La Gaceta Jurídica

Los derechos territoriales del Estado

El derecho internacional se usa desde que Jeremías Bentham lo empleó en 1789. Es el conjunto de normas jurídicas que regula las relaciones de los Estados entre sí, el conjunto de normas jurídicas reguladoras de las relaciones entre los sujetos de la comunidad internacional o el conjunto de normas jurídicas que regulan las relaciones entre los Estados y organizaciones internacionales.

Los derechos territoriales del Estado

Los derechos territoriales del Estado Foto: valdeperrillos.com

La Gaceta Jurídica / Gerardo Martínez García*

04:16 / 15 de marzo de 2013

Existen cuatro aspectos importantes: el territorio propiamente dicho con el subsuelo correspondiente; las partes que integran al territorio; la soberanía territorial y las fronteras. Los derechos territoriales del Estado se ubican en el Derecho Internacional Público. Los derechos territoriales son facultades o derechos sobre su territorio, donde ejerce su poderío a través de actos y su soberanía que comprende la parte terrestre, el espacio aéreo y marítimo.

Territorio. Concepto y derecho internacional público

El derecho internacional se usa desde que Jeremías Bentham lo empleó en 1789. Es el conjunto de normas jurídicas que regula las relaciones de los Estados entre sí, el conjunto de normas jurídicas reguladoras de las relaciones entre los sujetos de la comunidad internacional o el conjunto de normas jurídicas que regulan las relaciones entre los Estados y organi- zaciones internacionales.

Su función es triple, establecer los derechos y deberes de los Estados en la comunidad internacional; determinar las competencias de cada Estado y reglamentar las organizaciones de carácter internacional.

El territorio es la parte de la superficie terrestre perteneciente a una nación, región, provincia, etc. Es el territorio sobre el cual el Derecho Internacional reconoce a un Estado la soberanía. Es la zona geográfica limitada que pertenece a un Estado conforme a las normas jurídicas del derecho internacional y que comprende tres espacios, terrestre, marítimo y aéreo. Sus elementos son:

1. Al establecer que el territorio estatal es la zona geográfica, significa que es la porción del globo terráqueo del planeta tierra. Es decir, la parte medular del territorio.

2. Se habla de que la zona geográfica es limitada, hay linderos terrestres, marítimos y aéreos en los que se marca el término de la potestad de cada Estado y donde empieza la potestad de otro Estado.

3. El territorio pertenece a un Estado, esa porción territorial se le atribuye a él, se trata de su territorio y no de otro Estado u otros.

4. El territorio de un Estado se delimita por normas jurídicas de derecho interno y no por normas de derecho internacional.

Partes integrantes del territorio

a. Parte terrestre. Se integra por las tierras emergidas, subsuelo, aguas y lechos de ríos y lagos nacionales.

b. Espacio marítimo nacional. Integrado por las zonas del mar.

c. Espacio aéreo nacional. Formado por las zonas atmosféricas sobre la tierra y aguas nacionales y sobre el espacio marítimo nacional.

Soberanía territorial

Es un concepto polémico, nació a finales de la edad media como sello distinto del Estado nacional, resultado de luchas entre el rey francés y el imperio, el papado y los señores feudales; nació un poder que no reconocía a otro superior o por encima de él.

Es la instancia última de decisión, es la libre determinación de orden jurídico, aquella unidad decisoria que no está subordinada a ninguna otra entidad decisoria universal y eficaz.

La soberanía territorial es el conjunto de los poderes que el Estado ejerce sobre su propio territorio. El Estado ejerce facultades jurisdiccionales sobre su territorio, rige el principio de inmunidad de jurisdicción que se manifiesta por una imposibilidad de actuación directa de los jueces de otros países, lo único que pueden proporcionar los jueces nacionales a otros países es la ayuda judicial en notificaciones, emplazamientos, exhortos, etc.

La soberanía territorial es el poder de actuación exclusiva que el Estado tiene sobre un territorio, con los únicos límites que el Derecho Internacional haya fijado.

Fronteras

Un Estado, al determinar su jurisdicción territorial, establece linderos que separan su territorio de sus vecinos, a partir de que parte de su territorio va a ejercer su soberanía mediante la fijación de las fronteras y alude a los confines de un Estado, formado por los términos o rayas que dividen las poblaciones, provincias o reinos y señala los límites de cada uno.

Es el punto de partida, línea, señal, ya sea natural o material que divide el territorio de un Estado con otro; de qué parte a qué parte le pertenece un territorio a un Estado y qué parte le corresponde a otro. La frontera es la línea determinante de los límites del territorio terrestre y acuático del Estado, la imaginaria superficie vertical que pasa por esta línea constituye la frontera del espacio aéreo y del subsuelo del Estado.

a. Fronteras naturales. El territorio de un Estado se divide con otro en base a elementos geográficos, montañas, ríos, lagos o mares.

b. Fronteras artificiales. Creadas por la mano o arte del ser humano, pudiendo utilizar muros, alambradas, fosas, brechas, canales, bayas, monumentos, etc.

Derechos territoriales del estado

Los Estados ejercen su soberanía sobre su propio territorio y en ocasiones se extienden sobre ciertas áreas, por circunstancias especiales, como el espacio aéreo y marítimo.

Partes de los derechos territoriales del Estado:

1. Parte terrestre, la cual comprende el subsuelo;

2. Espacio aéreo superestante al territorio y aguas marginales, se considera como espacio aéreo el que se encuentra en el mismo territorio propiamente dicho y el que se encuentra en el mar o las aguas territoriales que le pertenezcan a un Estado;

3. Zona marítima económica exclusiva.

Territorio propiamente dicho

La parte terrestre, incluyendo el subsuelo es el territorio propiamente dicho, porque es el núcleo de la soberanía territorial, es el ámbito que el derecho Internacional reconoce a un Estado sobre el que se ejerce la soberanía plena.

Aguas nacionales

Se equiparan a la parte de la tierra cuando el Estado domina todas las riberas, cuando dos o más estados concurren en las riberas, se tiene los ríos y aguas internas, los ríos y lagos en esa circunstancia, son internacionales y se sujetan a un régimen especial en cuanto al aprovechamiento de las aguas, navegación y demás, suele estar consignado en tratados.

El mar nacional forma parte del territorio del Estado, formado por las aguas dentro del límite de sus fronteras terrestres, y de las líneas de base a partir de las cuales se comienza a medir la extensión del mar territorial.

Plataforma submarina

Llamada también plataforma continental. El zócalo submarino consiste en la especie de cornisa o meseta que rebordea los continentes debajo del mar; llega hasta doscientos metros de profundidad. En la actualidad, en la convención de Ginebra se define que plataforma submarina se usa como referencia al suelo y subsuelo de las áreas submarinas adyacentes de las costas, pero fuera del área del mar territorial, hasta una profundidad de 200 metros, o más allá de ese límite, siempre y cuando la profundidad permita la explotación de recursos naturales.

Mar territorial

El mar territorial, mar marginal o aguas territoriales es una dependencia necesaria de un territorio terrestre, es la parte del mar que el derecho internacional asigna a un Estado ribereño para que realice ciertos actos de soberanía territorial. El mar territorial es el espacio marítimo situado entre el mar nacional y alta mar, forma parte del Estado.

Lagos, ríos y estrechos limítrofes

Cada país mantiene una regulación y aprovechamiento de recursos y frente a otros Estados existen tratados que lo regulan.

Zona marítima económica exclusiva

Cada Estado ha determinado hasta qué distancia comprende la misma, existen disposiciones legales que contemplan el espacio marítimo, leyes y reglamentos de pesca, leyes y reglamentos de navegación y de Puertos, etc.

Espacio aéreo

La Conferencia sobre Aviación Civil Internacional de Chicago en 1944 debatió tres tesis: la internacionalización, o sea poner todo el problema aéreo bajo una autoridad internacional; la libertad absoluta para todos, o sea la libre concurrencia, y la tesis inglesa, que contenía la reglamentación de control y creación de un organismo internacional encargado de vigilar la aplicación de la convención. Se produjo una segunda Convención que creó una organización interna de naturaleza técnica-consultiva, la cual funcionaría una vez que la principal entrara en vigor.

En la Conferencia de Chicago salió un convenio de transporte aéreo internacional, el acuerdo de cinco libertades:

1. El privilegio de volar a través del territorio de un Estado.

2. El de aterrizar sin el propósito de realizar tráfico.

3. El privilegio de descargar pasajeros, correos y efectos tomados en el territorio de la nacionalidad de las aeronaves.

4. El de tomar correo, pasajeros y mercancías con destino al territorio nacional de la nave aérea.

5. El derecho de tomar pasajeros, carga y correo destinado al territorio de cualquiera de las partes de ese convenio, así como el de descargar correo, carga y pasaje proveniente de otra de las partes contratantes.

Posteriormente, surgió la Organización de la Aviación Civil Internacional (oaci), organismo técnico encargado de uniformar las reglas de la navegación aérea. Surgió otra Convención para la represión del apoderamiento ilícito de aeronaves o convenio de la haya, el 16 de diciembre de 1970, la cual establece penas severas.

Conclusiones

1. Los derechos territoriales de un Estado son el conjunto de actos, facultades o derechos que tiene un Estado sobre su propio territorio, entendido como país.

2. Los derechos territoriales de un Estado comprenden el territorio propiamente dicho y se extienden sobre el espacio aéreo y marítimo.

3. El Estado es una sociedad jurídicamente organizada que hace posible la realización de la totalidad de los fines humanos.

4. La frontera es la línea que divide el territorio de un Estado frente a otro.

5. El territorio es un elemento del Estado, es la parte más importante de cada Estado y comprende la tierra propiamente dicha, el espacio aéreo y marítimo.

6. El territorio deriva del vocablo latino territurium y es la parte de la superficie terrestre que pertenece a una región, provincia, nación, Estado o Municipio.

7. La soberanía territorial es el poder de actuación de un Estado sobre su propio territorio, el cual no acepta la intervención de otro Estado para la toma de sus decisiones, porque son de él y está dentro de su propio territorio y si dejara que interviniera otro Estado dejaría de ser soberano.

8. La Primera Guerra Mundial dejó de manifiesto que el espacio a partir de esa fecha ya no era libre, dio pauta para crear normas que establecían limitantes para que un Estado ingresara al territorio de otro.

9. El territorio estatal es la zona geográfica limitada que pertenece a un Estado conforme a las normas jurídicas del derecho internacional y comprende tres espacios, terrestre,  marítimo y aéreo.

10. El espacio marítimo se refiere a cuestiones del mar territorial, aguas nacionales, aguas internas, ríos, bahías, de la plataforma submarina, etc.

Conceptos y datos

Los derechos territoriales de un Estado son el conjunto de actos, facultades o derechos que tiene un Estado sobre su propio territorio, entendido como país. Los derechos territoriales de un Estado comprenden el territorio propiamente dicho y se extienden sobre el espacio aéreo y marítimo.

Las partes del territorio de un Estado son: terrestre, que se integra por las tierras emergidas, subsuelo, aguas y lechos de ríos y lagos nacionales; espacio marítimo nacional, integrado por las zonas del mar, y espacio aéreo nacional, formado por las zonas atmosféricas sobre la tierra y aguas nacionales y sobre el espacio marítimo nacional.

El derecho internacional público es el conjunto normativo destinado a reglamentar las relaciones entre sujetos internacionales. Tradicionalmente se hablaba de Estados en lugar de sujetos internacionales y ello era explicable cuando los Estados eran los sujetos únicos dignos de consideración; hoy las organizaciones internacionales los van desplazando.

Para Modesto Seara Vázquez la soberanía territorial es el poder de actuación exclusiva que el Estado tiene sobre un territorio, con los únicos límites que el Derecho Internacional haya fijado.

Esta definición deja de manifiesto que la autoridad suprema es el Estado, que es la máxima autoridad frente a cualquier otra, es decir, ante su comunidad o país él es el supremo, es el soberano y ante otros Estados es quien representa por ser jefe de Estado, que en muchos casos se deposita en una persona, el Presidente.

El Estado es una institución jurídico-política, compuesta de una población establecida sobre un territorio y provista de un poder llamado soberanía.

La frontera es la línea que divide el territorio de un Estado frente a otro. Precisa los exactos límites espaciales de la soberanía territorial del estado.

Es la línea de delimitación del territorio sometido a autoridades políticas diferentes, o el límite de la zona en la cual el Estado puede ejercer su propio derecho soberano, se basa precisamente en éste y se fija a partir del Derecho interno.

Los países aprovechan las divisiones naturales o bien mediante barreras creadas por los humanos. El territorio es un elemento del Estado, es la parte más importante de cada Estado y comprende la tierra propiamente dicha, el espacio aéreo y marítimo. El subsuelo del territorio es únicamente una parte del suelo.

La presencia de ciertas circunstancias de vinculación, llamadas puntos de conexión, o elementos de sujeción entre la hipótesis legal de la norma jurídica de un Estado y una situación de hecho que reúne los extremos fácticos previstos en esa regla jurídica puede dar lugar a una extensión extraterritorial que le hará rebasar los límites territoriales del sistema a que pertenece y se aplicará en otro Estado.

La posibilidad de aplicación extraterritorial de la norma jurídica presenta dos aspectos, uno activo y otro pasivo. En el activo, la norma jurídica de un Estado penetra, con vigencia indiscutible, en el territorio de una entidad estatal diversa. Cuando un Estado, sin sentir afecta su soberanía, permite la introducción de una norma extraña a su sistema jurídico.

En Ginebra, en la Conferencia sobre el Derecho del Mar en 1958, se definió que el término plataforma submarina se usa como referencia al suelo y al subsuelo de las áreas submarinas adyacentes a la costa, pero fuera del área del mar territorial, hasta una profundidad de 200 m o más allá de ese límite donde la profundidad de las aguas superyacentes admita la explotación de los recursos naturales de esas áreas.

El secuestro de aeronaves en 1960 se convirtió en un grave problema que reclamaba normas internacionales de punición,  el primer intento lo realizó la Convención de Tokio en septiembre de 1963 o Convención sobre Delitos u otros actos cometidos a bordo de aeronaves, de los puntos sobresalientes de este convenio es que, en caso de secuestro de una aeronave, los signatarios se obligan a tomar las medidas apropiadas para restituir el aparato capturado y a su capitán y permitir a los pasajeros y tripulación continuar su viaje, devolviendo intacta la caja; además, los Estados se comprometían a aprehender a los autores del delito.

Surgió otra Convención posteriormente llamada para la represión del apoderamiento ilícito de aeronaves o convenio de la haya el 16 de diciembre de 1970, la cual establece penas severas y en diversos países varían las penas sobre el tema.

Los derechos territoriales de un Estado, son el conjunto de actos, facultades o derechos que tiene un Estado sobre su propio territorio, entendido como país. Los derechos territoriales de un Estado comprenden el territorio propiamente dicho y se extienden sobre el espacio aéreo y marítimo.

El derecho internacional público es el conjunto normativo destinado a reglamentar las relaciones entre sujetos internacionales.

La reglamentación de la plataforma continental se inició de una manera doctrinaria y sistemática a partir de la proclama Truman del 28 de septiembre de 1945, el Gobierno de los Estados Unidos considera como recursos naturales del subsuelo y del fondo del mar de la plataforma continental por debajo de alta mar a las costas de Estados Unidos como pertenecientes y sometidas a su jurisdicción y control.

El 28 de Septiembre de 1945, el Gobierno de los Estados Unidos dio pauta a que otros países se apropiaran y establecieran como suya la plataforma continental o submarina que comprendiera su territorio.

Basadas en el proyecto de la Comisión de Derecho Internacional de 1951, las Naciones Unidas convocaron en 1958 en Ginebra a un encuentro donde se observaron los problemas de la plataforma continental, se reveló hasta dónde se puede llegar cuando no hay de por medio dogmas y tabúes.

En la actualidad ésta convención es derecho Internacional, define que plataforma submarina se usa como referencia al suelo y subsuelo de las áreas submarinas adyacentes de las costas, pero fuera del área del mar territorial, hasta una profundidad de 200 metros, o más allá de ese límite, siempre y cuando la profundidad permita la explotación de recursos naturales.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia