Marcas

Cristian Díaz: ‘Me gusta el juego claro y ordenado’

Declarado hincha de Independiente desde niño, además jugó y dirigió allí. Hoy en Bolivia quiere llevar al Rojo a la Copa Libertadores.

Díaz dirigiendo a su equipo. Foto: Fernando Cartagena

Díaz dirigiendo a su equipo. Foto: Fernando Cartagena

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

12:31 / 07 de agosto de 2019

Cristian Díaz, el técnico argentino de Wilstermann, disfruta de su buen inicio en el torneo Clausura de la División Profesional.

Su alegría es mayor porque en estos días está acompañado en Cochabamba por su esposa Natalia y su hijo Facundo, quienes ni bien llegaron le preguntaron si se imaginaba este presente. “Es fruto del trabajo y de la respuesta y el buen grupo de jugadores” que tiene a disposición.

Declarado hincha de Independiente desde niño, además jugó y dirigió allí. Hoy en Bolivia quiere llevar al Rojo a la Copa Libertadores.

— ¿Qué hizo para que sus jugadores asimilen rápido su propuesta de juego?

— Se debe a que creo mucho en el trabajo y en el grupo humano que son las grandes armas que tienen los equipos de fútbol. Si uno logra combinar las cosas y que lleguen a un punto alto y avanzar todos de la mano, las chances son mayores. Nada garantiza el éxito pero el trabajo y grupo humano son indispensables.

Apuntamos al título sabiendo que hay equipos con el objetivo de llegar a la Copa Libertadores de América.

— ¿Cómo se dio su venida al fútbol boliviano?

— Fue una propuesta de Juan Carlos Peñalva, quien al margen de ser agente de jugadores y técnicos es un gran amigo. Me preguntó si me interesaba la posibilidad de venir a trabajar en Bolivia, acepté porque tengo el conocimiento de trabajar en altura por mi paso por Perú.

 Peñalva me trajo a Bolivia para una reunión con la dirigencia de Wilstermann a principios de junio, nos pusimos de acuerdo rápido y coincidimos en que un club grande debía recomponer la campaña del semestre anterior.

 — ¿Qué características tiene como técnico?

— No estoy alineado o atado a un sistema exclusivo. Con el que me siento completo y si tengo jugadores para realizarlo, trabajo mucho para obtener el rendimiento que pretendo.

El dibujo que caracteriza a mis equipos es el de 1-4-3-3.

Me gusta el juego claro y ordenado, que mi equipo proponga una idea ofensiva. Utilizo la frase ‘orden le gana al desorden’. Hay partidos en los que un equipo está ordenado pero no refleja su idea en la cancha, manejo la propuesta de lucir siempre compacto para que el rival tenga menos opciones para vulnerarte.

Y en los momentos en que se puede desarrollar la idea es lindo ver a un equipo que contagie desde la cancha su propuesta al espectador.

Tengo claro que el fútbol tiene cuatro momentos cuando la pelota está en movimiento y el equipo debe saber resolverlos: uno cuando el equipo ataca de forma organizada, otro cuando defiende y las transiciones entre ambos.

Trabajamos para desarrollar esas situaciones con cosas que se corrigen para crecer. Cada semana es un nuevo desafío para todos.

— En Argentina se habla de las propuestas de Carlos Bilardo y César Menotti y ahora la de Marcelo Bielsa. ¿Usted sigue a alguno?

— El Menottismo y el Bilardismo son vertientes antagónicas y en mi país se han encargado de que los dos estén peleados toda su vida.

Son los únicos que lograron el título mundial y en Argentina se han encargado de separarlos en vez de juntarlos y sacar lo mejor de ellos, así somos los argentinos.

Hoy apareció esa corriente denominada Bielsismo con los extremos poniendo mucha dinámica y también automatismos. Veo como una influencia de la línea mexicana que entró muy fuerte en Sudamérica con varios técnicos que aplican el fútbol ofensivo por abajo.

Si me piden nombrar a un técnico referente, decido no hacerlo; porque si uno se declara admirador de un entrenador, cuando el equipo no juega bien muchos critican; por tanto prefiero ser claro y decir que me gustan los equipos ordenados que no regalan nada al adversario.

  • El técnico con su esposa Natalia y su hijo Facundo, en  su domicilio de Cochabamba. Foto: Cristian Díaz

— ¿Contra qué equipos luchará por el título?

— Bolívar es el mejor, porque es el campeón y merece mis respetos, pero nosotros logramos superarlo con mucha autoridad. Ganamos 3-2, pero el partido era para dos o tres goles de diferencia.

Nacional Potosí, The Strongest, San José, Oriente y Blooming son los que han tenido un inicio no sé si acorde pero se van a mantener en la pelea.

Nosotros vamos tras los sueños marcados de entrar en la Copa Libertadores y pelear por el campeonato nacional.

— ¿Qué vio en Ramiro Ballivián para ponerlo como extremo cuando siempre jugó de lateral?

— Para mí el futbol es siempre materia de opinión y todo es debatible. Ballivián tiene características de extremo y confío para utilizarlo en esa posición, es un futbolista explosivo, que se asienta bien arriba, llegó al gol y también supo asistir. Si lo tengo que utilizar de lateral, lo hago; de él destaco su esfuerzo y voluntad. Repito: más que tener vocación de marca es un jugador de banda ofensivo.

— ¿Cómo vio este inicio con líos dirigenciales?

— Siempre hay problemas. En Argentina no faltan esos líos y la imagen que se da afuera no es buena.

Cuando hay problemas de organización y de violencia la imagen que damos al mundo es espantosa. Todo lo bueno que se hace repercute de manera favorable; pero lo malo también trae consecuencias.

En Sudamérica consumimos mucho fútbol y lo que pasó no es bueno; la verdad, da un poquito de vergüenza.

— ¿Tiene el deseo de regresar a su país para dirigir a un club grande?

— Hoy estoy pendiente de lo que pasa en el exterior, pero me cuesta porque mi familia está en Buenos Aires.

Como entrenador estoy construyendo mi carrera pacientemente sin plantearme objetivos de forma obligatoria. 

Hoy estoy en Bolivia y nos tratan con mucho cariño y veremos qué nos depara el futuro. El fútbol nos encuentra ganando, en otro momento seguro será perdiendo y lo que toca es ser calmo y paciente cuando nos va bien y en el negativo, y después si las cosas salen bien, Dios dirá.

Trabajar en Argentina y estar con la familia es un objetivo que en algún momento espero cumplir.

Perfil

Nombre: Cristian Lionel Díaz, nació el 12 de mayo de 1976 en Florencio Varela (Buenos Aires).

Familia: Su esposa es Natalia, tienen un hijo de nombre Facundo (18).

Trayectoria: Dirigió a Deportes Iquique (Chile), U. San Martín de Porres (Perú), Olimpo, Independiente y Quilmes (Argentina), Santa Tecla (El Salvador), y ahora a Wilstermann.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia