Fútbol

Fernando Marteli: ‘No soy un especialista en tiros libres’

De tanto practicar, primero solo remates al arco y después tiros con barrera, Fernando Marteli se ha convertido este año en un efectivo ejecutor de tiros libres a favor de The Strongest.

Marteli celebra un gol en el estadio Hernando Siles. Foto: Archivo La Razón

Marteli celebra un gol en el estadio Hernando Siles. Foto: Archivo La Razón

La Razón Digital / Marcos Bonilla / La Paz

11:09 / 25 de octubre de 2017

De tanto practicar, primero solo remates al arco y después tiros con barrera, Fernando Marteli se ha convertido este año en un efectivo ejecutor de tiros libres a favor de The Strongest.

“La práctica hace al maestro”, dice un refrán y el defensor central lo cumple al pie de la letra. Desde hace un tiempo que se queda entre 30 y 40 minutos más después de los entrenamientos para trabajar la técnica y los resultados son buenos, ya lleva tres goles por esa vía.

— ¿Se puede decir que ya eres un especialista en rematar tiros libres?

— (Sonríe) No creo que sea un especialista,  pero sí entreno a full si ello sirve para que ganemos los partidos o para aportar al equipo.

— ¿Cuántos goles de tiro libre has convertido?

— Van tres: a Real Potosí en el primer torneo, el del domingo pasado a Wilstermann  y uno en Copa Libertadores frente al peruano Sporting Cristal.

— ¿Cuándo te nació esta inquietud?

— El año pasado comenzamos a quedarnos después de las prácticas con Raúl (Castro), con (Rodrigo) Vargas, con los arqueros y demás compañeros a practicar remates, no tiros libres, sí tiros sin barrera. Después, un día, cuando llegaron esos muñecos, los alemanes como les llaman, los pusimos ahí y fue algo que nos gustó, al principio para pasar el tiempo y apostar con los arqueros, pero después le pedimos a la gente del club que nos hiciera una buena barrera, porque vimos que nuestros entrenamientos estaban dando frutos.

— Un día les anticipaste a los periodistas que ibas a empezar a patear los tiros libres del Tigre en los partidos...

— Sí, les dije que una vez que empiece a patear nadie me los iba a sacar.

— ¿Ahora es así?

— No es tan así, porque eso va de la mano de la confianza y del partido. Por ejemplo con Wilstermann, Pablo (Escobar) pateó un tiro libre, después fue el turno de Matías (Alonso) y luego yo, vamos intercambiando los tiros; también depende de la posición y en ese momento me sentí confiado.

— ¿Tienes algún perfil especial que te hace decidir?

— Máximo unos 6 o 7 metros del área. De más lejos no me atrevo a pegarle, prefiero dejarlo a un compañero que tiene una pegada más fuerte que la mía, porque lo mío es un tiro más colocado.

— ¿Y en ese momento eliges a dónde patear?

— Por supuesto, depende en dónde se para el arquero, cómo coloca la barrera, todo se decide en ese momento.

  • Fernando junto a su esposa e hija en una postal familiar. Foto: Archivo La Razón

— Y también practicas penales, ¿no?

— También, porque todo es parte de lo mismo.

— ¿Y ya hiciste goles?

— Creo que ya llevo tres.

— ¿Cómo te defines como persona y jugador?

— Soy alguien muy tranquilo cuando no juego, pero en la cancha estoy muy concentrado, no escucho a nadie que está afuera, el estadio puede estar lleno, pero para mí está vacío e intento dejar siempre todo en el campo.

— ¿Eres un zaguero más de  fuerza que de técnica?

— ¿De fuerza?, ¡no!; porque no soy grande, más bien intento posicionarme bien, prefiero anticiparme o leer una jugada antes que ir al choque.

Además, si tuviera mucha técnica estaría jugando más adelante, por eso soy un central, que tiene que hacer lo más sencillo, agarrar la pelota y dársela a uno que sabe qué hacer con ella.

— En pinta dicen que te pareces al exjugador estadounidense Alexis Lalas, ¿te acuerdas de él?

— Un barbón, melenudo, cabello medio naranja, sí me acuerdo de él; pero es la primera vez que estoy escuchando ese comentario, por supuesto que lo vi jugar.

— El look: melena, barba, ¿por qué lo tienes?

— La gente me ha conocido así, entonces es una forma de que me identifique; pero cuando deje de jugar seguramente voy a tener el pelo más corto, sin barba, porque mi hija me dice que la barba es muy fea, que no le gusta.

— ¿Te identificas con  algún zaguero?

— No me identifico, pero siempre me gustó cómo jugaban (el español Carles) Puyol, (el italiano Fabio) Cannavaro, por su garra, su entrega, pero yo estoy lejos de eso.

— Hoy tienes el cariño de la gente, pero también en algún momento fuiste resistido, ¿lo sentiste?

— Por ahí esas son cosas normales del fútbol. Cuando uno llega a un equipo grande, la gente quiere ver resultados de inmediato, pero es muy complicado por muchos temas, por ejemplo uno no está acostumbrado, no conoce a los compañeros; pero una vez que todo eso pasa la gente también reconoce la labor.

— ¿Qué papel toca tu familia en este momento?

— Uno sin la familia no es nada, en mi caso es el pilar para todo lo que tengo. A mi esposa la conocí cuando jugaba en la asociación cruceña, no tenía nada, no es que tenga mucho ahora, pero ahora puedo darles a ella y a mi hija lo que se merecen.

— Jugaste en la selección y después ya no, ¿es un tema cerrado?

— No, para nada, uno como jugador siempre aspira a volver a la selección y en mi caso no es distinto, yo voy a seguir trabajando, primero para hacer las cosas bien en mi club y luego para pelear una convocatoria.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia