El Financiero

Por qué cayeron las reservas de gas del país?

Primera respuesta. La anterior administración de YPFB decidió dar un valor menos ‘certero’.

Despacho. El viceministro Torrico en entrevista con La Razón

Despacho. El viceministro Torrico en entrevista con La Razón Foto: Álvaro Valero

La Razón (Edición Impresa) / Walter Vásquez / La Paz

09:00 / 05 de diciembre de 2019

El miércoles pasado los bolivianos recibieron la información de que las reservas certificadas de gas natural del país suman 8,95 y no 10,75 trillones de pies cúbicos (TCF), como informó en 2018 el anterior gobierno. ¿A qué se debe esta diferencia?

“Seguramente alguien en YPFB tomó la decisión de dar el valor de 10,7 TCF que obedece a la agregación estadística”, no recomendada por las prácticas internacionales para la cuantificación de reservas de gas natural y petróleo, informó a La Razón el viceministro de Exploración y Explotación de Hidrocarburos, Carlos Alberto Torrico, quien fue designado en ese cargo el 17 de agosto de 2017 por el entonces ministro de Hidrocarburos Luis Alberto Sánchez y ratificado la semana pasada por el actual ministro de esa cartera, Víctor Hugo Zamora.

¿Pero qué es lo que significa esta primera revelación?

La autoridad explicó que la certificación de reservas se realiza considerando la agregación aritmética y la agregación estadística, es decir, la suma de los volúmenes de gas que hay en cada reservorio, campo, empresa y proyecto.

Ambos son métodos alternos que se utilizan dependiendo del propósito del negocio. La diferencia entre estas agregaciones es que la primera —”mas conservadora” y “certera”— se recomienda para reportes de certificación de reservas por país y por región, mientras que la segunda —”mas optimista”— se aconseja para estimaciones a nivel de propiedades, campo y proyecto.

El Viceministro insistió en que el año pasado “dieron el valor de” 10,7 TCF “con la agregación estadística, siendo que la recomendación es dar el valor de reservas probadas considerando agregación aritmética”.

Esta recomendación corresponde al sistema de gerenciamiento de recursos hidrocarburíferos (PDMS), el cual es respaldado por muchas organizaciones internacional, entre ellas el Consejo Mundial del Petróleo, la Sociedad Internacional de Ingenieros Petroleros y la Asociación Americana de Geólogos Petroleros.

“Es como la ‘Biblia’ de la gestión de recursos petrolíferos y gasíferos”, remarcó Torrico,

PRÁCTICAS. Ese sistema de gestión —que incluye todos los aspectos técnicos y económicos más relevantes para realizar la certificación de reservas, así como lineamientos y definiciones internacionales para esa tarea— “establece que para informes a nivel de país o región la agregación (de las reservas) tiene que ser aritmética”, remarcó la autoridad.

El Viceministro reveló también que el informe de certificación de reservas de gas natural de Bolivia efectuado a 2017 por la canadiense Sproule fue el primero en usar la agregación estadística, siendo que los dos anteriores informes presentados por la estadounidense Ryder Scott (a 2019) y la también canadiense GLJ Consultants (a 2013) emplearon la agregación aritmética. (Ver infografía).

Espere…

En ese marco, el volumen, de reservas probadas del país era de 9 TCF a 2017, 1,7 TCF menos de lo que informó la administración del presidente Evo Morales.La diferencia de 9 a 8,95 TCF se dio en lo que va de esta gestión, precisó Torrico, que brindó la información como parte de la nueva política de transparencia informativa del Ministerio de Hidrocarburos. “El ministro (Zamora) ha dicho que se informe la verdad”, afirmó el funcionario.

Ante la pregunta de por qué se tomó en 2018 la decisión de dar la cantidad de reservas probadas en base a la agregación estadística, el Viceministro respondió: “La consulta habría que transferirle a la exadministración de YPFB, porque esto —supongo— obedece ya a criterio ejecutivo de la administración de ese entonces”.

El día en que se presentó el informe “real” sobre el sector hidrocarburífero del país, el ministro Zamora expresó: Los 8,95 TCF son “un volumen que nos permite continuar con el negocio (del gas) bajo una garantía de cumplimiento de volúmenes contractuales (...) con Argentina, Brasil y el mercado interno. Estamos tranquilos”.

La cantidad de gas asegurada, asimismo, abre posibilidades de nuevos contratos de gas y gas licuado de petróleo para otros mercados, remarcó.

MEDIDAS. En la misma jornada, el nuevo presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), José Luis Rivero, recordó que la cuantificación de reservas a 2017 se comenzó a hacer con Sproule en julio de 2018 y que la canadiense entregó los “borradores” de su análisis en julio de 2019, los cuales fueron aprobados por YPFB “en agosto de 2019”.

Sin embargo, el informe con los resultados del estudio ya se dio a conocer en agosto de 2018.

Esa información no se entregó al Ministerio de Hidrocarburos, sino hasta el miércoles pasado y con esos datos “se transparentaron los valores de reservas que da el estudio”, indicó Rivero.

En este marco, el ejecutivo anunció que se iniciará una auditoría interna al informe de reservas de Sproule y que se contratará una empresa internacional para que “certifique y valide los datos” de la empresa canadiense. “Ya se empezó esa etapa” y “eso va a tardar unos cinco meses”, precisó.

Durante la misma conferencia, el Ministro de Hidrocarburos afirmó: “¿Por qué cayeron las reservas en el informe que tenemos respecto al anterior? Esa es la explicación que necesitamos. Falta de interés en la exploración y en la explotación, descuido de las autoridades o mala información inicial: son tres posibilidades que tenemos que analizar dentro de lo que va a ser el proceso de investigación de la caída de reservas”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia