yapitavegana de Instagram los contenidos principalmente giran en torno a la vida vegana, con recetas, anécdotas y consejos, así como la defensa de los derechos de la comunidad LGBTQI y la lucha feminista. 

“Siempre me ha gustado relacionarme con el arte y la creación y creo que la gastronomía es una profesión bastante artística y noble, pues se crea una conexión especial entre la persona que cocina y el alimento que transforma, lo que se transmite en el resultado final. La gente come el cariño, la propia energía. Cocinar se hace con el alma”, explica.

Omnívora de crianza, intentó acercarse al veganismo a sus 15 años sin mucho éxito y volvió a intentar a los 21. Con mayor información sobre nutrición y con formación en cocina, el camino estaba allanado.

“A mis 28 años tenía una pareja vegana y ella me hizo concientizar más hacia el respeto por la vida de los animales. Empecé a informarme más y me di cuenta de que la explotación animal no iba con mis convicciones. Cada animal tiene sus características únicas. No me siento superior por ser humana ni superior a otros humanos por no comer animales. Respeto a los que comen carne, y quien quiere aprender otra vía, todo bien”.

Fue así que comenzó su vida de chef vegana en el restaurante Lupito, junto con Luisa “Lupita” España. Como Paola estudió cocina siendo omnívora, logró un paladar bastante educado que le permitió poder recrear platillos tradicionales bolivianos sin tener que usar carne.

“La primera receta vegana que creamos fue la de lomito de champiñones salteados, funcionó muy bien. Hicimos anticucho vegano, fricasé… vas jugando con los elementos que tienes a mano”, agrega.

Luego empezó a incursionar en las redes sociales: Facebook, Instagram… y llegó el Tik Tok, la red más vilipendiada, acusada de ser superficial. “En Tik Tok uno busca lo que encuentra, el contenido depende de lo que busques”, cuenta feliz mientras muestra una foto en que luce un cubrebocas con las palabras “come pasto”.

Y es que así como surgieron los fanáticos, también aparecieron los haters, aquellos que ingresan a las redes sociales para expresar su odio. Y a los veganos los suelen atacar bastante diciendo que no promueven una vida nutritiva, que solo comen pasto o que hacen recetas con “carnes” vegetarianas porque en realidad aman comer animales.

“Lo que muchos no entienden es que la gente no deja de comer carne porque no le haya gustado. A veces paso por la pollería y me antojo del aroma, pero más puede mi cerebro que mi placer. Esa es la razón por la que tratamos de imitar el sabor de la carne. Es lógico. Es como las personas diabéticas, que usan edulcorantes sintéticos”.

SABORES. Banegas trabaja en la pastelería Lecker Brot, en la Av. Argentina 2137 frente a la plaza San Martín. Y en calle 2 de Los Pinos 502. Foto: Alex Lens

Tras Lupito, Banegas pensó en abrir un restaurante latino vegano en Alemania, pero por infortunios familiares se quedó en La Paz y a cargo de la pastelería que dejó su mamá, su más grande inspiración, Lecker Brot. “Ahora tengo el reto de que la pastelería se adapte al veganismo. Vamos avanzando paso a paso”.

Mientras, está concentrada en hacer crecer sus páginas de Tik Tok e Instagram y convertirse en lo que considera que es una verdadera “influencer”: ofrecer alternativas que permitan un cambio positivo en las personas.

Activismo LGBTQI, veganismo y feminismo son sus pilares y por ellos también ha recibido ataques. “Una vez amenazaron con rayar las paredes de la pastelería por un contenido feminista. Así son las redes sociales, te expones a que la gente te ataque de forma personal”. Es hora de mostrar su nueva creación, el sándwich de chola vegano. Así que, solita, suelta los nervios y empieza a grabar.

Comparte y opina:

URBANO: Arte para salir de la pandemia

Una exposición colectiva ofrece miradas distintas en la galería Altamira, que se ha convertido en un espacio para respirar cultura

OBRAS. En la muestra se incluyen obras de Ejti Stih,

Por Miguel Vargas

/ 14 de abril de 2021 / 13:13

Si hay una puerta para renovar el alma en tiempos tan difíciles como la pandemia, es el arte. Así lo han comprendido Ariel Mustafá y Daniela Espinoza, de la galería Altamira (calle José María Zalles #834, bloque M-4, San Miguel), que inician su calendario de exposiciones con una muestra colectiva que reúna a artistas de distintas técnicas para pensar las ciudades.

Urbanoes el nombre de esta exposición con obras de más de una decena de obras de autores bolivianos. Permanecerá abierta hasta el 27 de abril de 10.30 a 13.00 y de 15.30 a 20.00. Aunque sobra decirlo, tiene las medidas de bioseguridad para cuidarnos.

Foto: Galería Altamira

Foto: Galería Altamira

Foto: Galería Altamira

Comparte y opina: